PUBLICIDAD
Última actualización web: 05/07/2022

Algunas consecuencias psicológicas y psiquiátricas de la violencia de la guerra.

Autor/autores: Arab Khaleb
Fecha Publicación: 01/01/2002
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Cabe destacar que el interés del Profesor Barcia por los efectos psicosociales del conflicto árabe -israelí cristaliza en año 1986 encargando un trabajo a un discípulo español de origen palestino y dirigiendo este trabajo con la máxima atención. El trabajo es sobre el perfil psicopatológico de los árabes residentes en España, como consecuencia de este trabajo se realizó un programa de atención integral al inmigrante que ha sido entregado a la Consejería de Servicios Sociales. Durante la realización del trabajo sobre la inmigración árabe en España se ha puesto de relieve la problemática de la población palestina que se ha visto como una situación paradigmática de la inmigración forzada y de las consecuencias psicosociales de las guerras con la convicción de la necesidad de aliviar el sufrimiento del ser humano y teniendo claro que el papel del psiquiatra no termina en la consulta clínica.

Comienza un trabajo de investigación muy concreto sobre los efectos psiquiátricos en la población civil palestina e israelí del conflicto y comienza una actividad paralela de realizar mesas redondas y actividades de colaboración entre palestinos-israelíes defensores del principio de reconocimiento mutuo y la convivencia en paz, la primera mesa redonda se realiza en abril (1997) con la participación del Club Información y dos asociaciones, una palestina y otra israelí y con la presencia de dos destacadas intelectuales y políticas del campo de la paz de Palestina e Israel. En esta mesa redonda, como siempre el Profesor hizo de puente y desde entonces se realiza una mesa redonda anual en las que han participado juristas, escritores, parlamentarios y en el 2001 en colaboración con la Universidad de Alicante con participación del Eurodiputado Menéndez del Valle, así mismo destaca la concesión del Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Murcia al presidente Yaser Arafat, apadrinado por el Profesor Barcia, por su capacidad de diálogo y su talante moderado hasta en las situaciones mas extremas (Doctorado pendiente de investidura) y por último, la creación de un grupo para trabajar en el proyecto de psiquiatría sin fronteras que se va a ocupar especialmente del SEPT de la población palestina e israelí.

Palabras clave: guerra

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-1688

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Algunas consecuencias psicológicas y psiquiátricas de la violencia de la guerra.

Barcia, Demetrio*; Arab, Khaleb**.

[otros artículos] [27/2/2002]


Resumen

Cabe destacar que el interés del Profesor Barcia por los efectos psicosociales del conflicto árabe -israelí cristaliza en año 1986 encargando un trabajo a un discípulo español de origen palestino y dirigiendo este trabajo con la máxima atención. El trabajo es sobre el perfil psicopatológico de los árabes residentes en España, como consecuencia de este trabajo se realizó un programa de atención integral al inmigrante que ha sido entregado a la Consejería de Servicios Sociales. Durante la realización del trabajo sobre la inmigración árabe en España se ha puesto de relieve la problemática de la población palestina que se ha visto como una situación paradigmática de la inmigración forzada y de las consecuencias psicosociales de las guerras con la convicción de la necesidad de aliviar el sufrimiento del ser humano y teniendo claro que el papel del psiquiatra no termina en la consulta clínica.

Comienza un trabajo de investigación muy concreto sobre los efectos psiquiátricos en la población civil palestina e israelí del conflicto y comienza una actividad paralela de realizar mesas redondas y actividades de colaboración entre palestinos-israelíes defensores del principio de reconocimiento mutuo y la convivencia en paz, la primera mesa redonda se realiza en abril (1997) con la participación del Club Información y dos asociaciones, una palestina y otra israelí y con la presencia de dos destacadas intelectuales y políticas del campo de la paz de Palestina e Israel. En esta mesa redonda, como siempre el Profesor hizo de puente y desde entonces se realiza una mesa redonda anual en las que han participado juristas, escritores, parlamentarios y en el 2001 en colaboración con la Universidad de Alicante con participación del Eurodiputado Menéndez del Valle, así mismo destaca la concesión del Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Murcia al presidente Yaser Arafat, apadrinado por el Profesor Barcia, por su capacidad de diálogo y su talante moderado hasta en las situaciones mas extremas (Doctorado pendiente de investidura) y por último, la creación de un grupo para trabajar en el proyecto de psiquiatría sin fronteras que se va a ocupar especialmente del SEPT de la población palestina e israelí.

 

 

 




* Nació en La Coruña. Estudió la Licenciatura de Medicina en Valencia, en donde su padre, el Prof. Barcia Goyanes, era Catedrático de la Universidad de esa Facultad. Obtiene el premio Extraordinario en el Grado de Licenciado.
Se forma en neurología en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, del que fue Becario, en la Sección de Ciencias Neurológicas, bajo la dirección del Prof. Barcia Goyanes. Se forma en psiquiatría en la Facultad de Medicina de Valencia, bajo la dirección del Prof. Román Alberca.

Durante su formación e inmediatamente después de ella, realiza estancias en varios centros europeos y nacionales relacionados con neurología y psiquiatría.

Se doctora en Medicina en Valencia con la tesis Estudio de la Hemodinamia Cerebral en los estados depresivos, con la calificación de Sobresaliente cum laude (1963).

Ocupa por oposición las plazas de Profesor Adjunto de psiquiatría (1965), Catedrático de psiquiatría, primero de Santiago de Compostela (1972-1975), y posteriormente de Murcia (1975- ).

En la actualidad es Jefe del Servicio de psiquiatría del hospital General Universitario de Murcia.

** Khaled Arab Al Khaldi nacido en Galilea, Palestina. Nacionalidad Española. Licenciado en medicina. Especializado en psiquiatría, hospital General de Murcia. Trabajos de investigación en el terreno transcultural, "Perfil psicopatológico de los árabes residentes en España". Tesis Doctoral, "Estudio bibliométrico de los efectos de la guerra en la población civil palestino-israelí".
_____________________

El estudio de los efectos de las conductas agresivas y violentas, en ambito social, o familiar, sobre los sujetos a ellos sometidos, en cualquier fase de su vida, abarca un gran número de patologías, dependiendo del tipo de violencia producida, el grado de continuidad de las agresiones y su duración en el tiempo, la edad y las particulares condiciones de la victima, patologías en la mayoría de los casos ya ampliamente analizadas. Sin embargo la investigación sobre las consecuencias psiquiátricas y psicológicas de la manifestación más común de la agresividad humana, el conflicto bélico, todabia en nuestros dias no ha alcanzado los niveles que cabria desear, especialmente si nos referimos ala población civil, cada vez mas protagonista en el papel de víctima en las guerras actuales. En efecto, inclusive los estudios de psiquiatría y psicología militar, hasta ahora, se has centrado mayormente en el desarrollo de métodos de investigación psicológica trastornos provocados por la guerra y de posible tratamiento (Watson, 1978).

 

La descripción del trastorno del estrés postraumático estudiado a partir de la guerra de Vietnam y del conflicto Israelí-Palestino, en las que se analiza las reacciones tras un estres extraordinario, consistentes en erepuestas de evitación( de estimulos que recuerden el trauma), de reexperimenteción( memorias intrusivas, sueños, . . . ), sobreescitación( sintomas vegetativos y de ansiedad), y enbotamiento de efectos, espectativas. ha significado indudablemente un paso lundamental en el estudio del problema.

Sin embargo esta termmologia no llega a cubrir todos los efectos psiquiátricos ni psicologicos de la guerra, la guerra moderna, con bombardeos, limpiezas étnicas y toda clase de violencias inferidas a colectividades e individuos, puede causar diversas patologías, muchas de las cuales quedan todavia por conocer y profundizar. Los cuadros clínicos mas frecuentes se asocian a reacciones y descompensaciones psicologicas, al estres de combate y al etres postraumatico entre los militares.

Entre la población civil, apesar de la carencia de informaciones, es posible afirmar que, especialmente entre refúgiados se da una alta casuística de ansiedad, estres postraumatico y trastornos disociativos y afectivos.

Por último, las personas que , en el marco de una guerra o de cualquier tipo de persecución política, han sido apresadas y torturadas tienden a desarrollar diversos tipos de trastornos psiquiatricos, en particular depresiones graves y psicosis (Eitinger, 1991, estudio sobre prisioneros de campos de concentración).

Todos los conflictos actuales y recientes han generado y siguen generando víctimas civiles cuyas heridas son mucho mas rotundas de lo que es posible apreciar en partes de guerra u estadísticas, victimas que en muchos casos no han alcanzado ni siquiera la adolescencia y que en un futuro cercano podrán desarrollar grandes patologías. Por todo ello es fundamental desarrollar ampliamente la investigación sobre los efectos psiquiátricos y psicológicos de la guerra, tal y como ésta se presente en el mundo de hoy.

El conocimiento de las consecuencias, tanto fisicas como psicológicas de la guerra y la violencia inciden, ya no solo sobre los militares, sino sobre la población civil.

Sin lugar a duda, fue durante la guerra de 1914 cuando las repercusiones psicopatológicas se hicieron notar, hasta el punto de que la quinta parte de los soldados británicos fileron afectados por trastornos de la guerra.

Sin embargo, no es hasta la 2ª guerra mundial cuando la presencia psiquiátrica se hace sostensíble en el ámbito y la sanidad militar, sobre todo, la marina norteamericana, que pasó a disponer de 980 psiquiatras durante la contienda. El día que terminó la guerra pasaron a ser 2400 psiquiatras, 400 psicólogos clínicos, 700 asistentes psiquiátricos y 800 enfermeros psiquiátricos, trabajaban para el ejército en 931 hospitales, porque además de todos los problemas psicopatológicos derivados de la violencia se unió el exagerado aumento de la toxicología en los combatientes.

Realmente los factores estresantes puestos en juego durante una contienda son múltiples, desde la constante amenaza a la vida, la ruptura existencial de su proyecto de vida, la amenaza contínua, el dolor ante tanta catástrofe, la angustia, la fatiga y los sentimientos de culpa; ingreidentes presentes en todo síndrome psicopatológico de guerra. Igualmente la psiquiatría militar permitió, desde el principio una mayor proflindización en los aspectos psicopatológícos que podrian generarse en determinadas situaciones, así file descrito como consecuencia directa de una amenaza permanente de muerte, la depresión, el insomnio, la angustia y las muy diferentes manifcstacioncs gastro-intestinales y orgánicas en general serian componentes flindamentales

 

 

Con la relación a los diferentes tipos psicopatológicos referidos a estas situaciones bélicas, ya Vallejo-Nágera en 1944 en su tratado de psiquiatría se refería a una serie de tratados clínicos que podrían ser clasificados en dos grupos; Las llamadas psicosis de guerra individuales y las colectivas.

Las primeras a su vez podrían clasificarse en dos tipos diferentes; las psicosis timógenas y las psicosis patomimícas. Las psicosis timógenas agrupan a su vez cuadros clínicos como amnesia emotiva, las incontinencias afectivas y las psicoastenias melancólicas, ansiosas, amneciales y paranoides. Las psicosis patomimicas podrian ser de dos tipos; La psicosis (de trincheras) y la psicosis( de retaguardia), entre las psicosis de retaguardia podría darse reacciones hipocondriacas , convulsivas y paranoides, las expansivas o de entusiasmo.

Lopez Ibor encuadra los trastornos psícopatológicos en cuatro grandes grupos;

-Los cuadros caracterizados por la transformación vivencial-reactiva de la personalidad
-Los síndromes psico-orgánicos, que son consecuencia del hambre
-Los cuadros mixtos neurótico-orgánicos
-Las psicosis endógenas surgidas en estas circunstancias. Clínicamente, todo sucede a veces de un modo abigarrado y cambiante, existiendo diversas formas de presentación, que dominan en uno u otro estadio del síndrome; así puede dominar la expresión ansiosa, la confusa, la delirante, la depresiva, la histerica o la psicosomática, pero en cualquier caso siempre conectada en cuanto a sus contenidos ansioso, confúso -delirantes, alucinatorios, etc. con la situación dramática vivida en la guerra por estas personas.

Las manifestaciones premonitorias del síndrome que deben ser como indicadores de su próxima eclosión son: el insomnio, las pesadillas, y las experiencias hipnagógicas, la fatiga, el agotamiento intenso, el descenso diurno del nivel de conciencia, la pérdida de peso, los trastornos de afectividad y conducta así como los abusos alcoholicos y tóxicos compensadores.

Estas reacciones psicopatológicas muestran asi una estenotipia patoplástica por muy diferente que sean las guerras y los pueblos afectados, los efectos no se diferencian tanto.

Pero sí se diferencia en el campo de la especialización entre los ejercítos del aire, tierra y mar; los ejercitos de Tierra tienen mayor afectación debido a su contacto directo con el hecho doloroso de la guerra. Jacob Avni en 1975 se refería a la respuesta de los difernetes rtipos de traumatismos y heridas sufridos en el campo de batalla, asi por ejemplo los quemados, tan frecuentes en las guerras modernas, presentan múltiples problemas psicológicos, de esta forma se vió en la guerra de Yom Kipur en 1973, durante la cual las batallas protagonizadas por los tanques dieron lugar a numerosas heridas por quemaduras, los problemas psicopatológicos se refieren en principio al estres bélico causante que al cabo de los días, cede su lugar a un cuadro depresivo, que puede alcanzar a una tercera parte de estos pacientes.

No es hasta el año 1980 que ha sido incluido el TEPT, en el (DSM-IV) como entidad independiente con unos criterios diagnósticos específicos. El TEPT es un cuadro cambiante y modulable que puede incluir manifestaciones afectivas congnitivas, y conductuales, y con deterioro flincional y perdida de eficacia psicomotora, conductas de retirada y escape de la realidad, síntomas de hipe ractividad sim ática, tartamudez reacciones paranoides

Hay un amplio material bibliográfico del TEPT y también por lo que se refiere al combate , pero también respecto a las consecuencias sobre la población civil y los prisioneros. La amplia cantidad de material publicada sobre el TEPT, sobre su diagnóstico y procedimiento de tratamiento prácticos, de atencion al paciente tendriamos que atender la individualidad de las manifestaciones y la modulacion cultural y circunstancial de las mismas. Sin embargo aparecen características comunes de este síndrome independientemente de la etnia o la confesión . Estudios hechos entre palestinos e israelíes, confirman la tendencia de la juventud, sobre todo, a la adicción, independiantemente de ser musulmanes, cristianos, drusos o judíos incluso en jóvenes de ambos sexos.

Un estudio realizado sobre 550 ex-prisioneros varones palestinos, no ayudados, los resultados demostraron que cuanto mas habían estado expuestos a la tortura, mas sufrían posteriormente de experiencia intrusiva y retraccion. La duración del encarcelamiento, los problemas de salud durante el mismo, el acoso durante el arresto y posterior liberación, familia, matrimonio y dificultades económicas, predigeron reexperiencias intrusivas de trauma, además, los prisioneros que continuaron siendo acosados por las autoridades militares, y tubieron problemas economicos sufrieron mas retraimiento social y inhibición que otros.

Veintidós varones israelies fueron sometidos a una batería test psicológicos en el momento de los ataques de misisles iraquíes durante la guerra del golfo y de nuevo despues del cese de hostilidades. El test psicologico indicaban que los niveles de ansiedad eran mas bajos al finalizar la guerra que durante la misma y tanto la ansiedad como la ira durante las hostilidades, se elevaron en comparación con los datos de la pre-guerra. Muestras sanguíneas tomadas al mismo tiempo han puesto de manifiesto las alteraciones endocrinas que se describen en el síndrome pos traumatico. Se conoce poco sobre las formas en que las mujeres palestinas que estubíeron sometidas a la violencia hicieron frente al TEPT.

Así tambien investigaciones realizadas en la franja de Gaza, sobre una poblacion de 64 niños palestinos e 11 a 12 años de edad, para examinar el impacto del tratado de paz palestino-israelí y su percepción de su autoestima.

 

 

También se han estudiado la importancia relativa de la exposición prematura a las experiencias traumaticas . Los resultados muestran que el nivel de neurosis fue significativamente mayor tras el tratado de paz que antes del mismo. Los niños prematuramente expuestos a las experiencias traumaticas siguieron siendo relacionados significativamente con un neurotismo mayor, y con menor autoestima tras el tratado de paz. Los niños que sentían mayor autoestima, en su rol en la intifada, por luchar por sus ideales, han sufrido el decrecimíento de su autoestima tras el tratado de paz.


Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar