Última actualización web: 21/04/2021

INTENTO SUICIDA DESESPERADO

Seguir

Autor/autores: Covadonga Huergo Lora , SERGIO OCIO LEÓN , MANUEL GÓMEZ SIMÓN, MARIO JAVIER HERNÁNDEZ GONZÁLEZ, MUQUEBIL RODRIGUEZ OMAR, GONZÁLEZ SÚAREZ AIDA
Fecha Publicación: 02/05/2018
Área temática: Patología Dual .
Tipo de trabajo:  Comunicación

UNIDAD DE HOSPITALIZACIÓN. HOSPITAL VITAL ÁLVAREZ-BUYLLA. MIERES. ASTURIAS. ESPAÑA

RESUMEN

El suicidio se define como acción u omisión voluntaria mediante la cual una persona se quita la vida, siendo esa su intención. Las tasas de suicido consumado de incrementan con el edad. Es raro antes de la pubertad, pero su frecuencia aumenta durante la adolescencia y la juventud, encontrándose las cifras más elevadas entre individuos mayores de 65 años. neuroticismo, búsqueda de novedades, desesperanza, introversión, baja autoestima e impulsividad como predictores de conducta suicida. En este trabajo se describe el caso de un hombre de 79 años, casado, 3 hijos. Minero jubilado. Primer contacto con el Servicio de psiquiatría.
Alergia a mercromina. Miocardiopatía dilatada, portador de D. A. I. Consumo diario de alcohol (3 botellas de sidra y 1 litro de vino), no otros hábitos tóxicos. Traído al Servicio de Urgencias tras ser encontrado en domicilio después de 12 horas de evolución de cortes autoinfligidos en antebrazo derecho con afectación al plano muscular. Anteriormente había sufrido traumatismo casual en su casa de campo y debido al dolor y la impotencia funcional, llevó a cabo dicha actuación del que no hace crítica y reitera su intencionalidad. En las pruebas realizadas presenta fractura D12-L1 que precisa inmovilización con corsé tipo Jewett durante 3 meses. Tras la estabilización somática en Servicio de Urgencias, es ingresado en unidad de hospitalización donde se describe la evolución tórpida del caso. Es etiquetado de episodio adaptativo y trastorno por consumo de alcohol a tratamiento con ISRS y dosis bajas de neuroleptico.

Palabras clave: DESESPERACION, ALCOHOL

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-8732

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

INTENTO SUICIDA DESESPERADO
Covadonga Huergo Lora.
dumpy1981@hotmail. com

INTRODUCCIÓN
El suicidio se define como una acción u omisión voluntaria mediante la cual una persona se
quita la vida, siendo esa su intención. Las tasas de suicidio consumado se incrementan con la
edad, tanto en hombres como en mujeres. Así, el suicidio es raro antes de la pubertad, pero su
frecuencia aumenta durante la adolescencia y juventud, encontrándose las cifras más elevadas
entre los individuos mayores de 65 años.
Diversos estudios han demostrado la existencia de una hipofunción serotoninérgica en sujetos
suicidas y en los que intentan suicidarse y se ha propuesto que esta posible disfunción
serotoninérgica podría condicionar un aumento de la vulnerabilidad o propensión al suicidio. .
El suicidio casi nunca se produce en sujetos que no presentan trastornos psiquiátricos. En la
mayoría de estudios que se han realizado, se ha demostrado que el 90% de los suicidas tenía
un trastorno psiquiátrico en el momento del suicidio, aunque este porcentaje podría ser mayor,
ya que el diagnóstico post morten depende en ocasiones de la disponibilidad de información
que provenga de familiares o amigos.
Sin embargo, en sentido amplio, la conducta suicida se refiere no solamente a la acción que
culmina con la muerte, sino que engloba también actos en los que la muerte no llega a
producirse, incluyendo tentativas muy letales, en los que la supervivencia es el resultado de la
impericia o el azar, como los actos de letalidad baja cuya finalidad es reclamar atención y
ayuda. Incluye un amplio abanico de comportamientos que van desde la ideación suicida hasta
el suicidio consumado, pasando por los planes suicidas y la tentativa, e incluye también el
denominado suicidio indirecto, que se refiere a los sujetos con un estilo de vida caracterizado
por la constante exposición a situaciones de riesgo físico. En cada una de estas conductas
pueden distinguirse dos dimensiones, una relacionada con las características de la tentativa
(grado de elaboración, deseos de morir frente al deseo de vivir y posibilidad de ser rescatado)
y otra en relación con el resultado de la misma, esto es, con el grado de lesión producida. Es
frecuente en la práctica clínica valorar intentos suicidas movidos por la desesperación y sin
franca intencionalidad suicida.

BREVE HISTORIA CLÍNICA
Paciente de 79 años, casado, 3 hijos. Minero jubilado. Primer contacto con el Servicio de
psiquiatría.

Motivo de consulta
Cortes autoinflingidos en antebrazo derecho afectando a plano muscular.
Antecedentes personales
Alergia a mercromina. Miocardiopatía dilatada, portador de D. A. I. Consumo diario de alcohol (3
botellas de sidra y 1 litro de vino), no otros hábitos tóxicos.
Antecedentes familiares
Sin incidencias
enfermedad actual
Es encontrado en domicilio después de 12 horas de evolución de cortes autoinfligidos en
antebrazo (notable pérdida de sangre que precisó transfusión de un concentrado de hematíes
en el Servicio de Urgencias). Anteriormente había sufrido traumatismo casual en su casa de
campo y debido al dolor, la impotencia funcional y el temor a la limitación física permanente,
llevó a cabo dicha actuación de la que no hace crítica y reitera su intencionalidad suicida.
Exploración física
Placa Rx fractura D12-L1. Precisa inmovilización con corsé tipo Jewett durante 3 meses.
Exploración funciones psíquicas
Abordable, consciente, orientado en las 3 esferas, colaborador, discurso centrado y coherente,
no alteraciones en el curso ni en el contenido del pensamiento, angustiado, ánimo depresivo
reactivo, sentimientos de minusvalía, hiporexia, insomnio global, no sintomatología psicótica,
intencionalidad suicida.

INFORME DEL LABORATORIO, TEST Y PRUEBAS REALIZADAS
Sin incidencias (analítica sangre, orina y TAC craneal)

DIAGNÓSTICOS DIFERENCIALES
episodio depresivo: la depresión es el principal diagnostico en los sujetos que consuman el
suicidio, y representan aproximadamente el 60% de todos los casos. Se ha demostrado que la
conducta suicida en los pacientes con depresión está relacionada con la impulsividad,
entendida ésta no sólo como estado, sino también como rasgo estable. De igual manera, la
desesperanza es un predictor clínico de suicidio mientras que las razones para vivir protegerían
al paciente, contrarrestando el efecto de la desesperanza. El riesgo suicida es mayor en
pacientes con historia de tentativas previas y en los pacientes hospitalizados, así como en las
primeras fases de la enfermedad, durante los primeros 2 años. El mayor riesgo se da cuando
el paciente empieza a mejorar y tras el alta hospitalaria.
trastorno de personalidad: Constituyen un factor de riesgo predictor de suicidio consumado y
su presencia multiplica por 7 el riesgo de suicidio de la población general. Más de un tercio de
los sujetos que consuman el suicidio- y hasta tres cuartas partes de los que lo intentanpresentan un diagnóstico de trastorno de personalidad.

Dentro de ellos, los del grupo B, y especialmente el trastorno límite, son los que presentan mayor riesgo suicida, probablemente
porque con frecuencia van acompañados de otros trastornos mentales comórbidos, como la
depresión y el alcoholismo y también porque se trata de sujetos impulsivos. A diferencia de lo
que sucede entre la población general, en los pacientes con trastorno límite, el suicidio es más
habitual en mujeres y tiene lugar varias tentativas previas.

Por otra parte, las automutilaciones tendrían un significado distinto, y su objetivo sería el alivio de la disforia.

DIAGNÓSTICO DEFINITIVO
episodio adaptativo
trastorno por consumo de alcohol
tratamiento, TERAPIAS APLICADAS
ISRS (citalopram) y dosis bajas de risperidona.

EVOLUCIÓN
Al inicio del ingreso en la unidad de hospitalización, persisten las ideas de

desesperanza, angustia y rumiaciones sobre lo ocurrido. Paulatinamente, elaboró lo sucedido previamente con
mejora del estado anímico, mejora del patrón del sueño y disminución del pensamiento
cavilador. No presentó sintomatología psicótica ni problemas conductuales. Duración del
ingreso: 22 días.
Tras el alta, no acudió al seguimiento en el CSM en la cita programada y no incluyó el
tratamiento prescrito en la hoja de medicación del médico de atención primaria.

ACTUALIZACIÓN SOBRE EL TEMA:BREVE EXPLICACIÓN DE LA EVIDENCIA CIENTÍFICA ACTUAL SOBRE EL TEMA TRATADO EN EL CASO.
Algunos rasgos de personalidad y estilos cognitivos influyen en las conductas suicidas. El
neuroticismo y la búsqueda de novedades han sido identificados como predictores de conducta
suicida. De igual manera, la desesperanza, la introversión, la baja autoestima, la impulsividad
y el locus de control externo son características frecuentes en los sujetos que intentan
suicidarse. En el caso presentado, lo sucedido se debe al momento de angustia y desesperanza
ante lo recientemente sucedido y las posibles limitaciones permanentes que el paciente
pensaba que padecía tras la fatídica caída en la casa de campo. Paulatinamente, durante su
estancia, desaparecen dichos temores y al alta no presenta ningún tipo de intencionalidad
suicida.

BIBLIOGRAFÍA
1. Bobes García J, Sáiz Martínez PA, García-Portilla González MP, Bascarán Fdez MT, Bousoño
García M. Comportamientos suicidas, prevención y tratamiento. 1ªedición. Barcelona: Ars
Medica; 2004.
2. Ocio León S. Manejo del paciente suicida. En: Ocio León S, Hernández González MJ. Manual
de la urgencia psiquiátrica en atención primaria. Madrid. TCC. p. 109-127

XIX Congreso Virtual Internacional de Psiquiatría
www. interpsiquis. com- abril 2018. Psiquiatria. com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana