MENU

PUBLICIDAD

Me Gusta   3 Comentar    1

Actualidad y Artículos | Adictivos, Trastornos relacionados con sustancias y trastornos adictivos   Seguir 42

Noticia | 26/06/2023

Experto lamenta que, pese a las evidencias científicas, el trastorno por juego se siga conceptualizando mayoritariamente como un trastorno de la conducta



0%

-Las evidencias científicas muestran que son factores individuales, genéticos, neurobiológicos y de rasgos de personalidad los que determinan en última instancia la vulnerabilidad de una persona para desarrollar una conducta adictiva. 


-Que el trastorno por juego se siga conceptualizando como un trastorno de la conducta tiene como consecuencia que las medidas de prevención del trastorno por juego suelan ser también equivocadas y, por lo tanto, poco eficaces.

-Sería “importante” que las campañas de prevención considerasen la vulnerabilidad individual en el riesgo de desarrollar un trastorno mental como el trastorno por juego. Según un estudio reciente, el 100% de las personas con Trastorno por Juego presentan, a su vez, otro trastorno mental, fundamentalmente Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (50%) y síntomas de depresión moderada o severa (80%).


-Un 76,7% de las personas con Trastorno por Juego muestran también rasgos de elevada impulsividad.

La evidencia científica más reciente ha demostrado que las situaciones sociales y un ambiente permisivo o facilitador son los que ponen a las personas en contacto con sustancias (alcohol, tabaco, drogas) o juegos de azar, pero que son factores individuales, genéticos, neurobiológicos y de rasgos de personalidad los que determinan en última instancia la vulnerabilidad de una persona para desarrollar una conducta adictiva.


Esta perspectiva científica, sin embargo, “no es la que predomina en la prevención del trastorno por juego”, ha señalado el doctor Néstor Szerman, psiquiatra del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y presidente de la Fundación Patología Dual, que ha lamentado que el Trastorno por Juego, reconocido como una enfermedad mental por el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM), se siga conceptualizando mayoritariamente como un trastorno de la conducta.


“Desde esa perspectiva acientífica se podría suponer que las personas con este trastorno mental son viciosas, personas débiles de carácter que se dejan atrapar por ofertas de juego, o que les falta voluntad, o son “ludópatas” autoindulgentes, o que debido a pasar mucho tiempo jugando se producen cambios neuroplásticos del cerebro que determinan la adicción”, ha argumentado Szerman durante su intervención en las VII Jornadas de Adicciones Comportamentales y Patología Dual (ADCOM 2023), celebradas esta mañana en el Auditorio Caja de Música del Palacio de Cibeles de Madrid.


Para el experto, este error en la conceptualización tiene como consecuencia que las medidas de prevención del trastorno por juego suelan ser también equivocadas y, por lo tanto, poco eficaces. “La prevención desde esa perspectiva se basa exclusivamente en medidas conductuales: construir barreras entre la persona en riesgo de un trastorno por juego y las ofertas de juego presencial u online, en campañas que demonizan el juego, una actividad universal de los seres humanos, al igual que se hace con algunas sustancias legales o ilegales, en propuestas prohibicionistas o en pensar que esto se soluciona ofertando propuestas de ocio saludable a los jóvenes”.


Campañas de prevención que consideren la vulnerabilidad individual


Según Szerman, al contrario de lo que se viene haciendo en las últimas décadas, sería “importante” que las campañas de prevención considerasen la vulnerabilidad individual en el riesgo de desarrollar un trastorno mental como este: “Las evidencias disponibles indican que habría que identificar, entre otros grupos poblacionales, a niños y adolescentes que tengan elevada impulsividad, a población infantil que haya sido diagnosticada de TDAH, a jóvenes con alta densidad de trastornos mentales en familia nuclear, y a aquellos jóvenes con Trastorno de Conducta grave que curse con impulsividad y/o rasgos psicopáticos de personalidad”.


En ese sentido, el presidente de la Fundación Patología Dual ha recordado que diferentes estudios epidemiológicos realizados en Estados Unidos señalan que un 96% de las personas con Trastorno por Juego presentan, a su vez, otro trastorno mental (lo que se conoce como Patología Dual), una cifra que elevó hasta el 100% un estudio clínico transversal recientemente publicado por la prestigiosa revista científica European Neuropsychopharmacology y liderado por investigadores de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD).


Según los resultados del estudio, el 76,7% de los participantes con Trastorno por Juego mostraron rasgos de elevada impulsividad, mientras que uno de cada dos participantes presentaban también Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y casi un 80% síntomas de depresión moderada o severa, aunque seguramente un subtipo (fenotipo) de depresión que cursa con elevada impulsividad.


“Este estudio ha demostrado que la impulsividad es un claro marcador y predictor de riesgo, por lo que este factor debería ser tenido en cuenta en cualquier campaña de prevención. Implementar una prevención basada en evidencias contribuiría a reducir la carga de salud mental y a promover la salud y el bienestar”, ha concluido Nestor Szerman. 


Palabras clave: juego, trastorno, conducta
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-71040

Comentarios de los usuarios


Buenas tardes desde la ardiente Sevilla, donde estamos bajo una intensa ola de calor. La Humanidad en especial la occidental, industrial, moderna y ultra procesada en casi todo, estamos viviendo una etapa de Globalidad, incluida la Salud Humana. Son numerosos los factores externos ambientales crónicos (con frecuencia los únicos visibles y tenidos en cuenta), que nos están cada día afectándonos mas, en un proceso de “inflamación crónica”, con los resultados de desajustes de todo tipo, en forma de enfermedades crónicas, donde incluye las mentales por supuesto, cada día mas precoces y frecuentes. Pero a esta generalidad global, habría que añadir unos matices muy importantes, UNO la Vulnerabilidad individual de tipo biológico-genética ante estos estresores crónicos globales, que dará lugar también a múltiples caras de expresión diferentes o Variabilidad y que sería el auténtico elemento de confusión, que provoca que no veamos lo común que ocurre en el fondo. Y DOS, que para mi es lo mas desesperante de lo que nos viene ocurriendo, que es ver en una buena parte la Ciencia la ceguera total a todo lo global y el esfuerzo ultra caro, I+D, de la llamada medicina de precisión personalizada para tratar lo que evidentemente es Global ( estilo de vida, estresores, etc), como algo muy puntual, que necesita de infinitos estudios, que me imagino son para tener nuestras conciencias tranquilas y entretenidas. Saludos alegres del neandertal hiperactivo de Sevilla y hoy coincido con el experto.

Jose Luis Frias Pulido
Médico - España
Fecha: 28/06/2023



No hay ningun comentario, se el primero en comentar


-Publicidad

Síguenos en las redes

vortioxetina antidepresivos
Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

Suicidio Prevención

¡Novedad en libros! La visión actual del suicidio, científicamente fundamentada, es que, aunque ...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENDADOS
CFC

Psicoterapia de los síntomas ansioso-depresivos: Un enfoque innovador

Inicio: 03/07/2024 |Precio: 90€

Ver curso