Última actualización web: 20/05/2019

Intervención cognitiva conductual del trastorno por consumo de opiáceos con síndrome de dependencia en un profesional sanitario

Seguir

Autor/autores: Josep Maria Farré Martí
Fecha Publicación: 11/06/2018
Área temática: Psiquiatria general , Psicología general , Salud mental , Adicciones , Tratamientos .

Psicosomática y Psiquiatría

RESUMEN

Los profesionales sanitarios pueden presentar problemas de salud mental o adicciones que pueden influir negativamente en un adecuado ejercicio profesional. En España se viene desarrollando, desde hace más de 20 años, programas específicos para profesionales de la salud con trastornos mentales.

El objetivo de este estudio es presentar una propuesta de una intervención cognitivo-conductual en un caso de un profesional de la salud tratado en dicho programa por un trastorno por consumo de opiáceos con síndrome de dependencia. El abordaje psicoterapéutico individual tuvo lugar durante el ingreso a lo largo de 4 semanas en la sede clínica del dispositivo asistencial del programa RETORN para Enfermería.

Los objetivos del ingreso fueron la desintoxicación y el inicio de la deshabituación para favorecer, en último término, la posterior reincorporación al ejercicio profesional de forma segura.

Tras el abordaje cognitivo-conductual, se consiguió el mantenimiento de la abstinencia a la sustancia, disminución del malestar subjetivo y mejoría en el funcionamiento personal. Sin embargo, a los meses del alta se produjo una recaída en el consumo de fentanilo que fue tratada con eficacia a nivel ambulatorio.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original:http://psicosomaticaypsiquiatria.com/

Palabras clave: Adicción; Dependencia a opiáceos; Profesional sanitario; Intervención cognitivo-conductual; Estudio de caso

Enlace complemenentario: http://psicosomaticaypsiquiatria.com/download/psicosom-psiquiatr-201849-8/?wpdmdl=2999


VOLVER

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-8902

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

siglantana

PSICOSOMÁTICA
Y PSIQUIATRÍA

4 / AÑO 2018

ENERO · FEBRERO · MARZO

ARTÍCULO ORIGINAL
ORIGINAL ARTICLE
Recibido: 11/11/2017. Aceptado: 22/02/2018

INTERVENCIÓN COGNITIVA CONDUCTUAL DEL
TRASTORNO POR CONSUMO DE OPIÁCEOS CON
SÍNDROME DE DEPENDENCIA EN UN PROFESIONAL
SANITARIO
COGNITIVE BEHAVIORAL INTERVENTION IN OPIOID
CONSUMPTION DISORDER WITH DEPENDENCE SYNDROME
IN A HEALTHCARE PROFESSIONAL
D. Chávez*, T. Pujol Culleré, M.D. Braquehais Conesa
Programa de Atención Integral al Profesional Sanitario Enfermo, Clínica Galatea, Barcelona, España.
*

Dña. Daniela Sofía Chávez Zambrano llevó a cabo el presente trabajo mientras cursaba las prácticas en la Clínica Galatea como parte del curso de
posgrado del Máster de Medicina Conductual de la Universitat de Barcelona (UAB).

LEER

ISSN 2565-0564

Psicosom. psiquiatr. 2018;4:9-17.

9
www.cuadernosdemedicinapsicosomatica.com

siglantana

PSICOSOMÁTICA
Y PSIQUIATRÍA
Intervención cognitiva conductual del trastorno...

4 / AÑO 2018

ENERO · FEBRERO · MARZO

Psicosom. psiquiatr. 2018;4:9-17

D. Chávez y cols.

RESUMEN
Los profesionales sanitarios pueden presentar problemas de salud mental o adicciones que pueden influir
negativamente en un adecuado ejercicio profesional. En España se viene desarrollando, desde hace más de 20
años, programas específicos para profesionales de la salud con trastornos mentales. El objetivo de este estudio
es presentar una propuesta de una intervención cognitivo-conductual en un caso de un profesional de la salud
tratado en dicho programa por un trastorno por consumo de opiáceos con síndrome de dependencia. El abordaje
psicoterapéutico individual tuvo lugar durante el ingreso a lo largo de 4 semanas en la sede clínica del dispositivo
asistencial del programa RETORN para Enfermería. Los objetivos del ingreso fueron la desintoxicación y el inicio
de la deshabituación para favorecer, en último término, la posterior reincorporación al ejercicio profesional de
forma segura. Tras el abordaje cognitivo-conductual, se consiguió el mantenimiento de la abstinencia a la sustancia, disminución del malestar subjetivo y mejoría en el funcionamiento personal. Sin embargo, a los meses
del alta se produjo una recaída en el consumo de fentanilo que fue tratada con eficacia a nivel ambulatorio. .
Palabras clave: Adicción; Dependencia a opiáceos; Profesional sanitario; Intervención cognitivo-conductual;
Estudio de caso

ABSTRACT
Health professionals can present mental health problems or addictions that can negatively influence an adequate professional practice. In Spain specific programs for health professionals with mental disorders have been
developing for more than 20 years. The objective of this study is to present a proposal of a cognitive-behavioral
intervention in a case of a health professional treated in said program for an opioid consumption disorder with
dependency syndrome. The individual psychotherapeutic approach took place during the 4-week admission in
the clinical headquarters of RETORN, the program for nursing professionals. The objectives of the admission
were the detoxification and the beginning of the detoxification to favor, in last term, the later reincorporation to
the professional exercise of sure form. After the cognitive-behavioral approach, maintenance of abstinence to
the substance was achieved, subjective discomfort decreased and personal functioning improved. However,
after the months of discharge, there was a relapse in the consumption of fentanyl, which was treated effectively
at the outpatient level.
Keywords: Addiction; Opioid dependence; Health profesional; Cognitive-behavioral intervention; Case study

INTRODUCCIÓN
La drogodependencia es un trastorno con tendencia a
la cronicidad y recidivante (Fernández Miranda y Pereiro,
2007). Conlleva a una búsqueda compulsiva de la droga, incapacidad de controlar o interrumpir el consumo a pesar de
los efectos perjudiciales físicos, psicológicos o sociales del
mismo así como fenómenos de recaída incluso tras largos
periodos de abstinencia. Esta situación conduce al individuo

a una progresiva desestructuración de todas sus actividades
debido al excesivo tiempo que se emplea en la obtención,
consumo o recuperación de los efectos de la sustancia. Según el DSM-IV-TR (López-Ibor y Valdés, 2002). En el caso
de los opiáceos, el consumo prolongado produce cambios
moleculares y de la expresión génica que finalmente son los
responsables de los fenómenos típicos de la adicción. La
tolerancia usualmente ocurre luego de tres semanas de uso

10
www.psicosomaticaypsiquiatria.com

siglantana

PSICOSOMÁTICA
Y PSIQUIATRÍA
Intervención cognitiva conductual del trastorno...

4 / AÑO 2018

ENERO · FEBRERO · MARZO

Psicosom. psiquiatr. 2018;4:9-17

diario. En cambio, los síntomas del síndrome de abstinencia
típicamente alcanzan su pico entre las 24 y 48 horas de su
inicio. El síndrome de abstinencia a opiáceos se caracteriza por disforia, inquietud, angustia, desesperación, rinorrea,
epífora, mialgias y artralgias, náusea, vómito y diarrea (Sandí
y Sandí, 2016).
En cuanto a la intervención, según Secades Villa y Fernández Hermida (2001), el panorama actual de las terapias
psicológicas para el tratamiento de la adicción a los opiáceos se centra especialmente en la heroína presenta, que a
comparación con otras sustancias existe relativa escasez
de trabajos empíricos bien controlados y con seguimientos
a largo plazo.
El entorno en el que se atiende este caso es en el de un
programa específico para profesionales sanitarios que presentan conductas problemáticas relacionadas con problemas
de salud mental o adicciones. Esta situación puede influir en
un adecuado ejercicio profesional y propiciar un riesgo para
la praxis que puede afectar a la salud de los pacientes, traer
consecuencias para la vida y la carrera para el profesional
y una carga económica sobre el sistema sanitario (Angres,
McGovern, Shaw y Rawal; 2003). Por ejemplo, en el caso de
los médicos se ha estimado que la prevalencia de los trastornos mentales y/o adicciones es similar, y en el caso de
los trastornos de ansiedad o suicidio es incluso mayor, que
en la población general (Braquehais, Tolchinsky y Bruguera;
2016). Por otro lado, según Raab (2014), los profesionales
sanitarios están más expuestos al estrés, lo que reduce la
atención y la concentración, las habilidades de toma de decisiones, la eficacia en la comunicación, así como contribuir
a diversos problemas de salud física como fatiga, insomnio,
enfermedades del corazón, depresión y obesidad.
Según Braquehais, Bel, Montejo, Arteman, Bruguera y Casas (2012), el objetivo del modelo de atención al profesional
sanitario enfermo español es el proceso de rehabilitación
supervisada y control del ejercicio profesional, lo cual se logra a través de una atención especializada, multidisciplinar
e integral al médico. Además, se define como un método no
persecutorio y no punitivo que promueve el acceso voluntario
al tratamiento ambulatorio u hospitalario, siendo obligatorio
sólo cuando hay evidencia o riesgo de mala praxis. De este
modo, Padrós et al. (2013), se da énfasis a características y
necesidades propias de esta población como la demora en
la petición de ayuda, por causas como el temor a la pérdida de su credibilidad profesional, la fantasía de control y la

D. Chávez y cols.

sensación de invulnerabilidad; o el mayor estigma en este
colectivo específico asociado a la enfermedad mental que
otras enfermedades médicas.
El presente caso corresponde a una paciente con diagnóstico trastorno por consumo de opiáceos con síndrome
de dependencia tratada en la Unidad de Hospitalización de la
Clínica Galatea por una recaída en el consumo 1 año posterior
a su anterior ingreso.

MÉTODO
DESCRIPCIÓN DEL CASO
La paciente es una mujer de 47 años, divorciada y con 1
hija, con quien reside actualmente. Trabaja desde hace 20
años como enfermera de paliativos en una unidad oncológica. Asiste a consulta para ser ingresada en el Programa de
Adicciones luego de recaer en el consumo de opiodes como
el fentanilo y la codeína desde 3 meses antes. De la primera
sustancia llega a consumir hasta 10 comprimidos de 200 mg
ya que rápidamente desarrolla tolerancia y consumía codeína
cuando no le era posible acceder a ésta. Refiere como motores de consumo sensación asténica y de menor rendimiento
en general así como reactivación del dolor musculo-esquelético debido a la retirada completa de gabapentina. Durante
el último periodo de consumo manifiesta abandono de las
actividades habituales, desorganización en el patrón de sueño y alimenticio así como descuido de su higiene personal,
aseo de su hogar y cuidado de su hija y repercusión en su
ámbito laboral con ILT esporádicas y sustracción en el puesto
de trabajo. Por otro lado, refiere un tono subdepresivo con
tendencia a la minusvaloración, baja autoestima, e ideas de
culpa, autorreproches y vergüenza con respecto a la recaída.
VALORACIÓN DEL CASO
Exploración psicopatológica
Inicio episodio actual (Mes/año): Mayo 2016
Descripción general
·

Aspecto físico: Paciente de género femenino con un adecuado aliño e higiene. No se evidencia síndrome de abstinencia
a opioides pero sí signo leves de intoxicación.

·

Nivel de conciencia: Se encuentra lúcida y orientada en per-

11
www.psicosomaticaypsiquiatria.com

siglantana

PSICOSOMÁTICA
Y PSIQUIATRÍA
Intervención cognitiva conductual del trastorno...

4 / AÑO 2018

ENERO · FEBRERO · MARZO

Psicosom. psiquiatr. 2018;4:9-17

sona, tiempo y espacio.
·

Alimentación: Hiporexia en épocas de consumo e hiperexia
en situaciones de mayor ansiedad durante el ingreso.

·

Conducta motora: Enlentecimiento psicomotriz.

·

Atención: Hipoprosexia

·

Memoria: Defectos en memoria reciente y remota.

·

Lenguaje: Discurso coherente y estructurado. Muestra iniciativa en la conversación y sus respuestas son elaboradas,
con buena jerarquización y orden en las ideas. Asimismo,
habla de forma lenta pero con un adecuado volumen.

·

Actitud con entrevistador: Colaboradora.

·

Sueño: Insomnio global con mayor dificultad para conciliar
el sueño.

1996), adaptación española de Seisdedos (1997). Consta de
22 ítems que según señala el manual se distribuye en tres
escalas denominadas realización personal en el trabajo (8
ítems), agotamiento emocional (9 ítems) y despersonalización (5 ítems).
·

University of Rhode Island Change Assessment (URICA; McConnaughy, Prochaska y Velicer, 1983), adaptación española
de Rojas y Espinoza (2008). Evalua el grado de intención,
disposición o actitud en relación al cambio. Mide cuatro estadios de cambio: Precontemplación, contemplación, acción
y mantenimiento con 32 ítems.

·

Inventory of Drug-taking Situations: Drug Questionnarie
(IDTS; Annis y Graham, 1992), adaptación española de Tejero, Trujols y Avellanas (1991). Cuenta con 50 ítems que sirve
para identificar las situaciones en las que un paciente adicto
consumió drogas en el último año, las cuales se agrupan en
8 subescalas, obteniéndose 8 puntuaciones que proporcionan el Perfil de Situaciones de Riesgo para el Consumo de
Drogas.

·

Symptom Checklist-90-Revised (SCL-90-R; Derogatis,
1994), adaptación española de Casullo (2008). Instrumento
de cuantificación sintomática en población clínica y normal,
que valora la presencia de 90 síntomas psicológicos y psicopatológicos y determina su intensidad en una escala que va
desde la ausencia total (0) hasta la máxima intensidad (4).

·

State-Trait Anxiety Inventory (STAI-II; Spielberger, Gorsuch,
Lushene, Vagg, & Jacobs, 1970), adaptación española de
Seisdedos (2008). Evalúa dos conceptos independientes de
la ansiedad, cada uno con 20 ítems: ansiedad como estado
(A/E), estado emocional transitorio con sentimientos subjetivos, conscientemente percibidos, de atención y aprensión
y por hiperactividad del sistema nervioso autónomo; y ansiedad como rasgo (A/R), propensión ansiosa, relativamente
estable con tendencia a percibir las situaciones como amenazadoras.

·

Beck Depression Inventory-Second Edition (BDI-II; Beck,
Steer y Brown, 1996), adaptación española de Sánz, Perdigón
y Vásquez (2003). Autoinforme compuesto por 21 ítems de
tipo Likert que detecta y evalua la gravedad de la depresión
describiendo los síntomas clínicos más frecuentes de los
pacientes psiquiátricos con depresión.

·

Wender UTAH Rating Scale (WURS; Wender, 1995), adaptación española de Rodríguez-Jiménez et al. (2001). Éste es
un cuestionario autoadministrado que sirve para evaluar el
TDAH de manera retrospectiva en adultos. Consta de 61
ítems con una puntuación que va de 0 a 4. Los 42 primeros ítems recogen información sobre conductas, estado de

Afectividad
·

Estado de ánimo: Ligeramente disminuido con sentimientos
de tristeza. Muestra hipobulia e hipodinamia. En ocasiones
se muestra disfórica y apática. El temple depresivo vira de
tras la primera semana de ingreso, con tendencia a la eutimia.

Pensamiento
·

Curso del pensamiento: Bradipsiquia o enlentecimiento del
pensamiento; sin embargo, el discurso es coherente.

·

Contenido del pensamiento: Ideas de culpabilidad asociadas a la recaída del consumo. Pensamientos automáticos
negativos e ideas sobrevaloradas relacionadas a la visión
empobrecida de ella misma. Juicio de la realidad conservado
y existe conciencia de enfermedad.

·

Sensopercepción: No se evidencian alteraciones.

Ansiedad
·

Síntomas fisiológicos: Cefalea ocasional.

·

Síntomas cognitivos: Tensión subjetiva relacionada a objetivos vitales tras el alta o estímulos que generen craving;
y miedo de que pase algo malo, a volver al consumo, de
regresar al trabajo y a la rutina diaria.

·

Miedo/evitación: Estímulos o situaciones asociados al consumo previo.

Estudio psicométrico
Tras una entrevista clínica inicial, la paciente cumplimentó
las siguientes medidas de evaluación psicológica:
·

D. Chávez y cols.

Maslach Burnout Inventory (MBI; Maslach, Jackson y Leiter,

12
www.psicosomaticaypsiquiatria.com

siglantana

PSICOSOMÁTICA
Y PSIQUIATRÍA
Intervención cognitiva conductual del trastorno...

4 / AÑO 2018

ENERO · FEBRERO · MARZO

TABLA I. Objetivos del tratamiento.
OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO
A CORTO PLAZO

OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO
A LARGO PLAZO

· Desintoxicación y abstinencia.
· Desarrollar la alianza terapéutica.
· Adherencia al tratamiento farmacológico.
· Reducir el impacto y malestar de
la abstinencia.
· Explicar el modelo cognitivo, el
modelo transteórico de Cambio
de Conducta de Prochaska y
DiClemente.
· Identificación del craving y las situaciones y estímulos asociados.
· Identificar y corregir las valoraciones del paciente respecto al
consumo y a recaída.
· Brindar estrategias de afrontamiento frente a las crisis y
recaídas.

· Mantener la abstinencia a la
sustancia.
· Reincorporación al ejercicio
profesional de una forma segura.
· Instaurar estrategias de afrontamiento en la paciente.
· Incrementar la funcionalidad en
diferentes áreas psicosociales.
· Disminuir las posibles caídas y
recaídas.
· Incrementar hábitos de autocuidado.
· Mejorar las habilidades sociales.
· Mejorar baja autoestima
· Reducir posibles síntomas de
depresión y ansiedad.

TABLA II. Farmacoterapia.
MEDICAMENTO

DOSIS

PRESCRIPCIÓN

Naltrexona

50 mg

1-0-0

Gabapentina

300 mg

1-1-2

Trazodona

100 mg

0-0-1

OBSERVACIONES

Aumentar ½ comprimido si hay insomnio.

PSICOTERAPIA INDIVIDUAL
El análisis funcional de la conducta se resume en la Tabla III.
Conductas problema

ánimo, problemas de relación con familiares, compañeros y
figuras de autoridad; los 7 ítems siguientes recogen información sobre problemas médicos; y los últimos 12, problemas
escolares y académicos.
·

D. Chávez y cols.

Psicosom. psiquiatr. 2018;4:9-17

Inventario Clínico Multiaxial de Millon II (MCMI-II; Millon,
1987), adaptación española de Millon (1998). De uso clínico,
consta de 175 ítems con formato de respuesta Verdadero/
Falso y mide los diferentes aspectos de la personalidad patológica son recogidas en 26 escalas: 4 escalas de fiabilidad
y validez; 10 escalas básicas de personalidad; 3 escalas de
personalidad patológica; 6 síndromes clínicos de gravedad
moderada; y 3 síndromes clínicos de gravedad severa.

ORIENTACIÓN DIAGNÓSTICA
Diagnóstico DSM V (American Psychiatric Association, 2014)
304.00 Trastorno por consumo de opiáceos
Diagnóstico diferencial:

·

Consumo de sustancias: codeína y fentanilo. (Diario)

·

Aumento de la carga laboral realizando horas extras.

·

Descuido y desorden en la preparación de sus alimentos:
No preparar comida en casa, saltearse las comidas.

·

Mentir u ocultar hechos a su hija y familia.

·

Aislamiento en casa: estar sola la mayor parte del tiempo,
evitar salir a la calle, evitar salir con amigos.

·

Sustracción de la sustancia en el ambiente laboral. (En 1
ocasión).

·

Abandono de las sesiones de seguimiento.

·

Ideas de infravaloración de sí misma y culpabilidad frente a
la recaída.

PSICOTERAPIA GRUPAL
1. Fase intensiva: Hospitalización durante 4 semanas
de 16 sesiones de terapia grupal, aparte de psicoterapia
individual y tratamiento psiquiátrico farmacológico para la
desintoxicación de la sustancia. Estando la paciente hospitalizada en sala se mantiene una monitorización permanente
por parte de Enfermería.

·

292.0 Abstinencia de opiáceos

·

Entrega de resultados de la evaluación.

·

292.9 Trastorno relacionado con los opiáceos no especificado

·

Establecimiento de la alianza terapéutica (Psicoterapia individual).

·

Psicoeducación: Sesiones teóricas conducidas por dos psicólogos, en las que se trabaja a partir de un calendario de
trabajo, los aspectos relacionados con la adicción (etapas
del cambio, prevención de recaídas y de riesgos, estrategias de afrontamiento de caídas y recaídas y para manejar
el craving, motores de consumo, mecanismos de defensa,

Objetivos del tratamiento. (Tabla I)

TRATAMIENTO
FARMACOTERAPIA (TABLA II)

13
www.psicosomaticaypsiquiatria.com

siglantana

PSICOSOMÁTICA
Y PSIQUIATRÍA
Intervención cognitiva conductual del trastorno...

4 / AÑO 2018

ENERO · FEBRERO · MARZO

D. Chávez y cols.

Psicosom. psiquiatr. 2018;4:9-17

TABLA III. Análisis funcional del caso.
ESTÍMULO ANTECEDENTE

CONDUCTA

ESTIMULO CONSECUENTE

- Ir a trabajar.

-"Necesito hacer perfectamente todo lo que me propongo."
- "No me alcanza el tiempo para nada."
- "Los demás no hacen las cosas tan bien como yo las hago."

- Hacer horas extras en el trabajo.
-Consumo de sustancias.

- Su hija le pregunta cómo se siente.

- "Soy una carga para mi hija."
- "Es mejor que ella no sepa nada."
- "Ella no se da cuenta del consumo."

- Mentir a su hija.
- Alejarse de su hija.
- Gritarle a su hija.

- Recaída en el consumo.

- "Soy una mala persona."
- "Le he fallado a los demás."
-"No puedo controlar mi vida."
-"Mi hija no merece una madre así."

- Seguir consumiendo fentanilo.

- Consumo ocasional.
- "Yo puedo controlar mi consumo."
- Tener grupo de seguimiento pautado. - "No pasa nada si consumo una vez."

- Abandono de las sesiones de seguimiento.

cambio de estilo de vida, habilidades sociales, reestructuración cognitiva y relaciones de ayuda).

·

Modificación de creencias y del diálogo interno.

·

Elaboración del Contrato Terapeútico

·

Adherencia al tratamiento farmacológico: Ventajas de la
terapia combinada, efectos secundarios.

·

Establecimiento de objetivos de cara al alta.

·

Monitorización de tóxicos: Controles de orina y en ocasiones,
de cabello, si se considera necesario.

·

Práctica de mindfulness guiado y autoaplicado: Sesiones
dirigidas por un psicólogo o psiquiatra en donde se practican
ejercicios basados en la respiración, la atención al cuerpo,
la autocompasión, entre otros.

·

Psicoterapia grupal: Espacio compartido por los pacientes que pernoctan en la unidad y los que no lo hacen. Aquí
se presentan a las nuevas incorporaciones al grupo y se
abordan aquellos aspectos del proceso de cambio que los
pacientes van viviendo en su nueva cotidianeidad.

·

Intervenciones de planificación diaria: Un psicólogo y una
enfermera comentan al grupo ofertas culturales y de ocio
con la finalidad de que los pacientes se organicen el fin de
semana y promover el cambio de estilo de vida.

·

Sesiones audiovisuales: En este espacio se complementa
el trabajo realizado en las sesiones teóricas con la ayuda
de soporte audiovisual (visionados de documentales, programas de televisión y películas).

·

Promoción de hábitos saludables: Actividad dirigida por enfermería donde se hace un recordatorio sobre los hábitos
saludables de sueño, alimentación, actividad física y sexualidad.

·

Presentación y socialización del modelo cognitivo, modelo
transteórico de Cambio de Conducta de Prochaska y DiClemente.

2. Fase Pre-Alta: Sesiones de psicoterapia grupal 2 veces
por semana por un mínimo de 2 semanas.
3. Fase de Seguimiento: 2 años de psicoterapia grupal
semanal sesiones de refuerzo con monitorización individual de tóxicos y psicoterapia individual y farmacológica a
determinar.

EVOLUCIÓN DEL CASO
La paciente tiene un primer contacto con la codeína
a los 22 años debido a una cefalea-sensación asténica,
realizando un consumo diario de fentanilo desde el inicio y combinándolo con paracetamol, refiriendo que le
permitía realizar competentemente todas las actividades
que planificaba sin sentir cansancio y cumplir adecuadamente con las guardias nocturnas. Hubo un incremento
progresivo hasta los 31 años (hasta 4 comprimidos al
día), momento en el que cesa coincidiendo con el embarazo. Sin embargo, recae 6 meses después del parto,
con incremento exponencial del consumo. La paciente
se vincula con un servicio sanitario para el tratamiento
de la problemática en por primera vez a los 34 años, y se
pone en tratamiento en consultas externas del programa
RETORN. De esta manera, se mantiene abstinente durante
los 7 años posteriores pero realiza una segunda desintoxicación ambulatoria con un psiquiatra privado en la

14
www.psicosomaticaypsiquiatria.com

siglantana

PSICOSOMÁTICA
Y PSIQUIATRÍA
Intervención cognitiva conductual del trastorno...

4 / AÑO 2018

ENERO · FEBRERO · MARZO

Psicosom. psiquiatr. 2018;4:9-17

cual se logra una reducción progresiva hasta el cese del
consumo de codeína. Posteriormente recae en el consumo poco después de reincorporarse laboralmente en
diciembre de 2014.
En Mayo del 2015 es ingresada durante 4 semanas para
seguir un proceso de desintoxicación. La sintomatología fue
remitiendo a lo largo del curso del internamiento. Al término
se logró la abstinencia completa a opiáceos y a otros fármacos no prescritos. Se acordó que la paciente acudiría al
centro para controles toxicológicos semanales y a visitas de
seguimiento en consultas externas del programa a las que
asistió periódicamente a la clínica y cumplió correctamente
con las recomendaciones dadas pero se desvinculó en Diciembre del mismo año.
A finales del 2016 vuelve a ser ingresada debido a que
en verano comienza a consumir de fentanilo y desarrolla
una rápida tolerancia, por lo cual podía consumir hasta
2000 mg. día (10 comprimidos de 200 mg.) y cuando no
podía acceder a éste consumía codeína. Esto le ocasionó
una repercusión laboral con bajas esporádicas y sustracción en el puesto de trabajo. Asimismo, se encontraba más
descuidada en cuanto a la higiene personal y la de su hogar,
sueño y alimentación; permanece la mayor parte del tiempo dentro de su hogar exceptuando las horas de trabajo.
El último consumo se realiza el día anterior y desarrolla
clínica abstinencial a las 48 horas. Durante el ingreso la
evolución psicopatológica resultó óptima. Al inicio de la
hospitalización presenta clínica subdepresiva, la cual remite tras una semana de estancia en la sala. Realizó las 4
semanas de tratamiento programado, mostrándose participativa, comunicativa con el grupo y con mayor conciencia
de enfermedad. Además, se esforzó en analizar su recaída
de comportamientos previa al consumo e identificó su dificultad para gestionar emociones negativas y el estrés
debido a la sobrecarga laboral. Se mantuvo vinculada con
el centro y acudió a las visitas programadas con los especialistas que se le designaron así como a los grupos de
seguimiento. A los meses del alta se produjo una recaída
en el consumo de fentanilo que fue tratada con eficacia a
nivel ambulatorio.

ÉTICA
La paciente aceptó, mediante consentimiento informado,
la publicación de su caso.

D. Chávez y cols.

DISCUSIÓN
La paciente mostró una significativa mejoría clínica,
lográndose abstinencia total a la sustancia tras realizar el
proceso de desintoxicación de opiáceos con un adecuado
control de la clínica abstinencial y buen grado de comfort.
Asimismo, el nivel de craving ha sido bajo y luego de la primera semana de ingreso se evidenció una mejora del estado
de ánimo, con tendencia natural a la eutimia y manteniendo
capacidad de disfrute y motivación. Además, la paciente ha
logrado la toma de conciencia de su enfermedad y ha reconocido la importancia de su implicancia y compromiso
en el logro de sus objetivos. Sin embargo, a los meses del
alta se produjo una recaída en el consumo de fentanilo que
fue tratada ambulatoriamente. A nivel psicológico, se realizó
un análisis de la recaída, trabajando las ideas de culpa y
la vergüenza y se identificaron sus motores de consumo.
Además, se plantearon nuevas estrategias de afrontamiento
proponiendo un cambio de hábitos, especialmente en las
relaciones interpersonales y un manejo mínimamente gratificante del tiempo libre.
El marco de intervención que se siguió con esta paciente
se estructura dentro del programa RETORN, un programa
asistencial específico para profesionales de Enfermería nacido a partir del ya existente PAIMM (Programa d'Atenció
Integral al Metge Malalt) a profesionales sanitarios como
enfermeros, farmaceúticos, psicólogos y trabajadores sociales. Este tipo de programas persigue como objetivo el
proceso de rehabilitación supervisada y control del ejercicio
profesional, ofreciendo asistencia sanitaria, asesoría legal
y laboral, atención social y formación complementaria y la
prevención de problemas de salud mental (Braquehais, Bel,
Montejo, Arteman, Bruguera y Casas, 2012).
Con la presentación de este caso se pretende demostrar
la efectividad de los programas de atención específica para
profesionales sanitarios en el tratamiento de las adicciones
frente a intervenciones privadas externas, resaltando el seguimiento de la terapia cognitiva-conductual y no estrategias
derivadas de Alcohólicos Anónimos. DuPont, McLellan, Carr,
Gendel y Skipper (2009) refieren que los en los tratamientos
especializados, los profesionales adictos presentan mejores
resultados con intervenciones características especiales en
cuanto a intensidad, duración y calidad de la atención que
es raramente disponibles en la mayoría de los tratamientos
estándar de adicción: tratamiento intensivo y prolongado
residencial y ambulatorio, 5 años de apoyo y monitoreo ex-

15
www.psicosomaticaypsiquiatria.com

siglantana

PSICOSOMÁTICA
Y PSIQUIATRÍA
Intervención cognitiva conductual del trastorno...

4 / AÑO 2018

ENERO · FEBRERO · MARZO

Psicosom. psiquiatr. 2018;4:9-17

tendidos con consecuencias significativas, y participación
de la familia, colegas y empleadores en apoyo supervisión.
Además, Gastfriend (2007) añade la necesidad de la participación, evaluación frecuente, pruebas de orina al azar con
micción observada, pruebas de pelo para sustancias abusadas y vigilancia en el lugar de trabajo. Los procedimientos
completos de tratamiento y la estrecha vigilancia adictos
después del tratamiento han demostrado ser exitosos, ya
que entre el 75% y el 85% de los médicos que entran en
tratamiento regresan a su posición profesional (Connor y
Spickard Jr., 1997).
Los resultados obtenidos, aunque positivos, deben ser
tomados con cautela puesto que la presente investigación
presenta evidentes limitaciones metodológicas. En primer
lugar, al ser un caso un caso único no hubieron observaciones
de otros participantes con el que se pudieran comparar los
resultados y un solo caso habitualmente no es una muestra
representativa. Además, existe un sesgo en cuanto a la selección de la muestra ya que este es intencionado (no probabilístico), realizado en función de los intereses y objetivos
del proyecto de investigación que determinan la adecuación
o no del caso elegido. Tampoco se elaboró un seguimiento
que permita informar sobre la estabilidad de las mejoras
obtenidas en el tiempo. Finalmente, este diseño no aísla el
efecto de otras intervenciones que recibieron todos los pacientes concomitantemente durante la totalidad del ingreso
como la farmacológica o la psicoterapia, por lo cual no se
puede afirmar si esta intervención basada en mindfulness
ha sido beneficiosa por sí misma. Por estos motivos, que

D. Chávez y cols.

la efectividad y generabilidad deben seguir indagándose en
futuras investigaciones con diseños controlados y aleatorizado. En los últimos años se han desarrollado pocos estudios de intervenciones en salud mental aplicadas al colectivo
sanitario debido a que solamente algunos países ofrecen
programas especializados de acuerdo a las características
de estos profesionales, siguiendo estrategias derivadas de
los 12 pasos utilizadas en Alcohólicos Anónimos. De esta
manera, la principal fortaleza de la presente investigación
es que es pionera no sólo en cuanto el colectivo sobre el
cual se aplica sino también en cuanto al modelo terapéutico utilizado; es decir, la terapia cognitiva conductual. Se
espera que a futuro se siga esta línea de investigación; por
ejemplo, valorando la eficacia en profesionales sanitarios de
la terapia cognitiva-conductual frente a intervenciones que
siguen el modelo de Alcohólicos Anónimos y a quienes no
reciben ningún tipo de tratamiento. Es así que se podrán
aportar datos útiles al tratamiento y mejora de la calidad de
vida de aquellos cuya profesión se centra en cuidar al otro
puesto que ello reportaría una mejora al sistema sanitario y
consecuentemente a la población general.

CONFLICTO DE INTERESES
Los autores de este artículo manifiestan no tener ningún
afiliación relevantes o intereses económicos con ninguna
organización o entidad con interés económico o conflicto
económico con el tema o materiales discutidos en el manuscrito, aparte de los descritos.

BIBLIOGRAFÍA
1. American Psychiatric Association (2014) (5 ed.) DSM-5. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-V. Madrid, España:
Panamericana.
2. Annis, H. & Graham, J. (1992). Inventory of Drugtaking Situations: (IDTS)
User's Guide, Adolescent Version. Toronto: Addiction Research Foundation.
3. Braquehais, M. D.; Bel, M. J.; Montejo, J. E.; Arteman, A.; Bruguera, E & Casas,
M. (2012). El Programa de Atención Integral al Médico Enfermo de Barcelona:
salud mental para una buena praxis. Revista Española de Medicina Legal,
38 (3), 107-112.
4. DuPont, R.L.; McLellan, A.T.;Carr, G; Gendel, M. & Skipper, G. E. (2009). How are
addicted physicians treated? A national survey of physician health programs.
Journal of Substance Abuse Treatment, 37: 1­7.

5. ,Fernández Hermida, J. R.; Carballo, J. L., Secades-Villa, R. & García-Rodríguez, O. (2007). Modelos teóricos de la conducta adictiva y recuperación
natural. Análisis de la relación y consecuencias. Papeles del Psicólogo,
28(1): 2-10.
6. Fernández Miranda, J. J. & Pereiro, C. (2007). Guía clínica: Guía para el tratamiento de la dependencia de opiáceos. Valencia, España: Socidrogalcohol.
7. Gastfriend, D.R. (2005). Physician Substance Abuse and Recovery: What
Does It Mean for Physicians--and Everyone Else? Journal of the American
Medical Association, 293(12):1513-1515.
8. López-Ibor, J. J. & Valdés, M. (2002). DSM-IV-TR: Manual diagnóstico y
estadístico de los trastornos mentales: texto revisado. Barcelona, España:
Masson.

16
www.psicosomaticaypsiquiatria.com

siglantana

PSICOSOMÁTICA
Y PSIQUIATRÍA
Intervención cognitiva conductual del trastorno...

4 / AÑO 2018

ENERO · FEBRERO · MARZO

Psicosom. psiquiatr. 2018;4:9-17

9. Maslach, C. y Jackson, S. (1986). Maslach Burnout Inventory (2ª ed, 1981
1ª ed.). Palo Alto, California: Consulting Psychologists Press.
10. McConnaughy, E., Prochaska, J. & Velicer, W. (1983). Stages of change in
psychotherapy: Measurement and sample profiles. Psychotherapy: Theory,
Research, and Practice, 20, 368-375.
11. O'Connor, P.G. & Spickard Jr., A. (1997). Physician impairment by substance
abuse. Medical Clinics of North America, 81(4):1037-1052.
12. Padrós, J. et al. (2013). El Programa de Atención Integral al Médico Enfermo
y el control del ejercicio profesional: La experiencia del Colegio de Médicos
de Barcelona. Barcelona, España: Colegio Oficial de Médicos de Barcelona
y Fundación Galatea.
13. Pérez del Río, F. (2011) Estudios sobre adicciones: Perfiles de drogodependientes y eficacia del tratamiento en Proyecto Hombre Burgos. Burgos,
España: Imprenta Provincial
14. Rodríguez-Jiménez, R. et al. (2001). Validation in the adult Spanish population of the Wender Utah Rating Scale for the retrospective evaluation in
adults of attention deficit/hyperactivity disorder in childhood. Revista de
Neurología, 33: 138-144.

D. Chávez y cols.

15. Rojas, M. J. & Espinoza, L. S. (2008). Consejo psicológico y psicoterapia
motivacional en drogodependencias: evaluación de las intervenciones del
programa "Lugar de Escucha". Adicciones, 20, 185-196.
16. Sandí, S. & Sandí, L. (2016). Dependencia a opioides y su tratamiento. Revista
Clínica de la Escuela de Medicina UCR ­ HSJD. 1(1): 87-92.
17. Sánz, J., Perdigón, L. A., y Vázquez, C. (2003). Adaptación española del Inventario para la Depresión de Beck-II (BDI-II): 2. Propiedades psicométricas
en población general. Clínica y Salud, 14(3): 249-280.
18. Secades Villa, R. & Fernández Hermida, J. R. (2001) Tratamientos psicológicos eficaces para la drogadicción: nicotina, alcohol, cocaína y heroína.
Psicothema, (13)3, 365-380.
19. Seisdedos, N. (1997). MBI. Inventario "Burnout" de Maslach: manual. Madrid: TEA.
20. Tejero, A., Trujols, J. y Avellanas, L. (1991). Abordaje cognitivo-conductual del
tratamiento de la adicción a apiáceos: Presentación y estudio de seguimiento
a un año del programa SANT PAU-CITRAN. III Congreso de la Sociedad
Española de Toxicomanías. Valencia.

17
www.psicosomaticaypsiquiatria.com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana