Última actualización web: 26/02/2021

Esquizofrenia y Anorexia Nerviosa Purgativa: Comorbilidad en emergencia

Seguir

Autor/autores: MARÍA TERESA TOLOSA PÉREZ , Araceli Martínez Carrascosa, Carmen García Moreno, Alicia Gómez Peinado, Paloma Cano Ruiz, Marta Lucas Pérez-Romero, Beatriz Romero Rodenas
Fecha Publicación: 02/05/2018
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Comunicación

Facultativo Especialista de área Psiquiatría. Complejo Hospitalario Universitario de Albacete. Unidad de Media Estancia. Travesía de la Igualdad s/n. Albacete. 02005.

RESUMEN

La comorbilidad entre los Trastornos de Comportamiento Alimentario (TCA) y los Trastornos Psicóticos ha sido poco estudiada. La mayoría de TCA en pacientes esquizofrénicos se han relacionado con ideación delirante con repercusión en alimentación siendo la potomanía, rumiación y la pica los TCA que más se describen en este tipo de pacientes. En las últimas décadas, se objetiva el incremento de la preocupación en torno a la imagen corporal de pacientes esquizofrénicos, con una prevalencia superior del sexo femenino. El tratamiento farmacológico, la tendencia al sedentarismo así como en numerosas ocasiones la hiperorexia generan una tendencia al sobrepeso/obesidad en pacientes psicóticos. La insatisfacción corporal consecuente se relaciona con el inicio de conductas restrictivas y purgativas en las pacientes con un T. psicótico así como en otras ocasiones, los síntomas prodrómicos de un T. psicótico pueden enmascararse con síntomatología en torno a la conducta alimentaria. Es importante poder identificar esta sintomatología de una forma precoz con el fin de evitar la cronicidad de los síntomas. Presento un caso de paciente mujer de 33 años con diagnóstico de esquizofrenia indiferenciada desde la adolescencia y TCA tipo anorexia Nerviosa tipo Purgativa de 3 años de evolución. La comorbilidad de dos patologías de eje I, el deterioro cognitivo propio de la esquizofrenia y el adquirido por la desnutrición hacen una situación clínica de difícil manejo y peor pronóstico.

Palabras clave: Esquizofrenia, Anorexia Nerviosa, Comorbilidad

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-8743

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

ESQUIZOFRENIA Y anorexia NERVIOSA POSITIVA: comorbilidad EN EMERGENCIA
Mª Teresa Tolosa Pérez, Araceli Martínez Carrascosa, Carmen García Moreno, Alicia Gómez
Peinado, Paloma Cano Ruiz y Marta Lucas Pérez-Romero.
fran. peralta. gallego@gmail. com

ABSTRACT
La comorbilidad entre los Trastornos de Comportamiento Alimentario (TCA) y los Trastornos
Psicóticos ha sido poco estudiada. La mayoría de TCA en pacientes esquizofrénicos se ha
relacionado con ideación delirante con repercusión en alimentación siendo la potomanía,
rumiación y la pica los TCA que más se describen en este tipo de pacientes. En las últimas
décadas, se objetiva el incremento de la preocupación en torno a la imagen corporal de
pacientes esquizofrénicos, con una prevalencia superior del sexo femenino. El tratamiento
farmacológico, la tendencia al sedentarismo así como en numerosas ocasiones la hiperorexia
generan una tendencia al sobrepeso/obesidad en pacientes psicóticos. La insatisfacción
corporal consecuente se relaciona con el inicio de conductas restrictivas y purgativas en las
pacientes con un T. psicótico así como en otras ocasiones, los síntomas prodrómicos de un T.
psicótico pueden enmascararse con síntomatología en torno a la conducta alimentaria. Es
importante poder identificar esta sintomatología de una forma precoz con el fin de evitar la
cronicidad de los síntomas. Presento un caso de paciente mujer de 33 años con diagnóstico de
esquizofrenia indiferenciada desde la adolescencia y TCA tipo anorexia Nerviosa tipo Purgativa
de 3 años de evolución. La comorbilidad de dos patologías de eje I, el deterioro cognitivo
propio de la esquizofrenia y el adquirido por la desnutrición hacen una situación clínica de
difícil manejo y peor pronóstico.

INTRODUCCIÓN
Existen escasos estudios sobre la comorbilidad entre los T. psicóticos y los Trastornos de
conducta Alimentaria, pero la práctica clínica nos indica que la prevalencia de la misma está en
crecimiento.
La indefinición de estos trastornos, la falta de homogeneidad de las poblaciones estudiadas y la
ausencia hasta la fecha de unos instrumentos de evaluación adecuados explican la ausencia de
datos epidemiológicos fiables.
Se mantiene la mayor prevalencia en sexo femenino al igual que en Trastornos del
comportamiento alimentarios sin comorbilidad. Ésta suele ser más frecuente con otro tipo de
patologías como los Trastornos de personalidad o los Trastornos Obsesivos convulsivos

ETIOLOGÍA
Son diversas las causas que pueden generar un TCA en una paciente con esquizofrenia. Entre
las mismas destacan:
Aumento de peso secundario a psicofármacos y al sedentarismo que es frecuente en
pacientes esquizofrénicos.
Aumento de apetito secundario a psicofármacos
El estigma esquizofrenia puede ocasionar ciertas burlas y consecuente aislamiento
por lo que existe un incremento de preocupación por imagen corporal
La vulnerabilidad de los pacientes con esquizofrenia puede potenciar dejarse llevar
por la crítica del entorno.
Dificultades en el control de impulsos
Pródromos de primer episodio psicótico: en ocasiones no aparece el TCA secundario
a la esquizofrenia sino que son los síntomas alimentarios los que inician la alarma
en el paciente.
Ideación delirante en relación con alimentación: potomanía, rumiación y pica.

DIFICULTADES Y RETOS
Ante una comorbilidad tan poco estudiada y con escasa prevalencia hasta ahora, en el ámbito
sanitario no existen dispositivos específicos para este tipo de comorbilidad. Es complicado
encontrar un grupo homogéneo para tratamiento y son escasos los profesionales especializados en ambas patologías. Sería conveniente para la evolución positiva de las patologías, la identificación precoz de las mismas así como un tratamiento integral tanto de las
conductas propias de la esquizofrenia como de las del trastorno alimentario.

TCA tipo anorexia NERVIOSA RESTRICTIVA PURGATIVA
Restricción alimentaria desnutrición
Conductas purgativas no absorción tratamiento farmacológico
DESCOMPENSACIÓN esquizofrenia mayor desconfianza y clínica psicótica empeoramiento
TCA

PRONÓSTICO
En la comorbilidad de TCA y esquizofrenia el pronóstico es peor para ambos trastornos
que cualquiera de ellos por separado.
Las conductas propias del TCA potencian las descompensaciones de la clínica psicótica.
Por otro lado, la sintomatología de la esquizofrenia, así como el deterioro cognitivo de la
misma, hacen más complicado la comprensión y la motivación al tratamiento del TCA
cuyo requisito imprescindible para una evolución favorable sería la motivación y la implicación de la paciente en su propio tratamiento.

En ocasiones, los pródromos de la esquizofrenia no se tienen en cuenta hasta que
aparece la sintomatología TCA.

ABORDAJE TERAPÉUTICO
Es muy importante el abordaje integral de ambas patologías. En la mayoría de los casos, es
necesario un tratamiento en ámbito hospitalario con objetivos como los siguientes:

Renutrición y estabilización clínica.

Estructuración de horarios tanto en las comidas como en la funcionalidad global.

Psicoeducación de ambas patologías con paciente y familia.

Las pautas de comportamiento y las psicoterapéuticas deben de ser sencillas y claras y de
forma progresiva en función del momento de enfermedad y la mejoría, se irán incorporando
los diferentes estímulos (ropa, alimentos complicados. . . )
A nivel farmacológico las patologías se abordan de forma integral, eligiendo tratamiento
farmacológico que a nivel de la imagen corporal tenga los efectos secundarios más leves.
Deben evitarse fármacos antipsicóticos que generen un aumento de peso y apetito ya que con
ellos va a ser más complicado abordar la patología alimentaria comórbida.

CASO CLÍNICO

Mujer de 34 años diagnosticada de esquizofrenia indiferenciada desde la adolescencia.

Evolución desfavorable de su patología e ingreso en Unidad de media Estancia (UME).

P max tras inicio de enfermedad: 65 Kg (IMC: 26, 7 )

En UME adaptación adecuada y buena evolución

Comentarios despectivos en torno a su peso por parte de la familia y otros pacientes.

Alta a vivienda supervisada

En vivienda supervisada:

Desorganización alimentaria

Ejercicio físico excesivo

Conductas purgantivas en forma de vómitos y uso de laxantes que provocaban
incontinencias fecales

Obsesividad con la ropa

Importante pérdida de peso (P mín 42kg. IMC: 17)

reingreso en UME:

Compras compulsivas de ropa de talla inapropiada

Tendencia a la restricción alimentaria siempre que es posible

Uso de laxantes

Abandono de tratamiento psicofarmacológico oral descompensación psicótica

Actualmente estabilidad clínica de esquizofrenia centrando el tratamiento multidisciplinar en el T. Comportamiento alimentario.

CONCLUSIONES
La comorbilidad entre los Trastornos de conducta Alimentaria y los trastornos de la
esfera psicótica está aumentando la prevalencia.
Es importante el abordaje conjunto de ambos trastornos ya que ambos pueden alcanzar
situaciones clínicas muy disfuncionales.
Un tratamiento individualizado y en un dispositivo adecuado sería beneficioso para
obtener una evolución favorable.

BIBLIOGRAFÍA
1. American Psyquiatric Association Work Group on Eating Disorders. Practice guideline for the
treatment of patients with eating disorders (revision). Am J Psychiatry 2000.
2. Asociación Americana de psiquiatría. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos
mentales. DSM-5. 5ª ed. Arlington, VA, Asociación Americana de psiquiatría, 2014.

XIX Congreso Virtual Internacional de Psiquiatría
www. interpsiquis. com- abril 2018. Psiquiatria. com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana