PUBLICIDAD
Última actualización web: 02/10/2022

La catástrofe y las repercusiones de salud mental en la población.

Autor/autores: Francisco Mejias Lizancos
Fecha Publicación: 01/03/2005
Área temática: Enfermería .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Para dar cobertura a la demanda de Salud Mental de las personas afectadas por el atentado en Madrid del 11 de Marzo, la coordinación de los servicios de psiquiatría del área 3 en Alcalá de Henares habilitó espacios en el hospital de día de dicha ciudad. Inicialmente los pacientes fueron atendidos en grupos terapéuticos y selectivos y tras, 5 ó 6 sesiones se pasaban a atención individualizada o alta.

La demanda comienza a aumentar a partir del segundo y tercer día del atentado, llegando a su pico mas alto el 4 de abril. Actualmente la demanda está en unas ocho personas al día. Se vino observando que la peor angustia que han sufrido estas personas tubo que ver con no encontrar a sus familiares. Los enfermos que regularmente son atendidos en el centro de salud mental y, particularmente, los esquizofrénicos mostraron gran solidaridad alrededor del problema. A partir de vídeos proyectados en televisión en los últimos días de Octubre ha vuelto a aumentar la demanda. El triste atentado ocurrido el día 11 de Marzo en la Ciudad de Madrid se caracterizó entre otras cosas por afectar a un número importante de personas y, en algún caso, personas de una misma familia del denominado Corredor del Henares desde Coslada a la ciudad de Guadalajara pasando por San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz, Alcalá de Henares y Azuqueca de Henares. El núcleo más importante desde el punto de vista poblacional corresponde al área 3 de la Comunidad de Madrid y mas concretamente a la ciudad de Alcalá de Henares.

Intentamos pues ubicarnos en el centro de Salud Mental Reyes Magos de Alcalá donde, por ser centro de distrito, acudirían el mayor número de personas afectadas por el referido atentado terrorista. En las primeras horas de ocurrir el siniestro y, para poder dar la mejor cobertura a las personas que presumiblemente iban a demandar asistencia psiquíatrica y cuidados especializados, la coordinación de los servicios de psquiatría habilitó espacios en el hospital de Día de Alcalá de Henares. La población en general fue informada de la puesta en marcha de estos espacios y desde en Centro de Salud Mental, se fueron derivando progresivamente los casos. Tras el primer contacto individual con los pacientes demandantes se fueron organizando grupos de intervención: terapéuticos y selectivos que tras 5 ó 6 sesiones, los pacientes empezaban a ser dados de alta o seguían siendo atendidos en consulta individualizada. En la demanda inicial se observaba un alto grado de sensibilización que va decreciendo para, posteriormente, a los 10 ó 12 días del atentado aparecer un nuevo incremento de la demanda. Muchos enfermos residentes en la zona de Alcalá de Henares o Torrejón de Ardoz tenían algún familiar o amigo afectado por el atentado, ellos se sintieron válidos y útiles apoyando. Su intervención fue de gran valor. El circuito de familiares y personas que querían saber de sus queridos fue: primero acudían a la morgue instalada en el pabellón 10 de IFEMA y si su búsqueda no era positiva, recorrían los distintos hospitales con gran angustia y desesperación. Ocurría que en ocasiones, después de este peregrinaje , no encontraban a su familiar, volviendo de nuevo a la morgue con síntomas de la peor angustia que es la de no saber dónde se encuentran estas personas, vivos o muertos, y poder en el segundo caso enterrarlos dignamente. En esto coincidieron los profesionales que allí se congregaron Desde el punto de vista de la organización del servicio en el centro de Salud Mental se debe destacar que los enfermos mentales y en concreto los diagnosticados de esquizofrenia mostraron una gran solidaridad con las personas afectadas. Se tiene la impresión de que inicialmente no influía sobre el ánimo de las personas de manera especial la información que facilitaba los medios de comunicación y, especialmente, la televisión. La población seguía con gran interés todo tipo de información; sin embargo, progresivamente se fueron viviendo muy mal algunos aspectos informativos. Sobre ello se hacen dos consideraciones: - Al inicio de las intervenciones de los sanitarios y del resto de los servicios, la gente sentía la cercanía y la necesidad de ayuda. - Mientras que, posteriormente, esta población más informada se sentía molesta por lo que continuamente veía televisión tanto en cuanto a los heridos y cadáveres así como imágenes de ellos mismos, seres queridos o conocidos. Actualmente y transcurridos varios meses de aquellos hechos tan tristes para esta población y para la historia de nuestro país en general, se observa un aumento de la demanda, en los últimos de Octubre, que viene a coincidir con imágenes difundidas de los videos tomados en aquel momento y que han tenido una importante audiencia. Por otro lado queremos señalar que en este momento está montado un equipo de salud mental en turno de tarde, algo que venía siendo demandado por la población desde hacía varios años.

Palabras clave: catástrofe, población


Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2789

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

La catástrofe y las repercusiones de salud mental en la población.

Teodoro Fernandez Gonzalez; Francisco Mejias Lizancos.

Enfermero. Especialista en psiquiatría.

 

Resumen

Para dar cobertura a la demanda de Salud Mental de las personas afectadas por el atentado en Madrid del 11 de Marzo, la coordinación de los servicios de psiquiatría del área 3 en Alcalá de Henares habilitó espacios en el hospital de día de dicha ciudad. Inicialmente los pacientes fueron atendidos en grupos terapéuticos y selectivos y tras, 5 ó 6 sesiones se pasaban a atención individualizada o alta. La demanda comienza a aumentar a partir del segundo y tercer día del atentado, llegando a su pico mas alto el 4 de abril. Actualmente la demanda está en unas ocho personas al día. Se vino observando que la peor angustia que han sufrido estas personas tubo que ver con no encontrar a sus familiares. Los enfermos que regularmente son atendidos en el centro de salud mental y, particularmente, los esquizofrénicos mostraron gran solidaridad alrededor del problema. A partir de vídeos proyectados en televisión en los últimos días de Octubre ha vuelto a aumentar la demanda.



El triste atentado ocurrido el día 11 de Marzo en la Ciudad de Madrid se caracterizó entre otras cosas por afectar a un número importante de personas y, en algún caso, personas de una misma familia del denominado Corredor del Henares desde Coslada a la ciudad de Guadalajara pasando por San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz, Alcalá de Henares y Azuqueca de Henares.

El núcleo más importante desde el punto de vista poblacional corresponde al área 3 de la Comunidad de Madrid y mas concretamente a la ciudad de Alcalá de Henares.

Intentamos pues ubicarnos en el centro de Salud Mental Reyes Magos de Alcalá donde, por ser centro de distrito, acudirían el mayor número de personas afectadas por el referido atentado terrorista.

En las primeras horas de ocurrir el siniestro y, para poder dar la mejor cobertura a las personas que presumiblemente iban a demandar asistencia psiquíatrica y cuidados especializados, la coordinación de los servicios de psquiatría habilitó espacios en el hospital de Día de Alcalá de Henares.

La población en general fue informada de la puesta en marcha de estos espacios y desde en Centro de Salud Mental, se fueron derivando progresivamente los casos.

Tras el primer contacto individual con los pacientes demandantes se fueron organizando grupos de intervención: terapéuticos y selectivos que tras 5 ó 6 sesiones, los pacientes empezaban a ser dados de alta o seguían siendo atendidos en consulta individualizada.

En la demanda inicial se observaba un alto grado de sensibilización que va decreciendo para, posteriormente, a los 10 ó 12 días del atentado aparecer un nuevo incremento de la demanda.

Muchos enfermos residentes en la zona de Alcalá de Henares o Torrejón de Ardoz tenían algún familiar o amigo afectado por el atentado, ellos se sintieron válidos y útiles apoyando. Su intervención fue de gran valor.

El circuito de familiares y personas que querían saber de sus queridos fue: primero acudían a la morgue instalada en el pabellón 10 de IFEMA y si su búsqueda no era positiva, recorrían los distintos hospitales con gran angustia y desesperación.

Ocurría que en ocasiones, después de este peregrinaje , no encontraban a su familiar, volviendo de nuevo a la morgue con síntomas de la peor angustia que es la de no saber dónde se encuentran estas personas, vivos o muertos, y poder en el segundo caso enterrarlos dignamente. En esto coincidieron los profesionales que allí se congregaron Desde el punto de vista de la organización del servicio en el centro de Salud Mental se debe destacar que los enfermos mentales y en concreto los diagnosticados de esquizofrenia mostraron una gran solidaridad con las personas afectadas.

Se tiene la impresión de que inicialmente no influía sobre el ánimo de las personas de manera especial la información que facilitaba los medios de comunicación y, especialmente, la televisión. La población seguía con gran interés todo tipo de información; sin embargo, progresivamente se fueron viviendo muy mal algunos aspectos informativos. Sobre ello se hacen dos consideraciones:

- Al inicio de las intervenciones de los sanitarios y del resto de los servicios, la gente sentía la cercanía y la necesidad de ayuda. - Mientras que, posteriormente, esta población más informada se sentía molesta por lo que continuamente veía televisión tanto en cuanto a los heridos y cadáveres así como imágenes de ellos mismos, seres queridos o conocidos.

Actualmente y transcurridos varios meses de aquellos hechos tan tristes para esta población y para la historia de nuestro país en general, se observa un aumento de la demanda, en los últimos de Octubre, que viene a coincidir con imágenes difundidas de los videos tomados en aquel momento y que han tenido una importante audiencia.

Por otro lado queremos señalar que en este momento está montado un equipo de salud mental en turno de tarde, algo que venía siendo demandado por la población desde hacía varios años.


Anexo


Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar