Última actualización web: 18/02/2020

Resultado de los trabajos de campo realizados en pacientes con trastornos de personalidad en la reconceptualización para el DSM-5.

Autor/autores: Claudio Maruottolo , Oscar Landeta, Manuela Guimón, Naiara Ozamiz
Fecha Publicación: 01/06/2012
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

Se expone en el presente trabajo de investigación los resultados y las conclusiones de los trabajos de campo en población de habla hispana en la aplicación de los nuevos criterios para la evaluación diagnóstica que se implementará en la nueva edición del DSM-5 para los trastornos de personalidad. Se estudiaron 51 pacientes adultos de ambos sexo con diagnóstico según el DSM-IV TR de Trastorno límite de la Personalidad (TLP) que se encontraban realizando tratamiento en un programa de Hospital de Día especializado en Trastornos de Personalidad en la Institución AMSA en la ciudad de Bilbao. El diseño empleado en esta investigación fue un diseño ex post facto prospectivo. El procedimiento contó con: Traducción de los textos, entrenamiento de los clínicos y la participación de evaluadores para medir la fiabilidad. Los resultados muestran que el nivel de gravedad de los TLP se encontraban entre los niveles 3 y 4 de gravedad. Específicamente se hallaron en el nivel 3 (siete criterios diagnóstico del DSM-IV TR) 27,5% y 58,8% en el nivel 4 (ocho a nueve criterios diagnósticos del DSM-IV TR). El Nivel de Funcionamiento de la Personalidad según el DSM-5 halló un 49% de pacientes con déficit grave en el funcionamiento de la personalidad de la muestra estudiada. Al evaluar el Nivel de Adecuación al Tipo Borderline (TLP) según propuesta DSM-5 se encontró el mayor porcentaje de pacientes en los niveles descriptivo (45,1%) a muy descriptivo (43,1%). El análisis descriptivo de los 6 campos de rasgos de personalidad propuesto por el grupo de tareas para el DSM-5 (Emocionalidad Negativa: EN, Antagonismo: A, Desinhibición: D, Introversión: I, Compulsión. C, Esquizotipia: E), mostraron porcentajes significativos en EN 96,1%, A 68,6%, D 76,5%. El análisis descriptivo de la variable facetas de rasgos de personalidad incluyen los 36 variantes propuestas por el grupo de tareas para el DSM-5. La presencia que con más fuerza estadística se presentaron (mayor a 60% de presencia en la muestra) fueron Labilidad Emocional 84,3%, Ansiedad 96,1%, Inseguridad por Separación 78,4%, Suspicacia 82,4% e impulsividad 88,2%. Se encontró un acuerdo interjueces de Kappa: 0,708. Se concluye que la utilización de este método diagnóstico aportó a la muestra estudiada una mayor personalización  diagnóstica, una mayor objetividad al momento de determinar un tratamiento y una herramienta más para medir la eficacia de los programas implementados en esta población psiquiátrica.

Palabras clave: DSM-5; TLP; ajuste al tipo de personalidad; déficit de personalidad; rasgos; facetas.


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-6966

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

http://hdl.handle.net/10401/5495

Avances en Salud Mental Relacional
Advances in Relational Mental Health
ISSN 1579-3516 - Vol. 11 - Núm. 1 - Mayo 2012
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-Line / An International On-Line Journal

RESULTADO DE LOS TRABAJOS DE CAMPO REALIZADOS EN
PACIENTES CON TRASTORNOS DE PERSONALIDAD EN LA
RECONCEPTUALIZACIÓN PARA EL DSM-5

Claudio Maruottolo (Jefe Clínico Serv. de Psiquiatría, Hospital de Día, AMSA. Bilbao)
cmaruottolo@avancesmedicos.es
Oscar Landeta (Psicólogo Clínico, Área Extrahospitalaria, AMSA. Bilbao)
Manuela Guimón (Psicóloga Clínica, HHSCJ, Madrid)
Naiara Ozamiz (Psicóloga Clínica, adjunta Hospital de Día, AMSA. Bilbao)

RESUMEN
Se expone en el presente trabajo de investigación los resultados y las conclusiones de los trabajos de
campo en población de habla hispana en la aplicación de los nuevos criterios para la evaluación
diagnóstica que se implementará en la nueva edición del DSM-5 para los trastornos de personalidad.
Se estudiaron 51 pacientes adultos de ambos sexo con diagnóstico según el DSM-IV TR de Trastorno
límite de la Personalidad (TLP) que se encontraban realizando tratamiento en un programa de Hospital
de Día especializado en Trastornos de Personalidad en la Institución AMSA en la ciudad de Bilbao.
El diseño empleado en esta investigación fue un diseño ex post facto prospectivo. El procedimiento
contó con: Traducción de los textos, entrenamiento de los clínicos y la participación de evaluadores para
medir la fiabilidad.
Los resultados muestran que el nivel de gravedad de los TLP se encontraban entre los niveles 3 y 4 de
gravedad. Específicamente se hallaron en el nivel 3 (siete criterios diagnóstico del DSM-IV TR) 27,5% y
58,8% en el nivel 4 (ocho a nueve criterios diagnósticos del DSM-IV TR). El Nivel de Funcionamiento de la
Personalidad según el DSM-5 halló un 49% de pacientes con déficit grave en el funcionamiento de la
personalidad de la muestra estudiada. Al evaluar el Nivel de Adecuación al Tipo Borderline (TLP) según
propuesta DSM-5 se encontró el mayor porcentaje de pacientes en los niveles descriptivo (45,1%) a muy
descriptivo (43,1%). El análisis descriptivo de los 6 campos de rasgos de personalidad propuesto por el
grupo de tareas para el DSM-5 (Emocionalidad Negativa: EN, Antagonismo: A, Desinhibición: D,
Introversión: I, Compulsión. C, Esquizotipia: E), mostraron porcentajes significativos en EN 96,1%, A
68,6%, D 76,5%. El análisis descriptivo de la variable facetas de rasgos de personalidad incluyen los 36
variantes propuestas por el grupo de tareas para el DSM-5. La presencia que con más fuerza estadística

© 2012 CORE Academic, Instituto de Psicoterapia

-1-

http://hdl.handle.net/10401/5495

Resultado de los trabajos de campo realizados en pacientes con
trastornos de personalidad en la reconceptualización para el DSM-5

se presentaron (mayor a 60% de presencia en la muestra) fueron Labilidad Emocional 84,3%, Ansiedad
96,1%, Inseguridad por Separación 78,4%, Suspicacia 82,4% e impulsividad 88,2%. Se encontró un
acuerdo interjueces de Kappa: 0,708.
Se concluye que la utilización de este método diagnóstico aportó a la muestra estudiada una mayor
personalización diagnóstica, una mayor objetividad al momento de determinar un tratamiento y una
herramienta más para medir la eficacia de los programas implementados en esta población psiquiátrica.
Palabras clave: DSM-5. TLP. Ajuste al tipo de personalidad. Déficit de personalidad. Rasgos. Facetas.

SUMMARY
This research work sets out the results and conclusions from the field work with a Spanish speaking
population relating to the application of the new diagnostic assessment criteria which will be
implemented with the new edition of the DSM-5 for personality disorders.
51 adult patients were studied from both sexes with a Borderline Personality Disorder (BPD) diagnoses
according to the DSM-IV TR, who were being treated in a Day Hospital programme specialising in
Personality Disorders, run by the AMSA Institution in the city of Bilbao.
The design used in this research was an ex post fact prospective design. The procedure used: Translation
of the texts, training of the clinicians and the participation of evaluators to measure the reliability.
The results show that the level of gravity of the BPD patients was between gravity levels 3 and 4.
Specifically, 27.5% were found to be in level 3 (seven diagnostic criteria of the DSM-IV TR) and 58.8% in
level 4 (seven to nine diagnostic criteria of the DSM-IV TR).
The Level of Personality Functioning according to the DSM-5 found 49% of patients with serious
personality functioning deficit out of the studied sample. On assessing the Level of Adaptation to the
Borderline Personality Disorder (BPD) as proposed by DSM-5 the largest percentage of patients was
found in the descriptive levels (45.1%) to very descriptive level (43.1%). The descriptive analysis of the 6
personality feature fields proposed by the work group for the DSM-5 (Negative Emotionality: NE,
Antagonism: A, Disinhibition: D, Introversion: I, Compulsion. C, Schizotypal: S), showed significant
percentages in NE 96.1%, A 68.6%, D 76,5%. The descriptive analysis of the variable personality facets
includes the 36 variables proposed by the DSM-5 working group. The presence with the most statistical
weight (over 60% presence in the sample) were Emotional Lability 84.3%, Anxiety 96.1%, Insecurity due
to Separation 78.4%, Suspicion 82.4% and Impulsivity 88.2%. A Kappa interjudge agreement was found:
0.708.
The conclusion is that the use of this diagnostic method provided to the studied sample a greater
diagnostic personalisation, greater objectivity when it comes to determining a treatment and another
tool to measure the effectiveness of the programmes implemented in this psychiatric population.
Key words: DSM-5. BPD. Adjustment to the personality type. Personality deficit. Features. Facets.

ASMR. 2012 - Vol. 11 - Núm. 1

-2-

http://hdl.handle.net/10401/5495

Resultado de los trabajos de campo realizados en pacientes con
trastornos de personalidad en la reconceptualización para el DSM-5

Actualmente se están desarrollando las investigaciones de campo a nivel global para la publicación del
DSM-51. El Grupo de Tareas de la Asociación Americana de Psiquiatría (Task Force, APA) encargada en el
estudio y reconceptualización de la Personalidad y de los Trastornos de la Personalidad (TP) para la
nueva edición del DSM-5 consideró idónea a la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco
(UPV-EHU) para la coordinación en la realización de estudios de campo con población de habla hispana,
en esta área de la psiquiatría.
A fin de poner a prueba los nuevos criterios para la evaluación diagnóstica que se pretende
implementar, UPV-EHU designó dos centros: el Servicio de Psiquiatría de Hospital general Basurto y el
Programa para el Tratamiento de los Trastornos de Personalidad del Hospital de Día de Avances
Médicos S. A. (AMSA), ambos en la ciudad de Bilbao
Distintas publicaciones científicas y de opinión en psiquiatría presentan críticas a la nueva
conceptualización de la personalidad y a sus trastornos2-3 que se proponen incorporar en el DSM-5, así
como a las dificultades operativas que se presentarían en la práctica clínica cotidiana4.
El objetivo de este trabajo es mostrar los resultados de las evaluaciones diagnósticas empleando los
nuevos criterios dimensionales que se pretenden implementar desde la próxima edición del DSM-55 y
las conclusiones sobre la muestra estudiada que contribuyan a esclarecer estas críticas actuales desde
una base científica. Para tal fin se contrastan los diagnósticos obtenidos con el actual DSM-IV TR con la
nueva propuesta del DSM-5 y posteriormente se muestran hallazgos clínicos que se determinaron por
medio de este tipo de evaluación. Entre ellos se muestran los hallazgos clínicos dimensionales de
gravedad para los TLP y su utilización por parte de nuestro equipo de tratamiento para objetivar la
necesidad de tratamiento en hospital de Día y por ultimo la relación entre gravedad e índice de
retención al tratamiento.

PARTICIPANTES
El estudio se realiza durante 2010 en el Hospital de Día para Trastornos de Personalidad del Servicio de
Psiquiatría de AMSA en Bilbao. La muestra seleccionada esta representa por un grupo experimental de
51 pacientes que se encontraban realizando tratamiento en el Hospital de Día. La metodología
diagnóstica empleada en esta investigación es según criterios para TLP del DSM-IV TR, (DSM-IV TR
301.83), quedando excluidos otros TPs (Entrevista Clínica Psiquiátrica-Trastornos de la Personalidad
(Structured Clinical Interview for DSM-IV Personality Disorders (SCID-II), First et al., 1997).

DISEÑO
El diseño empleado en esta investigación fue un diseño ex post facto prospectivo, siendo el diagnóstico
de TLP realizado mediante DSM-IVR la variable predictora y la evaluación diagnóstica utilizando los
nuevos criterios diagnósticos para los trastornos de personalidad en el DSM-5 la variable criterio.

ASMR. 2012 - Vol. 11 - Núm. 1

-3-

http://hdl.handle.net/10401/5495

Resultado de los trabajos de campo realizados en pacientes con
trastornos de personalidad en la reconceptualización para el DSM-5

INSTRUMENTOS
Dado que el actual DSM-IV TR no presenta una escala de gravedad para objetivar los resultados entre
grupos se utiliza en esta investigación la Escala Clínica de Gravedad propuesta por A. Asnaani (Asnaani,
2007)6 en pacientes TLP, siguiendo los nueve criterios diagnósticos del DSM-IV para este tipo de
trastorno de la personalidad, para poder contrastarla con lo propuesto por el DSM-5.

PROCEDIMIENTO
Traducción de los Instrumentos de los criterios y texto del DSM-5: Todos los criterios de los trastornos
de personalidad del DSM-5, los protocolos de estudios y los instrumentos incluidos en el
pronunciamiento de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) para la propuesta de los trabajos de
campo fueron traducidos las idiomas español(María Cecilia Llorens Herrera) y vasco (Naiara Ozamiz).
Entrenamiento y Preparación: Se realizaron siete sesiones de entrenamiento para familiarizar a los
clínicos con los nuevos criterios y los protocolos específicos utilizados en las pruebas en Estados Unidos
de Norteamérica.
Medición de el grado de acuerdo: Con el objetivo de evitar posibles sesgos por parte de los evaluadores
la muestra de participantes fue evaluada por dos observadores para poder analizar el grado de acuerdo
en las clasificaciones realizadas.

RESULTADOS
Gravedad de los TLP: Los resultados obtenidos de la muestra en el grupo no hallaron pacientes con nivel
1 según la escala de Asnaani (cinco criterios diagnósticos del DSM-IV). En los hallazgos del nivel 2 de
gravedad (seis criterios diagnósticos según el DSM-IV) en el grupo con 20% de la muestra estudiada. En
los niveles 3 y 4 de gravedad se hallaron 27,5% en el caso del nivel 3 (siete criterios diagnóstico del
DSM-IV) y 58,8% en el nivel 4 (ocho a nueve criterios diagnósticos del DSM-IV).

NIVELES DE GRAVEDAD DE Grupo
LOS TLPs
experimental
NIVEL 1

No
hallaron

NIVEL 2

13,7%

NIVEL 3

27,5%

NIVEL 4

58,8%

se

Tabla 1

ASMR. 2012 - Vol. 11 - Núm. 1

-4-

http://hdl.handle.net/10401/5495

Resultado de los trabajos de campo realizados en pacientes con
trastornos de personalidad en la reconceptualización para el DSM-5

Los resultados en el diagnóstico dimensional de los TLPs. estudiados según propuesta del DSM-5 en
cuanto a Nivel de Funcionamiento de la Personalidad hallaron un 23, 5 % de pacientes con déficit
moderado, un 49% con déficit grave y un 27% con déficit extremo.

Frecuencia

Porcentaje

moderado 12

23,5

grave

25

49,0

extremo

14

27,5

Total

51

100,0

Tabla2

Al evaluar el Nivel de Adecuación al Tipo Borderline (TLP) según propuesta DSM-5 se encontró el mayor
porcentaje de pacientes en descriptivo (45,1%) a muy descriptivo (43,1%). Los valores moderadamente
descriptivo (9,8%) y ligeramente descriptivo (2%) se ubicaron con el porcentaje de menores casos.

Frecuencia

Porcentaje

ligeramente descriptivo

1

2,0

moderadamente
descriptivo

5

9,8

descriptivo

23

45,1

muy descriptivo

22

43,1

Total

51

100,0

El análisis descriptivo de los 6 campos de rasgos de personalidad estudiados en el grupo (Emocionalidad
Negativa, Antagonismo, Desinhibición, Introversión, Compulsión, Esquizotipia) incluyeron los dos niveles
propuesto por el grupo de tareas para el DSM-5. Los porcentajes hallados en los niveles
extremadamente descriptivos (96,1%, 68,6%, 76,5%, 27,5%, 19,6%, 23,5% respectivamente) y
moderadamente descriptivos (2,0%, 13,7%, 13,7, 15,7%, 41,1%, 33,3%, 25,5% también respectivamente)
para las variables estudiadas.

ASMR. 2012 - Vol. 11 - Núm. 1

-5-

http://hdl.handle.net/10401/5495

Resultado de los trabajos de campo realizados en pacientes con
trastornos de personalidad en la reconceptualización para el DSM-5

El análisis descriptivo de la variable facetas de rasgos de personalidad en el grupo experimental,
incluyen los 36 variantes propuesto por el grupo de tareas para el DSM-5. La presencia que con más
fuerza estadística se presentaron (mayor a 60% de presencia en la muestra) fueron Labilidad Emocional
84,3%, Ansiedad 96,1%, Inseguridad por Separación 78,4%, Suspicacia 82,4%, Baja Autoestima 72,5%,
Afecto Restringido 64,7%, Falsedad 74,5%, Impulsividad 88,2%, Distracción 62,7%, Hostilidad 62,7%,
Imprudencia 68,6%.
Acuerdo interjueces: Los niveles de acuerdo entre los dos evaluadores fue adecuado para los diferentes
factores diagnósticos valorados (Kappa=0.7)

DISCUSIÓN
Desde hace más de una década se coincide en que hay una necesidad de perfeccionar nuestra
nosología psiquiátrica del actual DSM en general, y en particular, en el campo de los trastornos de
personalidad (First y Spitzer, 2003; Shedler y Westen, 2004; Skodol y Gunderson, 2002; Helzer et Alt,
2008; Kendler y Appelbaum, 2008)7,8,9,10,11,12. Las controversias previas al conjunto de propuestas
presentadas para su evaluación por el actual Grupo de Tareas, es un prueba de esta afirmación
(Maruottolo, 2011)13. Dentro de ellas tal vez la más significativa las limitaciones de los diagnósticos
categoriales (Guimón, 2007)14.
En cuanto a las preocupaciones y críticas que se generan a posteriori de la edición de las propuestas de
reconceptualización para el DSM-5, se acepta que la implementación de un nuevo modelo como el que
se pretende instaurar trae aparejadas diversas complicaciones prácticas (Frances, 2010 y Shedler et alt,
2010; otros)2,3 .Sin embargo, desde nuestra experiencia al utilizar la nueva propuesta para el DSM-5 por
parte de los evaluadores, se encontró dos niveles de complejidad: En el primer nivel, la operatividad en
el proceso diagnóstico en la aplicación de los instrumentos de corte cruzado y la evaluación clínica
dimensional del funcionamiento de la personalidad, la de determinación y ajuste al tipo de trastorno
resultó sencilla y rápida. En un segundo nivel, de mayor complejidad, la evaluación clínica y
determinación de los rasgos de personalidad y facetas de esos rasgos, meritaron un mayor empeño, y
fue relacionada con el tiempo disponible, el conocimiento y experiencia del evaluador, aunque sin
llegar a la dificultad extrema como plantean distintos autores. En la práctica cotidiana, en nuestro
Hospital de Día para el tratamiento de los trastornos de personalidad15, encontramos de utilidad la
forma propuesta para la evaluación para los TPs en el DSM-5, ya que permite por medio del primer nivel
de complejidad objetivar en mayor medida la gravedad del trastorno y la necesidad evaluada de
tratamiento16. El segundo nivel puede realizarse en el momento o diferirse según posibilidades del
evaluador o del equipo de tratamiento.
Los resultados mostraron que la admisión de pacientes con TLP al tratamiento era de un nivel de déficit
de personalidad de entre grave y extremo representando en un 76% de la muestra. Al analizar la
retención al tratamiento del grupo de pacientes estudiados se encontró que abandonaron 4 de los 19
pacientes con nivel grave de déficit y 7 de los 22 pacientes con nivel extremo, con un nivel de
significación de p=0,005 en las pruebas de chi-cuadrado de Pearson. La confiabilidad en la evaluación
mediante Test-Retest en el ajuste al tipo presentó un Kappa de 0,708.

ASMR. 2012 - Vol. 11 - Núm. 1

-6-

http://hdl.handle.net/10401/5495

Resultado de los trabajos de campo realizados en pacientes con
trastornos de personalidad en la reconceptualización para el DSM-5

Por todo ello coincidimos con los distintos clínicos e investigadores que apoyan el uso de esta nueva
metodología diagnóstica que será implementada desde la edición del DSM-517. Determinamos que esta
propuesta es viable desde la clínica de los trastornos de personalidad otorgando una mayor
personalización diagnóstica, mayor objetividad al momento de determinar un tratamiento y una
herramienta más para medir la eficacia de los programas implementados en esta población psiquiátrica.

REFERENCIAS
1. First, M. B.; Bell, C. C.; Cuthbert, B. "CONCLUSIONES Y PROPUESTAS DE INVETIGACIÓN". En "AGENDA
DE INVESTIGACIÓN PARA EL DSM-5". Eds. Kupfer, D.; First, M. B. Editorial Masson. 144-147. 2004
2. Frances, A. "OPENING PANDORA´S BOX: 19 WORST SUGGESTIONS FOR DSM-5". UBM Medical
Psychiatric Times. Febrary 2010
3. Shedler, J.; Beck, A.; Fonagy, P.; Gabbard G. O.; Gunderson, J.; Kernberg, O. Michels, R.; Westen, D. "
PERSONALITY DISORDERS IN DSM-5". American Journal of Psychiatry, Nº 167. 2010
4. Sprock, J. "DIMENSIONAL VERSUS CATEGORICAL CLASSIFICATION OF PROTOTYPIC AND
NONPROTOTYPIC CASE OF PERSONALITY DISORDER". Journal of Clinical Psychology. 2003
5. http.//www.dsm5.org
6. Asnaani, A.; Chelminski, I.; Young, D.; Zimmerman, M. "HETEROGENEITY OF BORDERLINE
PERSONALITY DISORDER: DO THE NUMBER OF CRITERIA MET MAKE A DIFFERENCE?" Journal of
Personality Disorders, Nº 21(6), 615-625. 2007
7. First, M. B.; Spitzer, R. "THE DSM: NOT PERFECT, BUT BETTER THAN THE ALTERNATIVE". En Prensa:
Psychiatric Times. 2003
8. Shedler, J.; Westen, D. "REFINING PERSONALITY DISORDER DIAGNOSIS: INTEGRATING SCIENCE AND
PRACTISE". American Journal of Psychiatry, Nº 161. 2004
9. Skodol, A.E.; Gunderson, J. G; et Alt. "FUNTIONAL IMPAIRMENT IN PATIENTS WHITH SCHIZOTYPICAL,
BORDERLINE, AVOIDANT, OR OBSESSIVE-COMPULSIVE PERSONALITY DISORDER". American Journal of
Psychiatry, Nº 159. 2002
10. Helzer, J. et Alt. "DIMENSIONAL APPROACHES IN DIAGNOSTIC CLASSIFICATION: REFINING THE
RESEARCH AGENDA FOR DSM-V". Ed. American Psychiatric Association. 2008
11. Helzer, J. et Alt. "DIMENSIONAL APPROACHES IN DIAGNOSTIC CLASSIFICATION: REFINING THE
RESEARCH AGENDA FOR DSM-V". Ed. American Psychiatric Association. 2008
12. Kendler, K.; Appelbaum, P. "CUESTIONES PARA EL DSM-V: EL DSM-V DEBERIA INCLUIR UN GRUPO DE
TRABAJO DE TEMAS CONCEPTUALES". American Journal of Psychiatry, Nº 11. 2008
13. Maruottolo, C. "LOS TRASTORNOS DE PERSONALIDAD Y LOS CAMBIOS PROPUESTOS EN LA
RECONCEPTUALIZACIÓN PARA EL DSM-5. CONTROVERSIAS Y CIONCIDENCIAS". Avances en Salud Mental
Realcional, Vol 10, Nº 1. 2011

ASMR. 2012 - Vol. 11 - Núm. 1

-7-

http://hdl.handle.net/10401/5495

Resultado de los trabajos de campo realizados en pacientes con
trastornos de personalidad en la reconceptualización para el DSM-5

14. Guimon, J. "LIMITACIONES DE LOS DIAGNÓSTICOS CATEGORIALES". En "EL DIAGNÓSTICO
PSIQUIÁTRICO NO CATEGORIAL. RELACIONES, DIMENSIONES Y ESPECTROS." Editorial Colección
PrOMEteo, 2007
15. Guimón, J.; Maruottolo, C.; Mascaró, A.; Boyra, A. "RESULTS OF A BRIEF CRISIS PROGRAM FOR
PEOPLE WITH BORDERLINE PERSONALITY DISORDERS". Departamento de Psiquiatría de la Universidad
del País Vasco. European Psychiatry, Vol. 22, Nº 1 (supplement), 58. 09249338. Impact Factor: 2.433.
Marzo 2007
16. Andersen, R. "REVISITING THE BEHAVIORAL MODEL AND ACCESS TO MEDICAL CARE: DOES IT
MATTER? Journal of Health and Social Behavior, Nº 36, 1-10. 1995
17. Skodol, A. E.; Bender, D. S.; Morey, L. C.; Clark L. A.; Oldham, J. M.; Alarcon, R. D.; Krueger, R. F.;
Verheul, R.; Bell, C. C.; Siever, L. J. "PERSONALITY DISORDER TYPES PROPOSED FOR DSM-5". Journal
Personality Disorders. (in press). 2010

ASMR. 2012 - Vol. 11 - Núm. 1

-8-

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana