PUBLICIDAD
Última actualización web: 06/12/2021

psiquiatria.com blog

Seguir psiquiatria.com blog

Los mecanismos de defensa de Anna Freud

Autor/autores: Alejandro Vera Casas
Fecha Publicación: 24/11/2020
Área temática: Psicología general .

Integra Terapia

Mecanismo de defensa es un nombre dado por Freud a las manifestaciones del Ego ante las exigencias de otras instancias psíquicas (Id y Superego), pero el psicoanálisis freudiano no es la única teoría que se utiliza de este concepto, ni se acaba en el significado de los sueños. Otros modelos de la psicología también utilizan esta denominación.


Los mecanismos de defensa están determinados por la forma en que el ego está organizado: cuando está bien organizado, tiende a tener reacciones más conscientes y racionales. Sin embargo, las diversas situaciones vividas pueden desencadenar sentimientos inconscientes, provocando reacciones menos racionales y objetivas y activando luego los diferentes mecanismos de defensa para proteger al Ego de un posible disgusto psíquico, anunciado por estos sentimientos de ansiedad, miedo, culpa, entre otros. En resumen, los mecanismos de defensa son acciones psicológicas que buscan reducir las inminentes manifestaciones peligrosas del Ego.


Todos los mecanismos de defensa requieren una cierta inversión de energía y pueden ser satisfactorios o no en el cese de la ansiedad, lo que permite dividirlos en dos grupos: los mecanismos de defensa exitosos y los ineficaces. Los exitosos son aquellos que logran disminuir la ansiedad ante algo que es peligroso. Los ineficaces son aquellos que no logran disminuir la ansiedad y terminan siendo un ciclo de repeticiones. En este último grupo se encuentran, por ejemplo, las neurosis y otras defensas patógenas.


¿Cuáles son los mecanismos de defensa?


Hay al menos quince tipos de mecanismos de defensa conocidos y explicados por las teorías de la psicología. Entre ellas, podemos mencionar: compensación, expiación, fantasía, formación reactiva, identificación, aislamiento, negación, proyección y regresión.


¿Cómo funciona cada mecanismo de defensa?


Cada mecanismo de defensa tiene una forma específica de funcionamiento, conozcamos brevemente algunos de ellos:


Compensación


Este mecanismo de defensa se caracteriza porque el individuo trata de equilibrar sus cualidades y deficiencias, por ejemplo, una persona que no tiene buenas notas y se consuela por ser bella.


Desplazamiento


El mecanismo de desplazamiento siempre está vinculado a un intercambio, en el sentido de que la representación cambia de lugar, y es representada por otro. Este mecanismo también comprende situaciones en las que el conjunto es tomado por la parte. Por ejemplo: alguien que ha tenido un problema con un abogado y luego comienza a rechazar a todos estos profesionales, o incluso, en un sueño, cuando aparece una persona, pero en realidad está representando a otra persona.


Expiación


Es el mecanismo de recolección psíquica. El sujeto debe pagar por sus errores en el momento en que los comete, esperando en la creencia de que el error será inmediatamente o mágicamente anulado.


Fantasía


En este mecanismo de defensa, el individuo crea una situación en su mente que es capaz de eliminar el disgusto inminente, pero que, en realidad, es imposible de lograr. Es una especie de teatro mental donde el individuo lleva una historia diferente de la que vive en la realidad, donde sus deseos no pueden ser satisfechos. En esta realidad creada, el deseo se satisface y la ansiedad disminuye. Ejemplos de fantasía son: sueños de día, o fantasías conscientes, fantasías inconscientes, que son el resultado de alguna represión y las llamadas fantasías originales.


Formación reactiva


Es un mecanismo caracterizado por la adhesión a un pensamiento contrario al que ha sido reprimido de alguna manera. En la formación reactiva, el pensamiento recalculado permanece como contenido inconsciente. Las formaciones reactivas tienen la peculiaridad de convertirse en una alteración de la estructura de la personalidad, poniendo al individuo en alerta, como si el peligro estuviera siempre presente y a punto de destruirlo. Por ejemplo, una persona con comportamientos homofóbicos, que en realidad se siente atraída por personas del mismo sexo.


Identificación


Es el mecanismo basado en la asimilación de las características de los demás, que se convierten en modelos para el individuo. Este mecanismo es la base de la constitución de la personalidad humana. Como ejemplo podemos citar el momento en que los niños asimilan las características de los padres para luego diferenciarse. Este momento es importante y tiene valor cognitivo ya que permite la construcción de una base donde la diferenciación puede o no ocurrir.


Aislamiento


Es el mecanismo por el cual un pensamiento o comportamiento se aísla de los demás, de modo que se desconecta de otros pensamientos. Es una defensa muy común en casos de neurosis obsesiva. Los ejemplos de este mecanismo son diversos, como los rituales, fórmulas y otras ideas que buscan la ruptura temporal con los otros pensamientos, en un intento de defenderse contra el pulso de relacionarse con otro.


Negación


Es la defensa que se basa en negar el dolor, u otros sentimientos de desagrado. Se considera uno de los mecanismos de defensa menos efectivos. Podemos citar como ejemplo el comportamiento de los niños de "mentir", negando las acciones que han hecho y que generarían un castigo.


Proyección


En resumen, podemos decir que es el desplazamiento de un impulso interno hacia el exterior, o del individuo hacia otro. Los contenidos proyectados son siempre desconocidos para la persona que los proyecta, precisamente porque tuvieron que ser expulsados, para evitar el disgusto de entrar en contacto con estos contenidos. Un ejemplo es el de una mujer que se siente atraída por otra mujer, pero que proyecta este sentimiento en su marido, generando la sospecha de que será traicionada, es decir, que la atracción la siente su marido. Además de esto, otros ejemplos de proyección pueden ser la causa de prejuicios y violencia.


Regresión


Es el proceso de volver a una etapa anterior del desarrollo, en la que la satisfacción era más inmediata, o el disgusto era menor. Un ejemplo es el comportamiento de los niños que, al tener dificultades en sus relaciones con otros niños, regresan, por ejemplo, a la fase oral y reanudan el uso de chupetes, o incluso comen en exceso

Palabras clave: mecanismos de defensa


Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-10585

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Publicidad

Publica con Nosotros

La publicación en nuestra plataforma es gratuita y gracias a nuestro excelente posicionamiento en la web, tus contenidos tendrán mejor visibilidad.

Publica tu Contenido
PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
VÍDEO ¿Por qué me autosaboteo, si lo que más quiero es adelgazar?

¿Por qué me autosaboteo, si lo que más quiero es adelgazar?

Nuestras Revistas


PUBLICIDAD