PUBLICIDAD
Última actualización web: 20/05/2022

Administración de Aripiprazol en niños y púberes.

Autor/autores: Ana María Martorella
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Trastornos infantiles y de la adolescencia .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Con motivo de la aparición de indicadores de síndrome Metabólico (hiperglucemia, hiperprolactinemia, alteraciones en el eje hipófiso- tiroideo, heteroagresividad, aumento de peso por aumento de apetito) por uso prolongado de risperidona, se decidió reemplazarla por Aripiprazol en 28 pacientes de ambos sexos (entre 3 y 15 años de edad) que presentaban diferentes diagnósticos psiquiátricos (Autismo, psicosis, trastorno Negativista Desafiante, epilepsias, malformaciones de sistema nervioso, etc. ).

Dichos pacientes, asistidos en el HIEMI- Mar del Plata y en la práctica privada a partir de agosto de 2007, demostraron cambios favorables notables tanto en la conducta y en sus funciones cognitvas como en su metabolismo (ej. descenso de prolactinemia y glucemia, menor apetito) al mes de iniciado el nuevo tratamiento, aún en presencia de tratamiento complementario con estabilizadores de membrana (carbamazepina, lamotrigina, ácido valproico. A través del seguimiento estricto, se han podido elaborar conclusiones más firmes a largo plazo.

Palabras clave: psicosis

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-536

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

RESUMEN:
Con motivo de la aparición de indicadores de síndrome Metabólico (hiperglucemia,
hiperprolactinemia, alteraciones en el eje hipófiso- tiroideo, heteroagresividad, aumento de peso por
aumento de apetito) por uso prolongado de risperidona, se decidió reemplazarla por Aripiprazol en
28 pacientes de ambos sexos (entre 3 y 15 años de edad) que presentaban diferentes diagnósticos
psiquiátricos (Autismo, psicosis, trastorno Negativista Desafiante, epilepsias, malformaciones de
sistema nervioso, etc. ). Dichos pacientes, asistidos en el HIEMI- Mar del Plata y en la práctica
privada a partir de agosto de 2007, demostraron cambios favorables notables tanto en la conducta y
en sus funciones cognitvas como en su metabolismo (ej. descenso de prolactinemia y glucemia,
menor apetito) al mes de iniciado el nuevo tratamiento, aún en presencia de tratamiento
complementario con estabilizadores de membrana (carbamazepina, lamotrigina, ácido valproico. A
través del seguimiento estricto, se han podido elaborar conclusiones más firmes a largo plazo.

INTRODUCCIÓN
El presente trabajo surge de la práctica clínica especializada en psiquiatría infanto juvenil
desarrollada tanto en el ámbito hospitalario público (Hospital Interzonal Materno Infantil de Mar del
Plata) como en el consultorio privado, con pacientes que asisten a la consulta ambulatoria.
En un grupo de 28 pacientes (7 mujeres, 21 varones) de edades que oscilaban, al momento del
inicio de la investigación, entre los 3 y 15 años, y que en su mayoría recibían tratamiento previo con
risperidona, se decidió la suspensión de este neuroléptico y su reemplazo por Aripiprazol ante la
aparición de efectos colaterales
(Síndrome Metabólico: hiperglucemia, hiperprolactinemia,
alteraciones en el eje hipófiso- tiroideo, aumento de peso por aumento de apetito, heteroy
autoagreisón ).
Los primeros pacientes incluidos en esta investigación comenzaron a recibir el tratamiento en el mes
de agosto de 2007 continuándolo hasta la actualidad con evolución francamente favorable.
A partir de la indicación de Aripiprazol, se realizan anamnesis detalladas y seguimiento estricto de la
respuesta farmacológica con frecuencia semanal inicial, y controles de laboratorio al cumplirse el
primer mes de administración del neuroléptico con el objeto de demostrar los beneficios del
tratamiento con Aripiprazol en la población infanto juvenil que padece patología psiquiátrica,
comprobar dichos beneficios comparativamente con otros psicofármacos neurolépticos atípicos de
uso más extendido en el tiempo, junto a la observación de ausencia o menor incidencia de efectos
adversos provocados por el mismo.
Existen hipótesis que refieren que el Aripiprazol tendría buen efecto sobre el sistema dopaminérgico
mesolímbico como antagonista de la dopamina causando mejoría en los síntomas positivos, así
como buen efecto en el sistema dopaminérgico mesocortical como agonista parcial, causando
mejoría en los síntomas negativos de la esquizofrenia.
Como en la mayoría de los casos presentados, los pacientes reciben además estabilizadores de
membrana (carbamazepina, ácido valproico, lamotrigina, fenobarbital) como tratamiento
psicofarmacológico complementario con el objeto de actuar sobre las conductas impulsivas y la
irritabilidad o debido a su comorbilidad neurológicamente demostrada (Síndrome de West,
convulsiones afebriles, otras epilepsias, malformaciones congénitas tal como quiste subaracnoideo
temporal, etc. ), se hace imperioso conocer los mecanismos de acción y la farmacocinética del
Aripiprazol para indicar dosis ajustadas a las interacciones farmacológicas y control periódico de
funciones sistémicas (ej. hepáticas, metabólicas, de excreción, etc. ) a través de estudios
complementarios de laboratorio.
Acción Farmacológica:
Se ha propuesto que la eficacia de Aripiprazol es mediada a través de una combinación del agonismo
parcial de los receptores D2 de la dopamina y 5-HT1A de la serotonina y el antagonismo de los
receptores 5-HT2 de la serotonina. Aripiprazol mostró una gran afinidad por los receptores D2 y D3
de la dopamina, 5-HT1A y 5-HT2A de la serotonina y una afinidad moderada por los receptores D4 de
la dopamina, 5-HT2C y 5-HT7 de la serotonina, alfa1-adrenérgicos y H1 de la histamina. Aripiprazol
también mostró una afinidad de unión moderada para los sitios de recaptación de serotonina y una
afinidad muy baja por los receptores muscarínicos. Aripiprazol mostró propiedades antagonistas en
modelos animales de hiperactividad dopaminérgica y propiedades agonistas en modelos animales de
hipoactividad dopaminérgica. La interacción con otros receptores diferentes a la dopamina y la
serotonina puede explicar algunos de los otros efectos clínicos de Aripiprazol.
OPC-14597
{aripiprazol;
7-(4-(4-(2, 3-diclorofenil)-1-piperazinil)
butyloxy)-3, 4-dihidro-2(1H)quinolinona} es un nuevo candidato antipsicótico que dispone de alta afinidad para los receptores
estriatales de la dopamina D2, debido a que solamente causa pocos efectos extrapiramidales.
Estos estudios caracterizaron la farmacología molecular del OPC-14597, de DM-1451 (su principal
metabolito roedor), y del derivado relacionado OPC-4392 de la quinolinona en cada uno de los
receptores de la dopamina reproducidos, y en los receptores 5HT6 y 5HT7 de la serotonina.
Los tres compuestos exhibieron la afinidad más alta para los receptores D2L y D2S en relación a los
otros receptores reproducidos examinados. OPC-4392 y OPC-14597 demostraron acciones duales
agonistas/antagonistas en los receptores D2L, aunque el metabolito DM-1451 se comportó como
antagonista puro.
Estos datos sugieren que la atipicalidad clínica pueda ocurrir con los fármacos que exhiben
selectividad para D2L/D2S mejor que los receptores D3 o D4, y amplía la posibilidad de que el perfil
inusual del OPC-14597 in vivo (agonista presináptico y antagonista postsináptico) podría reflejar
diversas consecuencias funcionales de interacción con un solo subtipo del receptor de la dopamina
(D2) en distintas localizaciones celulares.
Farmacocinética:

La vida media de eliminación de Aripiprazol es alrededor de 75 horas. Las concentraciones en estado
de equilibrio se alcanzan 14 días después de administrar la primera dosis. La acumulación de
Aripiprazol es predecible con dosis múltiples. En estado de equilibrio la farmacocinética de
aripiprazol es proporcional a la dosis. No hay variación diurna de la disposición de Aripiprazol y de su
metabolito activo, el OPC-14857. Este metabolito predominante en el plasma humano, el OPC14857, tiene una afinidad similar por los receptores D2 que el compuesto madre.
Absorción: Aripiprazol se absorbe bien después de su administración oral, y las concentraciones
máximas en plasma ocurren de 3 a 5 horas después de dar la dosis. La biodisponibilidad oral
absoluta de la formulación de la tableta de Aripiprazol es de 87%. La biodisponibilidad de aripiprazol
no se afecta con la administración de alimentos.
Distribución: Aripiprazol se distribuye ampliamente, el volumen de distribución promedio es de 4. 9
l/kg. En concentraciones terapéuticas, Aripiprazol se une a las proteínas del suero en más del 99%,
principalmente a la albúmina. Aripiprazol no alteró la farmacocinética ni la farmacodinamia de la
warfarina unida firmemente a la proteína, lo que indica que no ocurrió desplazamiento de la
warfarina,
desde
las
proteínas.
Metabolismo: Aripiprazol sufre un mínimo metabolismo presistémico. Aripiprazol se metaboliza
extensamente en el hígado mediante múltiples vías de biotransformación y experimenta mínimo
metabolismo presistémico. Aripiprazol se metaboliza principalmente mediante tres vías de
biotransformación: deshidrogenación, hidroxilación y N-desalquilación. De acuerdo con estudios in
vitro, las enzimas CYP3A4 y CYP2D6 son las responsables de la deshidrogenación y la hidroxilación
de aripiprazol y la N-desalquilación es catalizada por la enzima CYP3A4. Aripiprazol es la mitad
predominante del fármaco en la circulación sistémica. En estado de equilibrio, el metabolito activo
OPC-14857 representa alrededor de 39% del área bajo la curva de Aripiprazol en el plasma.
Aripiprazol se metaboliza por múltiples vías que involucran las enzimas CYP2D6 y CYP3A4. En los
estudios clínicos con voluntarios sanos, inhibidores potentes de la CYP2D6 (quinidina) y de la
CYP3A4 (ketoconazol), disminuyeron la depuración oral de Aripiprazol en 52 y 38%,
respectivamente. Se puede esperar que otros potentes inhibidores de las CYP2D6 y el CYP3A4,
tengan
el
mismo
efecto.
Aunque no se han conducido estudios clínicos con múltiples drogas que inhiban la CYP2D6 y la
CYP3A4, se debe tomar en consideración la posibilidad de reducir la dosis diaria, en pacientes
específicos, que estén tomando múltiples medicamentos concomitantes que inhiban las enzimas
CYP2D6
y
CYP3A4.
Aripiprazol no se metaboliza por las enzimas CYP1A1, 1A2, 2A6, 2B6, 2C8, 2C9, 2C19 y 2E1 in vitro,
sugiriendo que son improbables las interacciones con otros medicamentos u otros factores (como el
tabaquismo)
que
inhiben
o
inducen
estas
enzimas.
Eliminación: Después de una sola dosis oral de Aripiprazol marcado con [C14], aproximadamente,
27% y 60% de la radiactividad administrada se recuperó en la orina y en las heces,
respectivamente. Menos del 1% del Aripiprazol, fue excretado sin cambios en la orina y
aproximadamente 18% de la dosis oral fue recuperada sin cambio en las heces. La depuración total
de Aripiprazol del cuerpo es de 0. 7 ml/min/kg, la cual se lleva a cabo principalmente en el hígado.
Por otro lado, a partir de la experiencia clínica y de la bibliografía se ha podido observar que no se
ha podido disminuir la morbimortalidad de los pacientes con otros neurolépticos atípicos
(risperidona, olanzapina) debido a que las mismas, al producir sobrepeso, se comportan como un
factor de riesgo esencial para desarrollar diabetes tipo II, aumentando el riesgo de desarrollo tanto
de enfermedad cardiovascular como cerebrovascular.


MATERIAL Y MÉTODO
Se han investigado los efectos del Aripiprazol administrado a 28 pacientes asistidos tanto en la
práctica hospitalaria como en la privada (21 varones, 7 mujeres ) entre cuyos diagnósticos, en la
entrevista de admisión, se encuentran en mayor porcentaje el de trastorno Negativista Desafiante y
trastorno del espectro Autista junto a psicosis, trastorno de estrés Postraumático (por ejemplo por
abuso sexual intra o extrafamiliar), trastorno Madurativo, ADHD y fobias. (Tabla 1).

DIAGNÓSTICOS

Varones=21

Mujeres=7

Autismo

6

3

Psicosis

3

1

TEPT

4

1

T. Madurativo

2

2

Fobias

0

1

T. Negativista Desafiante

8

1

ADHD

0

1

tabla 1.
Los varones presentaron edades oscilantes entre los 3 años con un mes y 14 años con 8 meses al
momento de la primera consulta; mientras que las mujeres lo hicieron entre los 5 años con 4 meses
a 13 años con 2 meses. Pero la gran mayoría inició el tratamiento farmacológico con Aripiprazol a
edades comprendidas entre los 3 años con 4 meses y 15 años con 5 meses para los varones, a la
vez que las mujeres contaban edades entre los 6 años con 11 meses y los 14 años con 5 meses al
recibir la primera dosis de Aripiprazol. ( tabla 2 ).
Varones

Mujeres

3a1m a 14a8m
1mes a 2 años y 3
meses

5a4m a 13a 2m
1sem a 2 años y 3
meses

Dosis Inicial

2. 5mg/día

2. 5mg7día

Dosis de Mantenimiento

15 mg/día

10 mg/día

Edad 1° Consulta
Duración Tto. Con Aripiprazol

Edad de Inicio con Aripiprazol

3a4m a 15a5m

6a11m a 14a5m

Autoexclusión de Tto.

1

2

Tto. Suspendido por Otros

0

0

Suspensión por Efectos Adver.

1

0

tabla 2.
Entre los motivos de consulta inicial para los varones se cuentan heteroagresividad, insomnio,
angustia, excitación psicomotríz, hiperactividad, desgano, aislamiento, autoagresión, trastornos de
aprendizajes pedagógicos, escasa socialización con pares, berrinches, conductas ritualistas, higiene
exagerada, ideas persecutorias, somatizaciones, pérdida del conocimiento, fobias, trastornos de
conducta, trastornos del lenguaje, autismo, abuso sexual, aislamiento social, control farmacológico
de risperidona u otros fármacos, alucinaciones, irritabilidad, afasia, cambio de carácter, tics,
-411º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ADMINISTRACIÓN DE ARIPIPRAZOL EN NIÑOS Y PÚBERES

impulsividad, conducta desafiante, trastornos alimentarios, conducta explosiva, fugas, coprofagia y
ansiedad .
Mientras tanto las mujeres fueron traídas a la consulta por presentar heteroagresividad, insomnio,
excitación psicomotríz, apatía, angustia, hiperactividad, aislamiento, autoagresión , trastornos de
aprendizajes pedagógicos , socialización con pares escasa, berrinches, conductas ritualistas, ideas
persecutorias, fobias, trastornos de conducta, aislamiento social, cambio de carácter, inmadurez y
trastorno de la psicomotricidad, irritabilidad, ansiedad, impulsividad, y conducta desafiante
Así mismo, la mayoría de los pacientes incluidos en este trabajo habían recibido tratamientos
psicofarmacológicos previos diversos por indicación de la profesional psiquiátra infanto juvenil
interviniente o por otros profesionales de distintas especialidades (neurología, psiquiatría, pediatría),
como así también algunos ya recibían tratamiento hormonal previo ( ej. levotiroxina por presentar
hipotiroidismo primario o secundario a psicofarmacoterapia). Cabe aclarar que la ciudad de Mar del
Plata posee un elevado índice de hipotiroidismo endémico por presencia de yodo orgánico en el agua
potable. ( tabla 3 ).
Varones

Mujeres

Carbamazepina

8

6

Oxacarbamazepina

0

0

Divalproato/Ácido Valproico

7

1

Clonazepán

0

2

Haloperidol

1

0

Prometazina

5

2

Levomepromazina

3

1

Tioridazina

0

1

Olanzapina

0

0

Risperidona

17

6

Periciazina

0

0

Benzodiazepinas

0

0

Alprazolam

1

0

Fenobarbital

1

0

Propanolol

0

0

Esteroides Femeninos

0

0

Levotiroxina

1

0

Gabob

1

0

Metilfenidato

3

0

Lamotrigina

4

0

Clorpromazina

1

0

Quetiapina

1

0

Bipirideno

3

0

Hormonoa Masculina

1

0

TRATAMIENTOS PREVIOS
Farmacológicos:

tabla 3.

Por otro lado, se debe destacar que algunos pacientes presentaban diferentes comorbilidades, entre
las cuales las más llamativas son síndrome de X Frágil, enfermedad de Steinert, síndrome de
-511º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ADMINISTRACIÓN DE ARIPIPRAZOL EN NIÑOS Y PÚBERES

Cohen, y síndrome de West, junto a malformaciones detectadas en el SNC a través de estudios
complementarios de diagnóstico por imágenes. ( Tablas 4 y 5).

Varones

Mujeres

COMORBILIDAD
Neurológica:
Epilepsia

1(West)

0

Convulsiones

1

1

Hipotonía

1

0

Espasmos del Zollozo

0

1

Sindrome de Cohen

1

0

enfermedad de Steinert

1

0

Quiste subaracnoideo

0

1

Hipotiroidismo

2

2

Hipertiroidismo

0

0

Endocrinológica:

tabla 4.
Varones

Mujeres

TAC CEREBRO:

4

4

RMN :

6

2

Asimetría de 2 ventrículos laterales

1

0

Quiste subaracnoideo temporal Izq.

0

1

Malformaciones múltiples

0

1

1

0

ESTUDIOS GENÉTICOS:
X Frágil
tabla 5.
Además, entre los pacientes estudiados, se encontraron trastornos cognitivos de diverso grado. (
tabla 6 ).
Varones

Mujeres

Leve

2

0

Moderado

8

4

Severo

0

1

Retardo Mental:

tabla 6.
Entre la población estudiada mediante evaluaciones con EEG, sólo aproximadamente un cuarto
demostró alteraciones en el trazado, que se informaron como desorganización difusa, ondas lentas,
hipersincronías, ondas agudas en hipersincronías, paroxismos hipnagógicos y ritmos especulados
espontáneos. (Tabla 7).

Varones

Mujeres
-6-

EEG:

10

Alteración del Trazado

2

6

tabla 7.
Todos los pacientes son evaluados periódicamente (cada 3 meses) además mediante estudios
complementarios de distintas funciones sistémicas debido a hallarse en condiciones de
vulnerabilidad a partir de su inmadurez biológica. Para ello, se solicitan evaluaciones hemáticas de
rutina junto a coagulograma, ionograma, hepatograma, proteinograma, glucemia, uremia,
creatininemia, calcemia, fosfatemia, prolactinemia, cortisol plasmático, orina completa y evaluación
hormonal tiroidea.
Durante el tratamiento con Aripiprazol, la mayoría de los pacientes requirieron tratamientos
complementarios con estabilizadores de membrana y/o sedantes como inductores del sueño en una
etapa inicial, como así también debió ser el Aripiprazol combinado transitoriamente con otros
psicofármacos administrados previamente mientras se los suspendía en forma progresiva. ( tabla 8
).
Varones

Mujeres

Combinación con Otros Ttos.
Carbamazepina

6

5

Oxacarbamazepina

0

0

Ácido Valproico

5

1

Divalproato de Sodio

1

0

Clonazepán

0

1

Alprazolam

0

0

Atomoxetina

0

0

Levotiroxina

2

2

Prometazina

5

3

Levomepromazina

1

0

Vigabatrin

0

0

Sertralina

0

0

Clorpromazina

1

0

Risperidona

11

4

Bipirideno

3

0

Lamotrigina

3

0

Haloperidol

1

0

Fenobarbital

1

0

tabla 8.
RESULTADOS
Gracias a las evaluaciones de laboratorio se pudieron comprobar alteraciones en las concentraciones
plasmáticas de glucosa y prolactina en pacientes que habían recibido tratamiento neuroléptico
prolongado con risperidona, por lo que se decidió su suspensión progresiva ante la alternativa de
reemplazarla con este nuevo neuroléptico atípico: Aripiprazol, que permitió observar rápidas
modificaciones de dichos valores con respuesta favorable en relación a la sintomatología clínica
presentada por los pacientes. (Tabla 9).


ESTUDIOS METABÓLICOS:

Varones

Mujeres

Glucemia previa
Glucemia control

1g/l o más en 4 casos
menos de 1g/l en 21
casos

1g/l en 3 casos
menos de 1g/l en 7
casos

Prolactina previa

Elevada en 13 casos

Elevada en 6 casos

Prolactina control
TSH previa
TSH control

Disminuida en 8 casos Disminuida en 5 casos
Elevada en 10 casos

Elevada en 2 casos

Elevada en 1 caso

Disminuida en 2 casos

Cortisol previo

Elevado en 2 casos

Elevado en 1 caso

Cortisol control

s/p

s/p

tabla 9.
Entre los varones, el valor máximo alcanzado por la prolactina fue de 107ng/ml, habiendo
descendido a 16. 5 ng/ml (valores aceptables en varones hasta 15) en el transcurso de un mes de
tratamiento con Aripiprazol junto a suspensión progresiva de risperidona. Entre las mujeres, los
casos fueron todos semejantes oscilando los valores máximos entre 36 y 57. 14 ng/ml, habiendo
descendido en un mes de tratamiento con Aripiprazol a niveles de 1. 90 ng/l (valores normales para
mujeres hasta 25 ng/ml) en los casos de suspensión total de risperidona, pero manteniéndose en
aproximadamente 12 ng/ml en los casos que no llegó a suspenderse la risperidona en forma total
por manejo familiar de las dosis como inductora de sueño ante los episodios de insomnio.
Como puede observarse en la tabla 1, los pacientes recibieron dosis iniciales de 2, 5 mg/día de
Aripiprazol, llegando a dosis máximas de mantenimiento de 15 mg/día una vez controlados los
efectos adversos manifiestos. Cuando se observaba intolerancia se disminuía la dosis, logrando así
los efectos deseados sobre la sintomatología clínica. Para ello se otorgaban turnos con periodicidad
semanal a fin de realizar un seguimiento estricto de la respuesta farmacológica y poder ajustar dosis
y horarios de administración. En varias oportunidades se pudo comprobar una mejor respuesta
modificando el número de tomas (hasta 3 veces por día) y reemplazando el horario nocturno por el
vespertino.
Hasta la fecha, los pacientes estudiados en este trabajo no superan los 2 años y 3 meses de
tratamiento con Aripiprazol, con un mínimo de 2 meses de tratamiento en un varón de 3 años que
presentó efecto rebote por lo que la madre suspendió espontáneamente el tratamiento no
recidivando la sintomatología que motivara la consulta (Trastorno Negativista Desafiante) (Tabla 1).

-811º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ADMINISTRACIÓN DE ARIPIPRAZOL EN NIÑOS Y PÚBERES

Entre los efectos positivos observados, se cuentan los relacionados con las funciones cognitivas
(reflexión, comprensión, atención) y el lenguaje como las más llamativas en ambos grupos de niños.
( tabla 10).
Varones

Mujeres

F. Cognitiva

19

5

F. Memoria

12

5

Lenguaje

15

5

Afectividad

12

5

Pensamiento

12

3

comunicación Corporal

11

4

8

4

Resultados Favorables:

Socialización
Estereotipías

2

3

16

5

Tics

1

0

Enuresis
Rocking

1

1

1

0

Fobias

1

0

Cefaleas

1

0

Sialorrea

1

0

Hiperactividad

2

0

Humor

0

1

Agresividad

tabla 10.

Mientras que entre los efectos adversos inicialmente observados durante la administración de
Aripiprazol, los más frecuentes han sido el insomnio o ritmo del sueño alterado junto a disminución
marcada de apetito llegando en algunos casos al rechazo transitorio de la alimentación, luego de los
primeros 3 meses de tratamiento los mismo desaparecieron (Tabla 11).
La aparición de estos efectos adversos, condicionó en algunos casos la discontinuidad terapéutica
por parte de la familia. (Tabla 12).
Siendo Mar del Plata la ciudad cabecera de la región sanitaria, junto a la mayor complejidad del
hospital Interzonal Materno Infantil Dr. Tetamanti con respecto a otros centros sanitarios cercanos,
la mayor distancia que deban recorrer los pacientes para recibir atención médica especializada,
juega muchas veces como un factor de influencia negativa en la familia frente a la aparición de
efectos adversos o la dificultad para obtener el fármaco en sus lugares de residencia, favoreciendo
ésto el abandono terapéutico en algunos casos.


Varones

Mujeres

Efectos Adversos:
Somnolencia

2

1

Aumento de Peso

0

0

Diplopía

0

0

Hipertonía/Pérdida Equilibrio

0

0

Mareos

3

2

Insomnio

4

3

Perseverancia

5

4

disartria x sublingual

1

0

Xerostomía

1

0

lenguaje soez

1

0

Disminución del apetito

7

5

Desafiante

1

0

Ideación Persecutoria

1

0

sueño inquieto

1

0

Agotamiento

2

0

Fugas

1

0

jerga

1

0

Enuresis

2

0

Constipación

1

0

Rechazo Higiene

1

0

Hiperactividad

1

1

Rebote

1

0

Agorafobia

1

0

Irritabilidad

1

0

Tartamudeo

1

0

Angustia

1

1

Cefaleas

3

1

Dependencia materna

1

0

Déficit atencional

1

0

Somniloquia

0

1

Balanceo nocturno

0

1

tabla 11.


tratamiento con ARIPIPRAZOL
Iniciado

Varones

Mujeres

21

7

Rechazo Familiar

0

0

Duda Terapéutica

0

1

Suspensión Familiar

2

2

Dosificación Familiar

0

0

Efectos Adversos

0

0

Rebote

1

0

Anafilaxis

0

0

Distancia

0

1

ausencia de respuesta inmediata
Continuidad Terapéutica

0

1

19

5

Suspensión debido a :

tabla 12.

CONCLUSIONES


Para concluir este trabajo, se deben tener en cuenta algunas consideraciones que surgen de los
resultados observados hasta el momento y los factores que influyen positiva y/o negativamente en
cada caso en particular, como ser:
1. El beneficio del Aripiprazol con respecto a la disminución inicial del apetito, con la
consiguiente evitación de ganancia de sobrepeso y de sobrecarga cardíaca provocada por
otros neurolépticos y estabilizadores de membrana como el ácido valproico,
con la
consiguiente evaluación de necesidad de ofrecer algún complemento vitamínico en casos
extremos de rechazo de la alimentación.
2. Considerar la necesidad de utilizar algún facilitador del sueño, como sedante
(Prometazina) en la etapa inicial del tratamiento ante el insomnio y cambio de ritmo de
sueño observado en estos pacientes que afecta sus actividades cotidianas como la
escolaridad.
3. Realizar un seguimiento estricto de laboratorio en forma periódica tendiente a evaluar la
respuesta metabólica a la administración de Aripiprazol, especialmente cuando se lo combina
con otros tratamientos complementarios con estabilizadores de membrana que compiten por
las mismas enzimas hepáticas, y así, correlacionado con la clínica, evaluar la necesidad de
disminuir las dosis que igualmente, por este motivo, no pierden efectividad.
4. Ante los resultados obtenidos comparativamente con otros neurolépticos como la
risperidona, en relación a la ausencia de afectación de la secreción de hormonas como la
prolactina y el estado de la glucemia, decidir si el Aripiprazol es el neuroléptico de elección
para las patologías infanto juveniles descriptas.
5. Es notable el beneficio obtenido al permitir la supresión de polipsicofarmacología reduciendo
la combinación terapéutica a sólo 1 o 2 fármacos (estabilizador del humor, sedante) junto
con el Aripiprazol con mejores resultados en la clínica.
6. Considerar la necesidad de cambiar los horarios de administración (cronoterapia) del fármaco
con el objeto de optimizar los resultados, así como también la frecuencia de las dosis debido
a la mayor velocidad de metabolizmo hepática en los niños y púberes.

DISCUSIÓN
De la experiencia clínica expuesta, cabe reflexionar sobre la necesidad de establecer criterios de
indicación de neurolépticos atípicos en la población infanto juvenil biológicamente vulnerable debido
a su inmadurez funcional sistémica, teniendo en cuenta el conocimiento actual de los efectos
colaterales negativos de otros neurolépticos ya probadamente causantes de alteraciones metabólicas
de las que, si no reconocemos sus riesgos de aparición, puede que no sean investigadas y
provoquen daño irreversible en el crecimiento y desarrollo infantil.
Además, habría que investigar si la causa de disminución inicial de apetito, observada en los niños
que habían recibido tratamiento previo con risperidona, se debe al trastorno metabólico provocado
por esta última o si corresponde a un efecto colateral propio del Aripiprazol al igual que los
trastornos del sueño que aparecen con su administración (insomnio).
Es también llamativa la aparición inicial de conductas del tipo obsesivo con perseverancia, a pesar
de la evolución favorable de las funciones cognitivas como son el mayor desarrollo de capacidades
reflexivas y de comprensión, por lo que se sugiere evaluar la evolución de estos efectos.
Esperemos que se encuentre algún método de medición de concentración plasmática para este
fármaco que facilite el cálculo de sus dosis por peso y/ o superficie corporal de los menores.
Es deseable, por supuesto, que cada vez que se indique este o cualquier otro psicofármaco, se lo
haga teniendo en cuenta los criterios diagnósticos estrictos a fin de no caer en nefastas modas por
parte de inexpertos en la patología psiquiátrica infanto juvenil.
Indagar si el fracaso por aparición de efectos adversos o de tipo rebote se deben al psicofármaco
propiamente dicho, a los cambios biológicos evolutivos de los niños o al uso indiscriminado del
fármaco por tener en cuenta sólo los síntomas del paciente en ausencia de disponibilidad de estudios
complementarios (por razones económicas y/o de infraestructura) que nos permitan llegar al
diagnóstico de certeza y a conocer las áreas o funciones nerviosas afectadas biológicamente.

BIBLIOGRAFÍA

1. -Benavente Pinto, Carlos Iván; Aripiprazol: Una alternativa al síndrome metabólico. INTRAMED.
2007 AGO
2. -de Leon, José; Armstrong, Scott; Cozza, Kelly L. ; The dosing of atypical antipsychotics.
PSYCHOSOMATICS. 2005 JUN; 46(3):262-273.
3. -Gaszner P; Clinical observations with aripiprazole in schizophrenia. Neuropsychopharmacol Hung.
2006; 8(1):29-32.
4. -Lawler, Cindy P; Prioleau, Cassandra; Lewis, Mechele M et al; Interactions of the novel
antipsychotic aripiprazole ( OPC- 14597) with dopamine and serotonin receptor subtypes.
neuropsychopharmacology. 1999 Jun; 20(6):612-627.
5. -Martorella, Ana M. ; Experiencia con risperidona en la infancia. comunicación científica, XXI
Congreso Argentino de psiquiatría APSA, Mar del Plata, abril de 2005.
6. -Spina, Edoardo; de León, José; Metabolic drug interactions with newer antipsychotics: A
comparative review. Basic & Clinical Pharmacology & Toxicology. 2007; 100(1):4-22.



Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar