Última actualización web: 26/05/2020

Salud Mental y Desvergüenza.

Autor/autores: CORE Academic Instituto de Psicoterapia
Fecha Publicación: 29/11/2010
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-6621

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
Vol.3, núm. 1 - Marzo 2004
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journa

EDITORIAL

SALUD MENTAL Y DESVERGÜENZA

En los últimos 10 o 15 años una ola de mal gusto y ramplonería invade los
medios de comunicación, ofreciendo "basura" ávidamente tragada por un público
sediento. En este tipo de programas se complementan le voyeurisme de quien lo
presencia y el exhibicionismo de quien lo practica. Unos programas ofrecen porno duro.
Otros muestran con deleite accidentes de tráfico, crímenes, incendios o humillaciones
de voluntarios a los que se les hace pasar por pruebas indignas. En las últimas semanas,
el pecho de la Jackson, la violencia del suplicio de Cristo en el film de Mel Gibson, la
profanación de cadáveres en Irak o las espeluznantes escenas de la matanza de Madrid,
provocan reflexiones sobre el impudor y sus posibles riesgos para la salud mental.
La palabra desvergüenza es utilizada las más de las veces con un
significativo negativo, indicando, por una parte, impertinencia, desaprensión,
cinismo y, por otra, inmoralidad, procacidad, impudor. Los animales carecen de
pudor, son, de alguna manera desvergonzados y la vergüenza es específicamente
humana. Como dijo Charles Darwin, el enrojecimiento facial es un fenómeno que
no puede ser excitado por medios físicos. Al revés, la risa que puede estimularse
haciendo cosquillas en la planta de los pies. Sólo podemos hacer enrojecer, dijo
Thomass Burgess., a un ser humano "apelando a su conciencia".
El filósofo Gustavo Bueno ha intentado recientemente distinguir entre la basura
"fabricada" que se produce adrede en los reality shows televisivos y que reprueba
firmemente, y la basura "desvelada" que no hace sino mostrarnos los aspectos feos de la
realidad existente, ratas, enfermedades, violencia. Piensa que la censura de esta última
sería tratarnos como a niños y que, puesto que hay que convivir con lo hediondo, se ha
de mostrar, aunque acompañándola de una dura crítica. No podemos compartir la
opinión de este, por lo demás, gran pensador. El mostrar abiertamente las funciones
corporales, estrictamente privadas (el defecar, las actividades sexuales, el dormir, el
padecer dolores insufribles, el morir, la humillación) amenaza la dignidad del individuo.
ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2004

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
Vol.3, núm. 1 - Marzo 2004
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journa

La función de la vergüenza es preservar la dignidad del individuo y se ha materializado
en la creación de tabúes protectores y mecanismos de ocultamiento y aislamiento en
todas las sociedades. Cuando se rompen esas barreras las situaciones pueden resultar
vergonzantes, desagradables , obscenas o pornográficas. La esfera privada es esencial
para el mantenimiento y la mejoría del sí mismo y de la sociedad. Las relaciones que
mantenemos con nuestras familias, nuestros amigos y nuestros amantes necesitan una
privacidad. Sólo los regímenes totalitarios y las instituciones totales (prisiones,
manicomios) no permiten ningún espacio privado.
Pero las anteriores consideraciones conciernen al mal gusto, a la grosería y no
necesariamente a la salud mental. Sin embargo, también aparecen actitudes
desvergonzadas en el curso de algunas enfermedades neuropsiquiátricas y de
perversiones sexuales específicas como el exhibicionismo.
Por otra parte, tras .la destrucción de las Torres Gemelas se vio que los
niños que habían visto más escenas de la catástrofe en televisión presentaron más
síntomas de estrés postraumático.
¿Cuál es el papel de los profesionales de la salud mental ante esta
problemática?. La polémica hará correr sin duda mucha tinta en las publicaciones
especializadas. Un artículo de José Guimón en este número de Avances en salud
Mental Relacional intenta aclarar las consecuencias psíquicas de uno de los
temas más candentes al respecto: la pornografía.

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2004

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana