Última actualización web: 22/02/2020

Características clínicas de la Conducta Suicida y parasuicida en el Trastorno Límite de la Personalidad

Seguir

Autor/autores: Lluís Niell Galmes
Fecha Publicación: 02/05/2018
Área temática: Trastornos de la Personalidad .
Tipo de trabajo:  Comunicación

Servicio de Psiquiatría, Hospital Clínica San Carlos, Madrid

RESUMEN

En 1987, la OMS define el suicidio como un acto con resultado letal, deliberadamente iniciado y realizado por el sujeto, sabiendo o esperando su resultado letal y a través del cual pretende obtener los cambios deseados. Esta definición ha sido modificada por distintos autores a lo largo de estos años, no habiendo por el momento consenso. Además, existe la definición de autolesión o daño autoinflingido sin finalidad suicida (NNSI) como el ataque de la integridad corporal de manera deliberada y autoinflingida, según la definición de la Sociedad Internacional para el estudio del daño autoinfligido (ISSI), diferenciándose de la conducta suicida o parasuicida en cuanto a la inexistencia de finalidad suicida. En los últimos años ha habido un aumento espectacular de la prevalencia de daño autoinflingido sin finalidad suicida, principalmente en población adolescente. Los estudios más recientes sitúan dicha prevalencia entre un 16 y un 40% en población adolescente general, llegando a tasas de hasta un 80% en población adolescente clínica, es decir, en adolescentes en contacto con servicios de Salud Mental. Dentro de dicha población, se encuentran pacientes diagnosticados de múltiples patologías, esquizofrenia paranoide, depresión, trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad así como trastornos de la personalidad, dentro de los mismos, principalmente trastorno límite de la personalidad siendo éste el diagnóstico más asociado de manera comórbida al daño autoinflingido sin finalidad suicida. Nos proponemos a recoger las características clínicas y sociodemográficas así como analizar las diferencias que se observen entre población general y población clínica.

Palabras clave: trastorno, límite, conductasuicida, suicidio


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-8813

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS DE LA conducta SUICIDA Y PARASUICIDA EN EL
trastorno LÍMITE DE LA PERSONALIDAD
Lluís Niell Galmes.
lluisniell@gmail. com
En 1987, la OMS define el suicidio como un acto con resultado letal, deliberadamente iniciado y
realizado por el sujeto, sabiendo o esperando su resultado letal y a través del cual pretende
obtener los cambios deseados. Esta definición ha sido modificada por distintos autores a lo
largo de estos años, no habiendo por el momento consenso. Además, existe la definición de
autolesión o daño autoinflingido sin finalidad suicida (NNSI) como el ataque de la integridad
corporal de manera deliberada y autoinflingida, según la definición de la Sociedad

Internacional para el estudio del daño autoinfligido (ISSI), diferenciándose de la conducta
suicida o parasuicida en cuanto a la inexistencia de finalidad suicida.
En los últimos años ha habido un aumento espectacular de la prevalencia de daño
autoinflingido sin finalidad suicida, principalmente en población adolescente. Los estudios más
recientes sitúan dicha prevalencia entre un 16 y un 40% en población adolescente general,
llegando a tasas de hasta un 80% en población adolescente clínica, es decir, en adolescentes
en contacto con servicios de Salud Mental. Dentro de dicha población, se encuentran pacientes
diagnosticados de múltiples patologías, esquizofrenia paranoide, depresión, trastorno por
déficit de atención con o sin hiperactividad así como trastornos de la personalidad, dentro de
los mismos, principalmente trastorno límite de la personalidad siendo éste el diagnóstico más
asociado de manera comórbida al daño autoinflingido sin finalidad suicida.
Nos proponemos a recoger las características clínicas y sociodemográficas así como analizar las
diferencias que se observen entre población general y población clínica.
Se estima un aumento de hasta 10 veces la prevalencia de autolesiones en población
adolescente en los países industrializados, habiendo no grandes variaciones entre distintos
países. El método más habitual reportado en la literatura son los cortes (principalmente en
extremidades) aunque golpes, arañazos, cabezazos. . . también son reportados con frecuencia.
Dentro de la población clínica, es decir, adolescentes en contacto con Salud Mental, la
conducta autolesiva se relaciona con mayor frecuencia con los trastorno del humor (hasta en
un 60% en algunos estudios), teniendo el consumo de tóxicos u otras patologías menor
prevalencia. Se ha observado una mayor prevalencia en mujeres que en hombres, de la razón
de 2-3 a 1 aunque en estudios no se han reportado diferencias por sexo. En cuanto a la edad,
se reportan ya casos de conducta autolesiva en la infancia aunque a medida que aumenta la
edad aumenta la prevalencia siendo los 16 años la edad con mayor prevalencia. Se ha
observado también una relación importante entre la conducta autolesiva y la ideación suicida,
llegando a encontrarse ideación suicida hasta en el 80% de los adolescente con conducta
autolesiva, bajando hasta el 20-30% el pensamiento suicida en algún momento en adolescente
sin conducta autolesiva. Es por ello que la conducta autolesiva debe ser estudiada a fondo
dado que puede ser indicativo de un riesgo suicida por lo que se deben extremar las
precauciones en las evaluaciones de los adolescentes que cuenten con historia de conducta
autolesiva

BIBLIOGRAFÍA
1. World

Health

Organization.

http://www. who. int/mental_health/

Country

reports

prevention/suicide/

and

charts.

En

country_reports/en/index. html.

2006.
2. Madge N, Hewitt A, Hawton K, Jan de Wilde E, Corcovan P, Fekete S, et al. Deliberate self
harm within an international community sample of young people: comparative findings
from the Child and Adolescent Self-Harm in Europe (CASE) Study. J Child Psychol Psyc
2008; 49(6):667-77.
3. Nock MK, Joiner TE, Gordon KH, Lloyd-Richardson E, Prinstein MJ. Nonsuicidal self-injury
4. among adolescents: Diagnostic correlates and relation to suicide attempts. Psychiat Res
2006; 144:65-72.
5. Klonsky ED, Oltmanns TF, Turkheimer E. Deliberate self-harm in a nonclinical population:
6. Prevalence and psychological correlates. Am J Psychiat 2003; 60:1501-8.
7. Reinherz HZ, Tanner JL, Berger SR, Beardslee WR, Fitzmaurice GM. Adolescent Suicidal
Ideation as Predictive of Psychopathology, Suicidal Behavior, and Compromised Functioning
at Age 30. Am J Psychiat 2006; 163:1226-32.

XIX Congreso Virtual Internacional de Psiquiatría
www. interpsiquis. com- abril 2018. Psiquiatria. com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana