Actualizado 14/12/2018

Hasta el 3% de adolescentes vascos puede presentar un uso problemático de internet asociado redes sociales y juegos online

Noticia | Trastornos infantiles y de la adolescencia | 12/12/2016

RESUMEN

  • Existe cuando hay un uso prolongado en el tiempo de aplicaciones relacionadas con Internet que interfieren en las actividades de la vida cotidiana y principalmente se asocia al uso de juegos on-line o de redes sociales
  • Diversas señales de alarma (priorizar las actividades on-line respecto a otras, tener más de 500 amigos online en las redes sociales o el uso de las mismas durante más de dos horas al día) deben alertar de un posible trastorno
  • Respecto a los videojuegos online, los adolescentes que juegan más de 2,6 horas al día son propensos a padecer un trastorno por juego en Internet
  • Este uso problemático de Internet conduce potencialmente al aislamiento y al descuido de las relaciones sociales, de las actividades académicas y recreativas, de la salud y de la higiene personal
  Bilbao, diciembre de 2016. Los casos de adolescentes con un uso problemático de Internet son cada vez más frecuentes. A la espera de tener datos más precisos sobre la frecuencia de este problema entre los adolescentes vascos, se puede concluir, en base a estudios de entornos similares, que entre el 1 y el 3% de los mismos puede presentar un uso problemático de Internet asociado a las redes sociales o a los juegos online. En algunos casos puede representar una verdadera conducta adictiva. En otros casos, supone un hábito de uso prolongado en el tiempo de aplicaciones relacionadas con Internet que genera grandes dificultades en el individuo porque interfiere en sus actividades de la vida cotidiana.  Cada vez se están dando más casos. Tan solo basta con un smartphone o tablet para que alguien que tenga la necesidad de estar conectado lo pueda hacer durante muchas horas del día y desde cualquier parte. Así lo pone de manifiesto el Dr. Javier Goti, psiquiatra especialista en salud mental infanto-juvenil de Avances Médicos (AMSA), centro especializado en psiquiatría y psicología de Grupo IMQ, donde atienden casos de este tipo y quieren concienciar a la ciudadanía, en especial a las madres y a los padres, sobre este problema real. Según explica el especialista de IMQ, este tipo de conductas tienen un patrón de comportamiento caracterizado muy claro y es posible su detección. “Se caracteriza por la pérdida de control sobre el uso de Internet y conduce potencialmente al aislamiento y al descuido de las relaciones sociales, de las actividades académicas, de las actividades recreativas, de la salud y de la higiene personal”. “Diversas señales pueden alertar a los padres, como por ejemplo, que sus hijos prioricen las actividades on-line, que dediquen un tiempo excesivo (más de dos horas al día sería una situación de posible riesgo) o que mantengan contactos indiscriminados en redes (por ejemplo tener más de 500 amigos online en las redes sociales). Respecto a los videojuegos online, los adolescentes que juegan más de 2,6 horas al día son propensos a padecer un trastorno por juego en Internet”, afirma el Dr. Goti. De esta forma, el experto de IMQ incide en que los efectos negativos que este trastorno producen en el día a día de un adolescente como “rechazo escolar, aislamiento social o falta de sueño” y subraya que el origen de este problema, generalmente, no reside únicamente en la experiencia y el deseo de estar conectado.  “En muchos de los casos detrás hay un problema asociado, a veces primario en su origen,  como la presencia de síntomas de depresión, ansiedad, o trastorno por déficit de atención, o dificultades emocionales de otra naturaleza que generan malestar en  la propia persona o ansiedad que les lleva a refugiarse en estas aplicaciones de Internet”. “A menudo no es fácil expresar o afrontar estas dificultades en la vida real y de alguna forma con estos videojuegos y redes sociales sí sienten que lo hacen. Ellos y ellas se crean un ideal de sí mismos que les reporta bienestar pero a la vez les aparta del mundo real”, señala el psiquiatra de AMSA-IMQ, al tiempo que matiza que “el uso de las redes sociales y los videojuegos online no es malo, siempre y cuando no sustituyan a la realidad”. TRATAMIENTO El tratamiento que se dispensa en la Unidad de AMSA-IMQ consiste básicamente en abordar la parte primaria o secundaria que lleva a una persona a usar estos dispositivos como puede ser el malestar o una depresión, por ejemplo. Asimismo, también se incide en un uso correcto de Internet. A través de programas de psicoterapia, las personas son tratadas en función de la necesidad.



Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-52446

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
PUBLICIDAD
PRÓXIMOS CURSOS ONLINE
PUBLICIDAD
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana