Percepción y uso de coerción informal en el tratamiento ambulatorio: Un estudio de grupo focal con profesionales de la salud mental de la cultura latina

Artículo | Tratamientos | 2017-05-16

  • Autor(es): Ignacio García-Cabeza; Emanuel Valenti; Alfredo Calcedo.
  • Título original: Perception and use of informal coercion in outpatient treatment: a focus group study with mental health professionals of Latin culture
  • Fuente: Revista Salud Mental
  • Referencia: VOL 40- Num 2
RESUMEN

Resumen Introducción. Además de la coerción formal (hospitalización involuntaria, contención, etc.), en salud mental existen otras formas de coerción (persuasión, presión interpersonal, inducción o amenaza), denominada informal o encubierta, que pretenden mejorar la adherencia. Objetivo. Conocer el uso de la coerción informal en el tratamiento ambulatorio de enfermos mentales y la percepción que de ella tienen los profesionales de salud mental de cuatro países (España, Italia, México y Chile). Método. Utilizamos una investigación cualitativa con cuatro grupos focales por país, compuestos por profesionales que trabajaban en centros de salud mental, con un enfoque basado en el análisis temático. La muestra fue de 98 profesionales (31 psiquiatras, 25 psicólogos clínicos, 28 enfermeros, ocho trabajadores sociales y otras seis profesiones). Resultados. Se reconoció el uso de la coerción informal en la práctica clínica. Su intensidad dependió de características del profesional y factores relacionados con el diagnóstico, clínica, evolución de la enfermedad, peligrosidad del paciente, conciencia de enfermedad, relación terapéutica y aspectos organizativos asistenciales. Su uso se justificó por la eficacia y la búsqueda de beneficios para el paciente, a veces de forma paternalista. Discusión y conclusión. Nuestros resultados coincidieron en cuanto al perfil sociodemográfico y clínico con lo descrito en la bibliografía. También lo hicieron en cuanto al motivo que lleva a su uso (la adherencia) y su justificación ética (la búsqueda del beneficio del paciente menoscabando su libertad lo menos posible), de ahí que las formas más intensas (amenaza) fueron mal percibidas. Nuestros profesionales reconocieron el ejercicio de la coerción encubierta en su práctica habitual, justificándola clínica y éticamente. Acceso al texto completo en inglés. Para poder visualizar el texto completo, necesita tener instalado el Adobe Reader, si usted no lo tiene puede bajárselo gratuitamente desde la dirección: http://get.adobe.com/es/reader/



Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-53531
PRÓXIMOS CURSOS ONLINE