Última actualización web: 10/07/2020

Estudio descriptivo del Estado Cognitivo en Adultos Mayores en condiciones de marginalidad: Influencia del contexto biopsicosocial en la manifestación del Deterioro Cognitivo Leve

Autor/autores: Minia Miramontes Fandiño , Rosa María Mora López
Fecha Publicación: 07/08/2015
Área temática: .
Tipo de trabajo:  Artículo original

RESUMEN

Introducción: Investigaciones demuestran que el deterioro cognitivo ?DC- propio del adulto mayor ?AM- empeora en áreas rurales marginales. Este estudio pretende conocer la influencia del contexto biopsicosocial en la manifestación del Deterioro Cognitivo Leve ?DCL- a través de los subdominios afectados ?Criterios Petersen- y como se presentan los factores neurosaludables preventivos de salud cerebral: índice de escolaridad, psicomotricidad, nutrición, socialización y ausencia de depresión -Álvaro Bilbao- en la región de la Sierra Sur oaxaqueña ?México- caracterizada por tener más de un 10% de la población mayor de 60 años, con alto nivel de pobreza, marginalidad y carente de programas de intervención y prevención gerontológica. Métodos: Evaluación de una muestra aleatoria de 568 sujetos de ?60 años, con una herramienta heterogénea diseñada para hallar la prevalencia del DCND, distribución de subdominios y registro de factores neurosaludables, incluye escalas neuropsicológicas, conductuales y es administrada en una sesión. Los análisis incluyen datos estadísticos descriptivos y el Método de Consultas SQL para analizar las coincidencias. Encontramos un 14.36% de sujetos con DCL con 72.1 años de media. El subtipo multidominio sin amnesia aparece como dependiente del contexto marginal. Un 4.73% reúne las 5 condiciones óptimas predictivas del estado mental, y aunque el nivel académico es la condición menos frecuente (93.64%, ?7 años), son los factores nutrición y psicomotricidad los que señalan el punto de alerta del cuidado cognitivo. Conclusiones: La marginalidad desencadena un DCL multidominio no amnésico y son las carencias nutricionales y psicomotrices las que influyen en el peor estado cognitivo del AM.

Palabras clave: Deterioro cognitivo leve; estado cognitivo; factores neurosaludables; marginalidad


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-7127

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Miramontes Fandiño M. Psicologia.com. 2015; 19:10

Artículo original
Estudio descriptivo del Estado Cognitivo en Adultos
Mayores en condiciones de marginalidad: Influencia del
contexto biopsicosocial en la manifestación del Deterioro
Cognitivo Leve
Descriptive study of the Cognitive State at marginal conditions: Influence of the biopsychosocial context in the
manifestation of mild cognitive impairment

Minia Miramontes Fandiño1, Rosa María Mora López
Resumen
Introducción: Investigaciones demuestran que el deterioro cognitivo ­DC- propio del adulto
mayor ­AM- empeora en áreas rurales marginales. Este estudio pretende conocer la influencia
del contexto biopsicosocial en la manifestación del Deterioro Cognitivo Leve ­DCL- a través de
los subdominios afectados ­Criterios Petersen- y como se presentan los factores
neurosaludables preventivos de salud cerebral: índice de escolaridad, psicomotricidad, nutrición,
socialización y ausencia de depresión -Álvaro Bilbao- en la región de la Sierra Sur oaxaqueña ­
México- caracterizada por tener más de un 10% de la población mayor de 60 años, con alto nivel
de pobreza, marginalidad y carente de programas de intervención y prevención gerontológica.
Métodos: Evaluación de una muestra aleatoria de 568 sujetos de 60 años, con una
herramienta heterogénea diseñada para hallar la prevalencia del DCND, distribución de
subdominios y registro de factores neurosaludables, incluye escalas neuropsicológicas,
conductuales y es administrada en una sesión. Los análisis incluyen datos estadísticos
descriptivos y el Método de Consultas SQL para analizar las coincidencias. Encontramos un
14.36% de sujetos con DCL con 72.1 años de media. El subtipo multidominio sin amnesia
aparece como dependiente del contexto marginal. Un 4.73% reúne las 5 condiciones óptimas
predictivas del estado mental, y aunque el nivel académico es la condición menos frecuente
(93.64%, 7 años), son los factores nutrición y psicomotricidad los que señalan el punto de
alerta del cuidado cognitivo. Conclusiones: La marginalidad desencadena un DCL
multidominio no amnésico y son las carencias nutricionales y psicomotrices las que influyen en
el peor estado cognitivo del AM.
Palabras claves: Deterioro Cognitivo Leve, Estado Cognitivo, Factores Neurosaludables,
Marginalidad.
Abstract
Introduction: Research has shown that normal age-related cognitive decline worsens at
marginal rural areas. This Study aims to determine the influence of the biopsychosocial context
of Mild Cognitive Impairment ­MCI- through MCI subtypes affected -Petersen Criteria- and
risk factors on brain health and prevention are presented: academic level, psychomotor skill,
nutrition, socialization and absence of a depressive mood state -Álvaro Bilbao- in the region of
Oaxaca's Sierra Sur -Mexico- characterized by having more than 10% of the population over 60
years of age with high levels of poverty andmarginalization, in which geriatric intervention
programs are lacking. Methods: We evaluated 568 subjects aged 60 years with an
Psicologia.com ­ ISSN: 1137-8492
© 2015 Miramontes Fandiño M, Mora López RM

1

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

heterogeneous screening tool designed to identify were MCI was prevalent, distribution of MCI
subtypes and registration of preventive factors for brain health, the tool includes
neuropsychological and behavioral scales. The test was completed in one session.The analysis
included descriptive stats and SQL Method of consulting to specify coincidences for a group. We
found 14.36% of subjects with MCI -mean age 72.1. Multi-domain non-amnestic MCI subtype
appears to be dependent on the context of marginality. 4.73% of subjects meet the five best
predictors of healthy aging brain appear. Although the academic level is the least frequent of de
optimal conditions (93.64% 7 years), the nutrition and psychomotor factors marks alert point
of cognitive care in marginality context. Conclussion: it has been proved that the marginality
causes a multi-domain non-amnestic MCI subtype and are the nutritional and psychomotor
deficiencies which affect the poorer cognitive status AM.
Keywords: Mild Cognitive Impairment, Cognitive State, Factors Brain Health, Marginality.

Recibido: 02/02/2015 ­ Aceptado: 20/02/2015 ­ Publicado: 07/08/2015

* Correspondencia: miniamaria@gmail.com
1 Profesora investigadora en la Pontificia Católica Madre y Maestra. Autopista Duarte Km. 1 ½. Reparto
Universitario de Santiago de los Caballeros. República Dominicana

2

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

Introducción
El Deterioro Cognitivo Leve ­DCL- se convierte en un síndrome geriátrico que ha de ser
interpretado en el contexto de las enfermedades concomitantes y estado socioeconómico(1,2). La
marginalidad como fenómeno vinculado al bajo estrato socioeconómico se sitúa como un factor de
riesgo relacionado. El estado de Oaxaca-México cuenta con un 16.8% de población 60 años(3),
cuyas características socio-ambientales la sitúan en la marginalidad; con un índice de pobreza
multidimensional del 65.9%, más un 1pp para la zona rural a la que pertenece la Sierra Sur ­SSpoblación objeto de este estudio............................
Investigaciones encuentran que la frecuencia del DCL es mayor en sujetos de más edad, menor
escolaridad y residentes en áreas rurales; a estos factores hay que añadirles la relación del
trastorno cognitivo con enfermedades crónicas como diabetes mellitus ­DM-, hipertensión,
enfermedad cerebral y depresión, todos ellos con alta prevalencia en México(4).
El envejecimiento y sus implicaciones para la salud invitan a la realización de acciones específicas
para el futuro inmediato. La atención integral a la salud del adulto mayor ­AM- requiere de
gestiones integrales de prevención, detección y tratamiento oportuno de las enfermedades más
frecuentes, de mejora de la calidad de vida y promoción de una existencia activa y productiva que
fomente estilos de vida neurosaludables establecidos a través de las claves de salud cerebral
propuestas por Bilbao, A.(5): Nivel de instrucción, actividad física, nutrición, socialización y
ausencia de depresión, que cuando coinciden en una población pronostican el mantenimiento de
una buena salud cerebral.

El propósito de este estudio
En las regiones de bajo y mediano ingreso habitan el 66% de las personas afectadas de Deterioro
Cognitivo ­DC-(6). La SS se caracteriza por ser una población rural situada en la marginalidad, por
lo que queremos conocer cómo influye la escasez de recursos socioeconómicos en la salud cerebral,
para ello, diagnosticamos los casos de deterioro cognitivo leve ­DCL- distribuyéndolos en
subtipos clínicos(7,8) para conocer cuáles se relacionan con la marginalidad; la forma en que se
presentan las enfermedades concomitantes al DCL y hallar la coincidencia de los hábitos
neurosaludables de cuidado mental en la población, con el fin último de distinguir la forma en que
la marginalidad influye en estado cognitivo del AM.
Los objetivos de la investigación son hallar la prevalencia para el DCL, tras su diagnóstico y su
distribución según el nivel de instrucción, hallar las frecuencias de los subdominios clínicos DCL Criterios Petersen(7,8). Identificar las variables biomédicas concomitantes al DCL y detectar las
coincidencias de los factores protectores neurosaludables del estado cognitivo.

Material y Métodos
La región de la SS es una población rural, situada en el estado de Oaxaca, cuya principal actividad
económica es la agropecuaria. Se evalúan 550 sujetos recogidos de forma aleatoria, repartidos en
263 hombres y 287 mujeres de 60 años. Se realiza un estudio transversal de tipo exploratorio
descriptivo y de análisis de coincidencias.
Para ello, se diseña un instrumento de cribado a modo de entrevista heterogénea,
heteroadministrada que recoge variables sociodemográficas y culturales propias del estudio de un
colectivo humano, datos biomédicos e ítems cerrados construidos a partir de la definición genérica
de los dominios cognitivos(7,8), con el fin de rastrear las funciones cognitivas, detectar factores de

3

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

riesgo y la situación de los 5 factores neurosaludables preventivos del DC(5), detallados como:
índice de formación académica de 8 años, psicomotricidad -ausencia de afectación de la
movilidad por deficiencia física que provoque dependencia­, nutrición óptima -ausencia de
anemia y por la realización de tres o más comidas al día-, socialización -cumplir con 6 horas de
interacción social diaria y acudir a eventos/actividades sociales-, optimismo -coincidencia de
resultado un resultado negativo en la escala depresión y positivo en socialización.
Variables operacionales: género, edad, años de instrucción, procedencia, profesión, datos
biomédicos, nutrición, actividad mental, física y social.
Variables conceptuales: Abarcan variables propias para el análisis de la situación del estado
mental siguiendo los criterios diagnósticos NIA-AA(9).
Para la valoración conductual se aplican tres herramientas:
2º Escala de Lawton y Brody(10). Valora la capacidad funcional para las actividades
instrumentales de la vida diaria (AIVD).
3º Escala de actividades básicas de Katz(11). Indaga sobre las habilidades adaptativas a la
vida diaria.
4º Escala geriátrica para la depresión de Yesavage abreviado -GDS-(12). Para obtener
prevalencia de depresión y como instrumento para la valoración de ánimo positivo.
Para la valoración cognitiva se aplican dos herramientas:
5º Mini-Examen Cognoscitivo de Folstein ­MMC-(13). Puntos de corte: 24 para sujetos de 8
años de escolarización, 22 sujetos de 8 años y no analfabetos, y 20 para analfabetos.
6º El test del dibujo del reloj ­TDR-(14). Las condiciones de resultado positivo en el Test del
Reloj y una mala ejecución del dibujo del MMC sugieren DC calificándose como positivo
no amnésico.
Diagnóstico DCL: cuando cumpla con uno o alguno de los 5 criterios diagnósticos del NIA-AA,
resultado positivo en las escalas de valoración cognitiva, y negativos en las escalas de
funcionalidad y actividad en la vida diaria.
Evaluación de factores protectores del estado cognitivo
La coincidencia de los cinco factores neurosaludables en un sujeto.
Conceptual: Estado óptimo a nivel preventivo cuando coinciden en el sujeto las cinco variables.
Operacional: Cumplir con los requisitos exigidos para cada factor.
Consideramos un sistema de clasificación de forma binaria por estar nuestra herramienta de
cribado constituida por dos elementos de valoración: La entrevista de evaluación y las pruebas
neuropsicológicas y conductuales estandarizadas, las cuales se interpretan como positivo o sujeto
caso o negativo sujeto no-caso.
Análisis estadístico. Efectuamos una estadística descriptiva y exploratoria de las variables
mediante medidas de tendencia central para la prevalencia y un análisis de coincidencias para los
factores neurosaludables a través de la aplicación de consultas SQL (Structured Query Language),
llevando estas a informes estructurados y presentación mediante gráficos de los resultados

4

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

obtenidos. La tabla origen fue ajustada para homogeneizarla y aplanarla, ignorando datos poco
representativos debido al bajo número de casos, aplicándose el percentil 80.

Resultados
Edades comprendidas entre 60 y 104 años (edad promedio 71.58, DE= 25,58) - Gráfico I-. Un
4.73% con un nivel escolar 8 años y un 93,64% 7 años.

Gráfico I: Distribución por sexo e intervalos de edad del total de la muestra

Encontramos un 14.36% para el DCL (edad promedio 72.1, DE=0.37) sin diferencia significativa
entre sexos, en todos los casos el nivel de educación fue 7 años. Estudios transversales sobre la
prevalencia en DCL hallan resultados que la sitúan entre el 3 y el 53%. Un estudio en una
población marginal de Venezuela obtuvo un 9,52% para el grupo etario de 65 -69 años y de 11,90%
para 70-74 años(15).
De la distribución de la escolaridad hallamos entre los niveles educativos de 5 años una
dispersión no significativa (DE=0.26) pero estos con el nivel inferior 4 años si se da
(DE=9.34). La repercusión en el DC del índice de instrucción estriba -Katzman, R(16)- en el
concepto de reserva neuronal "las personas que tienen alto nivel de educación tienen un riesgo
menor de presentar DC.... aquellos individuos educados poseen mayores sinapsis corticales que
los iletrados, y están más capacitados para hacer frente al deterioro causado por la pérdida
neuronal característica de la Demencia".
La prevalencia obtenida a raíz de la suma de los resultados obtenidos en cada uno de los 4 subtipos
de Petersen(7,8) en orden de mayor a menor fue: el monodominio sin afectación de memoria DCL-noam-mon- con un 5.27%, seguido del multidominio sin afectación de memoria -DCLnoam-mult- 3.63%, el multidominio con afectación de memoria -DCL-a-mult- 3.45% y
finalmente la amnesia como único dominio -DCL-a-mon- 2%. Molinero (17) revela que "El DCLnoam-mon diferente a la memoria es más prevalente que el DCL-a-mon".
Busse, A. et al (Alemania)(18) realizaron un estudio con los mismos criterios de clasificación a
sujetos de 75 años (edad promedio 81.5), obtuvieron una prevalencia del 19.3% para el DCL.
Tomamos este estudio como referencia por corresponderse a una población con características
sociodemográficas opuestas a la SS, con un nivel de instrucción 8 años y todas las necesidades

5

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

sociales, económicas y sanitarias cubiertas. En la Tabla I observamos la prevalencias obtenidas en
ambos estudios, donde la diferencia de edad poblacional explicaría la diferencia entre los
resultados porcentuales por dominios afectados, siendo superior las prevalencias en los sujetos de
mayor edad.
Tabla I: Prevalencia para subtipos de DCND en SS y Leipzig-Alemania

En ambas distribuciones el DCL-mnoa es el subtipo más prevalente. La frecuencia mayor de este
subtipo era lo esperado, por ser la categoría menos exigente. En un estudio realizado en CórdobaArgentina(19) se halla un 3.9% de individuos con DCL-mnoa en sujetos de 50 años, (edad
promedio 64.24 años). En el Gráfico III observamos la progresión de las tres muestras en relación
a la edad, a medida que esta incrementa, le corresponde un número mayor de casos. La primera y
la última urbanas con un nivel de instrucción 8 años. Por lo que no parece que sean los niveles
socioambientales los que estén influyendo en el DCL-mnoa.
Gráfico III: progresión de media de edad

El DCL-noam-mult en nuestro estudio se sitúa en el segundo subtipo más prevalente aunque muy
cercano al tercero DCL-a-mult (0.18 p.p de diferencia). En el seguimiento longitudinal el subtipo
DCL-noam-mult se presenta en Leipzig como el que menos evolucionan a Demencia. La literatura
encontrada concuerda en que la educación y la actividad mental favorecen la conectividad
cerebral y aumentan la `reserva funcional cerebral'(20), argumentan que los sujetos con mayor
instrucción mantienen capacidades cognitivas indemnes, en tanto que sujetos con baja escolaridad
"desarrollan un deterioro de tipo homogéneo" con afectación de varios dominios cognitivos
diferentes a la memoria; teniendo a esta categorización como la más dependiente del status
sociosanitario e instruccional. Este subtipo presenta molestias que reflejan deficiencias leves en
múltiples dominios cognitivos y conductuales no amnésicos, incluye pacientes con DC, entre 0,5-1
de DE por debajo de la línea de normalidad ajustada para edad y escolaridad y en una minoría de
casos representa envejecimiento normal o, inclusive, una condición inestable con un retorno en el
tiempo a la normalidad tras el seguimiento de pacientes con DCL plantean la existencia de dos
síndromes clínicos, una forma amnésica y otra con un déficit cognitivo más amplio no amnésico,
siendo este último el subtipo que se presentaría con mayor frecuencia -López et al(21,22).

6

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

Análisis de las variables biomédicas de las que depende el DCL. La ENSANUT-2012-Oaxaca(3),
recoge para el AM la prevalencia lápsica de algún problema de salud del 21.7% entre los 65/69
años. Un 94.5% de sujetos con inseguridad alimentaria y entre ellos un 13% grave. La prevalencia
de anemia fue de 20.9% para el mundo rural. La calidad de la atención médica para la Diabetes e
hipertensión, es insatisfactoria que además de su efecto en la salud cognitiva, son la primera causa
de morbilidad y mortalidad en el AM de Oaxaca.
Del análisis de las variables biomédicas en presentes en sujetos con DCL hallamos un 12.3% de
casos con síntomas de depresión geriátrica. Estudios encuentran que la prevalencia de la
depresión sube conforme la edad avanza y disminuye con alta instrucción y encuentran resultados
significativos de niveles más altos de depresión entre los hombres que viven en áreas rurales(23,24).
Según la encuesta del ENSANUT-2006(25) el 10.2% de los AM mexicanos con acceso a salud
mental presentan depresión. El estudio realizado por Baquero et al (20) en el AM encuentran que en
un 62% de los casos de DCL existía algún síntoma psicológico o conductual, siendo los más
frecuentes la depresión e irritabilidad. Encontramos un 54.36% de presencia de enfermedades de
riesgo para su desarrollo (Accidente cerebro vascular y cráneoencefálico, cardiacas, hipertensivas,
hipercolesterolemia, endocrinas, diabetes mellitus ­DM-).
Por su alta incidencia en México y sus efectos sobre la salud global y cerebro-vascular, buscamos la
prevalencia de DM e hipertensión en DCL y el resultado fue de un 21.7%, resultado menor de lo
esperado, seguramente debido a su alta relación con la mortandad temprana y condiciones
sanitarias de nuestra región. El resultado para la hipertensión fue de un 36,8% para sujetos con
DCL. El ENSANUT-2012-Oaxaca-(3) encontró para la población general (edad promedio 39.8), una
prevalencia de un 20.9% para la DM y 30.8% para hipertensión.
Los métodos para la detección del hipotiroidismo son rápidos y económicos, y previenen
anormalidades neurológicas irreversibles secundarias. En México esta prueba es obligatoria para
neonatos desde 1988. El hipotiroidismo no tratado afecta alterando la función cognitiva y otras
funciones, pudiendo derivar en Demencia secundaria irreversible. Un 25.3% sujetos realizaron la
prueba y un 0.36% padece hipotiroidismo. La prevalencia aumenta progresivamente con la edad.
En sujetos de 60 años afecta entre el 5-20%, con mayor incidencia en mujeres(23).
Obtuvimos un 10.54% de sujetos con antecedentes heredo/familiares de Demencia o Parkinson; el
ENSANUT-2012-MX(24) encuentra un 7.3% para toda la población. Los familiares de los pacientes
con estas dolencias incrementan el riesgo de DC. La asociación aumenta cuando el familiar
relacionado tuvo un comienzo temprano de la enfermedad.
Hallamos un 32. 07% con un cuadro nutritivo deficiente medido por anemia, y/o menos de tres
comidas al día, los resultados son los esperados. El ENSANUT-2012-Oaxaca(3) encuentra un
21.4% de AM con carencias alimentarias.
La Coincidencia de los factores protectores del estado cognitivo en la población se realizó a través
de un análisis de coincidencias SQL para los factores protectores del estado cognitivo ­Tabla IIIsegún el marco teórico de Bilbao, A.(5). Distintos estudios demuestran que la conjunción de estos
factores desarrollan hábitos de vida neurosaludables eficaces para retrasar y prevenir el DC del
AM y sus enfermedades(25). Encontramos un 4.73% de sujetos que reúnen las 5 condiciones
neurosaludables protectoras del DC (edad promedio 69.42, predominio femenino). Para evaluar el
peso de la variable escolaridad se empleó un análisis de regresión linear múltiple -método Enterde los factores neurosaludables y encontramos que la edad, escolaridad, ánimo positivo y estado
físico de independencia en movilidad se encuentran significativamente correlacionadas: r = 0,42
(p < 0,000) y r² = 0,174, lo que explica el 17,4% de la varianza total.

7

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

Tabla III: Resumen de vs por los registros

8

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

Sin embargo, si consideramos al nivel de instrucción como un factor dependiente de la influencia
cultural contemporánea, podemos atribuir a la siguiente coincidencia -cuatro factores, fallando
escolaridad-, la situación óptima de salud cerebral para nuestra población sin acceso histórico a la
instrucción formal, y donde incurren la mayoría de los sujetos, con un 66.73% (edad promedio
70.24, predominio femenino); y por ende, la coincidencia de tres factores, sea propuesta como una
categoría que señala el punto de alarma; en nuestro análisis para tres factores coexiste en un
9.64% de sujetos (edad promedio 75.7, predominio masculino), siendo socialización, nutrición y
ánimo optimista los factores concurrentes. Por lo que la carencia de psicomotricidad ­de carácter
médico- se presenta, tras la escolaridad, como segundo factor deficiente.
Son la socialización y optimismo los que coinciden como dos factores en un 18,18% (edad
promedio 72,91, predominio masculino). Por lo que el tercer factor de riesgo cognitivo para la
población son las carencias nutritivas de carácter socioeconómico, así mismo del análisis de esta
categoría hallamos la contingencia entre la edad promedio (72.91) en esta condición y la edad
promedio en mortandad (72,85) en el estado de Oaxaca(3); también destacamos la disminución del
rango de edad (3,77% de variación porcentual) con respecto a la categoría anterior y mayor
frecuencia de sujetos, lo que se atribuye a la edad promedio en mortandad. Además, se observa
una caída significativa en frecuencia para nutrición y psicomotricidad. Entendemos que la
heterogeneidad obtenida en la coincidencia de las variables se debe a que las concurrencias no
dependen de la edad y si de diferencias en los estratos socioeconómicos y sanitarios.
La socialización (edad promedio 74.86, predominio femenino) se presenta en un 7.82% como
único factor neurosaludable. La interacción social y familiar constituye una fuente de estímulo
cognitivo-afectivo en el AM más predominante en la región. Sin embargo esta disminuye conforme
avanza la edad, situación que se explica por el estado físico del adulto de mayor edad que impide
actividades, como se observa en el Gráfico VI en la SS a medida que incrementa la edad desciende
la socialización, lo que explica que un 2.90% de sujetos no cumplan ningún criterio ­edad
promedio 79,25, predominio femenino-, por el mayor rango de edad ­Tabla III- y la mayor
prevalencia de mujeres vivas a más edad.
Gráfico VI: Ratio de socialización

Discusión
La importancia de conocer las situaciones precursoras del DCL en una región marginal permite
conocer las características intrínsecas de su manifestación, con el fin de actuar a nivel
preventivo e intervención.
La SS es una región rural situada en la marginalidad y una de las entidades de mayor
prevalencia de AM -16.8%- dada su alta migración(26). Indagamos, a través de los objetivos, la

9

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

situación de la salud cognitiva con el fin de conocer como se manifiesta en relación a la
marginalidad.
La recogida de datos se realiza aleatoriamente con una encuesta epidemiológica. Tras el análisis
de sujetos se diagnostican los casos con DCL (14.36%, edad promedio 72.1, sin diferencias
significativas entre sexos) en 550 sujetos de 60 años (edad promedio 71.58).
En nuestro estudio el nivel de escolaridad es bajo (93.64%, 7 años). Estudios encuentran que el
comportamiento de la prevalencia en DCL es significativamente mayor en sujetos con menor
instrucción escolar. Encontramos en los sujetos con DCL y niveles educativos de 5 años una
dispersión no significativa (DE=0.26) pero estos con el nivel inferior 4 años si la hay
(DE=9.34). En el estudio de Roberts, R.O, et al(27), arguye "el DCL es superior entre los
analfabetos, disminuye entre aquellos que cursaron estudios primarios y se reduce entre los
participantes que cursaron estudios superiores y los que practican diariamente la lectura".
Sin embargo, el nivel de escolaridad, per se, al ser un factor de protección secundario parece no
influir en la progresión a Demencia. Según Fernández, S. et al(28) "Los resultados para
Demencia, colocan al trastorno cognitivo mayor en una situación donde la organicidad y otros
factores ambientales son los que parecen estar incidiendo en el progreso de la enfermedad".
Para conocer como la marginalidad influye en la manifestación del DCL buscamos la
distribución por frecuencias para cada subdominio clínico y buscamos en la literatura como se
presentan estos en poblaciones de AM con todas las necesidades cubiertas. Un estudio hecho en
Leipzig ­Alemania- por Busse A., et al(18) distribuyen al DCL en subdominios con los criterios de
clasificación de nuestro estudio(7,8) (edad promedio 81.5), encontrando el subtipo más
prevalente al DCL-noam-mon, al igual que nuestro estudio. Sin embargo, en nuestra
investigación el DCL-noam-mult se presenta en segunda posición y en el estudio de Leipzig se
presenta como el menos prevalente y el que menos evoluciona a Demencia; la actividad mental
aumenta la reserva funcional cerebral, lo que justificaría que en nuestro estudio sea más
prevalente este subtipo, dado que los sujetos con mayor actividad mental (sujetos con 8 años
de instrucción, acceso a talleres de memoria, actividades culturales, etc) mantienen capacidades
cognitivas indemnes, en tanto que sujetos con baja escolaridad desarrollan un deterioro de tipo
homogéneo con afectación de varios dominios cognitivos diferentes a la memoria. Le sigue muy
de cerca el subtipo DCL-a-mult (3.45%), segundo para el estudio alemán (5.5%). En el estudio
de Mias(19) se encuentra una media de 5.62%.
El DCL-a-mon fue el subtipo menos frecuente (2%). Los resultados concuerdan con otros
estudios que reportan prevalencias entre 1% a 6% para este subdominio(29).
Del estudio de los factores biomédicos contingentes al DCL, obtuvimos para la depresión una
prevalencia del 12.03%, y la de alguna de las enfermedades de riesgo para el desarrollo del
DCL, un 54.36% resultados similares a otros estudios con población pareja. En concreto la
hipertensión, como causa de riesgo para el desarrollo de patologías cerebro-vasculares
relacionadas con Demencia, se encuentra en un 36,8% de sujetos con DCL; encontrando una
menor prevalencia de DCL entre los tratados con antihipertensivos. La DM aparece en un 21.7%,
y en casi el 90% de los casos sin una higiene correcta de la enfermedad; su mal control afecta al
estado mental. Con respecto a la prueba tiroidea, afirman que se les haya realizado un 25.3%
de sujetos con DCL y entre estos un 0.36% de casos presentan hipotiroidismo de cualquier
tipo.
Los antecedentes heredofamiliares de Parkinson y Enfermedad de Alzheimer alcanzan a un
10,54% de sujetos con DCL. Walter, A. et al(30) afirman que "el padecimiento de estas dolencias

10

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

de en familiares incrementa el riesgo en los sujetos de padecer DCL". Con respecto al estado
nutricional en DCL, hallamos una deficiencia en un 32.07%.
Del análisis de las coincidencias de los factores neurosaludables previsores del óptimo estado
cerebral del AM, hallamos que la coincidencia de estos 5 factores -escolaridad,
psicomotricidad, socialización y nutrición y ánimo positivo- se encuentran en un 4.73% de
sujetos (edad promedio 69.42, predominio femenino) y no se ha encontrado ningún sujeto con
DCL en que se presenten los cinco; al ser la escolaridad un factor de influencia sociocultural
contemporánea, quisimos conocer como correlaciona con el resto de factores y encontramos
que correlaciona positivamente con menor edad, ánimo positivo y estado físico de
independencia en movilidad.
La presencia de 4 factores concurre en un 66.73% (367 sujetos) fallando el factor escolaridad
(edad promedio 70.24, predominio femenino). En los sujetos con DCL concurren en el 5.66%.
Al encontrarse en la coincidencia de los 4 factores el grueso de la población y ser el nivel de
instrucción un factor muy relacionado con las influencias culturales contemporáneas,
contemplamos que la coincidencia de tres factores puede ser tomada como un punto de corte
para la señal de alarma, o punto de inflexión, del estado cognitivo en una población de
nuestras características, tras eliminar el sesgo provocado por la inmersión en la escolaridad de
nueva incorporación en estas sociedades, hallamos a la dependencia motriz como el factor de
riesgo neurosaludable que más está afectando a nuestra población ya que en la coincidencia de
tres factores -socialización, nutrición y ánimo optimista- con un 9.64% de sujetos (edad
promedio 75.77, predominio masculino) solo aparece en un 54,72% de los individuos de este
grupo.
En la concurrencia de dos factores aparecen la socialización y optimismo, tras observar esta
jerarquía, entendemos que en este nivel de coincidencias el estado cognitivo no depende de la
edad, como sería lo esperado y, si de las diferencias en los estratos económicosociales y
sanitarios ya que se presenta con una mayor prevalencia que la coincidencia anterior (18,18%,
edad promedio de 72,91), por otro lado, de entre las medias de edad en todas las jerarquías, en
esta coincidencia se da la más semejante a la edad promedio de 72.85 para la mortandad en
Oaxaca, lo que explicaría, al confrontar esta categoría con la anterior, la disminución en
frecuencia de edad (-3,77% de variación porcentual), además que el factor nutrición y
psicomotricidad se presentan con una relación negativa significativa en relación a la edad (4,70% y -2.59, de variación porcentual respectivamente).
Se concluye que entre los sujetos con DCL en la población de la Sierra Sur el subtipo que
recoge el deterioro de varios dominios sin afectación de la memoria muestra una frecuencia
mayor en comparación a otros estudios realizados en sociedades donde el AM se presenta con
todas sus necesidades básicas cubiertas y un nivel de instrucción igual o mayor a ocho años, y
es este subdominio el que parece estar más relacionado con situaciones carenciales según la
literatura.
La coincidencia de los factores neurosaludables de prevención del óptimo estado cognitivo nos
muestra que los factores más relacionados con la salud y la economía son los que menos veces
aparecen en la población, y el factor neurosaludable
de socialización, que implica interacción social y familiar y el más relacionado con la cultura
social, aparece como la fuente de estímulo cognitivo-afectivo más prevalente en la población
rural marginal.

11

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

Referencias
1.

Inouye, S.K., Studenski, S., Tinetti, M.E. y Kuchel, G.A. Geriatric syndromes: clinical, research, and policy
implications of a core geriatric concept. Journal of the American Geriatrics. 2007; 124(16).

2.

Fustinoni, O. Deterioro Cognitivo y Demencia. Cuadernos de Medicina Forense. 2002; 1(1):39-44.

3.

Instituto Nacional de Salud Pública 2012.
Necesidades de salud en Oaxaca. (Disponible en
http://ensanut.insp.mx/informes/Oaxaca-OCT.pdf Consultado el 10 de enero de 2015).

4.

Instituto Nacional de Salud Pública 2006.
Necesidades de salud. (Disponible en
http://www.facmed.unam.mx/deptos/salud/censenanza/spi/unidad2/ensanut2006.pdf. Consultado el 10
de enero de 2015).

5.

Bilbao, A. Como preservar la salud del cerebro. Me falla la memoria. RBA editores. España. 2012; pp. 136137.

6.

Ferri, C.P., et al. Global Prevalence of dementia a Delphi consensus study. Lancet. 2005; 366 (9503),
pp.2112-2117 OMS. Dementia: a public health priority. World Health Organization/Alzheimer's Disease
International. 2012; Geneva.

7.

Petersen RC, Stevens JC, Ganguli M, Tangalos EG, Cummings JC, De- Kosky ST. Practice parameter:
early detection of dementia: mild cognitive impairment (an evidence-based review). Report of the Quality
Standard Subcommittee of the American Academy of Neurology. Neurology. 2001; 56: 1133-42.
Petersen RC, Knopman DS, Boeve BF, Geda YE, Ivnik RJ, Smith GE, et al. MildCognitive Impairment:
Ten Years Later. Arch Neurol. 2009 dic; 66(12):1447-55.

8.

9.

Sociedad
española
de
Neurología.
Criterios
NIA-AA.
Disponible
http://www.hipocampo.org/articulos/articulo0431.asp. Consultado el 10 de febrero de 2014).

en

10.

Fontana C. Concordancia entre los índices de dependencia en las actividades de la vida diaria. experiencia
de aplicación en población geriátrica de ámbito rural. Enfermería Clínica, 2002; 12: 47-53.

11.

Alvarez M, Alaiz AT, Brun E y cols. Capacidad funcional de pacientes mayores de 65 años, según el índice
de Katz. Fiabilidad del método. Aten Prim 1992, 10: 812-815.

12.

Martinez, J., et al. Versión española del cuestionario de Yesavage abreviado (GDS). Medifam.
2002 ; v.12 n.10 Madrid dic.

13.

Blesa R, Pujol M, Aguila M, et al. Clinical validity of the "Mini-Mental State" for Spanish-speaking
communities. En: Peña-Casanova J, Gramunt N, Gich J, editores. Tests neuropsicológicos. Barcelona:
Masson; 2004. p. 31-5.

14.

Freeman, M, Leach, L, Kaplan, E, Winocur, G, Shulman, KI y Delis, DC: Clock drawing. A
neuropsychological analysis. Nueva York: Oxford University Press 1994.

15.

Díaz, A. Lezama, N. Hipertensión Arterial y su Relación con Deterioro Cognitivo en AM. Disponible en:
http://ri.bib.udo.edu.ve/bitstream/123456789/2218/1/46%20Tesis.%20WG9%20D542h.pdf (Consultado
el 10 de abril de 2014)

16.

Katzman R. Education and The prevalence of Dementia and Alzheirmer´s disease. Neurology. 1993;
43:13-20.

17.

Molinero Guix, J.L. Deterioro Cognitivo leve. Ed. Glosa. 2007; pag 37.

18.

Busse A, Hensel A, Gühne U, Angermeyer MC, S.G. Riedel-Heller, MD, MPH, PhD. Mild cognitive
impairment. Long-term course of four clinical subtypes. Neurology (67 2185). 2006; p.p 2176-84.

19.

Mías CD, Sassi M, Masih M.E, Querejeta A, Krawchik R. Deterioro cognitivo leve: estudio de prevalencia y
factores sociodemográficos en la ciudad de Córdoba, Argentina. Rev Neurol. 2007; 44 (12): 733-738.

20.

Baquero M, Blasco R, Campos-Garcia A, Garces M, Fages, EM, Andreu-Catala M. Estudio descriptivo de
los trastornos conductuales en el Deterioro Cognitivo Leve. Rev Neurol 2006;38: 323-6.

12

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

21.

Lopez O, Jagust W, DeKosky S, Becker J, Fitzpatrick A, Dulberg C, Breitner J, et al. Prevalence and
classification of mild cognitive impairment in the Cardiovascular Health Study Cognition Study: part 1.
Arch Neurol. 2003;60:1385-9.

22.

Lopez O, Kuller L, Becker J, Dulberg C, Sweet R, Gach M, DeKosky S. Incidence of dementia in mild
cognitive impairment in the cardiovascular health study cognition study. Arch Neurol. 2007;64:416-20.

23.

Dominguez, L., Bevilacqua M., DiBella, G., Barbagallo, M., Enfermedad tiroidea en ancianos. Esp.
Medicina Interna. J Am Med Dir Assoc 2008; 9: 9­17

24.

ENSANUT. Encuesta Nacional de Salud y Nutricion 2012. Resultados Nacionales. Cuernavaca, Mexico:
Instituto Nacional de Salud Publica (MX). [Consulta: 28 septiembre 2013]. Disponible en
http://www.insp.mx/ensanut/ensanut2012.pdf

25.

Heyn P., Abreau B., Ottembacher K.The effect of exercise training on ederly persons with cognitive
impairment and dementia: a Meta-analisis. Archives of Physical Medicine and Rehabilitation. 2004; 85,
1694- 1702.

26.

Instituto Nacional de Salud Pública 2006.
Necesidades de salud. (Disponible en
http://www.facmed.unam.mx/deptos/salud/censenanza/spi/unidad2/ensanut2006.pdf (Consultado el
14 de abril de 2015).

27.

Roberts RO, Geda YE, Knopman D, et al. The Mayo Clinic Study of Aging: design and sampling,
participation, baseline measures and sample characteristics. Neuroepidemiology. 2008; 30:58-69.

28.

Fernández S, Guinea A, Ardila A. Las demencias: Aspectos clínicos, neuropsicológicos y tratamiento,
Editorial El Manual Moderno. 2003; cap 7: 295-30.

29.

Henao-Arboleda, E; Aguirre-Acevedo D.C.; Muñoz, C; Pineda D.A.; Lopera F. Prevalencia de Deterioro
Cognitivo Leve de tipo amnésico en una población colombiana. Revista de Neurología. 2008. Volumen 46,
número 12, página(s) 709-713

30.

Walter A. Rocca, MD, MPH; James H. Bower, MD; J. Eric Ahlskog, PhD, MD; Alexis Elbaz, MD, PhD;
Brandon R., et al. Risk of Cognitive Impairment or Dementia in Relatives of Patients With Parkinson
Disease. Arch Neurol. 2007;64(10):1458-1464.

13

Miramontes Fandiño M. 2015; 19:10.

Cite este artículo de la siguiente forma (estilo de Vancouver):
Miramontes Fandiño M, Mora López RM. Estudio descriptivo del Estado Cognitivo en Adultos
Mayores en condiciones de marginalidad: Influencia del contexto biopsicosocial en la
manifestación del Deterioro Cognitivo Leve. Psicologia.com [Internet]. 2015 [citado 07 Ago
2015];19:10. Disponible en:
http://www.psiquiatria.com/revistas/index.php/psicologiacom/article/view/1685/

14

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana