PUBLICIDAD

Última actualización web: 17/10/2021

psiquiatria.com blog

Seguir psiquiatria.com blog

ETAPAS DEL DUELO. ( Cuando el corazón ¡ Sí ! duele )

Autor/autores: Graciela Cuadra
Fecha Publicación: 14/06/2021
Área temática: Salud mental .

Universidad Nacional Autónoma de México

 ETAPAS DEL DUELO. ( Cuando el corazón ¡ Sí ! duele ) 


Primero no lo quieres creer. Como que tienes  la impresión de que no es cierto, en verdad a veces sientes la necesidad de pensar que es un sueño, y/o una pesadilla. Como que vives medio en bruma y tus pensamientos no son objetivos, Sientes una confusión que no te permite ver las cosas con claridad, por lo tanto piensas que tal vez la persona que está cortando contigo, tomó una mala decisión, pero se va a arrepentir, lo va a valorar y ya con calma regresará a pedirte perdón, todo fue un mal entendido. Y aunque sabes  perfectamente  que la relación ya se termino realmente no lo quieres aceptar, mucho menos  creer o al revés, a ti cual te va?



La negación así se le llama a esta fase, aunque no lo creas, en un mecanismo de defesan que tu organismo “elabora” para de alguna forma amortiguar el primer impacto de esta ruptura.


 


NEGOCIACION.


Aquí  intentaras buscar una solución a tu perdida, a pesar de que saber la imposibilidad de que suceda, es cuando propones que vas a cambiar  que intentaras ser otra persona, y ofreces que todo va a ser maravilloso, que tu estas convencida/o de ello. Incluso mágicamente piensas que así puede ser, y en tu mente crees que puedes y debes cambiar, que con eso será suficiente para poder   estar otra vez tranquilos y  profundamente enamorados.  Tu cabeza se imagina lo maravilloso que será  tan solo si tú hubieras hecho esto o aquello y lo fantaseas de una y mil formas.
  
IRA.


Pasa el tiempo, y como que comienzas a darte cuenta que las cosas no se están arreglando como tu quisieras, tus fantasías empiezan a desaparecer, te das cuenta que la persona no solo no mostró  arrepentimiento, sino que pareciera que su vida marcha a todo dar, y  ¡como que por ahí te empieza a caer el veinte!


¿Y qué crees?  que aquí es cuando viene el coraje, el enojo, la rabia y las ganas de decirle unas cuantas frescas al susodicho/a, es el momento en que maldices a todo y a todos, y cuestiones   cosas como   ¿Por qué yo?     ¿Por qué a mí?,   ¡no es justo! …   y aparece el enojo, con la vida, con Dios y con todo el mundo.


En esta etapa un buen consejo es el poder sacar esa rabia y contarlo, gritarlo o decírselo  a alguien. Esto es lo que se necesita, y en verdad, es expresar  toda la rabia para poder liberarte de ella.


Además déjame decirte una cosa,  el coraje, la rabia, el enojo, para bien o para mal, te levanta.  Es un poco  por decirlo así la etapa de el reacomodo. Porque empiezas a moverte, a accionar, y buscar nuevas cosas, actividades que te permitan sentir mejor, quieres renovarte, tal vez  para darle en la torre a esa persona, y piense que ha dejado a alguien muy  valioso, pero este mismo accionar te sirve profundamente ya que te permite ponerte a la acción.


 


DEPRESIÓN.


Si te das cuenta esta es la etapa que a uno se le queda más gravada en la mente, es la etapa  más penétrate y debilitante, porque nos lleva a pensar que ya nada volverá a ser igual, que no volveremos a ser felices, que nunca saldremos adelante.  A cualquier persona que haya pasado por una separación, siempre esta etapa  le costara un poquitín de mas trabajo a superar, pues es la más significativa e importante en este proceso.  Parece ser como que olvidamos y obviamos las otras, pero está en especial por ser la que más nos duele, es una de las más importantes.  Con esto te quiero decir  que la depresión es la fase de duelo en donde más se atoran  las personas, y hay que estar alertas para poder transitarla saludablemente.


Dolor, cansancio, llanto, pensar mucho, rumiar , tener problemas para dormir o dormir demasiado, comer mucho, o poco, desconectarse de la gente,  experimentar  sentimientos de desesperanza,  todo esto es “completamente “ normal  en esta etapa,   y es un proceso que no debe ser evitado o coartado;  esto es sumamente conveniente para poder tener una buena elaboración y superación del duelo.   Obviamente dentro de cierto tiempo y medidas.  –más adelante comentaré esto –


 


Actualmente con las Neurociencias, se sabe que cuando una persona dice que le duele el corazón –debido a una perdida-  genuinamente tiene razón ya que los receptores del dolor indican los mismos parámetros ante un dolor por ejemplo de una rotura de hueso, o la sensación de un inminente ataque cardiaco y un dolor por perdida,  y esto se debe a que hay partes del cerebro que se activan y transforman la emoción sentida  en dolor físico.


 


ACEPTACIÓN.


A veces se siente como que esta etapa nunca llegara sin embargo como  un remanso de paz, poco a poco llega la aceptación, y por lo regular no aparece de un día para otro, aunque lo quisiéramos fervientemente esta llega    g  r  a  d  u  a  l  m  e  n  t  e.    La mayoría de las veces, intercalada con alguna de las otras etapas,   y así lentamente vas dejando el desconsuelo, la tristeza el enojo,  la apatía, las ganas de no hacer nada, y  ya no te cuestionas los por que a mí.


Importante mencionar que para llegar  aquí, se requiere que la personas haya tenido el acompañamiento y el tiempo necesarios para superar las fases anteriores. Porque la aceptación solo aparece cuando la persona ha podido elaborar su ansiedad y su cólera, ha de haber resuelto asuntos incompletos  y sobre todo ha podido superar su estado de persona auto incapacitada ante la depresión , y como comente anteriormente esta -la depresión-  es la etapa más importante  y la que requiere  por supuesto mayor atención ya que  esta etapa se resuelve más rápidamente cuando la persona encuentra el entorno donde poder expresar lo profundo de su angustia y recibir la contención que necesita frente a sus grandes temores y fantasías.


Las personas que llegan a esta etapa de aceptación  suelen conquistar en su interior, por fin un remanso de paz,  por primera vez respiran, pues han luchado por salir adelante y por fin lo logran, aprenden a valorarse desde una nueva perspectiva, a amarse, ya que gracias a esta experiencia han madurado. Aprecian lo que tienen, se empiezan a cuidar, a querer  a procurar, y se dan cuenta que caerse es parte de la vida, pero el levantarse en todavía mejor.


 


¿Y cuanto dura este Proceso?    No existe una fórmula mágica o un momento exacto,  el tiempo lo cura todo;  y  como todo en la vida, depende de múltiples  factores, por ejemplo, tu actitud ante la vida, tus creencias y valores tus mecanismos de defensa, tu salud mental y espiritual, tu idea del amor, tu concepto de perdida,  el modelo que te hayan inculcado en tu desarrollo  temprano  y tantas otras cosas que sería muy difícil enumerarlas todas, sin embargo, sea como fuere y mas allá de cuanto sería lo correcto, ¡SÍ¡ debe haber ciertos parámetros a efecto de poder saber si es necesaria la ayuda con un especialista –que puede ser un sacerdote, una adulto mayor, un Psicólogo,  o un consejero.


En promedio suele durar entre 2 y 12 semanas, debiendo considerar que si se trata de una relación muuuuuy larga, muy estrecha o muy querido/a , puede alargarse un poco más, hasta los 6 meses. Tiempo suficiente para haber pasado por las mencionadas etapas,  y observando algún tipo de malestar, incomodidad, o tristeza frecuente después de este periodo, será necesaria la ayuda de un psicólogo, ya que la persona puede estar cursando por un episodio de depresión crónico. Sea como fuere y mas allá de cuanto se tarde en llegar a recuperarse completamente, habrá momentos de desasosiego; esto se debe al esfuerzo de haber renunciado a una realidad que ya no es posible, y la adaptación a la nueva vida.


Sin embargo considerando que ahora te sientes feliz, pleno/a, y que el recuerdo ya no molesta  ni duele más, y aquella marca te recuerda no lo que  sufriste, sino lo fuerte que ahora eres.


 


Tendrás la posibilidad de volver a sonreír, de ser feliz, de hacer todo lo que no hiciste en tu relaciona anterior, ¡vamos!  de hacer las paces con la vida  - si no quieres, no hagas las paces con el aludido/a, aunque sí  dentro de tu corazón, y en privado, te sugiero hacer un ritual de despedida, uno simple, sin muchas complicaciones, por ejemplo, puedes escribir en una carta todo lo positivo que te brindo esa relación –¿porque estarás de acuerdo que hubo y mucho?  ahora con mas calma lo  puedes apreciar. -  y ahí mismo también objetivamente recriminarle TODO lo que no hizo, -porque también habrá dejado de hacer muuuuuchas cosas.-  también en el mismo escrito    pedir perdón o si no te sientes  a gusto con esa palabra , discúlpate  por lo que tú también no hiciste –porque también habrá muchas cosas que dejaste de lado…. O no? -  por último, guárdala por un día, al día siguiente vuélvela a leer y agrégale o elimina con lo que no estés de acuerdo, y después, quémala, o rómpela, y empieza tu ¡¡NUEVA VIDA!!


  


Una vida llena de nuevas y maravillosas cosas, una vida que ahora puedes ver con mucha mayor claridad y objetividad, una vida con una perspectiva  distinta y mejorada. 


 


                                       ¿QUE TE PARECE?


 


 


Me gustaría hacerte algunas aclaraciones.-      ¿si me permites  ?- 


* Las etapas  a veces no siguen un riguroso orden  o no se cumplen todas.


Cada cabeza es un mundo, y cada situación igual, así es que tómalo con calma y tranquilidad.


* Según las noticias actuales  en neurociencias.
Hay una parte del cerebro que se llama corteza cingulada esta, está encargada de dar emoción a los dolores, procesa también el dolor físico. Entonces cuando nuestro/a amado/a  se va, y nosotros sentimos un sufrimiento por ese abandono, ¡SI!  nos duele una parte del cuerpo. Y es precisamente en esa etapa en donde se liberan endorfinas con el objetivo de mitigar el dolor que sentimos.


Otra cosa también de las neurociencias, -la cual no me gusta nadita, pero así es y ni modo – Los hombre y las mujeres experimentan tanto el dolor, así como la separación de un modo mucho muy diferente, luego entonces, los sentimientos, emociones, pasiones y dolor son muy diferentes entre los hombre y mujeres,  de tal suerte que el hombre sufre menos y se recupera mucho más rápido que las mujeres.


* Y no, no va por lo de que le hombre es más fuerte –fortaleza-  dada nuestra naturaleza, las mujeres demostramos mucho mayor  apego a las personas – y es fácil de entender, imagínese que pudiéramos dejar a nuestros hijos con la facilidad que algunos hombres lo hacen – y esto como les digo es cuestión de la naturaleza humana, ya que por lo mismo, la mujer libera mucho mayor cantidad de una hormona llamada dopamina y oxitocina. Y por lo anterior se dice que el hombre se recupera más rápido que la mujer


 


* Cuando una persona dice que le duele el corazón –debido a una perdida- genuinamente tiene razón ya que los receptores del dolor indican los mismos parámetros ante un dolor por ejemplo de una rotura de hueso, o la sensación de un inminente ataque cardiaco, y esto se debe a que hay partes del cerebro que se activan y transforman la emoción sentida  en dolor físico.


 


Con esto me despido, deseando que si has pasado por alguna circunstancia parecida, ahora la mires  de forma mucho muy distinta a como la viviste en su momento, y con esa mentalidad consideres que la vida se vive momento a momento, y que hay que disfrutar los buenos momentos de esta, porque no siempre estarán presentes.


Y que si estas pasando por alguna situación parecida, créemelo, yo te lo aseguro, también pasara.  Solo dale tiempo al tiempo.


Te mando un abrazo lleno de aceptación tranquilidad y paz.


Graciela CuaDRA
Santa Fe
México.

Palabras clave: ayuda, duelo, corazón, etapas


Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-11116

Comentarios de los usuarios


Hola, me encantó cómo se abordó el tema y sobre todo lo que expresa al final del mismo, dan una pequeña psicoterapia que en verdad me gustó bastante, estoy muy satisfecha

Yisel Fuentes Rousseaux
Psiquiatría - Cuba
Fecha: 15/07/2021



Total valoraciones realizadas: 1 , Valor medio: 5'00

Publicidad

Publica con Nosotros

La publicación en nuestra plataforma es gratuita y gracias a nuestro excelente posicionamiento en la web, tus contenidos tendrán mejor visibilidad.

Publica tu Contenido
PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
Abordaje práctico de los trastornos del sueño

Nuestras Revistas


PUBLICIDAD