PUBLICIDAD
Última actualización web: 26/06/2022

Adicción a internet.

Autor/autores: Alan Freddy Carrasco Dávila
Fecha Publicación: 01/03/2007
Área temática: Adicciones .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

En la actualidad el uso de internet ha permitido unir lazos cada vez más fuertes entre las personas y el mundo. Ahora podemos afirmar que en el ámbito de la comunicación las barreras de tiempo y distancia no existen. Es evidente que Internet a pesar de sus ventajas está ocasionando un cambio brusco en los modos de vida y las costumbres de los seres humanos, modificando la forma de interrelacionarse de los seres humanos. Existen usuarios que presentan un deterioro en el control de su uso, a esto se le conoce como síndrome de adicción a internet, se manifiesta con una serie de síntomas conductuales, cognitivos y fisiológicos.

El adicto presenta una distorsión en sus objetivos personales, familiares y laborales. Por todos los daños que internet puede ocasionar sobre la psiquis humana y siendo notorios los mismos en el medio que nos rodea, se ha decidido participar con esta ponencia en el presente Congreso, buscando orientar al usuario para que utilice adecuadamente el mundo virtual, sin olvidar el mundo real.

Palabras clave: Adicción, Diagnóstico, Factores de riesgo, Internet, Mecanismos psicológicos, Síntomas, Tratamiento, Uso patológico de internet

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-3758

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Adicción a internet.

Alan Freddy Carrasco Dávila.

Centro de Investigaciones Universales. México.

PALABRAS CLAVE: adicción, Internet, Uso patológico de internet, Mecanismos psicológicos, factores de riesgo, Síntomas, diagnóstico, tratamiento.


Resumen

En la actualidad el uso de internet ha permitido unir lazos cada vez más fuertes entre las personas y el mundo. Ahora podemos afirmar que en el ámbito de la comunicación las barreras de tiempo y distancia no existen. Es evidente que Internet a pesar de sus ventajas está ocasionando un cambio brusco en los modos de vida y las costumbres de los seres humanos, modificando la forma de interrelacionarse de los seres humanos. Existen usuarios que presentan un deterioro en el control de su uso, a esto se le conoce como síndrome de adicción a internet, se manifiesta con una serie de síntomas conductuales, cognitivos y fisiológicos. El adicto presenta una distorsión en sus objetivos personales, familiares y laborales. Por todos los daños que internet puede ocasionar sobre la psiquis humana y siendo notorios los mismos en el medio que nos rodea, se ha decidido participar con esta ponencia en el presente Congreso, buscando orientar al usuario para que utilice adecuadamente el mundo virtual, sin olvidar el mundo real.

Introducción

La globalización es un proceso por el cual, los países se encuentran cada vez más ligados entre sí económicamente, debido a la creciente incorporación de tecnología de la información. (Comunicaciones vía Satélite, fax, correo electrónico e Internet, etc). Lo anterior ha provocado que la información generada en un lugar sea conocida casi de inmediato en cualquier punto del planeta.  

La red de redes, denominada internet, está favoreciendo la disponibilidad de información, así como la velocidad de la misma. A través de internet es posible que millones de usuarios distribuidos a lo largo y ancho del mundo, puedan intercambiar texto, vídeos, sonido, imágenes y software, de igual manera pueden efectuar actividades de compra-venta, trates financieros, y estudiar, ya que la red ofrece en la actualidad poder cursar desde formación básica hasta doctorados, así como participar en interesantes congresos virtuales, como el de psiquiatría.  

Internet es una colosal red global conformada de muchas otras redes interconectadas, estas redes se unen con el objetivo de proveer servicios y acceder información. Internet es un servicio de transportación para la información almacenada en los archivos o documentos de otra computadora. Algunos sobrenombres de Internet son: "La Red", "La Supercarretera de Información", "La Red Mundial de Información".

Para acceder a internet, se requiere de una computadora con equipo periférico de red (como un módem o tarjeta de red) y un nombre de usuario y contraseña, mismas que se proporcionarán después de celebrar un contrato con un Proveedor de Servicios de Internet (ISP - Internet Service Provider).

El contenido que ofrece internet ha ocasionado que mucha gente se conecte, debido a que constituye una fuente importante de noticias, entretenimiento y negocios.  
La forma para poder acceder a los servicios de internet es la siguiente: Primeramente es necesaria una aplicación en una computadora de un usuario, quien actúa como "cliente" al pedir información a través de una red a otra computadora que funge como "servidor".  

Infinidad de cualidades ofrece la internet, por ejemplo, permite compartir información de diversa índole como: Económica, comercial, tecnológica, estadística, científica, social, política y cultural ubicados en universidades, bibliotecas, empresas y oficinas gubernamentales. A toda esta gama de información es posible acceder a través de distintos protocolos como: Http. - Hypertext Transfer Protocol (el tipo de protocolo más común). Ftp. - (File Transfer Protocol) transferencia de archivos. Gopher. - El protocolo de gopher. News. - El protocolo de news. Telnet. - Sesiones interactivas de telnet (interactive telnet sessions).  

A lo anteriormente descrito debemos agregar el uso del correo electrónico, TALK (hablar en tiempo real), IRC (Internet Relay Chat), permitiendo que individuos localizados en diferentes áreas geográficas y con intereses comunes puedan comunicarse entre sí.
Son millones de seres humanos los que día con día se conectan a internet, tal conexión es para diversas acciones, pudiendo destacar las siguientes: El chequeo del correo electrónico, leer las noticias o un buen libro, enterarse de la situación meteorológica ó escuchar música.  

Estos usuarios de la súper carretera de la información en promedio se conectan unas 3 horas diarias, de acuerdo con sus necesidades y presupuesto algunas personas necesitan mayor o menor tiempo de conexión a la internet. Lo preocupante del uso de la red mundial de información, es cuando el usuario no quiere despegarse del ordenador y pasa entre 8 y 10 horas al día conectado y alega que necesita más tiempo de navegación en la red. Para lograr su fin contrata paquetes de tiempo ilimitado, lo anterior sólo beneficia a las empresas proveedoras de internet.

Estas personas sufren lo que se ha llamado síndrome de adicción a Internet, tal denominación fue propuesta por psicólogos estadounidenses de la Universidad de Virginia.

A continuación se dan a conocer otros nombres con los que es conocido este síndrome:

Uso compulsivo de Internet (Morahan-Martin y Schumacker, 1997).
Uso patológico de Internet. Pathological Internet Use (PIU)- (Young y Rodgers, 1998).
Desorden de adicción a Internet, Internet Addiction Disorder (IAD)- (Goldberg, 1995).

Lo anterior nos describe un desorden psico-social que agrupa síntomas como: aislamiento, interrupción de relaciones amistosas y familiares, bajo rendimiento escolar y la inevitable necesidad de estar conectado a la internet para sentirse saciado.

Los expertos indican que la adicción a la red se aparece por el deseo incomparable de introducirse en la red virtual, la merma de control, navegar en la red más tiempo de lo que se tenía planeado y la sucesiva sensación de culpabilidad, así como una conducta belicosa en el trato con los familiares y amigos. A lo anterior se agrega a veces, la pérdida sucesiva de la capacidad de rendimiento en el empleo y la tentativa de encubrir sus hábitos de adicto o de minimizarlas.

Esto ocurre con frecuencia a individuos que padecen una baja en la autoestima y en aquellos que son asiduos a los videojuegos.  

Los primeros investigadores interesados en este tipo de desorden psico-social y que establecieron criterios de diagnóstico fueron en 1995 el psiquiatra Iván Goldberg y en 1998 McKenna y Bargh, estos últimos efectuaron estudios en grupos virtuales y encontraron que permitía a aquellos con personalidades estigmatizadas (por razones ideológicas o de sexo) alcanzar la auto-aceptación, que les llevaba a manifestar a sus familiares y amigos su identidad oculta. Esto hace que la pertenencia al grupo virtual se vuelva en una parte primordial de su identidad.

Las interacciones que efectúan los usuarios en la súper-carretera de la información son anónimas, esto permite que la comunicación por vía electrónica presente características que la distinguen de la que se realiza en la vida real: la desinhibición (Greenfield, 1999): Consiste en una pérdida del pudor y del miedo a expresarse libremente, lo cual provee a la persona de un sentimiento de protección y libertad al mismo tiempo.

Las TIC’s en la vida de los jóvenes

Presentación.

A continuación se expone el impacto que han tenido las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la vida cotidiana de los jóvenes. Las tecnologías en las que haremos énfasis por ser las más comunes y de mayor difusión entre los jóvenes son las siguientes: el ordenador, Internet y el teléfono móvil. Ya que dichas tecnologías propagan de manera asombrosa e inimaginable la comunicación, se ha propiciado el nacimiento de la cultura de la era informática, y además de que han hecho posible el desarrollo de nuevas técnicas y maneras de impulsar el conocimiento.

El concepto de la interactividad de las TIC es algo que ha beneficiado la nueva forma de cultura que autores como (Tapscott, 1997), entre otros, la han denominado “cultura de la interacción”.

De lo anterior podemos afirmar que la nueva interacción en el mundo actual se ve reflejada a través del uso de las TIC, y sobre todo en los jóvenes, ya que estas nuevas tecnologías para ellos son demasiado llamativas y la mayoría de la publicidad va dirigida hacia ellos.

Nosotros aprendimos bajo el modelo de comunicación lineal, es decir, a través de un emisor y un receptor, en la actualidad es empleada la interactividad tecnológica, misma que cambia de manera radical el anterior concepto, sobre todo en la juventud, quienes elaboran modernas formas de interacción, socialización, empleo, diversión, estudio e investigación, estos usuarios de las nuevas tecnologías se caracterizan por compartir, reproducir y comentar esta novedosa forma de comunicación.  

Los jóvenes son mucho más susceptibles de utilizar las nuevas TIC, ya que es una manera rápida y divertida de compartir sus gustos, ideas, juegos, experiencias, estudios, etc. , con sus compañeros y amigos. Además de aprender a utilizarlas muy rápido y el hacer uso por ejemplo del Internet o del teléfono móvil les crea un sentimiento de bienestar por sentirse a la moda por tener el último modelo de teléfono móvil o la mejor computadora del mercado y que decir cuando en sus pláticas no puede faltar que comenten sus experiencias en Internet, ya sea haciendo nuevos amigos de diferentes partes del mundo o de sus mejores habilidades para poder entretenerse sin salir de casa.

Contenido

Hoy en día, es muy evidente que el uso de las nuevas TIC es muy necesario en todas las edades, son indispensables para el trabajo diario en las empresas, para las instituciones de gobierno, en las escuelas, en los negocios, en los hogares, etc. Es verídico lo que comentan infinidad de investigadores del tema, al referirse a la tendencia del empleo de las llamadas nuevas tecnologías de la información y comunicación en todos los aspectos de la vida diaria, que si no es posible lograr una adecuada aceptación por parte de los trabajadores públicos y privados, y los estudiantes, etc. , a las nuevas tecnologías, el fracaso puede ser inevitable, ya que es necesario ir ajustando los recursos a estas tecnologías, para de esta manera, crecer con el entorno y no convertirse en un simple espectador de la nueva era de la comunicación e información.

Con las investigaciones que se han venido realizando acerca del tema, nos dan a conocer que el nivel de conexión a Internet por parte de los jóvenes es demasiado alto en comparación con un empleado normal en una empresa donde su trabajo esta ligado a las conexiones en la red; los jóvenes principalmente se conectan a la red para revisar su correo electrónico, chatear, utilizar la mensajería instantánea (MSN), jugar, y en el último lugar se encuentra las actividades relacionadas con el estudio como investigar temas, acceder a bibliotecas, participar en congresos o jornadas virtuales, etc.  

Lo anterior es alarmante y llama mucho la atención saber que los jóvenes utilizan su tiempo tan valioso en navegar en Internet para actividades de ocio y recreativas y no educativas. Así como existen ventajas en la utilización de este medio de comunicación (Internet), hay también bastantes desventajas que nos hacen ahondar sobre el tema. Los peligros a los que está expuesta la juventud son múltiples como por ejemplo los vicios, prácticas desleales a los principios de las personas, el ver a la computadora como una forma de socialización; que si lo es, pero es impersonal, no tienes el contacto frente a frente con las personas y esto puede afectar los niveles de las relaciones sociales, ya que los jóvenes al hacer uso de los llamados “chats” pueden crearse una personalidad diferente a la de ellos mismos y escenificar escenarios que no existen en sus vidas, esto puede llegar a causar un conflicto interno de personalidad. No se ha negado que la red es un excelente medio de comunicación para convivir y conocer gente con personas de todas partes del mundo entero.  

Los crecientes cambios en la vida de los seres humanos, han hecho cambiar costumbres, tradiciones, ideologías e incluso la manera de actuar y de pensar y que no decir de los métodos empleados para la comunicación, hace dos decenios era casi imposible comunicarnos de una manera tan rápida con otra persona en otro país, era necesario utilizar una carta, el telégrafo, el teléfono, pero estos métodos no eran accesibles a toda la población y había que esperar mucho tiempo, hoy en día casi se puede afirmar que no hay barreras para comunicarnos incluso con gente del otro lado del mundo, esto gracias a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC), el ordenador es un ejemplo de esta realidad, es casi indispensable que una persona cuente con una computadora, que decir de un estudiante, es una herramienta básica para su educación y formación, claro mucho depende de la escuela en la que se reciba la educación, ya que hay una brecha que todavía no se cruza en algunas instituciones educativas y prefieren seguir con el modelo tradicional de la educación, y no invertir en la tecnología que cada vez es más demandante para todos y más que nada para los estudiantes poder estar a la vanguardia y saber manejar y explorar las nuevas tecnologías que día a día van avanzando.

 

 

El ordenador, como parte de la vida de un estudiante, es indispensable, pero la actividad más realizada por los jóvenes, es: escuchar música, utilizar el procesador de textos y por último jugar, ya sea videojuegos o una partida de cartas. Al igual que el Internet también existen ventajas y desventajas, solo hay que saber canalizar hacia donde hay que enfocar más la atención, y esto para los jóvenes el tener una computadora en casa es muy llamativo y más allá de lo que se puede lograr hacer con un ordenador, los jóvenes más bien lo utilizan para jugar, o para entrar a la red, pero no hay que generalizar, ya que muchos otros los utilizan de la manera correcta y llevan a cabo sus investigaciones y trabajos escolares, toman cursos de computación para así sacar el mayor provecho de los ordenadores y saber utilizarlos para que en un futuro los estudiantes lo dominen y puedan tener las ventajas competitivas sobre los demás que nos las tienen, aspirando con ello obtener mejores puestos en las instituciones. El nivel de tecnología de un hogar, lo determinan en gran medida los jóvenes, ya que ellos influyen en las decisiones de compra de la computadora, telefonía móvil, contratar los servicios de Internet, aparatos de sonido, televisores, reproductores de películas, etc. Convencen a sus padres de que todo lo anterior es muy necesario para sus estudios y que lo utilizaran para ello, pero la mayoría de los casos es que los utilizan más bien para actividades no relacionadas con la preparación académica.

Con la tecnología tan avanzada, por medio de un teléfono móvil es posible entrar a Internet, revisar correo electrónico, bajar fotos, música, sonidos y está tan de moda el comercio por medio de la telefonía móvil, que te puedes suscribir a diversos medios de información, los cuales tratan temas como: deportes, espectáculos, trivial, concursos, etc.  

Algo que no debemos dejar pasar es que no todos los jóvenes tienen acceso a las nuevas TIC, esto se debe a la economía familiar de sus padres, muchos jóvenes tienen que estudiar y trabajar para poder salir adelante, y estos jóvenes no tienen el tiempo, ni la tecnología en su hogar para hacer parte de su vida cotidiana las TIC, por eso es parte fundamental que las instituciones educativas puedan brindar las herramientas necesarias para tener un buen nivel en el manejo, conocimientos y destreza en el uso de estas, ya que hoy en día es fundamental saber operar un ordenador y navegar en Internet. Es raro ver un anuncio de alguna vacante con estudios mínimos y que no tenga el requisito de conocimiento de computación. Es por lo anterior que se debe tener conciencia por parte de los directivos de las instituciones educativas para brindar un soporte adecuado en este sentido a todos los estudiantes y pensar en invertir en las nuevas tecnologías.

Es diferente el uso que le dan a las TIC los jóvenes según su género (femenino o masculino), los varones suelen empezar a utilizar las computadoras y el internet a más corta edad que las jóvenes, y además de eso, es diferente el interés que tienen en cada actividad relacionada con el internet y el ordenador; por ejemplo las chicas antes de comenzar a jugar en Internet o chatear, hacen su tarea escolar o alguna investigación que tengan pendiente, en cambio los varones usan más a menudo la internet y la computadora para jugar, chatear, bajar canciones, etc. , y dejan para última hora sus pendientes escolares.

Otro punto muy importante en el impacto que tienen las TIC en la vida de los jóvenes es en el ámbito educativo, ya que su escuela contribuye de manera significativa en la relación con estos medios de comunicación, lo anterior influye dicen los mismos jóvenes y profesores, ya que estas nuevas tecnologías intervienen de manera positiva en la vida de estos si se utilizan para fines de aprendizaje y estudio, como pueden ser, la participación en algún congreso virtual, la lectura de diversas temáticas, estar al día en cuanto a sucesos en todos los rincones del planeta, estudiar de manera formal algún curso, diplomado, licenciatura, maestría ó doctorado.

Los mismos profesores aceptan las ventajas y desventajas de adoptar a las TIC en el ámbito educativo, ya que para ellos trae una satisfacción personal, mayor rendimiento en su trabajo, así como incrementar su relación con los alumnos. El uso de las TIC aumenta la motivación tanto de los profesores como de los alumnos, el ahorro de tiempo y es mucho más fácil la explicación de las cátedras, las horas de clases son más prácticas y sobre todo se familiariza al alumnado con ellas. Pero lo anterior requiere un profesorado preparado en incorporar a las TIC en la enseñanza de los alumnos y sobre todo de orientarlos para el uso adecuado en las nuevas tecnologías de la información y comunicación. Pero para lo anterior las instituciones educativas deben invertir en formar profesores capaces de enfrentar a las nuevas generaciones, que muchas de las veces saben más que los mismos profesores acerca del uso de estas tecnologías, debido a la facilidad con que se puede aprender a utilizarlas, se convierten en autodidactas y los jóvenes por ser tan receptivos aprenden con mucha facilidad a emplearlas. Por otro lado los mismos profesores señalan algunas desventajas de implementar el uso de las TIC dentro de las escuelas y mencionan las siguientes: Dispersión, falta de concentración por parte de los alumnos, dificultad a la hora de reflexionar, y también se requiere más trabajo por parte del profesor para la preparación de clases, los jóvenes suelen perder el tiempo visitando páginas en la red que no corresponden a la clase, o no toman en serio las clases por que les parece que están jugando como lo hacen en su casa con el Internet o el ordenador.

No podemos negar que los cambios tecnológicos juegan un papel decisivo en el ámbito social. Y por ende la familia no queda ajena a estas innovaciones, la mayoría de los padres de familia tienen una sensación de desconocimiento, desconfianza, impotencia e incertidumbre sobre sus conocimientos acerca de las nuevas TIC, y suelen no opinar acerca del tema porque sienten que sus hijos saben mucho más acerca del tópico y sobre todo que el uso del ordenador, teléfono móvil e internet es individual y estas no promueven la relación social entre los miembros de la familia. Pero los jóvenes deben de adoptar la actitud de invitar a sus padres a ver páginas en la red en la que compartan alguna actividad o algún artículo de interés para todos y más que nada de enseñarles a sus padres a no tener miedo a las nuevas tecnologías y comenzar a instruirlos en el tema, adentrándolos poco a poco a éste.

Las nuevas tecnologías de la información y comunicación nos otorgan infinidad de oportunidades y beneficios, como nos hemos dado cuenta a través de la presente lectura, favorecen las relaciones sociales, el desarrollo de nuevas habilidades y formas de construcción del conocimiento y lo más importante, nuevas capacidades creativas, de comunicación y razonamiento. Pero una preocupación que cada vez es más grande y es motivo de que los investigadores en el tema la aborden cada vez con más frecuencia es respecto a las relaciones que mantienen los jóvenes con las TIC, existe la posibilidad de que aparezcan conductas adictivas que pueden llegar a afectar el comportamiento social y personal en nuestros jóvenes. Estos casos existen, pero no se pueden generalizar.  
Al respecto (Ades y Lejoyeux, 2003) señalan a las TIC como una nueva adicción y advierten sobre el uso de Internet: 

“No se ha visto jamás que un progreso tecnológico produzca tan deprisa una patología. A juzgar por el volumen de publicaciones médicas que se le consagran, la adicción a Internet es un asunto serio y, para algunos, temibles”.

Tanto los potenciales “adictos” en el buen sentido de la palabra, como sus familias, son sabedores que existe riesgo, pero debemos considerar que al igual que otras adicciones, siempre existe mayor predisposición de algunas personas, por ello, es conveniente regular el uso adecuado de las nuevas TIC y tener en cuenta los trastornos adictivos: la falta de control y la dependencia.

Por razones que aun no están claras, algunas personas son más vulnerables que otras para sufrir una adicción, por esto es conveniente proponer ciertos signos para detectar la adicción a internet, los cuales servirán tanto para padres, como para jóvenes que no quieran caer en esta adicción del Siglo XXI, los signos propuestos son los siguientes:

1) Descuidar aspectos importantes de la vida, por estar conectado varias horas.

2) El entorno social y familiar del usuario considera que existen problemas con la prolongada utilización de internet.  

3) Juventud, entre menor edad se tenga, el usuario es más propenso a volverse adicto, debido muchas veces a la incomprensión y aislamiento de los padres.

4) Necesita emplear el internet en algún momento del día ó cuando menos usar el ordenador.

 

 

Adicciones

¿Qué son las adicciones?

La adicción es una enfermedad primaria, crónica con factores genéticos, psicosociales y ambientales que influencian su desarrollo y manifestaciones. La enfermedad es frecuentemente progresiva y fatal. Es caracterizada por episodios continuos o periódicos de: descontrol sobre el uso a pesar de consecuencias adversas, y distorsiones del pensamiento, mas notablemente negación.

La adicción se considera una enfermedad y se manifiesta por una conducta compulsiva por consumir drogas o substancias adictivas. Las causas que la provocan son de origen social, económico, psicológico y biológico.
En México, las adicciones son un problema muy serio en el ámbito individual, familiar y social. Las tendencias de los últimos años nos indican que la conducta adictiva va en aumento con todo lo que conlleva: problemas de salud, accidentes, violencia y desintegración familiar.

Prevención de las adicciones.

¿Qué es prevención? El término prevenir deriva de la palabra latina “praeventio” que significa “Preparación y disposición que se hace anticipadamente para evitar un riesgo o ejecutar algo (Diccionario RAE)”, y se utiliza para referirse a las medidas que se deben tomar para evitar que se presenten enfermedades o problemas.

Para comprender la importancia que tiene la educación como una de las formas de prevención, debemos partir del concepto de educación, cuya etimología nos remite a criar, alimentar, conducir y guiar. La educación es un proceso que la sociedad utiliza para transmitir a todos los miembros que la integran las pautas culturales y el modo de pensar más convenientes.  

La prevención se basa en una actitud atenta cuyo propósito es evitar la aparición de riesgos para la salud tanto del individuo como de la familia y de la comunidad. Podemos distinguir varios niveles de prevención:

Prevención primaria inespecífica: Tiene como finalidad ejercer influencia de modo global, es decir, sobre todos los elementos y factores determinantes del problema.

Prevención primaria especifica: Esta mas relacionado a un problema determinado e incide directamente sobre los factores que se supone lo generan. Estos son la historia personal, el entorno familiar, el tipo de vida y las relaciones sociales. El conocimiento y la profundización de estos factores de riesgo brindan un importante material de estudio sobre el cual se pueden armar estrategias preventivas.

Prevención Secundaria: Intentan solucionar un problema ya existente, intentan hacerlo desaparecer por completo o en parte y al mismo tiempo tratan de evitar las complicaciones posteriores que conllevan las adicciones. Se trata en estos casos de fortalecer la estabilidad emocional, los vínculos familiares y los laborales. Lo importante en este caso es detener el proceso que se ha iniciado para luego sostener al individuo hasta lograr que revierta la adicción.

Prevención terciaria: Apunta a demorar o frenar el desarrollo de la adicción y de sus consecuencias aun en los casos en que la manifestación central continúe presente. La prevención terciaria se utiliza cuando no es posible la abstención total de la adicción. El propósito es disminuir las cantidades consumidas y lograr periodos cada vez más largos de abstinencia.

Para ser efectiva, toda tarea de prevención debe contar con el apoyo de los maestros y educadores. Cuando las instituciones educativas dan prioridad a lo académico sobre lo humano, descuidan la disciplina o son rígidas al respecto, o cierran la comunicación entre alumnos, profesores y padres, se convierten en un factor de riesgo más.

Los programas de prevención de la adicción a la internet se apoyan fundamentalmente en la trilogía hogar-escuela-estado. Es de lamentar que en la gran mayoría de naciones latinoamericanas la participación del Estado en planes preventivos se hace difícil debido a la falta de recursos económicos.  

Hay organizaciones no gubernamentales que colaboran en la tarea de prevención; sin el compromiso real y el esfuerzo compartido de todos los ámbitos no es posible obtener logros significativos.

¿Se puede prevenir cuando ya es demasiado frecuente el uso de internet? La detención en fase inicial puede ser trabajada antes de convertirse en una adicción. Esto involucra por un lado, que el individuo o grupo implicado tome conciencia de su necesidad de internet, y por otro lado, supone implementar las medidas pertinentes para solucionar esta problemática que comienza a desarrollarse.  
En él supuesto que esta conducta se considere normal para la persona, es básico impedir que ésta continúe, superando las complicaciones que lo anterior le acarrea al enfermo.

La prevención residiría en proveer medios y destrezas para no reincidir o continuar con la conducta, en el caso de que el propósito sea la abstinencia. Si las metas son intermedias, la prevención se dirigirá a: lograr los menores contratiempos posibles, espacios de abstinencia cada vez más largos, reducir el tiempo de conexión habitual, proporcionarle habilidades para el auto cuidado. A este tipo de medidas se les conoce como técnicas para la reducción del daño.

¿Qué es la reducción del daño? Es una táctica de prevención que propone opciones a los enfoques usuales y que da prioridad a disminuir los resultados negativos de diversas adicciones, como la del consumo de drogas, misma que también podemos emplear para el caso que nos ocupa.  
En el caso de la abstinencia, debemos reconocer que la decisión de continuar con ésta conducta adictiva o no, es responsabilidad de cada persona. Por lo anterior y porque las dificultades para lograr la abstinencia son altas, tenemos que desarrollar los mecanismos de auto cuidado.

Adicción a internet

La mayoría de los jóvenes se sienten atraídos hacia internet y otras tecnologías como teléfonos móviles, dvd, videoconsolas, cámaras digitales, webcam, etc. Estas tecnologías son herramientas de socialización y como tal se convierten, para bien o para mal, en un elemento decisivo y diferenciador en sus relaciones interpersonales, así como en sus capacidades. Como señala (Moncencahua, 2005) tanto los jóvenes del siglo XXI, como los adultos del siglo XX utilizan herramientas de comunicación, en el caso de los primeros, informáticas (PDA´s, portátiles y televisión digital), no informáticas (telefonía fija y móvil), y mediáticas (televisión, radio y prensa), mientras que los adultos están más acostumbrados y dominan mejor las herramientas mediáticas.

Los potenciales adictos a la internet, son adolescentes familiarizados en las TIC’s, una nueva generación que ha nacido con las tecnologías y que se caracterizan por:

No sólo viven en una sociedad red, sino que hacen de su comportamiento la máxima expresión de la misma 

Pertenecen a comunidades virtuales,  

Crean sus propios espacios personales en la red (weblogs, wikis, páginas web personales. . ),  

Utilizan servicios comunicativos sincrónicos como la videoconferencia, la voz por IP, la mensajería instantánea, el chat….  

Son jóvenes que poseen capacidades de exploración integrada de la información, habilidades para realizar múltiples tareas de manera simultánea, habilidades para procesar información discontinua, o simultánea en palabras de (Simone, 2000), y por tanto, una forma no secuencial de aproximarse al conocimiento.

Se tratan de adolescentes que "pueden pasar horas pegados a las computadoras sin ser conscientes del paso del tiempo" (Edel, 2006). Por lo anterior, podemos hablar de adicción ó bien calificar este hecho como falta de autocontrol, independientemente de este debate terminológico, las nuevas investigaciones destacan la reclusión de los adolescentes en el hogar, promoviendo lo que sé a dado a conocer como "cultura de la habitación" para referirse a aquellos adolescentes que disponen de todos los recursos tecnológicos necesarios (televisión, móvil, ordenador, conexión a Internet y videojuegos) para permanecer durante horas encerrados en la habitación sin vínculos sociales (Feixa, 2005). Gracias a esta cultura de la habitación ampliamente dotada e tecnología y al derecho a la intimidad que tanto veneran, los adolescentes pueden hacer y deshacer en su cuarto sin que sus padres sean, realmente, conscientes de los usos adecuados o inadecuados que pone en práctica.

La súper carretera de la información no debemos considerarla como un enemigo, solo porque algunas personas se vuelven dependientes de ella. Debemos tener presentes los enormes beneficios que aporta a nuestro mundo globalizado. Por ejemplo, es rápida, ecológica, conveniente e informativa. Hace la vida más fácil, pero su empleo excesivo ocasiona que se desarrolle el síndrome de adicción a internet, el cual se define como un deterioro en el control de su uso, presentándose un conjunto de síntomas conductuales, fisiológicos y cognitivos, llevando a la persona adicta a una alteración de sus objetivos familiares, personales y profesionales.  

Hay quien defiende que las nuevas tecnologías están promoviendo un mayor aislamiento de las nuevas generaciones quienes permanecen durante horas y días encerrados en sus casas interaccionando con las TIC’s. Sin embargo, anteriormente comentamos que los adolescentes se sirven de las posibilidades que le brinda internet para comunicarse con su círculo de amistades. En este sentido, las nuevas investigaciones verifican que las relaciones on-line no han destruido las relaciones sociales físicas sino que las han reforzado (Kazmer 2001; Matei y Ball-Rokeach 2001; Wellman 2002) 

Una vez que se ha puesto de manifiesto que Internet no aísla, sino que por el contrario favorece otro tipo de relaciones complementarias a las presenciales, el punto de debate se centra en la calidad de las relaciones. Actualmente la hipótesis que esta siendo cuestionada es que internet favorece un tipo de relaciones superficiales, o al menos de una calidad inferior a las mantenidas presencialmente.  

Los pilares que sustentan esta afirmación parten de la percepción generalizada de que los jóvenes hacen un mal uso de Internet y de las Tecnologías de la Información y la comunicación. De acuerdo con estas opiniones, se trata de espacios dónde la juventud habla de tonterías, se inventa identidades y se explican cosas irrelevantes; y dónde no aprenden nada.  

Otro de los riesgos de las relaciones a través de la red es el de adoptar falsas identidades, siendo muy común que un pederasta adopte la identidad de un niño, que una niña de 12 años adopte la identidad de una muchacha de 17 años, etc. Estas actuaciones por parte de los usuarios esta mermando la calidad de las relaciones en redes, pues como puede observarse en la trascripción de un chat que traemos a modo de ejemplo, los mismos usuarios desconfían de la identidad del otro, no se encuentran seguros de que le estén diciendo la verdad.

A pesar de que el engaño y la superficialidad es otro de los riesgos de las TIC’s, éstos no son exclusivos de las relaciones interpersonales digitalizadas, pues se trata de un aspecto actitudinal, más que tecnológico. La persona que tiene predisposición al engaño y la mentira recurrirá a esta forma de expresión tanto en sus relaciones virtuales como presenciales.

Según (Young, 1997) son varios los mecanismos psicológicos que explican el síndrome de adicción a Internet (Madrid López R. I. , 2000).

Personalidad ficticia: La creación de esta es una forma de reinventarse a sí mismo, de cubrir necesidades psicológicas previamente no afrontadas, enmascarando la inseguridad interpersonal. Dos de estas necesidades psicológicas son la expresión de un rasgo de personalidad reprimido y los sentimientos de reconocimiento y poder.  

Personalidades reveladas: Internet puede ayudar a sacar a la luz aspectos de la personalidad que estaban ocultos o reprimidos, como puede ser la agresividad. Una vez sacados a la luz, se debe de aprender a incorporarlos a la propia personalidad y no limitar esos roles al ciberespacio.


Reconocimiento y poder: Este es un elemento que se deriva de los juegos MUD (Multi Users Dungeons), una evolución del clásico juego de rol "Dungeons and dragons" (Dragones y mazmorras) en los que se crea un personaje que va aumentando su poder a medida que consigue puntos, pudiendo llegar al liderato de otros jugadores subordinados.

Satisfacción sexual: Hay multitud de chats que han sido diseñados para la interacción erótica, desde los más clásicos basados en texto a los más novedosos que incorporan video en tiempo real. Estas aplicaciones permiten al usuario elegir la fantasía sexual que le apetezca en el momento con solo pulsar un botón (desde la homosexualidad hasta las diversas parafilias). En estos lugares se sienten libres de ataduras por el anonimato y el sentimiento de practicar "sexo seguro". Por otro lado las personas que se sienten poco atractivas físicamente se ven liberadas de este problema.  

Apoyo social: Los grupos se forman rápido en el ciberespacio. Las visitas continuadas a un determinado chat o MUD hacen que se establezca una intimidad con los demás miembros, alentada por la desinhibición que se muestra en la red. Esta desinhibición es consecuencia directa del anonimato que proporciona la comunicación mediada por ordenador. Estos grupos llenan la necesidad de apoyo que tenga la persona en situaciones estresantes de enfermedad, jubilación o divorcio.  

La presencia de aplicaciones adictivas como el chats y los MUD’s incrementan notablemente el desarrollo de estos mecanismos psicológicos. (Madrid López R. I. , 2000).  

Múltiples son los factores de riesgo que desde el punto de vista psicológico hacen que los usuarios sufran de adicción. Echeburúa en 1999 señaló dentro de los más frecuentes (Madrid López R. I. , 2000), (Instituto para el estudio de las adicciones, 2002):

Adicciones químicas o psicológicas presentes o pasadas.
Alto nivel de búsqueda de sensaciones.
Atención dispersa.
Baja autoestima.
Depresión y ansiedad.
Fantasía descontrolada.
Fobia social.
Introversión.
Miedo a la desaprobación de los demás.
Sentimientos de insuficiencia.
Tendencia a la distracción.
Timidez.

 

Tratamiento.

La dificultad más importante para realizar un tratamiento está relacionada con el rechazo o negación del adicto a Internet hacia el problema. De la misma manera que en el alcoholismo, el adicto a Internet, debe comprender primero que tiene un problema y contar con suficiente motivación para buscar ayuda. Múltiples han sido las propuestas para tratar este síndrome; por ejemplo, en EEUU se creó un grupo de apoyo vía Internet pero los resultados no fueron satisfactorios (Instituto para el estudio de las adicciones, 2002). En España, el psicólogo Echeburúa, en 1999 creó un programa para las adicciones psicológicas que ha sido aplicado a las personas con adicción a Internet. El mismo cuenta con cinco elementos (Madrid López R. I. , 2000):

1) Control de los estímulos vinculados a la adicción: En una primera fase de la terapia se ha de evitar la conexión, pero tras un periodo de abstinencia total se ha de tratar de limitar el tiempo de conexión (al margen de las obligaciones laborales) a no más de 120 minutos/dia, atender el correo 1 vez al día y a una hora concreta, de conectarse en compañía, sin quitar horas al sueño y de eliminar los pensamientos referidos a la red cuando no se está conectado.  

2) Exposición prolongada a los elementos suscitadores del ansia por la conducta adictiva: La evitación de los estímulos en la mayoría de los casos es insuficiente, pues esta no se puede mantener indefinidamente, ya que aumenta el riesgo de recaídas. La recuperación total se consigue cuando se expone a los indicios de riesgo de forma regular y progresiva y es capaz de resistirse a ellos sin escape.  

3) solución de problemas específicos: Deben controlarse varios aspectos relacionados con la abstinencia: Control del ansia por implicarse de nuevo en la conducta, control de la ansiedad, control de la depresión y control de los conflictos interpersonales 

4) Creación de un nuevo estilo de vida: Lo esencial es promover un equilibrio adecuado entre deberes y deseos.  

5) prevención de recaídas: La mantención de los logros terapéuticos es más sencillo cuando hay abstinencia total, pero si esto no es posible, el objetivo será enseñar a la persona a usar Internet de forma controlada.  

Algunas de las estrategias que podrían usarse con ese fin son: 

Identificación de situaciones de alto riesgo o respuestas de enfrentamiento a situaciones problema.  
Cambio de expectativas sobre las consecuencias de la implicación en la conducta adictiva 
Revisión del estilo de vida del paciente.  

El psiquiatra Iván Goldberg, de la Universidad de Virginia, señala que no todo está perdido y que los usuarios pueden prevenir y hasta escapar de tal adicción.  

En principio, los usuarios deben reconocer él sobre uso que le dan a la red. Aquí, el usuario debe saber cuánto tiempo pasa enfrente de la computadora, y la importancia que le da a las actividades que desempeña en la red.  

Segundo, el individuo debe reconocer problemas secundarios, y preguntarse ¿qué hace que quiera escapar de la realidad? Tercero, elaborar un plan para atacar el problema en vez de escapar de él. Escapar de un problema mediante Internet, por ejemplo, puede lograr intensificarlo. Finalmente, el usuario debe tomar ciertas acciones para resolver la adicción (Madrid López R. I. , 2000).


Conclusión

La repercusión de todo lo expuesto en esta comunicación no se ha hecho esperar. Los medios se han convertido siguiendo la obra maestra de Mc Luhan “en extensiones del hombre”. Las nuevas TIC se han integrado cada vez más a la vida de los hombres, al grado de volverse casi imprescindibles en todas las actividades diarias que realizamos.

Por supuesto que aceptamos la realidad acerca de esta “Revolución Tecnológica” que ha traído consigo muchos beneficios al grado que no existan barreras para poder comunicarnos de una manera casi instantánea con personas que están del otro lado del mundo, el gran avance científico y tecnológico del cual hemos sido partes y hemos visto como ha ido creciendo a pasos agigantados, nosotros como parte de la sociedad debemos de considerar todas las ventajas que tiene para la vida diaria el uso de las nuevas TIC y por tal motivo debemos instruir a la juventud y a la niñez al uso adecuado del ordenador, telefonía móvil e internet, para que sean utilizados de la mejor manera y no creen adicciones ni conductas negativas.  

Aunque vemos como cada día los jóvenes hacen del uso del celular (teléfono móvil) una actividad cotidiana se debe hacer conciencia en los jóvenes para que no caigan en excesos, al igual con el uso de internet, ya que es demasiada la cantidad de información que se maneja en la red, los jóvenes deben ser educados de la mejor manera para que sepan discernir lo bueno de lo malo y el uso del ordenador es bastante amplio y sabemos que es necesario el esparcimiento, pero hay que hacerlo con medida y sin excesos y sobre todo enseñar a los jóvenes a usar de manera positiva el ordenador y sobre todo para utilizar las TIC para la formación y educación de las nuevas generaciones.

Después de haber leído esta ponencia, podemos definir el síndrome de adicción a internet, como un detrimento en el control de su uso, presentando la persona implicada en este síndrome una serie de síntomas fisiológicos, conductuales y cognitivos, los cuales le ocasionan una deformación de sus objetivos personales, familiares y profesionales.

Los principales factores de riesgo que hacen a una persona propensa a la adición a internet son: Baja autoestima, introversión, timidez, búsqueda de nuevas emociones, rechazo social, falta de atención, insuficiencia personal, miedo a no ser aceptado en la sociedad, ansiedad, exceso de fantasía, depresión, así como adicciones actuales o pasadas.  

Como en toda adicción, necesitamos primero la colaboración del paciente, y esta consiste en reconocer que es adicto. Posteriormente, efectuar acciones encaminadas a revertir tal adicción, dentro de éstas podemos mencionar las siguientes: Disminuir el tiempo de conexión a internet, revisar el correo electrónico en compañía de familiares o amigos una sola vez al día, evitar conectarse a la red después de medianoche, evitar pensar en conectarse a la internet, identificar los estímulos individuales que invitan a adoptar una conducta adictiva y evitar la exposición a ellos, buscando un equilibrio entre las obligaciones y aspiraciones.


Bibliografía

1. Adés, J. y Lejoyeux, M. Las nuevas adicciones: Internet, Sexo, Juego, Deporte, Compras, Trabajo, Dinero. Barcelona: Kairós. 2003.

2. Albero, M. Adolescentes e Internet. Mitos y realidades de la sociedad de la información, en Revista de estudios de Comunicación”. 2002. Vol. 3, pp. 55-62.

3. Ali, A. Ganuza, J. Internet en la educación. Madrid: Anaya. 1997.

4. Amorós, P. Buscarais, M. R. y Casas F. La influencia de las tecnologías de la información y la comunicación en la vida de los jóvenes de 12 a 16 años. Barcelona: Mon Urba. 2002.

5. Balaguer Prestes, Roberto. La adicción a Internet. Fuente original: adicción, Montevideo: Cuadernos de la Coordinadora de Psicólogos del Uruguay. 2001. Disponible en el archivo del Observatorio para la CiberSociedad en:
www. cibersociedad. net/archivo/articulo. php?art=2

6. Bissel, L. y Royce, J. Ethics for Addiction Professionals. USA: Hazelden Foundation. 1987.

7. Caplan, S. Problematic Internet use and psychosocial well-being: Development of a theory-based cognitive behavioral measurement instrument. Computers in Human Behavior, 2002. 18, 552-575.  

8. Castells, M. La Galaxia de Internet, reflexiones sobre Internet, empresa y sociedad. Barcelona: Plaza & Janes. 2001.

9. Davis, R. A. , Flett, G. L. , & Besser, A. Validation of a new measure of problematic Internet use: Implications for pre-employment screening. Cyber Psychology and Behavior. 2002. 5, 331-346.  

10. Echeburúa, E. ¿Adicciones sin drogas?. Las nuevas adicciones: juego, sexo, comida, compras, trabajo, internet. Bilbao: Desclee de Brower. 1999.

11. Edel, R. ¿Es usted padre de familia de la generación NET?, red científica. 2006.
www. redcientifica. com/doc/doc2004 05149001. html 

12. Feixa, C. La habitación de los adolescentes. Papeles del CEIC, nº 16, mayo 2005

13. Goldberg, I. Internet addiction disorder – Diagnostic criteria. Internet Addiction Support Group (IASG). 1995. Disponible en: 
www. iucf. indiana. edu/~brown/hyplan/addict. html

14. Greenfield, D. Psychological characteristics of compulsive Internet use: A preliminary analysis. Cyber Psychology and Behavior. 1999. 2, 403-412.

15. Greenfield, D. Virtual Addiction, Oakland: New Harbinger Publications, Inc. 1999.

16. Grohol, J. Too much time online: Internet addiction or healthy social interactions. Cyber Psychology and Behavior. 1999. 2, 395-402.  

17. Instituto para el estudio de las adicciones. adicción a Internet. 2002. Disponible en: 
www. lasdrogas. info/index. php?op=Internet

18. Kandell, J. Internet addiction on campus: The vulnerability of college students. Cyber Psychology and Behavior. 1998. 1, 11-17.  

19. Kazmer, M. M. Juggling Multiple Social Worlds. American Behavioral Scientist. 2001. 45 (3): 510-30. 2001.

20. King, S. , & Barak, A. Compulsive Internet gambling: Anew form of an old pathology. Cyber Psychology and Behavior. 1999. 2, 441-456.  

21. Madrid López, R. I. La adicción a Internet. psicología Online. 2000.
Disponible en: www. psicologia-online. com/colaboradores/nacho/ainternet. htm

22. Matei, S. , and S. J. Ball-Rokeach. Real and Virtual Social Ties: Connections in the Everyday Lives of Seven Ethnic Neighborhoods. American Behavioral Scientist. 2001. 45 (3): 550-65.

23. McKenna, K. Y. A. y Bargh, J. A. Coming out in the age of internet: identity "Demarginalization" through virtual group participation. Journal of personality and social psychology, 1998. 75 (3), 681-694.  

24. Moncencahua, D. La sociedad del conocimiento. 2005.
kim. ece. buap. mx/prof/dmocencahua/dip/docus/MapaMocencahua. pd .

25. Morahan-Martin, J. The relationship between loneliness and Internet use and abuse. Cyber Psychology and Behavior. 1999. 2, 431-440.

26. Morahan-Martin, J. M. y Schumacker, P. Incidence and correlates of pathological internet use. Articulo presentado en la 105th Annual Convention of the American Psychological Association, Chicago, Illinois. 1997.

27. Nakken, Craig. La personalidad Adictiva. Para entender el proceso adictivo y la conducta compulsiva. México: Diana. 1999.

28. Navarro Sánchez, Daniel . J. El camino fácil a Internet. ¿Qué es Internet?. España: Editorial McGraw-HILL. 1995. 1-5.  

29. Norma Oficial Mexicana. NOM-028-SSA-1999. Para la prevención tratamiento y Control de las Adiciones. México. SSA. CONADIC. 2000.

30. Orzack, M. Computer addiction: Is it real or virtual? Harvard Mental Health Letter. 1999. 15(7), 8-8.  

31. Pratarelli, M. E. , & Browne, B. L. Confirmatory factor analysis of Internet use and addiction. Cyber Psychology and Behavior. 2002. 5(1), 53-64.

32. Simone, R. La Tercera Fase: formas de saber qué estamos perdiendo. Madrid. Taurus. 2000.


33. Tapscott, D. Growing up digital: The rise of the Net generation. New York: McGraw-Hill. 1998.

34. Turkle, S. Life on the screen: Identity in the age of the Internet. New York: Simon & Schuster. 1995.

35. Velasco Fernández R. Las adicciones. Manual para maestros. México. Trillas. 1997.

36. Wellman, Barry. Designing the Internet for a networked society. Communications of the ACM, 2002. 45(5), 91-96.

37. Young, K. What makes online usage stimulating: Potential explanations for pathological Internet use. Paper presented at the 105th Annual Convention of the American Psychological Association, Chicago, Illinois. 1997.

38. Young, K. S. y Rodgers, R. C. Internet addiction: Personality traits associated with its development. Artículo presentado en el 69th annual meeting of the Eastern Psychological Association. (1998a)

39. Young, K. S. y Rodgers, R. C. The relationships between depresión and Internet addiction. CyberPsychology and Behavior, (1998b) 1, 25-28.

 

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar