PUBLICIDAD
Última actualización web: 18/05/2022

La clasificación de sano-enfermo a partir de las formas de poder institucionalizado en saber y práctica terapéutica.

Autor/autores: Sergio García Jiménez
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Psicología general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Dentro de la psiquiatría existen las clasificaciones; esto se hace con la finalidad de conocer diversas "características" de las enfermedades mentales, pues cada rasgo es propio, más no único ya que aparece acompañado de otros. La clasificación de sano y enfermo en la psicología clínica y psiquiatría tiene que ver con lo que es la locura y la normalidad o conducta normal. La revisión y análisis de algunos textos, en especial del pensador francés Michel Foucault llevaron a plantear de esta manera cómo se clasifica al sano y al enfermo. El análisis de textos llevó a replantear la manera en la que la clasificación de sano y enfermo es la utilizada desde la posición del poder institucionalizado (hospital psiquiátrico) en cuanto a conocimientos relacionados (psiquiatra, psicólogo o médico) con la práctica terapéutica (tratamiento) en las ciencias médicas y en particular para este trabajo con la psicología.

Palabras clave: terapia

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-706

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

LA CLASIFICACION DE SANO-ENFERMO A PARTIR DE LAS FORMAS DE PODER
INSTITUCIONALIZADO EN SABER Y PRÁCTICA TERAPEUTICA

Sergio García Jiménez
sergiogj@terra. com. mx

RESUMEN:
Dentro de la psiquiatría existen las clasificaciones; esto se hace con la finalidad de conocer diversas
"características" de las enfermedades mentales, pues cada rasgo es propio, más no único ya que
aparece acompañado de otros. La clasificación de sano y enfermo en la psicología clínica y
psiquiatría tiene que ver con lo que es la locura y la normalidad o conducta normal. La revisión y
análisis de algunos textos, en especial del pensador francés Michel Foucault llevaron a plantear de
esta manera cómo se clasifica al sano y al enfermo. El análisis de textos llevó a replantear la
manera en la que la clasificación de sano y enfermo es la utilizada desde la posición del poder
institucionalizado (hospital psiquiátrico) en cuanto a conocimientos relacionados (psiquiatra,
psicólogo o médico) con la práctica terapéutica (tratamiento) en las ciencias médicas y en particular
para este trabajo con la psicología.

Los locos son las víctimas individuales por excelencia de
la dictadura social.
Antonin Artaud (1938).

Dentro de la psiquiatría existen las clasificaciones; esto se hace con la finalidad de conocer
diversas "características" de las enfermedades mentales, pues cada rasgo es propio, más no único
ya que aparece acompañado de otros.

La clasificación de sano y enfermo en la psicología clínica y psiquiatría tiene que ver con lo
que es la locura y la normalidad o conducta normal. ; sin embargo es importante retomar algunos
conceptos relacionados con esto.

La locura como tal, es entendida como un estado de carencia de razón, en donde hay una
ruptura con la realidad, el loco es un ser "alienado", un ser que no actúa como los demás, que no es
"normal".

Además locura y normalidad son opuestos para la psiquiatría positivista; y a la vez son
complementos, del mismo modo como lo son sano y enfermo, de ahí puede decirse que el loco es
enfermo y el sano normal. No sólo en la psiquiatría se manejan estos postulados; la psicología
clínica en algunas de sus corrientes (p. ej. la conductista) lo hace también, pues toda su terapéutica
tiene influencia psiquiatrica y positivista, debido en parte a que la psicología es una ciencia reciente,
comparada con la medicina y la psiquiatría que tienen ya bastante tiempo institucionalizadas.

Con todas estas influencias "nace la psicología científica, y muy pronto se utiliza en las
prisiones. «Pero los controles de normalidad se hallan fuertemente enmarcados por una medicina o
una psiquiatría que les garantizaban una forma de 'cientificidad'; estaban apoyados en un aparato
judicial que, de manera directa o indirecta, les aportaba su garantía legal». Es entre estos dos
-211º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

LA CLASIFICACION DE SANO-ENFERMO A PARTIR DE
INSTITUCIONALIZADO EN SABER Y PRÁCTICA TERAPEUTICA

LAS

FORMAS

DE

PODER

guardianes impecables que avanzó la «normalización del poder de la normalización»¡Error! No se
encuentra el origen de la referencia. ". 1; con lo cual la psicología utiliza argumentos que van más
allá de lo que es la locura para clasificar a los enfermos mentales.

Uno de estos argumentos es quizá el utilizado desde la posición del poder institucionalizado
como verdad a partir de los discursos tanto jurídicos como morales; es decir los que se manejan por
parte de quienes tienen el saber en cuanto a conocimientos relacionados con la práctica terapéutica
en las ciencias médicas y en particular con la psicología.

Para entender esto "hay que admitir [. . . ] que poder y saber se implican directamente el uno
al otro; que no existe relación de poder sin constitución correlativa de un campo de saber que no
suponga y no constituya al mismo tiempo unas relaciones de poder. Estas relaciones de «podersaber» no se pueden analizar a partir de un sujeto de conocimiento que sería libre o no en relación
con el sistema de poder; [por lo contrario] hay que considerar,

que el sujeto que conoce, los

objetos que conoce y las modalidades de conocimiento son otros tantos efectos de esas
implicaciones fundamentales del poder-saber y de sus transformaciones históricas. En suma, no es
la actividad del sujeto de conocimiento lo que producirá un saber, útil o reacio al poder, sino que el
poder-saber, los procesos y las luchas que lo atraviesan y lo constituyen, son los que determinan las
formas, así como también los dominios posibles del conocimiento"2, lo cual dentro de este análisis es
fundamental, ya que es una posible explicación a lo que es la clasificación de sano y enfermo a
partir del saber médico que maneja la psiquiatría y que influye en la psicología.

Sin duda el poder-saber determina las clasificaciones de sano y enfermo dentro de la
psiquiatría positivista y la psicología clínica, por lo cual el análisis y la postura a seguir para explicar
esta clasificación parte fundamentalmente del enfoque de Michel Foucault; quien al respecto del
problema del poder nos señala:

1
2

Dreyfus, L. H. ; Rabinow, P. Michel Foucault: más allá del estructuralismo y la hermeneútica p 212
-3Foucault, M. Vigilar y castigar pp 34-35 el subrayado es mío

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

LA CLASIFICACION DE SANO-ENFERMO A PARTIR DE
INSTITUCIONALIZADO EN SABER Y PRÁCTICA TERAPEUTICA

LAS

FORMAS

DE

PODER

"Por poder no quiero decir «el Poder»¡Error! No se encuentra el origen de la referencia.
como conjunto de instituciones y apartados que garantizan la sujeción que,

por oposición a la

violencia, tendría la forma de la regla. [Del mismo modo] no entiendo por poder un sistema general
de dominación ejercida por un elemento o grupo sobre otro, y cuyos efectos, merced a sucesivas
derivaciones, atravesarían el cuerpo social entero. El análisis en términos de poder no debe postular
como datos iniciales, la soberanía del Estado, la forma de la ley o la unidad global de una
dominación; estas son más bien formas terminales. Me parece que por poder hay que comprender,
primero, la multiplicidad de las relaciones de fuerza inminentes y propias del dominio en que se
ejercen, y que son constitutivas
enfrentamientos incesantes

las

de

su

organización; el juego que por medio de luchas y

transforma, las refuerza, las invierte; los apoyos que dichas

relaciones de fuerza encuentran las unas en las otras, de modo que formen cadena o sistema, o, al
contrario, las contradicciones que aíslan unas de otras; las estrategias, por último, que las tornan
efectivas, y cuyo dibujo general o cristalización institucional toma forma en los aparatos estatales,
en la formulación de la ley, en las hegemonías sociales"3.

En esta noción de poder, Foucault va más allá del poder ejercido por el Estado; sin embargo,
"en La verdad y las formas jurídicas, Foucault es más claro que en otros textos con respecto a su
definición del poder; [pues] habla del subpoder, «de una trama de poder microscópico,
capilar»¡Error! No se encuentra el origen de la referencia. , que no es el poder político ni los
aparatos de Estado ni el de una clase privilegiada, sino el conjunto de pequeños poderes e
instituciones situadas en un nivel más bajo. No existe un poder; en la sociedad, se dan múltiples
relaciones de autoridad situadas en distintos niveles, apoyándose mutuamente y manifestándose de
manera sutil. Uno de los grandes problemas que se deben afrontar cuando se produzca una
revolución es que no persistan las actuales relaciones de poder. El llamado de atención de Foucault
va en sentido de analizarlas a niveles microscópicos"4, por lo cual

hacer el análisis sobre la

clasificación de normal-anormal (sano-enfermo) dentro de la psiquiatría positivista y la psicología
clínica, debe de partir de la relación que se da entre el médico (psiquiatra o psicoterapeuta) y el

3
4

Foucault, M. Historia de la sexualidad I pp 112-113
Chíhu Amparon, Aquiles. El concepto de poder en Foucault. Topodrilo No 23 1992.

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

-4-

LA CLASIFICACION DE SANO-ENFERMO A PARTIR DE
INSTITUCIONALIZADO EN SABER Y PRÁCTICA TERAPEUTICA

LAS

FORMAS

DE

PODER

paciente (loco), puesto que analizar al paciente en relación con la institución sería caer en un error,
ya que no es un sólo poder el que está implícito en esta relación, sino micropoderes que se van
articulando como en una red, en donde cada parte es importante para la conformación de una díada
de poder institucionalizado en saber terapéutico en la psiquiatría positivista.

Es importante enfatizar que "para la sociedad moderna el hombre sano es aquel que
responde a las exigencias que le impone el medio, como expresión de un alto grado de civilización.
En este sentido, la salud crea a la enfermedad puesto que no se puede sostener una carátula social
durante toda nuestra existencia, y en la medida en que nos resistamos a entrar en los parámetros
de la razón, iremos pasando poco a poco al espacio de la locura, al terreno de la enfermedad.
[Mientras que] el demente atenta a la moral porque pone en cuestión las nociones establecidas de lo
bueno y lo malo, donde esto último se define fácilmente como el no cumplimiento de la norma. Por
eso se le considera malo, en la medida que invierte los valores de las costumbres existentes"5,
debido a esto al "anormal" o "enfermo mental" se le excluye y se le encierra en hospitales en donde,
lejos de alcanzar una "curación" lo único que se consigue en la mayoría de los casos es "enfermarse"
más, pues no siempre el tratamiento es el adecuado.

En este caso, debe tomarse en cuenta que "en lugar de ser determinado por un proceso
patológico desconocido que se desarrolla dentro de la persona, el conjunto de síntomas con que el
paciente designado señala su padecimiento podría determinarse por un conjunto articulado de
procesos que se verifican entre las personas. La doble influencia ejercida tanto por el conjunto de los
grupos de que forma parte el individuo en determinado momento de su vida (la familia constituye el
principal pero no el único de estos grupos) como por las relaciones del medio social, en el
comportamiento «anormal»¡Error! No se encuentra el origen de la referencia. de un individuo
puede ser considerada suficiente, al menos en teoría, para explicar todo el conjunto de lo que se
quería considerar una «enfermedad»¡Error! No se encuentra el origen de la referencia. "6, sin

5
6

Corres, P. La locura como crítica de la razón en F. Nietzsche.
Cancrini, L. ; Malagoli, M. psiquiatría y relaciones sociales p 54.

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

-5-

LA CLASIFICACION DE SANO-ENFERMO A PARTIR DE
INSTITUCIONALIZADO EN SABER Y PRÁCTICA TERAPEUTICA

LAS

FORMAS

DE

PODER

embargo para la psiquiatría positivista no hay explicación científica para tomar en cuenta este
cuestionamiento, pues su base teórica es fundamentalmente fisiológica.

En este campo la psicología puede ser de gran utilidad al explicar tal tipo de trastornos de
una manera un tanto más amplia, ya que se analizarían diversos factores que posiblemente originan
los padecimientos mentales. Aunque realmente ello no es así, puesto que la psiquiatría tiene más
tiempo como ciencia instituida en comparación con la psicología; además, la psicología ha aceptado
permanecer en ciertos aspectos subordinada a una rama de la medicina, como lo es la psiquiatría.

Como se ha expuesto anteriormente, el poder que tiene el terapeuta, ya sea psiquiatra o
psicólogo, de algún modo se relaciona con el saber, que es el utilizado en el tratamiento terapéutico.
Partiendo de esta lógica, si se utiliza un conocimiento dado (saber) para el tratamiento y "manejo"
de ciertos padecimientos mentales, y si este saber esta relacionado con el poder, entonces en la
práctica terapéutica se utiliza cierta forma de poder para el tratamiento de dichos padecimientos.

No obstante, se debe tener cuidado en este aspecto, pues el conocimiento no es sinónimo de
ciencia ; por lo tanto pensar que el saber-poder es ciencia-poder sería cometer un error, pues "el
saber no es la ciencia, y es inseparable [del umbral] en el que está [comprendido]; incluso la
experiencia perceptiva, incluso los valores de lo imaginario, incluso las ideas de la época o los
elementos de la opinión común"7. En este sentido, es conveniente poner en claro que el saber para
Foucault está ligado de alguna manera al poder.
En este sentido, se debe tener en cuenta primeramente que la psiquiatría no acepta del todo
el intercambio de ideas entre disciplinas lejanas a ella, puesto que el discurso que se maneja dentro
de esta rama de la medicina es positivista.

Volviendo a la cuestión del saber, Foucault la desarrolla de una manera un tanto excepcional
en La arqueología del saber, que se define como "un método de análisis del discurso que

7

Deleuze, G. Foucault . p 79

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

-6-

LA CLASIFICACION DE SANO-ENFERMO A PARTIR DE
INSTITUCIONALIZADO EN SABER Y PRÁCTICA TERAPEUTICA

LAS

FORMAS

DE

PODER

investiga el conjunto de reglas generales, las cuales determinan las relaciones múltiples entre los
enunciados que constituyen el saber de una época. [Además] frente al saber científico que
jerarquiza, formaliza y cualifica, Foucault prefiere el saber arqueológico, siempre circulante,
específico, autónomo y sin pretensiones de verdad absoluta y deseos de hegemonía sobre los otros
saberes existentes. En vez de construir una ciencia unitaria y totalizadora que descalifique y excluya
al saber no erudito, Foucault propone la recuperación del saber de la gente en sus manifestaciones
microfísicas: ahí donde se presenta bajo la forma de relaciones de fuerza, como conjunto de
prácticas de poder a partir de específicas prácticas y estrategias de lucha y guerra"8.

Este tipo de saber propuesto por Foucault es una alternativa que debe de retomarse como
propuesta dentro de la psicología clínica, pues beneficiaría ampliamente al desarrollo de una nueva
conceptualización de las llamadas "enfermedades mentales".

Sin embargo, esto aún no se logra del todo, ya que el saber dentro de una disciplina
científica como lo es la psicología se ha vinculado de algún modo a quienes tienen cierto poder sobre
lo que se dice y lo que se calla en cuestión de salud mental.

Según el análisis propuesto por Foucault, se ha desarrollado la clasificación de sano y
enfermo dentro de la psiquiatría a partir de las formas de poder institucionalizado en saber y
práctica terapéuticas. Si bien la propuesta de Foucault puede considerarse como una valiosa
aproximación al problema de la locura; más no es considerada como única.

Así, la articulación saber-poder dentro de la psiquiatría positivista ha estado presente desde
hace mucho tiempo, pues a partir de "la época clásica, el manicomio surge como una nueva manera
de ver a los locos, muy diferente de la que existía en la Edad media y el Renacimiento. La medicina,
pero también el derecho, la reglamentación, la literatura, etc. , inventan un régimen de enunciados
que conciernen al desvarío como nuevo concepto"9.

8
9

Ceballos, H. Michel Foucault: entre la arqueología y la genealogía. En Nematihuani. No. 6
Deleuze, G. Op. cit. pp 75-75

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

-7-

LA CLASIFICACION DE SANO-ENFERMO A PARTIR DE
INSTITUCIONALIZADO EN SABER Y PRÁCTICA TERAPEUTICA

LAS

FORMAS

DE

PODER

Es a partir de la época clásica cuando la locura comienza a verse como una enfermedad más
que otra cosa. Aquí surge también la doble función del manicomio; por un lado la de re-unir a todos
los enfermos para que de alguna manera alcancen su curación, y por otro mantenerlos alejados del
resto de la sociedad, ya que al encerrarlos se les excluye como sujetos, puesto que su locura es
considerada peligrosa, del mismo modo en que lo es la vagancia, la ociosidad y la pobreza10.

Así se manifiesta la función del manicomio o clínica psiquiátrica, pues en este lugar se busca
rehabilitar al individuo considerado como "enfermo mental" o "loco" dentro de la sociedad.

Las esferas del poder son de alguna manera mucho más marcadas en las instituciones (como
por ejemplo la familia y la escuela), lo cual es sin duda un "indicador" de lo que ocurre a nivel
microsocial. Además, para quienes detentan el poder, todo tipo de organización que de algún modo
pueda provocar un cambio comete un "delito", pues la minoría no puede ni debe cuestionar las
reglas que le han sido impuestas, ya que "carece del saber", que es en este caso una parte
fundamental para que el grupo en el poder se mantenga. En este caso, la "burocracia psiquiátrica
debe seguir defendiendo sus propias instituciones conservadoras, estrechamente ligadas al nivel de
realidad en que vivimos y [. . . ] al mismo tiempo, no puede dejar de tener en cuenta el significado de
ciertas experiencias prácticas actuales. Sería más fácil adecuarse a un nuevo lenguaje que
proviniese de una anticipación teórica abstracta, que disponerse a aceptar el lenguaje, bien
contradictorio, nacido como respuesta de una realidad práctica. Si la función técnica y la estructura
social deben coincidir para que la intervención técnica sea eficaz, resulta implícito que los psiquiatras
en el desempeño de su función, están explícitamente delegados para guardar el orden y defender la
norma"11, pues debido al conocimiento que tienen y que de algún modo recae en el cuerpo del
sujeto, se logra controlar al loco, tratando de hacerlo volver a la "normalidad".

10
11

Basaglia, F. ; Basaglia, F. La mayoría marginada.
Basaglia, F. ; Basaglia, F. Op. cit. pp 26-27

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

-8-

LA CLASIFICACION DE SANO-ENFERMO A PARTIR DE
INSTITUCIONALIZADO EN SABER Y PRÁCTICA TERAPEUTICA

LAS

FORMAS

DE

PODER

Sin embargo, esta supuesta "normalidad" no es sino el control que se llega a tener sobre un
sujeto que actúa fuera de la norma, por lo que siempre se busca controlar de esa manera a todo
aquél que la transgrede. En este sentido, se controla a sujetos que son considerados peligrosos sin
que necesariamente lo sean; éste es quizá el error más grande de la psiquiatría positivista: tratar a
todos los enfermos mentales de la misma manera, pues según el método de clasificación utilizado
(en este caso el estadístico), considera a quienes se salen de la norma como "enfermos mentales",
"esquizofrénicos", "psicóticos", etc. , ya que, para la psiquiatría, la enfermedad mental, llámese como
se llame es la misma en todos los sujetos que la padecen, por lo tanto, y siguiendo esta lógica,
todos los locos deben ser tratados por igual, sin importar las diferencias individuales que existen
entre ellos.

Para concluir con esta explicación del poder relacionado con el saber dentro del tratamiento
de las enfermedades mentales es importante tener en cuenta que "la locura no es sólo objeto, sino
también medio de conocimiento. Y el Occidente no ha podido darle un lugar de privilegio al saber
racional sin antes haber experimentado la sinrazón. De donde ese deseo de «narrar la historia, no
de la psiquiatría, sino de la locura misma, en su plenitud, antes de toda captación por el
saber»¡Error! No se encuentra el origen de la referencia. . [. . . ] Al querer, pues, comprender y
significar la naturaleza de la división entre los espacios de la locura y la no locura, Foucault opta por
cederle la palabra a quien no ha sido posible escuchar durante siglos, y deja hablar a la
irracionalidad misma, a la manera en que Freud procedía respecto al sueño. Más para recopilar los
elementos dispares y fragmentarios de un discurso que nuestra sociedad ha querido acallar, hace
falta un método. [. . . ] «Escribir la historia de la locura implica trazar una historia estructural del
conjunto histórico -nociones, instituciones, disposiciones legales y policiales, conceptos científicosmás que mantener cautiva a una locura cuyo estado salvaje no podrá ser jamás restituido en sí
mismo». Entonces se clarifican con una significación muy distinta de la mera erudicción (aquella de
que se debe dar prueba en una tesis) la masa de hechos explorados (tres siglos de experiencias
desde fines de la Edad media hasta el siglo XVIII en escala europea) y la pluralidad de análisis
concretos. Sin duda, el momento en que comienza la separación de la locura y la razón se halla
-911º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

LA CLASIFICACION DE SANO-ENFERMO A PARTIR DE
INSTITUCIONALIZADO EN SABER Y PRÁCTICA TERAPEUTICA

LAS

FORMAS

DE

PODER

comprendido entre dos sucesos distanciados por apenas algo más de un siglo: la creación del
hospital General en 1657 y la liberación de los encadenados en Bicête en 1794, después de lo cual
puede por fin constituirse la ciencia psiquiátrica. Pero este siglo, incluso, sólo tiene importancia por
la ruptura que introduce con el tradicional «y dramático debate del hombre y la demencia»¡Error!
No se encuentra el origen de la referencia. . Antes de él, la locura se halla inscrita en la
conciencia del mundo, como signo y la advertencia del más allá, cuando éste pierda vigencia, se la
expulsa del mundo de la razón. Al precio de esa expulsión, encuentra cabida dentro del ámbito
científico: designada en adelante como «enfermedad»¡Error! No se encuentra el origen de la
referencia. , queda a la vez, encadenada para siempre en un lugar adecuado, «espacio de cura,
tierra de verdad»¡Error! No se encuentra el origen de la referencia. "12, todo esto debido en
parte a la clasificación y manejo que hay entre sano y enfermo a partir de las formas de poder que
se ha institucionalizado en saber y práctica terapéutica por parte de los "encargados de la medicina
mental", por lo cual es importante profundizar más sobre esta problemática.

Bibliografía

Basaglia, F; Basaglia, F. (1971) La mayoría marginada. México. Ed. Fontamara. 1984

Cancrini, L. ; Togliatti, M. psiquiatría y relaciones Sociales. México. Ed. Nueva Imagen; 1988.

Ceballos, H.

"Michel Foucault: entre la arqueología y la genealogía". En Nemetihuani. Revista de

psicología y Ciencias Sociales. No. 6 Enero de 1990. pp 9-16. México, E. N. E. P. Zaragoza. 1990

Chíhu Amparon, A. El concepto de poder en Foucault". En Topodrilo. No. 23, Mayo-Junio de 1992.
pp 14-20 México. Universidad Autónoma Metropolitana

Corres, P. La locura como crítica de la razón en F. Nietzche. Documento inédito. México. 1990

Deleuze, G. Foucault. Buenos Aires. Paídos. 1986

Dreyfus, L. H; Rabinow, P. Michel Foucault: más allá del estructuralismo y la hermenéutica. México.
Universidad Nacional Autónoma de México; 1988.
12

Guédez, A. Lo racional y lo irracional. pp 22-24

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

-10-

LA CLASIFICACION DE SANO-ENFERMO A PARTIR DE
INSTITUCIONALIZADO EN SABER Y PRÁCTICA TERAPEUTICA

LAS

FORMAS

DE

PODER

Foucault, M. istoria de la sexualidad. La voluntad de saber. México. Siglo XXI Editores 1977

Foucault, M. (1976). Vigilar y castigar. México Siglo XXI Editores 1982

Guédez, A. Lo racional y lo irracional. Introducción al pensamiento de Michel Foucault. Buenos Aires
Ed. Paídos; 1982

-1111º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar