PUBLICIDAD
Última actualización web: 12/08/2022

Relación entre el nivel asistencial y la incidencia de episodios violentos en los servicios de urgencia sanitaria

Autor/autores: María J. Sánchez-Carrasco
Fecha Publicación: 22/12/2015
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Objetivos: determinar el riesgo de episodios violentos en el dispositivo sanitario de urgencias de un Servicio Regional de Salud e identificar la posible relación entre el nivel asistencial (hospitalario o extrahospitalario) y un mayor riego de violencia percibida.

Métodos: el ámbito e estudio ha sido el sistema de urgencias del Servicio Murciano de Salud (Sudeste de España) en el que se han incluido los servicios de urgencia de 8 hospitales comarcales y 11 unidades de emergencias móviles y extrahospitalarias. Se ha traducido y adaptado el cuestionario POPAS (Oud, 2001) al español y al ámbito de los servicios de urgencias para medir la percepción de 12 tipos de violencia.

Resultados: Contestaron al cuestionario 516 trabajadores sanitarios. De entre estos 390 cumplían los criterios de inclusión en el estudio. El promedio de episodios de violencia anual percibidos por los sanitarios de los servicios de urgencias oscila entre un máximo de 6, 8 (agresión verbal no amenazante) y un mínimo de 0, 01 (agresión física severa). El causante principal en todos los tipos de agresión es el paciente o familiares (82, 5% de los episodios de violencia). En los servicios de urgencia hospitalaria son significativamente más frecuentes los episodios de trato vejatorio (p<0, 01) y de promoción de la discordia (p<0, 05), mientras que el personal de los dispositivos de emergencias extrahospitalarias son más proclives a padecer situaciones de violencia física ?amenazas (<0, 01), agresiones leves (p<0, 01) y agresiones graves (p<0, 05)- y de percibir destrucción de bienes materiales (p<0, 01) y conductas autolesivas (p<0, 01).

Palabras clave: violencia, urgencias

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-5088

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

RELACIÓN ENTRE EL NIVEL ASISTENCIAL Y LA incidencia DE EPISODIOS
VIOLENTOS EN LOS SERVICIOS DE URGENCIA SANITARIA
Mª Dolores Piqueras-Acevedo, Juan J Gascón Cánovas, José Mª Salcedo-lópez, Carles IniestaNavalón, Gustavo Granados-Paucar, Pascual Piñera-Salmerón, Nico Oud, Antonia Gallardo-Robles,
María J. Sánchez-Carrasco.
Universidad de Murcia.
marietapiqueras@hotmail. com

RESUMEN:
Objetivos: determinar el riesgo de episodios violentos en el dispositivo sanitario de urgencias de
un Servicio Regional de Salud e identificar la posible relación entre el nivel asistencial (hospitalario o
extrahospitalario) y un mayor riego de violencia percibida.
Métodos: el ámbito e estudio ha sido el sistema de urgencias del Servicio Murciano de Salud
(Sudeste de España) en el que se han incluido los servicios de urgencia de 8 hospitales comarcales y
11 unidades de emergencias móviles y extrahospitalarias. Se ha traducido y adaptado el
cuestionario POPAS (Oud, 2001) al español y al ámbito de los servicios de urgencias para medir la
percepción de 12 tipos de violencia.
Resultados: Contestaron al cuestionario 516 trabajadores sanitarios. De entre estos 390
cumplían los criterios de inclusión en el estudio. El promedio de episodios de violencia anual
percibidos por los sanitarios de los servicios de urgencias oscila entre un máximo de 6, 8 (agresión
verbal no amenazante) y un mínimo de 0, 01 (agresión física severa). El causante principal en todos
los tipos de agresión es el paciente o familiares (82, 5% de los episodios de violencia). En los
servicios de urgencia hospitalaria son significativamente más frecuentes los episodios de trato
vejatorio (p<0, 01) y de promoción de la discordia (p<0, 05), mientras que el personal de los
dispositivos de emergencias extrahospitalarias son más proclives a padecer situaciones de violencia
física ­amenazas (<0, 01), agresiones leves (p<0, 01) y agresiones graves (p<0, 05)- y de percibir
destrucción de bienes materiales (p<0, 01) y conductas autolesivas (p<0, 01).

ANTECEDENTES
Diversos estudios han señalado que los profesionales de los servicios de urgencia sanitaria
son, junto con los de psiquiatría, los más vulnerables a padecer episodios de violencia, pero no está
suficientemente claro si el nivel asistencial (hospitalario o extrahospitalario) está relacionado con la
incidencia de este fenómeno.

OBJECTIVOS
Determinar el riesgo de episodios violentos en el dispositivo sanitario de urgencias de un
Servicio Regional de Salud e identificar la posible relación entre el nivel asistencial (hospitalario o
extrahospitalario) y un mayor riego de violencia percibida.

METODOS
El ámbito de estudio ha sido el sistema de urgencias del Servicio Murciano de Salud (Sudeste
de España) en el que se han incluido los servicios de urgencia de 8 hospitales comarcales y 11
unidades de emergencias móviles y extrahospitalarias. Se ha traducido y adaptado el cuestionario
POPAS (Oud, 2001) al español y al ámbito de los servicios de urgencias para medir la percepción de
12 tipos de violencia. La escala de respuesta ha sido el número de episodios anuales, distinguiendo
la figura del agresor principal (paciente/familiar o colega). El cuestionario se administró de forma
directa a todo el personal sanitario de estos servicios y se recogió en una urna instalada al efecto
para garantizar el anonimato de la respuesta. Con el fin de evitar sesgos en la respuesta se
eliminaron los valores outtliers de cada ítem (superiores al percentil 80) y la de los trabajadores con
una experiencia inferior al año.

RESULTADOS
Contestaron al cuestionario 516 trabajadores sanitarios. De entre estos 390 cumplían los criterios
de inclusión en el estudio. El promedio de episodios de violencia anual percibidos por los sanitarios
de los servicios de urgencias oscila entre un máximo de 6, 8 (agresión verbal no amenazante) y un
mínimo de 0, 01 (agresión física severa). El causante principal en todos los tipos de agresión es el
paciente o familiares (82, 5% de los episodios de violencia). En los servicios de urgencia hospitalaria
son significativamente más frecuentes los episodios de trato vejatorio (p<0, 01) y de promoción de
la discordia (p<0, 05), mientras que el personal de los dispositivos de emergencias extrahospitalarias
son más proclives a padecer situaciones de violencia física ­amenazas (<0, 01), agresiones leves
(p<0, 01) y agresiones graves (p<0, 05)- y de percibir destrucción de bienes materiales (p<0, 01) y
conductas autolesivas (p<0, 01).
Conclusiones: Los episodios de violencia son fenómenos cada vez más habituales en los
servicios de urgencia, especialmente la de tipo verbal. El protagonista principal de la agresión es,
para todas las modalidades de violencia, el paciente o familiares. No obstante, su forma de
expresión se encuentra asociada al nivel asistencial. La de tipo psicológico es más habitual en los
servicios de urgencia hospitalaria, mientras que la agresión de tipo físico se asocia con las urgencias
extrahospitalarias.


Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar