Última actualización web: 04/03/2021

Dysfunctions of personality and their relationship with the violence.

Autor/autores: Luis E. Vidal Palmer , Maryloli Acosta González, María Caridad Galindo
Fecha Publicación: 26/05/2010
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

Se realizó un estudio prospectivo en el Servicio de Psiquiatría Forense del Hospital Psiquiátrico de La Habana; durante el período de un año correspondiente a (Enero-Diciembre del 2001); en el cual, se evaluaron 1819 pacientes, de los que (655 para un 36% cumplen los criterios de la CIE-10 para Trastornos de Personalidad. Los trastornos de personalidad más frecuentes diagnosticados fueron el F60.3, Inestabilidad Emocional; el F07.0, Trastorno Orgánico; el F61.0 Mixto y el F60.2, Disocial. Los delitos más frecuentes, que se asociaron a estos trastornos de personalidad fueron los relacionados con la vida, la integridad corporal, la seguridad social y contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales, la infancia y la familia, destacándose entre los primeros el homicidio, el asesinato y las lesiones y entre los segundos el abuso lascivo, la violación y la corrupción de menores; lo que demuestra una alta incidencia de la violencia en el comportamiento de estos pacientes, influenciado en gran medida por su relación con el medio social, llevándonos a analizar y profundizar los cambios en las conclusiones médicas legales, sobre todo, en aspectos tan importantes como: la imputabilidad y el pronóstico social de los actos violentos.

Palabras clave: Trastornos de personalidad; Violencia.

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-6051

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Trastornos de personalidad y su relación con la violencia.
(Dysfunctions of personality and their relationship with the violence.)
FUENTE: PSIQUIATRIA.COM. 2004; 8(3)

Luis E. Vidal Palmer1; Maryloli Acosta González2; María Caridad Galindo3.
PALABRAS CLAVE: Trastornos de personalidad, Violencia.
KEYWORDS: Personal disorder, Violence.)

Resumen
Se realizó un estudio prospectivo en el Servicio de Psiquiatría Forense del Hospital Psiquiátrico de La Habana;
durante el período de un año correspondiente a (Enero-Diciembre del 2001); en el cual, se evaluaron 1819
pacientes, de los que (655 para un 36% cumplen los criterios de la CIE-10 para Trastornos de Personalidad.
Los trastornos de personalidad más frecuentes diagnosticados fueron el F60.3, Inestabilidad Emocional; el F07.0,
Trastorno Orgánico; el F61.0 Mixto y el F60.2, Disocial. Los delitos más frecuentes, que se asociaron a estos
trastornos de personalidad fueron los relacionados con la vida, la integridad corporal, la seguridad social y contra
el normal desarrollo de las relaciones sexuales, la infancia y la familia, destacándose entre los primeros el
homicidio, el asesinato y las lesiones y entre los segundos el abuso lascivo, la violación y la corrupción de
menores; lo que demuestra una alta incidencia de la violencia en el comportamiento de estos pacientes,
influenciado en gran medida por su relación con el medio social, llevándonos a analizar y profundizar los cambios
en las conclusiones médicas legales, sobre todo, en aspectos tan importantes como: la imputabilidad y el
pronóstico social de los actos violentos.
Abstract
A prospectus study was realize in the forensic service of psychiatry in the main hospital of Havana that carries
these speciality, during the period jan-dec. 2002, in which were evaluated a total of 1819 patients were 655 for a
36% has the criteria in the CIE-10 for disorder in personality.
The personal disorder most frequently diagnose was F60.3: Emotional instability, F07.0 organic instability, F61.0
Mixed and the F60.2 dissocial. The most frequent crimes that were associated to this personal disorder were those
related with life, the corporal integrate and the social security and against the normal development in sexual
relations, childhood and family, being emphasized between the first, homicide, murder and injuries.
In second place lascivious abuse, violation and minor corruption. This shows the high incidence of violence in the
behaviour of these patients, by the influence of the surround relation with their social life. This take us to analyse
and go more deeply in change in medical legal conclusions above al in aspects so important as the unpunished
and social prognostic for this violent act..

Introducción
Los estudios sobre violencia y personalidad pueden incluirse entre los más pujantes. Las teorías sociológicas de la
delincuencia han sugerido; que el ser humano de ninguna manera nace perverso; sino que aprende a serlo,
mediante procesos complejos de influencia y aprendizaje social.
Estudios prospectivos han demostrado, que algunos trastornos mentales y de conducta infantiles pronostican un
comportamiento asocial violento en la juventud y en la edad adulta.(1)
La necesidad e importancia de abordar esta temática puede ser comprendida de manera general, si aceptamos
que los trastornos de personalidad representan alrededor del 40% de los diagnósticos; que anualmente se emiten
en el Servicio de Psiquiatría Forense del Hospital Psiquiátrico de La Habana, desde hace más de 20 años,
estadísticas éstas, que se asemejan a las planteadas por investigadores foráneos.
Las insuficiencias tanto teóricas como metodológicas, que presenta el escrito de la personalidad, han limitado
extraordinariamente el desarrollo de una teoría psicológica de la misma.

Por esta razón, no pretendemos definir el concepto de personalidad como tal; sino analizar diferentes cuestiones
que resultan de interés para el desarrollo de este trabajo.
En la estructura de la personalidad pueden haber intervenido factores ambientales, que afectaron el embrión o
quizás incluso al niño. Aunque consideramos las direcciones y propiedades fundamentales y generales de la
personalidad; como congénitas y dadas, casi siempre en las disposiciones no despreciamos de ninguna manera la
importancia que tiene en su desarrollo, la influencia del ambiente, la educación, de las vivencias y las experiencias
sobre aquellas direcciones y propiedades.
La personalidad es una unidad biológica, psicológica y social, estos tres elementos no se pueden analizar
aisladamente ni independientemente uno de los otros; si no como un conjunto que interactúan entre sí.
El trastorno de la personalidad se pone en evidencia desde los primeros años de vida; son individuos parciales o
totalmente desadaptados a su realidad ambiental, promoviendo por esta causa sufrimiento para consigo mismo o
para los demás.(2)
Si bien no podemos hablar de personalidad delincuente, ya que no existe una constelación fija de atributos de la
persona infractora de la ley. Se ha comprobado que los delincuentes sistemáticos presentan elevación significativa
de rasgos tales como: hostilidad, búsqueda de sensaciones, desviación psicopática, hipomanía y depresión; así
como, baja puntuación en ajuste emocional y actividad, la impulsividad en estos casos genera una violencia
desproporcionada.(3,4)
Podemos decir entonces, que el trastorno de la personalidad es la formación y desarrollo deficiente e inadecuada
de los componentes estructurales de la personalidad, que en su interrelación con el medio, tanto social como
biológico, han incorporado elementos nocivos, y/o dejando de incorporar los beneficios.(5)
Los estudios sobre violencia la han definido como toda forma específica de fuerza que lesiona, destruye o mata y
también es toda forma de interacción humana en la cual, mediante la fuerza se produce daño a otro para
consecución de un fin.(6,7)

En el mundo contemporáneo la violencia se manifiesta en el 10% de todas las muertes mundiales. El 2% de la
población mundial padece algún tipo de discapacidad debido, accidentes u otro tipo de violencia.(5)
Las principales formas de violencia son: convencionales y no convencionales.
Como se puede apreciar, el tema trastorno de la personalidad y violencia es altamente complicado y depende de
múltiples factores, donde sobresalen el individuo y el medio social en que se desenvuelve. Con este trabajo
pretendemos conocer la relación, que existe entre los trastornos de personalidad y la violencia, a la vez ¿cuál es
el más frecuente?. Para en el futuro poder hacer una labor preventiva encaminada a eliminar estas conductas
asociales y evitar el daño irreparable que produce este comportamiento dentro del medio social.

Material y método
Se realizó un estudio prospectivo epidemiológico en un período de un año en el Servicio de Psiquiatría Forense
"Carbó Serviá" del Hospital Psiquiátrico de La Habana; durante el cual se evaluaron 1819 pacientes de uno y otro
sexo procedentes de las cinco secciones territoriales de instrucción policial de Ciudad de La Habana.
¨ A cada paciente estudiado se le realizó una historia clínica exhaustiva; que incluyó pruebas psicométricas,
entrevista psicológica y examen psiquiátrico; los criterios diagnósticos usados fueron, los de la clasificación
internacional de enfermedades (CIE-10),(8) Además de aplicar a cada paciente el Personality Assesment Schedull
(PAS), este test consta de 24 rasgos y 7 categorías, él nos da un diagnóstico fiable de personalidad.
Para la clasificación de los delitos se utilizó, la Ley de Procedimiento Penal vigente en nuestro país. Con todos los
elementos nos dispusimos, analizar los resultados expuestos en este trabajo.

Análisis y discusión de los resultados
Nuestros resultados se expresan mediante tablas, en la número 1 se aprecia la distribución de los pacientes
estudiados; según el diagnóstico y el sexo, de un total de 1819 pacientes, 1776 (97%) corresponden al sexo
masculino y sólo 43 (2,3%) al sexo femenino, evidenciándose la mayor frecuencia de peritados en el masculino.
Del total de pacientes estudiados 655 (36,0%) correspondían al diagnóstico de trastorno de personalidad y el
63,9% restante (1164) engrosaban las filas del resto de las afecciones psiquiátricas, quedando en evidencia que
sin duda alguna el trastorno de personalidad es el diagnóstico más frecuente en la peritación psiquiátrico forense

en nuestro servicio.

Tabla 1. Distribución de los pacientes estudiados

En la tabla 2, podemos apreciar la frecuencia de los distintos tipos de trastornos de la personalidad según el sexo,
donde predomina el masculino con excepción para el F60.4 (Histriónico), las féminas llevan la mayoría. Del total
de 655 pacientes, podemos apreciar en orden descendente, que por mucho es el F60.3 (Inestabilidad Emocional)
el más frecuente con 354 pacientes (54%), seguido del F07.0 (Orgánico) con 120 pacientes (18,3%), el F61.0
(Mixto) con 97 pacientes (14,8%) y el F60.2 (Disocial) con 45 pacientes y un 6,8%.

Tabla 2. Frecuencia de los trastornos de personalidad según sexo.

En la tabla 3, apreciamos algunos delitos del código penal vigente y su relación con los distintos trastornos de la
personalidad, del total de 655 pacientes vemos que la mayor incidencia está en el delito contra la vida, la
integridad corporal y la seguridad social con 229 casos para un 34,9%, le siguen el delito contra el normal
desarrollo de las relaciones sexuales, la infancia y la familia con 187 casos para un 28,5% en este orden le sigue
los relacionados con la seguridad colectiva con 89 (13,5%), y contra los derechos patrimoniales 83 (12,6%).

Tabla 3. Delitos y su relacion con los trastornos de personalidad

En el delito contra la vida, la integridad corporal y la seguridad social, de un total de 229 casos la mayor
incidencia fue para el F60.3 con 130 pacientes para un (19,8%), seguido por F07.0 con 44 casos (6,7%) y el
F61.0 con 29 casos para un (4,4%); en los delitos contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales y la
familia de 187 casos (28,5%) la mayor incidencia también corresponde con el F60.3 con 96 casos (14,6%)
seguido del F60.2 con 30 para un (4,5%) y el F07.0 con 28 casos para un (4,2%); en el caso de los delitos contra
los derechos patrimoniales de un total de 83 casos (12,6%) la mayor incidencia recae sobre el F07.0 con 35 para
un (3%) seguido del F60.3 y el F61.0 con 24 casos y un (3,6%) en los delitos contra la seguridad colectiva de 89
casos (13,5%) la mayor incidencia vuelve a recaer sobre el F60.3 para un (9,3%) seguido del F61.0 con 18 para
un (2,7%).
Ahora pasamos a describir por su mayor frecuencia e índice de violencia los delito contra la vida, la integridad
corporal y la seguridad social y los delitos contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales, la infancia y la
familia con los distintos tipos de trastorno de la personalidad.

Tabla 4. Relación entre los delitos contra la vida y la seguridad social y los trastornos de
personalidad

En la tabla 4, comparamos los trastornos de personalidad con los delitos contra la vida, apreciándose que de un
total de 229 casos los más frecuentes es el delito de lesión con 90 casos para un (39,3%) seguidos del asesinato
con 51 (22,2%), el de amenaza con 33 casos para un (14,4%), el homicidio con 28 para un (12,2%) y el de
tentativa de asesinato con 27 casos para un (11,7%); en el delito de lesión que fue el más frecuente, vemos que
de 90 casos, 62 (27,0%) correspondían con el F60.3, seguido por el F07.0 con 12 casos para un (5,2%); el delito
de asesinato de 51 casos la mayor incidencia recae también el F60.3 y el F07.0 con 23 (10,0%) y el 16 (6,9%)
respectivamente.

En el caso del delito de amenaza, de un total de 33 casos el F60.3 vuelve a ser el de más incidencia, esta vez con
23 casos para un (10,0%); seguido por el F60.2 y el F60.5 con 3 casos y un (1,3%) respectivamente; y por
último, en los delitos de homicidio de 28 casos, el F60.3 también es el de mayor incidencia con 10 casos para un
(4,3%) seguido por el F61.0 y el F07.0 con 8 para un (3,4%).
En la tabla 5, veremos la relación entre los delitos contra el normal desarrollo de las relaciones sexuales, la
infancia y la familia con los trastornos de personalidad, apreciándose que de un total de 187 casos, la mayor
incidencia es para el de abuso lascivo, 60 para un (32%) seguido de la violación con 51 casos (37,2%) y la
corrupción de menores con (24,5%) y 46 casos, en este orden le siguen el delito de proxenetismo con 12 casos
para un (6,4%), en el caso del abuso lascivo de 60 casos vemos que el F60.3 tiene la mayor incidencia con 40
para un (21,3%) seguido del F07.0 y el F60.2 con 8 casos para un (4,2%) respectivamente; en los delitos de
violación vemos que de 51 casos 27 (14,4%) corresponden al F60.3, 13 (6,9%) al F07.0 y 4 casos al F61.0 para
un (2,1%). En el caso de la corrupción de menores de 46 casos el F60.3 tiene 16 para un (8,5%) y el F60.2, 15
para un (8,0%).

Tabla 5. Relación entre los trastornos de personalidad y los delitos contra el normal desarrollo
de las relaciones sexuales en la infancia y la familia

Como podemos apreciar, los trastornos de personalidad que más se asocian a los delitos con altos índices de
violencia son los de inestabilidad emocional (F60.3), el orgánico (F07.0) y el disocial (F60.2).

Conclusiones
1. Los trastornos de personalidad es el diagnóstico más frecuente, en la peritación psiquiátrico forense en estos
servicios del Hospital Psiquiátrico de La Habana; con una mayor incidencia en el sexo masculino.
2. Los trastornos de personalidad más frecuentes son los de inestabilidad emocional, orgánicos y el disocial.
3. Los delitos más frecuente asociado a trastornos de personalidad es el relacionado contra la vida, la integridad
corporal y la seguridad social, dentro de este los de lesiones y asesinato; y los delitos contra el normal desarrollo
de la relación sexual, la infancia y la familia, encontrando dentro de estos el de abuso lascivo, violación y
corrupción de menores como los más frecuentes.

Bibliografía
1. Moreno M J, Medina A. El trastorno de personalidad en su expresión relacional. Rev Psiquiatría Uruguay
1999;15.
2. González Menéndez R. Psiquiatría Básica para Médicos Generales. La Habana 1998.
3. Quintana Mendoza J D. El Trastorno de personalidad. Rev Latinoamericana de Psicología 2000;32(2).
4. Arnaldo V P. Violencia, Furia y Muerte. Rev Psiquiatría México 2001;4(3).
5. Esbec E, Gómez G. Violencia y delincuencia, una visión psico-patológica y psicosocial. Rev Psicopatológica
Clínica 1999;19(2)

6. Kaplan H I, Sadoc B J. Trastorno de Personalidad: Sinopsis de Psiquiatría. Ed. Kaplan HI, Sadoc BJ, Grebb JA.
Williams and Wilkins. Baltimore 2000.
7. Ruiz A, De Andrade T. Sobre delincuencia y enfermedad mental. Rev de Psicopatología Clínica 2000;19(2).
8. OMS: Clasificación Internacional de los Trastornos Mentales y del Comportamiento. 10a edición. Ginebra; 1992.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana