Última actualización web: 23/09/2019

Neosofía de las adicciones

Seguir

Autor/autores: Rodrigo Andrés Leal Becker , Nicolle Carrizo Peralta, Luis Ignacio Ernst Isamit, Demian Leighton Bou
Fecha Publicación: 11/08/2018
Área temática: Adicciones , Patología Dual .

Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del consumo de Drogas y Alcohol.(SENDA)

Libro exclusivamente disponible en formato digital - PDF descargable

RESUMEN

NEOSOFÍA, es una palabra compuesta de origen griego, que significa “nuevo conocimiento”. En este libro están incluidos algunos casos clínicos, con su correspondiente análisis psicopatológico y psiquiátrico. Un estudio sobre el rock pesado como vía de escape a nuestros impulsos reprimidos y un ensayo sobre las drogas, que busca responder algunas de las interrogantes contemporáneas:¿Hasta dónde es ético legislar en el tema drogas?¿Prohibirlas disminuye o aumenta el daño? ¿Debiera primar el bien común, por sobre las libertades individuales?

Palabras clave: drogas, adicciones, psicología, psiquiatría, salud mental


VOLVER

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-9108

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

© Rodrigo Andrés Leal Becker.
Ps. Luis Ignacio Ernst Isamit
Mg. Nicolle Carrizo Peralta
Ps. Demian Leighton Bou
Portada: Solange Germain.

Estos artículos fueron escritos entre 2015 y 2018,
gracias al esfuerzo de los profesionales
y el valor de nuestros pacientes y familiares.

2

Contenido

LAS DOS MARÍAS: POLIADICCIÓN, PERSONALIDAD LIMÍTROFE Y
MATERNIDAD.
LA PRINCESA Y LA DIABLA: VIOLENCIA, POLIADICCIÓN A DROGAS Y
CÁNCER.
DEPENDENCIA AL ALCOHOL, TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO
Y TRASTORNO DE PERSONALIDAD BORDERLINE: A PROPÓSITO DE UN
CASO.
ESTUDIO CIENTÍFICO FILOSÓFICO SOBRE EL ROCK PESADO COMO
IDENTIDAD CULTURAL.
NEOSOFÍA DE LAS DROGAS: Análisis de la Ley que sanciona el tráfico
ilícito de estupefacientes y sustancias sicotrópicas en Chile, desde un
punto de vista ético.

3

INTRODUCCIÓN

NEOSOFÍA, es una palabra compuesta de origen griego, que
significa "nuevo conocimiento". En este libro están incluidos algunos casos
clínicos, con su correspondiente análisis psicopatológico y psiquiátrico. Un
estudio sobre el rock pesado como vía de escape a nuestros impulsos
reprimidos y un ensayo sobre las drogas, que busca responder algunas
de las interrogantes contemporáneas:¿Hasta dónde es ético legislar en el
tema drogas?¿Prohibirlas disminuye o aumenta el daño? ¿Debiera primar
el bien común, por sobre las libertades individuales?
La lectura de estás páginas no es fácil, pero sí provechosa.

El Autor

4

LAS DOS MARÍAS: POLIADICCIÓN, PERSONALIDAD LIMÍTROFE Y
MATERNIDAD.
Psiquiatría y Salud Mental 2016, XXXIII, (s), 67-70.
RESUMEN
Se presenta el caso clínico con una mujer de 31 años, de raza
blanca, con dependencia severa a cocaína, benzodiacepinas, hipnóticos
(zolpidem) y abuso de alcohol y otros fármacos. Nacida en el seno de una
familia disfuncional, presenta trastornos exteriorizantes desde la infancia,
con conductas oposicionistas y desafiantes. Durante el desarrollo
aparecen rasgos de personalidad limítrofe desde la adolescencia
temprana, marcados por una fuerte impulsividad, relaciones inestables y
tormentosas, consumo de sustancias, conductas disociales y varios
intentos autolíticos. Se expone bibliografía sobre las bases genéticas,
la neurofisiopatología y la influencia de los factores externos en la génesis
del trastorno. Se compendia las bases teóricas del tratamiento
farmacológico suministrado, estableciendo su eficacia según la literatura
y cómo modula los diversos factores psicopatológicos que comprenden el
cuadro clínico. En la discusión se compara la neurofisiopatología del
desorden y el marco empírico del tratamiento farmacológico con la
evolución del caso presentado y se concluye que si bien el apoyo
farmacológico disminuye la intensidad de los síntomas y controla el
consumo de sustancias, el apoyo maternal y familiar es fundamental para
un pronóstico favorable.
Palabras clave: Personalidad Borderline, Adicción, Cocaína, Zolpidem.

5

THE TWO MARYS: POLYADDITION, BORDERLINE PERSONALITY AND
MOTHERHOOD

SUMMARY
A case is presented with a 31-year
old white, with severe cocaine dependence, benzodiazepines, hypnotics
(zolpidem) and abuse of alcohol and other drugs.
Born into a dysfunctional family presents exteriorizaste disorders from c
hildhood with oppositional and defiant behaviors. During the developme
nt of borderline personality traits they appear from early adolescence, m
arked by strong impulsiveness, unstable and stormy relationships, subst
ance abuse,antisocial behavior and several suicide attempts. Literature o
n the genetic basis, the neurophysiopathology and the influence of exter
nal factors in the genesis of the disorder is exposed. Provided the theore
tical basis of pharmacological treatment is summarized, establishing its
effectiveness as literature and how modulates psychopathological factors
including the clinical picture.
In discussing the neurophysiopathology disorder and empirical framewor
k of drug treatment with the progress of the case presented is compared
and concluded that although the pharmacological support decreases the
severity of symptoms and controlled substance use, maternal
and family support is essential for a favorable prognosis.
Keywords:Borderline Personality, Addiction. Cocaine, Zolpidem.

6

INTRODUCCION
Según
el
DSM-IV-TR
(APA,
2000),
el
Trastorno
de
Personalidad Borderline (TPB) afecta alrededor de un 2% de la población
general, un10% en individuos que acuden a centros ambulatorios de salud
mental y un 20% entre pacientes psiquiátricos ingresados (6). Estos
pacientes viven en una crisis perpetua del estado de ánimo o del
comportamiento. Con frecuencia se sienten vacíos y aburridos. El
compromiso de la identidad (autoimagen insegura) puede llevarlos a
apegarse con intensidad a otros y luego rechazar a estas mismas
personas con igual vigor. Por otra parte, pueden tratar de manera
frenética de evitar la deserción (que puede ser real o una fantasía). La
impulsividad pronunciada puede inducirles a lesionarse o mutilarse, o
participar en otras conductas con potencial lesivo, como indiscreciones
sexuales, gastos desmedidos, atracones alimentarios o conducción
vehicular irresponsable. Si bien el estrés puede provocar episodios breves
de disociación o paranoia, éstos se resuelven con rapidez. Los cambios
intensos y rápidos del estado de ánimo pueden generar una ira
inapropiada y no controlada.(7)
BASES NEUROBIOLÓGICAS DE LA PERSONALIDAD LIMÍTROFE
Conducta agresivo-impulsiva: Los niveles disminuidos de 5-HIAA en
el Fluido Cerebro Espinal se correlacionan con agresión impulsiva y noimpulsiva. La Depleción de Triptófano incrementa la respuesta impulsiva.
(9) La corteza cingulada anterior anterior (CCA) muestra deterioro en la
síntesis Serotonina (10); Aumento de la Materia Gris de amígdala Bilateral
(AB) y significativa disminución en la CCA (10). La ansiedad, depresión y
el abuso de sustancias se asocia con cambios en el número de neuronas
y su complejidad morfológica en CCA y AB(10).
En pacientes con TPB asociado a TEPT se detectó disminución de
actividad en la Corteza Orbito Frontal y CCA. (13). El TPB tiene el lóbulo
frontal más pequeño, hipocampos de diferente volumen e
Hiperreactividad de amígdala izquierda (13)
En relación con las dimensiones sintomáticas predominantes en el
TPB, la desregulación del afecto y el descontrol de los impulsos; se
relacionarían
con alteraciones
en
la
transmisión
colinérgica, noradrenérgica y serotoninérgica;
por
su
parte
las

7

alteraciones perceptuales y estados psicóticos transitorios se
correlacionarían con alteraciones en la transmisión dopaminérgica
(13). Existe evidencia de disturbios en la actividad noradrenérgica en
pacientes afectivamente inestables con TPB (1).
La reducción de la triptófano Hidroxylasa, alteraciones del
transportador de serotonina y cambios en los receptores 5-HT1b, 5-HT1a,
5-HT2a están asociado a impulsividad, neuroticismo y suicidalidad (1).
Se ha reportado una asociación entre serios eventos vitales como el
abuso infantil, la agresión impulsiva y la Catecol-O Metiltransferasa (1).
BASES GENÉTICAS
Pacientes con TPB pueden nacer con tendencia genética a
deficiencias en los sistemas cerebrales que regulan impulsos y afectos
(13). Estudios en gemelos han mostrado que entre el 35-69% de los
rasgos TPB son atribuibles a bases genéticas (12). La suicidalidad, la
inestabilidad afectiva y la impulsividad son heredables (1).
Polimorfismos en los receptores de Serotonina (HTR1A) y Dopamina
(DAT1) incremental el riesgo de TPB (12). Se ha encontrado que el
transportador activo de Dopamina gen 1 está asociado con impulsividad y
rabia (1). Se ha demostrado una asociación significativa entre el
transportador de Serotonina (5-HTT) y BPD; asociado a conducta
agresiva, neuroticismo, emocionalidad negativa, ansiedad, depresión,
vulnerabilidad y hostilidad (1). La enzima limitante en biosíntesis de 5HT, Triptófano Hidroxilasa, presenta ciertos polimorfismos en su isoforma
TPH1 que pueden incrementar el riesgo de desarrollar TPB en conjunto
con factores ambientales como el abuso infantil (1). Se ha notado una
asociación entre el diagnóstico de BPD y ciertos genes de MAO-A, Enzima
reguladora del metabolismo de la Serotonina (1). Se compararon genes
DNA metilados en individuos con TPB y controles sanos, los que muestran
un
promedio
significativo
de
metilación
(1.7%)
en
los
genes neuropsiquiátricos de individuos con TPB (3).
MARCO EMPÍRICO
Los fármacos inhibidores de la recaptacion de serotonina (ISRS) se
han puesto a priori como fármacos eficaces en el tratamiento del TPL (4).
Los ISRS muestran una disminución en la agresión impulsiva y también

8

reducen el ánimo depresivo, la ansiedad y los cambios rápidos de
ánimo (11).Además los clínicos proponen a los ISRS como agentes de
primera línea en población predispuesta a intentos suicidas y
gestos parasuicidas (11).
Los Antipsicóticos Atípicos muestran mejoría en Psicopatología,
Depresión, impulsividad, rabia, agresión y síntomas psicóticos (11). Tres
estudios
con quetiapina a
dosis
variables encuentran
mejorías
significativas en la impulsividad, hostilidad y síntomas de ansiedad y
depresión (4). La quetiapina en dosis de 300-600 mg disminuye
el craving y el uso de cocaína en individuos no psicóticos (5).
CASO CLÍNICO
María Gracia tiene 31 años y es hija de María Romina, administrativa
universitaria. Papá de ascendencia semita. No tiene hermanos ya que
María Romina abortó su 2º hijo.
Niñez tormentosa, con antecedentes de alcoholismo y uso de
cocaína en familia paterna. Posteriormente el padre se traslada a U.S.A,
hecho que María Gracia describe como un hito importante ya que son muy
unidos. Durante años mantienen contacto por correo y posteriormente en
redes sociales.
Desde niña muy inquieta y oposicionista, de inteligencia normalalta. A los 13 años es evaluada en psicología por problemas de conducta,
con controles durante 1 año. En la adolescencia se suma ausentismo
escolar y bajo rendimiento académico. En 8º básico María Gracia alterna
con universitarios en barrios bohemios, después de clase se cambia ropa
y salen a fiestas, juntos consumen alcohol y cannabis, apareciendo
también las primeras relaciones sexuales.
Inicia consumo de cocaína a los 17 años, ya que en los lugares que
frecuenta se consume habitualmente. Paulatinamente desarrolla adicción
a la droga y para financiarlo comienza a sustraer importantes sumas de
dinero en la familia ($400.000). Es descubierta y María Romina la interna
por 1ª vez a los 19 años durante 4 semanas en la Clínica Psiquiátrica.
A los 22 años queda embarazada por una pareja ocasional. Son
gemelos según el examen ecográfico y María Romina ante la conducta
irresponsable de su hija y su inmadurez le sugiere abortar, a lo que ella
accede. Pese a ser un hecho voluntario, María Gracia lo describe como
muy traumático. Persiste en el consumo de alcohol y cocaína,

9

apareciendo conductas autoagresivas. Realiza varios intentos autolíticos
en los que ingiere gran cantidad de fármacos que generalmente mezcla
con alcohol. Luego llama o envía mensajes de auxilio, avisando lo que
hizo.
Se automedica con fluoxetina como anorexígeno y cabe señalar la
gran tolerancia a ansiolíticos, hipnóticos y sedantes que desarrolla,
ingiriendo altas dosis de zolpidem, clonazepam y/o Amitriptilina para
disminuir su ansiedad a límites tolerables. María Romina refiere que en
una ocasión la vio ingerir 90 comprimidos de zolpidem antes de perder el
conocimiento. En inducción anestésica con midazolam para un
procedimiento endoscópico de rutina requirió una dosis 3 veces lo normal
para un adulto de su peso y talla.
María Gracia tiene frecuentemente relaciones inadecuadas y
tormentosas, a los 26 años sale con Francisco, quién posteriormente
realiza un robo con intimidación, por lo que es formalizado y privado de
libertad, ante lo cual María Gracia lo visita regularmente y le pide a María
Romina que la acompañe. Al salir en libertad Francisco trata de
contactarse con María Gracia, pero ella lo denuncia a las autoridades por
lo que durante algún tiempo tienen que estar bajo resguardo policial.
Estudia 2 años psicología, pero deja la carrera en el mismo tiempo
que termina con su pareja. Posteriormente ingresa a comunicación
audiovisual, de la que logra egresar 5 años después.
María Gracia se muestra reacia a cualquier tipo de intervención
psicológica, argumentando que no le van a decir nada que ya no sepa.
María Romina comenta que en las oportunidades que la llevan con
psicóloga guarda silencio durante toda la sesión y después manifiesta sus
intenciones de no volver.
Alta, de tez blanca y cabello negro, presenta marcado sobrepeso
que la lleva a vestir ropas holgadas de tono oscuro. Con tatuajes en
cuello y brazos. Muy extrovertida e histriónica, con baja tolerancia a la
frustración y marcada impulsividad en lo que dice y hace. Buen sentido
del humor y un apetito voraz (siempre trae alimentos o golosinas). Como
trabaja en televisión cuenta las últimas aventuras y secretos de la
farándula nacional. Manipula a María Romina hasta extremos vergonzosos
y la culpa de todo lo que le pasa.

10

DIAGNÓSTICOS (DSM IV)
I Dependencia severa a cocaína.
Dependencia severa a hipnóticos.
Consumo problemático de alcohol.
II Trastorno severo de personalidad limítrofe.
III Sobrepeso.
IV Disfunción parento-filial, familiar y laboral.
V 41-50%.
TRATAMIENTO
-2002 Clínica Psiquiátrica: Internada 4 semanas, se realiza manejo de
síndrome de abstinencia y desintoxicación durante 2 semanas, uso
de Lorazepam 2mg c/8 hrs. y Tioridazina 25 mg/noche con buena
respuesta.
Disminución
gradual
de benzodiazepinas con
adición
de Oxcarbazepina 600 mg c/12 hrs y Risperidona 2 mg/noche. Terapia
aversiva
antialcohólica
con
apomorfina. Disulfiram 250
mg/día.
Psicoterapia cognitivo-conductual, psicoeducación y terapia grupal. TAC
de Cerebro y EEG estándar dentro de límites normales. Indicaciones al
Alta: Oxcarbazepina 600 mg C/12 hrs, risperidona 2 mg/noche.
-2004 Clínica Psiquiátrica: Nuevo ingreso a raíz de intento de suicidio con
intoxicación medicamentosa. Aparecen elementos claustrofóbicos, con lo
que justifica abandono del tratamiento a la 2ª semana.
-2012 Comunidad Terapéutica Cerrada para Mujeres: Ingresa para
desintoxicación, María Gracia toma hasta 15 tabletas (150 mg)
de Zolpidem diarios. Manifiesta su desacuerdo con las condiciones del
centro y egresa a la 3ª semana. María Romina me contactó y comencé a
trabajar con María Gracia en forma ambulatoria. Acordamos disminuir la
dosis de hipnóticos y reemplazarlos por antidepresivos y neurolépticos.
Logramos disminuir a dosis de entre 6 y 8 tabletas al día. Además se
indicó fluoxetina 80mg/día (1) y quetiapina entre 100 y 200 mg/día (2),
en caso de estar muy alterada. Manifiesta poca tolerancia a los
estabilizadores del ánimo así que son suspendidos.

11

EVOLUCIÓN
La demanda de recetas por parte de la paciente es una constante a
lo largo del tratamiento. María Romina acude a mi consulta o donde sea
para que proveer a su hija. Esto en innumerables oportunidades me crea
conflictos éticos por las altas dosis que María Gracia utiliza. Desde el
punto de vista de reducción del daño (8), reemplazar el consumo de
alcohol y cocaína por una farmacoterapia convencional me parece un
avance y me comprometo a extender semanalmente la receta
de zolpidem (2 a 3 cajas). Nos mantenemos en contacto por vía telefónica
o correo electrónico. María Gracia logra un inestable nivel de funcionalidad
trabajando en televisión, ya que debido a conflictos severos con sus
superiores y compañeros de trabajo abandona sus empleos en
poco tiempo. Presionada económicamente trabaja en labores de menor
nivel intelectual, pero no tolera las condiciones laborales y se retira.
En noviembre de 2014, termina 2 años de noviazgo con Roberto
debido a fuertes discusiones que se generan porque María Gracia persiste
con el consumo de alcohol y cocaína. En esta ocasión se comunica
conmigo de madrugada estando ya intoxicada, luego de ingerir altas dosis
de Amitriptilina y otros fármacos, así que ubiqué a María Romina para
advertirle. Es trasladada al servicio de urgencia donde le realizan lavado
gástrico y solicitan internación en Hospital Psiquiátrico, pero María Gracia
lo rechaza.
Conoce a Daniel (27 años, Ingeniero en minas) y se embaraza de él
luego de una corta relación. María Gracia dice que no le va a pedir nada
a Daniel y se va con María Romina donde unos familiares que viven en la
costa, inscribiéndose en el servicio de salud local para monitorizar el
avance de la gestación. Se controla con el psiquiatra del hospital regional
y durante el embarazo le indican fluoxetina, quetiapina y zolpidem (4).
Pese a no ser un embarazo fácil, este transcurre sin mayores incidentes
que los habituales altercados entre María Gracia, María Romina y algunos
familiares. A las 38 semanas nace por cesárea un bebé de sexo femenino,
peso 3220 kg, APGAR 9´-9´ y que a la fecha crece y se desarrolla con
normalidad.

12

DISCUSIÓN
María Gracia es internada para desintoxicación en la Clínica
Psiquiátrica. Se le diagnostica dependencia a cocaína, trastorno de
personalidad Borderline
y
se le indica Quetiapina, Oxcarbazepina y Zolpidem en
las
dosis
ya
señaladas. Pese a descontinuar el consumo de cocaína, María Gracia
desarrolla dependencia al zolpidem, caracterizada por un consumo
compulsivo y altos niveles de tolerancia. El Zolpidem es un hipnótico puro
que actúa sobre los receptores «Omega 1» de las benzodiacepinas a nivel
cerebral;
con
una
mínima
actividad
ansiolítica,
sin
actividad miorrelajante ni anticonvulsivante. La probabilidad de que
pueda producir dependencia, a la luz de los estudios iniciales, es mínima.
Sin embargo, hay que destacar que los efectos subjetivos
de Zolpidem son comparables a los de Benzodiazepinas y que el riesgo de
abuso, dependencia y abstinencia también son significativos (2).

Figura 1: Molécula de
Zolpidem.

Los fármacos la estabilizan anímicamente y disminuyen el consumo
de drogas, sin embargo, María Gracia presenta varias crisis ante eventos
adversos de carácter laboral o emocional (despidos, peleas con su pareja
o con familiares), que desembocan en ingestas masivas de alcohol e
intoxicaciones farmacológicas que ponen en riesgo su vida. Los otros
parámetros que caracterizan al TPB como impulsividad y oscilaciones
anímicas clínicamente se presentan con una mejoría, en cuanto la
paciente está menos demandante y más integrada en su núcleo familiar;
sin embargo, eso es difícil de objetivar sin haber aplicado instrumentos
antes, durante y después del tratamiento.

13

CONCLUSIÓN
La farmacoterapia administrada parece eficaz en disminuir algunos
síntomas del cuadro y la frecuencia e intensidad de las crisis. En base al
diagnóstico clínico, María Gracia tiene indicación de Terapia Dialéctica
Conductual (14); pero se muestra reacia a cualquier tipo de intervención
psicoterapéutica que se le proponga y no acepta bajo ningún término la
internación en Comunidad Terapéutica o en Hospital Psiquiátrico. La
adhesión al tratamiento y el suministro de fármacos obedece al
esfuerzo que hace su madre y algunos de sus parientes en apoyarla. María
Gracia es tremendamente demandante y manipuladora y es necesario
explicarles a los familiares que éstas son características de su enfermedad
y que hay que ser cautos con las constantes demandas de ayuda y
durante las sucesivas descompensaciones que presenta la paciente.
Durante los
años
que
llevo
tratándola
ha presentado ideación autolítica en forma frecuente y María Gracia
realiza varios intentos, algunos potencialmente letales sin la intervención
de María Romina y el equipo de profesionales de la salud. A raíz del
nacimiento de la niña los familiares de María Gracia establecieron un
círculo protector en torno a ellas, lo que la tranquiliza con respecto al
futuro de su hija; disminuyendo su ansiedad y el descontrol que tiene
sobre sus emociones.

14

BIBLIOGRAFÍA
(1) Rodríguez E., Trastorno límite de personalidad: Constructos
caracterológicos, fenomenológicos y su correlación neurobiológica.
www.psicologia.com.2008;2-3
(2) García A, Síndrome de abstinencia con delirium y convulsiones en
dependencia de Zolpidem. Trastornos Adictivos 2002;4(2):115-119
(3) M. Goodman et
al."Borderline Personality and Mood Disorders: Comorbidity and Controversy".
2015;(Chapter 2):19-20.
(4) Pascual M. "Tratamiento del Paciente con trastorno Límite de la
personalidad en urgencias: efectividad de los antipsicóticos atípicos",
Universidad Autónoma de Barcelona, 2008.
(5) Kennedy A.
"Quetiapine for the treatment of Cocaine Dependence: an openlabel Trial". Journal of Clinical Psychopharmacology. 2008. Apr, 28(2):221-4.
(6) Caballo V. "Manual de Trastornos de la Personalidad". Editorial Síntesis.
S.A.
(7) DSM V. (APA)
(8) Tatarsky A, Psicoterapia de reducción de daño, PARENTESIS
(9) Catherine A et
al. Behavioral models of impulsivity in relation to ADHD: Translation between cl
inical and preclinical studies. Clinical Psychology Review 26 (2006) 387-388.
(10) Michael J. et
al. Frontolimbic structural changes in borderline personality disorder. Journal of
Psychiatric Research 42 (2008) 727­733
(11) Sabine
C. World Federation of Societies of Biological Psychiatry (WFSBP) Guidelines for
Biological Treatment of Personality Disorders. The World Journal of Biological P
sychiatry, 2007; 8(4): 220-226.
(12) Peter R. et al. The presence of both serotonin 1A receptor (HTR1A)
and dopamine transporter (DAT1)
gene variants increase the risk of borderline personality disorder. Frontiers in G
enetics: Behavioural and Psychiatric Genetics, 4 (313).
(13) Simón G. y cols. Neurobiología del trastorno de personalidad
límite. Revista Médica de Chile 2014; 142: 204-210.
(14) GUÍA CLÍNICA DE INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA EN
ADICCIONES. Socidrogalcohol; 2008.pag. 71.

15

LA PRINCESA Y LA DIABLA: VIOLENCIA, POLIADICCIÓN A DROGAS Y
CÁNCER
Nicolle Carrizo Peralta.
XVIII Congreso Virtual internacional de Psiquiatría. Interpsiquis 2017.

INTRODUCCIÓN

La Pasta Base de Cocaína (PBC) es un producto intermediario en la
producción del Clorhidrato de Cocaína y se obtiene de la maceración de
las hojas arbusto Erythroxylon Coca con ácidos, álcalis, solventes orgánico
y amoniaco. La proporción del alcaloide cocaína en muestras de PBC varía
desde 40% a 70%, y está mezclado con otros alcaloides de la hoja de
coca, contaminantes, impurezas y adulterantes. (1-4)
El uso de PBC alcanza el 0,7% de la población. Se estima que en
Chile hay 246132 personas con consumo problemático de sustancias
ilícitas, de las cuales los consumidores con dependencia a PBC son
43,8%.(2)
Los consumidores de PBC presentan una mayor prevalencia de
conductas de riesgo; tales como precocidad y promiscuidad sexual,
autolesiones, intentos de suicidio, comisión de delitos, porte de arma y
problemas con la justicia. (2)

16

CASO CLÍNICO
Se presenta el caso de una mujer de 35 años, en situación de
pobreza extrema, con antecedentes de maltrato y abuso sexual infantil.
Desde muy joven consume drogas y se inicia en el robo y la delincuencia.
Con múltiples parejas sexuales y 5 hijos que fueron dados en adopción.
Ella manifiesta una conducta extraordinariamente agresiva hacia su
entorno; lo que le permite sobrevivir en el rudo ambiente callejero en que
habita. Pese a que no sabe leer ni escribir, acude a nuestro centro; donde
el proceso de rehabilitación que sigue es un ejemplo de resiliencia,
perseverancia y amor por la vida.

ANTECEDENTES PERSONALES Y FAMILIARES
Margarita nace el 24 de junio de 1976 en Santiago de Chile. La
madre se la regala a su amigo Moisés a los 8 meses de vida. Margarita no
conoce a sus padres biológicos; y se entera de que es adoptada a los 8
años. Nunca logra una buena relación con su madre adoptiva, ya que ella
siempre hace diferencias con sus otros hermanos. Además surgen
constantes conflictos con su hermana mayor C. El padre es el que la
defiende y la lleva a trabajar con él, recogiendo cartones.
A los 7 años hace su primer gesto suicida, a raíz de sufrir
constantemente abusos sexuales por parte del cuñado. Le cuenta a su
madre adoptiva, pero ésta no le cree y Margarita huye del hogar. Moisés
si cree en su versión y va a buscarla a la Plaza de Armas de Santiago,
donde está con otros niños. Hacen la denuncia a la Policía de
Investigaciones, pero la madre adoptiva de Margarita se niega a declarar
en contra del esposo de su hermana.
Margarita vuelve a la casa de sus padres adoptivos, pero los
conflictos continúan y a los 10 años de edad, se va nuevamente a vivir a
la calle. Ahí conoce a un grupo de jóvenes que la acoge e integra. Entre
todos juntan dinero para comer y dormir, protegiéndose mutuamente.
Una de ellas, que adopta el rol de mamá, es quién cuida de Margarita e
impide que sea abusada.
Con 12 años cumplidos, Margarita consume drogas con un
muchacho, quién la invita al cerro S.C. con 5 amigos más. En el lugar
ingieren una bebida alcohólica con droga, lo que la hace perder el sentido.

17

Los delincuentes juveniles la violan y golpean, para luego darse a la fuga.
Le fracturan 2 costilla y la nariz. La avista un paseante que da aviso a la
policía; y es llevada a la Posta Central en helicóptero. Cuando se recupera,
la trasladan al Centro de atención de víctimas de agresión sexual, donde
más tarde la recoge su padre adoptivo.
A los 14 años vuelve a vivir en la calle y a consumir inhalantes,
como neoprén y tolueno; además practica la prostitución y se contagia
con una enfermedad de transmisión sexual. A los 15 años la llevan a un
centro de menores y conoce a H., a quién señala como su primer amor;
y con quién mantiene relaciones sexuales de mutuo consentimiento. A los
16 años Margarita se dedica al comercio ambulante y conoce a Jorge, el
padre de sus 3 hijos, con quién tiene una buena relación; viven juntos,
pero ambos consumen drogas y él la golpea y requiere en prácticas
sexuales, de las que Margarita se niega a participar.
En reiteradas ocasiones intenta dejarlo, pero él la amenaza con
vengarse en los niños. A los 26 años, al proponerle Jorge realizar prácticas
sexuales con su hija C., Margarita lo apuñala en el área cervical, faltando
escasos milímetros para que la lesión fuera mortal. Se separan; aunque
ella aún sospecha que él abusó de la niña.
Cuenta que una vez llega Jorge, "El diablo", drogado y ebrio, y ella
lo encierra y trata de quemar vivo; pero se lo impide una narcotraficante;
que por este hecho le apoda "La diabla".
A los 31 años conoce a José Luis; su actual pareja. Lo describe como
un hombre bueno, que la trata bien y que la apoya en todo. Junto a él,
tienen un hijo llamado B.

ANTECEDENTES MÉDICOS
Síntesis de drogas autoadministradas: Tolueno, Benzodiacepinas,
bencina, éxtasis, Neoprén, cocaína esnifada e inyectada, pasta base de
cocaína (PBC), Codeína en jarabe, hongos fumados y esnifados,
tabaquismo severo.
Problema renal congénito que le genera Pielonefritis a repetición.
Posible desnutrición infantil (talla baja).
Aborto secundario a traumatismo: en junio 2012 recibe un golpe en
la zona abdominal, en el contexto de una pelea callejera, por el robo de
sus pertenencias en la residencial.

18

Epilepsia: en septiembre de 2012 presenta un episodio de
convulsiones generalizadas tónico clónicas de 5 minutos de duración, con
lesiones bucales y relajación de esfínteres. La llevan al Servicio de
Urgencia, dónde yugulan la crisis con 10 mg Diazepam EV. continúa con
crisis comiciales nocturnas en que las que agrede a otras persona, con
amnesia posterior. Enuresis secundaria. Se le prescriben Antiepilépticos
(Ac. Valproico, Carbamazepina) en dosis habituales, con disminución en
la frecuencia e intensidad de las crisis.
Cáncer: en julio de 2013 le diagnostican cáncer cervicouterino etapa
II y en agosto comienza con la Quimioterapia. Se tiene que cambiar a una
residencia y aparecen problemas en las relaciones con su pareja: "ya no
es la alegre que era antes". Aparece sintomatología depresiva e ideación
autolítica. Los especialistas le indican cirugía, pero se niega, alegando que
le da miedo. Refiere hemorragias del tracto genitourinario en relación a
esfuerzos físicos. Deja de asistir a los controles oncológicos, ya que la
tramitan mucho y ella no tiene paciencia (impulsividad). En septiembre
de 2013 le realizan la Cirugía, y detectan el cáncer ramificado hasta el
Estómago, por lo que la van a volver a operar después de la
Quimioterapia.
Presenta dificultades para caminar y a principios del 2014 comienza
con el uso de una silla de ruedas y muletas, El 25 de noviembre 2014 se
le emite un certificado de invalidez. Deja de asistir a los controles de
Ginecología en el Hospital, porque dice que "quieren meterle cuchilla", así
que solo sigue en control con la matrona del consultorio. En Julio 2015 la
Biopsian y determinan que el cáncer está diseminado.
En enero de 2016 presenta dos episodios de ángor con compromiso
de conciencia, la evalúan en el servicio de Urgencias, donde le
diagnostican cardiopatía coronaria; pero no la hospitalizan porque ella se
niega y opone resistencia; así es que queda en control ambulatorio con
Cardiología.
Historia actual
Hijos: 3 primeros con Jorge (C. 16 años, R. 17 años, J. 19 años),
4to de una aventura con Patricio (Jo. 8 años,), 5to hijo, B., de José Luis.
A la fecha Margarita se encuentra en situación de calle, no vive con
ninguno de sus hijos, ya que su hijo mayor, J., vive con su abuela paterna
y no quiere saber nada de ella. R., de 13 años, está en un hogar de
menores junto con J. de 11 años y reciben las visitas de Margarita los días
lunes. La menor de sus hijas, C., es llevada a otro hogar, el que Margarita

19

desconoce debido a que tiene orden de alejamiento; porque la niña
confiesa haber sido prostituida. B. está en un hogar y recibe visitas de
Margarita.
Consigue trabajo como aseadora; pero renuncia ya que "la
explotaban" y además por poco le pega a una de sus colegas. Comienza
a vivir en una residencial, en la que al poco tiempo hay un incendio, donde
mueren varios de los ocupantes. Abandona la residencia y se va a un
"ruquito" (vivienda compuesta por desechos y construida en la vía
pública); ahí se siente segura. No quiere que la lleven al Hogar de Cristo
o a un albergue. Le consiguen alojamiento en una residencia de un grupo
de iglesia; pero la expulsan por mal comportamiento y por no asistir a las
liturgias, así es que se desquita insultando y golpeando a los integrantes.
En junio 2014 el juzgado entrega en adopción a su hija de 14 años
y ella decae ostensiblemente, apareciendo sintomatología depresiva e
ideación autolítica severa.
Asiste a clases para adultos, donde con gran dificultad aprende los
ramos básicos y computación. Se pelea frecuentemente con compañeros
y profesores, comenzando con insultos y llegando, a veces, a los golpes.
En enero 2015, es escuchada por la jueza, quién dictamina que debe
tener un hogar y las necesidades básicas resueltas, para poder cuidar de
sus hijos.
EXPLORACIÓN FUNCIONES PSÍQUICAS.
Nivel Educacional: semianalfabeta, con 4to básico rendido.
Paciente con frecuentes e intensos episodios de auto y
heteroagresividad. Cuando niña les pega a sus compañeras en el liceo;
las empuja por las escaleras o les mete la cabeza en el wáter. Agrede a
pares e inclusive a los uniformados, por lo que en tribunales debe
permanecer esposada. Ahí insulta a una jueza, que pone en duda su
capacidad para cuidar a sus hijos. Si ve mucha gente, se pone nerviosa y
le pega a quién le dirija la palabra. En sus arrebatos de ira golpea a la
víctima hasta verla sangrar y eso la calma. Dañar a otras personas, se lo
merezcan o no, la relaja.
Experimenta episodios de paranoia cuando está bajo el efecto de
las drogas; escucha pasos, voces que la recriminan, que la culpabilizan,
siente que el resto le va a hacer daño. Ve sombras que tienen forma de

20

gente, que le dan miedo y que la vigilan. Períodos en que se aísla del
resto.
Alucinaciones cenestésicas en que tiene insectos que recorren su
cuerpo. Alguien que la pellizca y le pega. Refiere alucinaciones visuales
con tres enanitos: Juanito, Andresito y Arturito, con los que habla. Ellos
juegan y hacen cosas. Uno de ellos hace cosas malas y la enoja, la pone
nerviosa; se le mete en la cabeza y es pura maldad. "Cuando ellos no
están me siento sola". Cuando consume Pasta base el enanito se ríe y la
deja tranquila. Si no fuma PBC el enanito le tirar el pelo, se le para encima,
la pellizca y la molesta.
Alteraciones mnésicas. Hace cosas que luego olvida, sobre todo
cuando consume drogas y luego de las crisis convulsivas con episodios de
violencia hacia otros.
Antecedentes delictuales: tiene un amplio prontuario que incluye
comercio ambulante, hurtos, robos y tráfico de drogas.
DIAGNÓSTICOS (DSM-IV-TR)
I Policonsumo a predominio de Pasta base con episodios de psicosis
tóxica.
Síndrome de déficit atencional del adulto.
II Trastorno de personalidad con descontrol de impulsos y rasgos
sociopáticos.
Coeficiente intelectual limítrofe.
III Epilepsia, aborto traumático, cáncer cervicouterino (grado IV).
IV Padres ausentes, maltrato y abuso sexual infantil, VIF, baja
escolaridad, situación de calle, extrema pobreza, prostitución infantil,
delincuencia.
V 11-20%
TRATAMIENTO, TERAPIAS APLICADAS.
Ingresa al servicio a principios del 2012. Desde que llega; a
Margarita se le inculcan hábitos de higiene y autocuidado. Se le realizan
doppings periódicamente, para monitorizar el cumplimiento de las metas.
Se le enseñan técnicas y conductas pro-laborales y cómo manejar el
dinero. Se la adiestra en el uso de sus aparatos ortopédicos.

21

Tratamiento psicológico: psicoeducación con respecto a sus roles de
madre y para definir los objetivos en la relación con sus hijos.
Entrenamiento en habilidades parentales. Normativas de la conducta a
seguir dentro del espacio terapéutico. Se la incentiva para asistir a
controles médicos y ginecológicos. Se la concientiza con respecto a sus
enfermedades, se la guía en cuanto a fortalezas y debilidades, se la educa
en responsabilidades y culpa.
Se realiza psicoterapia para mejorar sus respuestas en situaciones
de estrés y mayor manejo de la impulsividad y la agresividad. Se le
enseñan técnicas de manejo de la ansiedad y como tener mayor tolerancia
a la frustración. Se la alecciona en el reconocimiento y manejo de las
emociones.
Luego del diagnóstico de Cáncer se le realiza terapia de contención
y se trabaja con el tema de la muerte y su significado.
Tratamiento farmacológico: al ingreso se le administran
antidepresivos y antipsicóticos en dosis bajas. Al principio Margarita
presenta frecuentes descompensaciones que se manejan con Diazepam
10mg/IM. Se le retira el Diazepam y se le aumenta la Quetiapina a 200300 mg/día, agregándole anticomiciales como Carbamazepina y Ac.
Valproico en dosis estándar para el manejo de la impulsividad y la
violencia.
Cuando presenta convulsiones se le indica Carbamazepina 800
mg/día y Quetiapina 500 mg/día.
Eventualmente se agregan 10 mg de Olanzapina para ayudarla a
dormir durante las noches.
EVOLUCIÓN
Por lo desesperado del caso, el equipo se sorprende de la
extraordinaria resiliencia de Margarita. Desde el principio del tratamiento
ella logra una extraordinaria relación terapéutica con la psicóloga
asignada y aprovecha las oportunidades que le brinda nuestro equipo
durante su proceso de rehabilitación. Actualmente sigue en el servicio y
está asistiendo a clases de gramática, aritmética, ciencias sociales y
computación. También está postulando a un subsidio habitacional para
lograr el sueño de la casa propia, y se controla periódicamente con la
matrona del consultorio.

22

ACTUALIZACIÓN
mujeres consumidoras sufren marginación social y familiar; para
obtener la sustancia se involucran en hurtos, robos y prostitución. El
índice de mujeres drogodependientes que solicita tratamiento es inferior
al de hombres, y el índice de fracasos terapéuticos es superior en las
mujeres. Las conductas o dinámicas que realizan, se entienden como un
medio de subsistencia en un entorno de alta hostilidad; donde lo
importante es la ley del más fuerte. Esta población solicita tratamiento
movilizada mayoritariamente por instancias judiciales, que le ordenan
participar en programas de rehabilitación públicos y/o privados (3).

23

BIBLIOGRAFÍA
1)Antonio P, Alba N, Amalia L. Pasta base de cocaína: experiencia del
Centro de Información y Asesoramiento Toxicológico, ADICCIONES,
2010, VOL. 22 NÚM. 3, PÁGS. 227-232
2)CONACE, Estrategia nacional de Drogas 2011-2014. pag. 23-24.
3)R. Díaz, C. Martínez, PSIQUIATRÍA Y SALUD MENTAL 2016, XXXIII, Nº
1/2, pags. 39 - 46.
4)M. Meikle, J. Urbanavicius, G. Prunell, E. Umpiérrez, A. AbínCarriquiry, M. Scorza. Primer estudio pre-clínico de la acción de pasta
base de cocaína en el sistema nervioso central. Revista de Psiquiatría
del Uruguay. Volumen 73 Nº 1 agosto 2009, pag.25-36.

24

DEPENDENCIA AL ALCOHOL, TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO
Y TRASTORNO DE PERSONALIDAD BORDERLINE: A PROPÓSITO DE UN
CASO
Ps. Demian Leighton Bou.
Psiquiatria.com. 2018 VOL 22
RESUMEN
Se presenta el análisis clínico de un ataque sexual a una mujer
adulta, con diagnóstico de Trastorno del Ánimo Bipolar, donde la víctima
fue ultrajada, golpeada y robada. Se estudia bajo un enfoque científicofilosófico y se plantearon los siguientes diagnósticos: Dependencia al
Alcohol, Trastorno de Estrés Postraumático y Trastorno de Personalidad
Borderline, lo que hizo posible un tratamiento farmacológico y psicológico
de mayor eficacia, mejorando la evolución y el pronóstico.
Palabras clave: personalidad borderline, psicopatía, trauma, violación

25

INTRODUCCIÓN
En la práctica clínica ambulatoria es frecuente el trabajo con
víctimas de violencia sexual. Éstas pueden darse en relaciones de pareja
o en el seno de la familia y también ser sufridas por el ataque de
desconocidos en la vía pública, con resultados que pueden llegar hasta la
muerte de la víctima. El 22,4% de las mujeres señala haber sido víctima
de un ataque sexual, por lo menos, durante su vida (SERNAM 2012-13).
El 36% de los delitos violentos tienen un componente sexual: robo con
violación, violación y/o abuso sexual (SERNAM 2010).
Estadísticamente el 35% de los violadores agresivos son psicópatas
y el 45,3% de los violadores tienen rasgos psicopáticos. (9)
Pese a su prevalencia, casi la mitad de las mujeres que fueron
víctimas de un delito sexual, no hizo la denuncia (SERNAM 2012).
MATERIAL Y MÉTODOS
Basada en la historia clínica realizada a una mujer de 37 años,
blanca, nivel socioeconómico medio con estudios técnicos, se estudia el
cuadro psicopatológico presentado por la víctima y psiquiátrica y
psicoanalíticamente con base en los autores clásicos.
Para entender el evento traumático se recurrió al cine, a los
documentales y a la literatura periodística. El material audiovisual fue un
apoyo fundamental para la representación del hecho delictivo, no sólo
desde el punto de vista de la víctima, sino que también del agresor.

26

CASO CLÍNICO
Y. refiere VIF entre sus padres y haber sufrido maltrato infantil.
Realiza un primer intento suicida a los 13 años con intoxicación
medicamentosa, que se repite posteriormente y se acompaña de
autolesiones. La paciente refiere disforia extrema luego de cada episodio,
lo que la lleva al consumo de alcohol. A los 14 años presenta episodios de
Bulimia Nerviosa, (el alcohol impedía que tuviera hambre y así vomitaba
menos). Refiere consumo experimental de Cocaína y Cannabis a los 18
años, uso de Peyote (Lophophora williamsii) en 1 oportunidad.
Fue hospitalizada en el Psiquiátrico de Antofagasta a los 21 años,
cuando cursaba el embarazo de su primer hijo, a raíz de una disfunción
severa de pareja con el padre del niño. A los 26 años (2005) fue
diagnosticada de Trastorno del ánimo Bipolar por Médico Psiquiatra
particular. Refiere 2 tratamientos por alcoholismo en forma ambulatoria,
los que incluyen la instalación del pellet, con lo que logra mantenerse
abstinente hasta por 7 meses. Estudió Gastronomía y actualmente trabaja
como manipuladora de alimentos en un Jardín Infantil.
Ella nos refiere que el 27 de diciembre (2015), cuando volvía
después de haber participado celebrando las fiestas de fin de año en el
trabajo. Siendo las 24:00 horas fue alcanzada por un individuo que la
toma por atrás, la arroja al piso y la golpea en la cabeza y en el cuerpo.
No puede visualizar el rostro de su agresor, quien mientras la golpea con
los puños la desnuda y luego procede a violarla, realizando el acceso
carnal por vía vaginal. Recuerda el sabor de la tierra en su boca, el dolor
y el terror que sintió. Pierde el conocimiento y lo recupera horas después.
Se viste, se arregla el cabello y toma sus cosas. Llega a la casa a las 4
a.m. y la recibe el hijo de 16 años, quién al verla en ese estado se pone
a llorar.
Acude al servicio de salud una semana después de la agresión, por
vergüenza y no quiere hacer la denuncia ya que es incapaz de recordar la
cara del agresor.
Ingresó a Psiquiatría Adultos en noviembre del 2015. Está viviendo
con su madre, abuela e hijo, tiene una pareja hace 7 años, C.
En Psiquiatría adultos inicia tratamiento con Lamotrigina 50 mg c12
hrs, Zopiclona 7,5 mg c 12hrs., Clonazepam 2 mg noche, Olanzapina 10
mg noche y se le recomienda que cese el consumo de alcohol.

27

Presenta mucho cansancio y dificultades laborales, ya que está con
licencia parcial, además comete varios errores en el trabajo, por lo que
es amonestada. Problemas y separación con su pareja, quién consume
alcohol y THC, lo que genera tensión entre ambos. Él no sólo no la apoya,
sino que la culpa por lo sucedido.
En Octubre 2016 la paciente presenta un patrón socioemocional
severamente desregulado, con importante deterioro funcional. Se
problematiza su consumo de alcohol y se la diagnostica con Personalidad
Borderline.
Se le prescribe Ac. Valproico 200 mg c12 hrs. Haldol 2,5 mg noche y
Lamotrigina 75 mg c12 hrs. Se le da de alta en el programa de Trastorno
del Ánimo Bipolar (GES) y se la ingresa en el programa de Adicciones.
ANTECEDENTES MÉDICOS.
HTA en tratamiento con Losartan 50 mg, act
Nódulo axilar operado (15 años).
Test Elisa (28/9/2016) negativo.
ANAMNESIS PRÓXIMA.
En su primera sesión con el médico no ahondamos en la experiencia
traumática, y se repiten las indicaciones con que fue derivada: Ácido
Valproico, Lamotrigina y Antipsicóticos (fármacos indicados por la
psiquiatra tratante del servicio de Adultos). Entre los síntomas señala
crisis de angustia, las que tienen un punto álgido cuando comienza a
obscurecer (Nictofobia), por lo que no se atreve a salir sola de noche.
Refiere llanto espontáneo, aislamiento social, disfunción sexual
severa e ideación autolítica constante. Pesadillas con elementos
traumáticos. Insomnio de conciliación y despertares.
En las próximas sesiones está más estable y abordamos con
delicadeza sobre la vivencia traumática. Este es un tema en el que
profundizaremos en las próximas sesiones, ya que la paciente se expresa
con gran dificultad e importante sintomatología ansiosa.

28

EVOLUCIÓN Y TRATAMIENTO.
A lo largo del tratamiento disminuye la frecuencia y la cantidad de
consumo del alcohol, pero se acentúa el consumo de Tabaco, llegando
hasta los 20 cigarrillos diarios. Ella señala que el cigarrillo le ayuda a
mitigar una intensa sensación de vacío.
Ahondamos en los síntomas con la paciente y entrevistamos a su
pareja C. y a su hermana menor. Dados los antecedentes de agresión
sexual y la ausencia de sintomatología maniforme, más bien parecería un
Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) asociado a un Trastorno severo
de Personalidad Borderline, descompensado.
Desestimamos el diagnóstico de Trastorno del Ánimo Bipolar, así es
que suspendemos la Lamotrigina e iniciamos farmacoterapia con
Antidepresivos ISRS, con un cambio favorable en cuanto al aspecto, el
discurso y la conducta de nuestra paciente. Ella se reconecta con sus
emociones y las crisis de angustia disminuyen en frecuencia e intensidad.
La ideación autolítica desaparece, aunque el tono anímico persiste
bajo. Reemplazamos la Sertralina con Venlafaxina 150mg mañana y
mantenemos los 5mg de Haloperidol, el Acido Valproico 400mg c/12 hrs
y el Clonazepam 2mg (½-½-1) (Esquema actual).
DIAGNÓSTICOS (DSM V).
eje I:
Dependencia al Alcohol, Dependencia al Tabaco.
Depresión Mayor
Trastorno de Estrés Postraumático.
Trastorno Personalidad Borderline Severo, descompensado.
Bulimia Nerviosa, HTA.
eje II:
Maltrato infantil, VIF entre los padres, disfunción de pareja.
eje III:
WHODAS 2.0, abreviado: 54. (discapacidad severa)

29

MARCO TEÓRICO
La base filosófica principal que llevó a incluir dentro del DSM-III el
diagnóstico de trastorno de estrés postraumático fue crear una categoría
diagnóstica que resolviese el problema de diagnosticar una situación
crónica en personas normales que desarrollan síntomas de larga
duración tras sucesos traumáticos severos.

EPIDEMIOLOGÍA
Las estimaciones del DSM-IV de la prevalencia de TEPT entre las
personas expuestas a posibles situaciones traumáticas, van del 3 al 58%.
Uno de los estudios epidemiológicos más clásicos establece una
prevalencia desde 15% a 30% durante toda la vida, en veteranos del
Vietnam. Entre víctimas de crímenes el desarrollo de TEPT varía del 19 al
75%, en contraste con la baja prevalencia del trastorno en desastres
naturales.

30

NEUROBIOLOGÍA DEL TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO
Varios sistemas neurobiológicos son activados cuando el organismo
se enfrenta a situaciones amenazadoras. Estos sistemas desencadenan
en el organismo un conjunto de respuestas, específicamente ansiedad,
miedo, huida o lucha, que tienen como finalidad proteger al organismo de
un peligro potencial. En la desregulación de estos sistemas
neurobiológicos subyace la fisiopatología del TEPT.
1) Hiperreactivación del Sistema Nervioso Simpático, con aumento en la
secreción de Adrenalina y Noradrenalina.
2) Desregulación del eje Hipotalámico-hipofisiario-suprarrenal: la
actividad del eje hipotalámico-hipofisiario-suprarrenal presenta una
actividad inhibitoria o restauradora de la activación del sistema nervioso
simpático.
(2) Los pacientes con estrés post-traumático (estrés crónico) presentan
una desregulación del eje hipotalámico-hipofisiario-suprarrenal, que no
les permite tener una respuesta normal a los acontecimientos
estresantes.
Paradoja del eje Hipotalámico-Hipofisiario-Suprarrenal: En situaciones de
estrés crónico se presenta hipersecreción de CRH e hipercortisolemia con
aumento de la sensibilidad de los receptores. Lo lógico hubiera sido una
disminución de la actividad de receptores ante la hipercortisolemia. La
teoría es que la hiperactividad de los receptores protegería del daño
causado por la hipercortisolemia crónica. (3)
3) Aumento de Opiáceos endógenos, lo que disminuye la sensibilidad al
dolor.
4) Aumenta la transmisión Dopaminérgica en el proyección mesocortical;
que va desde el TVA al lóbulo prefrontal.
5) Desregulación Serotoninérgica: las bajas concentraciones de
serotonina son incapaces de modular el arousal, manifestándose
comportamientos violentos e impulsivos.
6) Desregulación Glutamatérgica: la interferencia en los receptores AMPA
y NMDA puede provocar alteraciones a nivel de la memoria, favoreciendo
la aparición de amnesia y estados disociativos o flash-backs.
7) Disminuyen los receptores Benzodiazepínicos en los sistemas
funcionales implicados en el estrés: hipotálamo, amígdala, tálamo,
hipocampo, etc, con especial incidencia en la Corteza Prefrontal, lo que
altera la inhibición de conductas inadecuadas (2)

31

En el TEPT se ha comprobado una marcada reducción del volumen
hipocampal bilateral (8-12%) existiendo una correlación entre la
severidad de la experiencia traumática y la reducción del volumen del
hipocampo. La "neurotoxicidad" de los glucocorticoides liberados durante
el estrés, se manifestaría a nivel del hipocampo con atrofia de las
neuronas piramidales CA3 del cuerno de Amón y por una disminución del
volumen y del número de neuronas del gyrus dentado(8). La atrofia sería
reversible si el estrés es de corta duración, pero si el estrés es crónico
ocasionará muerte neuronal, disminuyendo el volumen del hipocampo(2).
Con pruebas de imágenes y test psicométricos se ha podido
comprobar disfunción a nivel del Giro cingulado anterior y corteza
prefrontal (2). Esto se ha propuesto como mecanismo subyacente de los
flash-back.

32

La tabla explicaría una conducta más cognitiva en el hombre
sometido a estrés v/s una conducta más emocional en la mujer. La mujer
en edad fértil sería más hiperreactiva emocionalmente que la mujer con
climaterio.
El estrés crónico disminuiría la capacidad reproductiva en la mujer
generando inclusive amenorreas por estrés, lo que impediría una nueva
gestación bajo condiciones críticas.
FARMACOLOGÍA
Los fármacos más utilizados en el tratamiento del estrés posttraumático son esencialmente los tres grandes grupos de antidepresivos:
antidepresivos tricíclicos (ATC), inhibidores de la monoaminoxidasa
(IMAO's) y los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina
(ISRS). Estos fármacos se muestran eficaces en el control del hiperarousal
del estrés postraumático, en la disminución de la recurrencia de memorias
intrusivas de acontecimientos traumáticos y en las respuestas de
evitación de los mismos (2).

33

Según algunos autores el control de la sintomatología se
beneficiaría con la administración de ansiolíticos benzodiazepínicos,
anticonvulsivantes y antipsicóticos (típicos y atípicos). Parecería que el
uso único y exclusivo de los fármacos no logra una eficacia total y que
debiera hacerse siempre combinado con terapia cognitivo-conductual,
para un tratamiento más eficaz y con menor riesgo de recidivas (2).
ANÁLISIS
Entendemos por Trauma todo núcleo representacional que
desencadena una extraordinaria perturbación en la economía narcisista.
En la Neurosis Traumática predominan los factores sorpresa,
sobresalto, el susto y/o la irrupción de lo inesperado. Se aprecian altos
montos de angustia señal en la paciente, la que protege y prepara a la
paciente de sufrir una experiencia análoga. La angustia actúa sobre el yo
como una Vacuna (1).
Nos llama la atención como la víctima "disculpa" al agresor
(formación reactiva) y reprime las emociones naturales como odio o rabia,
llegando a relatar el hecho en tercera persona (despersonalización y
disociación).
La neurosis traumática se produce por falta de capacidad de agotar
y descargar el afecto concomitante a la experiencia, dado que de alguna
forma no está disponible para el yo. Los recuerdos de la vivencia
formarían un grupo psíquico cargado de afecto, constituyendo los
síntomas de repetición del trauma un intento del aparato psíquico por
descargarlos. La vivencia traumática sin elaboración psíquica aumenta la
posibilidad de afectar al sujeto (1).
En la anamnesis dirigida la víctima señala que estaba bajo los
efectos del alcohol. En la elaboración de la vivencia traumática se le
explica que ella no tiene culpa alguna de lo sucedido y que su agresor no
es solo una mala persona, sino que probablemente un enfermo mental o
psicópata. En forma didáctica se le expone el concepto de trauma y las
labores del equipo de Salud Mental en el proceso de reparación.
Con la tecnología actual es imposible borrar selectivamente este
recuerdo doloroso, por lo que nuestra labor consiste en que logre asimilar
el siniestro y pueda continuar con su vida, sin quedar detenida en la
repetición compulsiva de experiencias displacenteras. Melanie Klein

34

señala que la repetición "no es la pulsión de muerte, sino el primer intento
de dominarla" (1).
Ante la incapacidad de ligar el estímulo por el aparato psíquico la
paciente persistirá en un proceso autodestructivo (alcohol y drogas) que
en caso de crisis pueden llevarla al uso de métodos más drásticos y
violentos (autoagresiones y suicidio). Bajo la guía del terapeuta la víctima
elabora la Vivencia Traumática y desvía parte de la pulsión de muerte
hacia el victimario teórico (o imaginario). Según Melanie Klein "es
preferible tener un perseguidor relativamente ubicado, contra el cual el
sujeto puede tomar medidas protectoras, que estar entregado a peligros
inubicables, innombrables, que no sabe en qué consisten" (1).
Para la paciente sería más fácil entender que sufre un cuadro
psiquiátrico similar al trauma de un sobreviviente de guerra o de un
desastre natural. Se le explica que la violación es solo una parte del hecho
delictual; que el agresor no solo disfruta del placer sexual, sino que
además destruyéndola física y psicológicamente (sadismo).

35

DISCUSIÓN
Se plantea el caso de una mujer de 37 años, con diagnóstico de
Trastorno Bipolar, que es brutalmente violada en un terreno baldío.
Siendo tratada durante un año en Psiquiatría Adultos con
diagnóstico de Trastorno del ánimo Bipolar, TEPT y Consumo problemático
de Alcohol. Se le administran estabilizadores del ánimo y tranquilizantes,
con lo que presenta una mejoría parcial; persistiendo en el consumo de
alcohol, con deterioro en las relaciones personales y un desempeño
laboral deficiente.
Fue derivada a la unidad de Adicciones, donde se realiza un análisis con
base psicoanalítica, replanteándose los diagnósticos: Dependencia al
Alcohol, Depresión mayor, TEPT y Personalidad Borderline, donde además
de tranquilizantes y estabilizadores del ánimo, usamos antidepresivos,
con lo que el resultado se beneficia espectacularmente; se eleva el tono
anímico de la paciente, disminuye su ansiedad, cesa el consumo de
alcohol, desaparece la suicidalidad y aparece una reintegración paulatina
a la comunidad.
Agradecimientos: Al servicio de Salud del COSAM Estación Central y al
equipo con que hemos trabajado por casi una década. Al Psicólogo Felipe
Matamala y a la Psicóloga Francisca Martínez por el apoyo epistemológico.
A la víctima y sus familiares por la paciencia y el valor demostrados a lo
largo de todo el tratamiento.
Ningún conflicto de intereses por declarar.

36

BIBLIOGRAFÍA
1. Benyakar M, Lezica A. "Lo Traumático, Clínica y paradoja: El proceso
traumático" 1ra Edición, Buenos Aires: Biblos 2005.
2. Cohelo L, Costa J. "Bases neurobiológicas del estrés post-traumático".
Anales de psicología 2010, vol. 26, nº 1 (enero), 1-10
3. Duval F, González F y Rabia H. "Neurobiología del estrés". Revista
Chilena de Neuropsiquiatría 2010; 48 (4): 307-318. www.sonepsyn.cl
4. "El Tila, un psicópata al acecho" Ed. Catalonia-UDP 2016. Chile
5. Erich Fromm, "Anatomía de la violencia humana".
6. Higueras B, Villameriel R, "La psicopatía como trastorno de
personalidad. Planteamientos actuales en el DSM 5". Interpsíquis 2014
7. I. Lastra Martínez, J. L. Ayuso Mateos, "Trastornos neuróticos
secundarios a situaciones estresantes y somatomorfos (IV). Reacciones
a estrés grave y trastornos de adaptación". Tratado de Psiquiatria.com
8. Sindicato Autónomo de Policía UGT, " Manual de Psicología Criminal",
formación online 2013.
9. Ugartechea JG, "Violencia y abusos, controversias Psicopatológicas en
el DSM 5", 2013.
FILMOGRAFÍA
-Irreversible, Gaspar Noé 2002
-"El Tila, fragmentos de un Psicópata", Alejandro Torres 2015
-Asesinos en Serie (Documentales). Discovery Channel.

37

ESTUDIO CIENTÍFICO FILOSÓFICO SOBRE EL ROCK PESADO COMO
IDENTIDAD CULTURAL.

Dr. Rodrigo Leal Becker
Ps. Luis Ignacio Ernst Isamit

Resumen

En base a la literatura científica, psicológica y filosófica; se estudia
el rock pesado como identidad cultural, en la que el individuo se identifica
con un conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y conductas
que funcionan como elementos que motivan a los integrantes a participar
de forma adaptativa en diversas actividades culturales y recreacionales.

Palabras clave: rock pesado, música, necrofilia, agresividad,

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana