PUBLICIDAD
Última actualización web: 17/05/2022

Psicoeducación familiar en grupo en los trastornos de la alimentación. Aplicación de un programa.

Autor/autores: P. Salorio , M.E. Ruiz, A. Torres, Sanchis F., L. Navarro
Fecha Publicación: 14/06/2010
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

El desarrollo del Modelo Psicoeducativo ha representado el avance más prometedor en el campo de la intervención familiar en diferentes enfermedades psiquiátricas y crónicas. En este trabajo presentamos un Programa Psicoeducativo Familiar en grupo para los Trastornos de la Conducta Alimentaria basándonos en el propuesto por Hogarty, Fallon y Henderson para la Esquizofrenia pero adaptándolo a esta patología. Se analiza también el efecto que dicho programa ha tenido en un grupo de padres con respecto a los conocimientos y creencias acerca de la enfermedad.

Palabras clave: Psicoeducación; Trastornos de la Alimentación; Anorexia Nerviosa; Bulimia Nerviosa.

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-6192

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

REVISTA ELECTRÓNICA DE PSIQUIATRÍA
Vol. 3, No. 1, Marzo 1999
ISSN 1137-3148

Psicoeducación familiar en grupo en los
trastornos de la alimentación. Aplicación
de un programa.
P. Salorio*, M. E. Ruiz**, A. Torres***,
F. Sanchis***, L. Navarro***
Servcio de Psiquiatría. Hospital General
Universitario.
Unidad Docente de Psiquiatría. Universidad de
Murcia.
* Profesora Asociada de Psiquiatría.
** Profesora Titular de Psiquiatría.
*** Psicólogo Clínico.

ARTÍCULO ORIGINAL
[Resumen] [Abstract]
1. Introdución.
2. Material y método.
3. Resultados.
4. Conclusiones.

Correspondencia:
Dra. Pilar Salorio.
Servcio de Psiquiatría. Hospital General
Universitario.
Unidad Docente de Psiquiatría. Universidad de
Murcia.
E-mail: pilarsalorio@intersalud.es

1. Introducción

Uno de los últimos desarrollos en Terapia Familiar son los Programas Psicoeducativos.
La línea trazada por esta modalidad de terapia es la claridad conceptual, la posibilidad
de su aplicación en Instituciones, la brevedad de los tratamientos, la sistematización y
focalización en unos cuantos problemas bien definidos1.
Este tipo de abordaje a diferencia de los enfoques tradicionales, que daban por sentado
las influencias patógenas de la familia sobre el paciente, consideran a la familia como un
agente terapéutico activo en el proceso del tratamiento del individuo enfermo, por tanto
el objetivo de este tipo de programas es orientar y ayudar a la familia a identificar con
claridad el problema, sus causas, el curso y cómo se desarrolla, cuáles son sus síntomas
y tratamientos empleados para que así puedan intervenir en cierta medida en el proceso
de mejora y curación de sus hijas/os.
El desarrollo del modelo psicoeducativo ha representado el avance más prometedor en el
campo de la intervención familiar en la esquizofrenia y otras enfermedades psiquiátricas
graves y crónicas.
Los primeros intentos de aplicación de estos programas se inicia en los años 70 con

pacientes esquizofrénicos2. En ellos se encontró que era efectiva la intervención
educativa en las familias de estos enfermos crónicos, sobre todo, en las recaídas, las
cuales se reducían en un porcentaje elevado, además de ayudar a los familiares a
modificar en lo posible los factores que precipitaban o predisponían a ésta. A partir de
este momento, se extendió su aplicación durante la década de los ochenta3 como una
alternativa a los tratamientos familiares clásicos que fomentaban la expresión de
sentimientos intensos entre los miembros de la familia, o bien, se centraban en que la
causa del problema era la familia en si, por lo que en lugar de tener efectos terapéuticos,
a veces resultaban problemáticos.
Anderson, Reiss y Hogarty4 desarrollaron un programa psicoeducativo para familiares
de pacientes esquizofrénicos. El programa comienza con la educación y el apoyo
intensivos a la familia. Todas las intervenciones van dirigidas a desarrollar una buena
alianza terapéutica que sostenga a los pacientes dentro de la comunidad y reduzca al
mínimo las recaídas sin someter a la familia a un estrés indebido.
Revisiones y trabajos recientes5, 6 continúan defendiendo la efectividad de la
Psicoeducación Familiar en el tratamiento de enfermos mentales crónicos, así Hayes7,
afirma que es uno de los procedimientos básicos empleados por los terapeutas
ocupacionales en el área de la rehabilitación psiquiátrica. Otros autores como Walsh3 y
Bowler8 los critican y si bien mantienen el impacto positivo y la efectividad de dichas
intervenciones tanto en las familias como en los enfermos, opinan que los resultados
empíricos no demuestran con claridad donde debe recaer el énfasis del éxito, si en la
forma, lugar, tipo de familia, enfermo, etc.
También recientemente se realizan estudios en cuanto al modo de aplicar la
psicoeducación familiar, así McFarlane y cols.9, 10, 11comparan la eficacia del
tratamiento psicoeducativo familiar en un grupo multifamiliar con el aplicado en una
única familia, encontrando que los grupos multifamiliares proporcionaron
significativamente a los dos años tasas de recaída más bajas que la otra modalidad.
Los últimos trabajos sobre grupos de psicoeducación familiar en la Esquizofrenia
elaboran los contenidos de los Programas a desarrollar, teniendo en cuenta las
necesidades y preocupaciones expresadas por los familiares de estos pacientes,
encontrando que lo que más les preocupa son los síntomas negativos12, 13, 14.
Existen estudios que han aplicado programas psicoeducativos a otras patologías
mentales como el realizado por Daley y cols.15 que aplica el modelo propuesto por
Anderson y cols.4 en los familiares con trastornos afectivos, evidenciando un impacto
positivo de estas intervenciones tanto en las familias como en los pacientes. En este
mismo sentido podemos señalar el trabajo realizado por Van Gent y Zwart16 con la
pareja de pacientes con un Trastorno Bipolar. Después de las sesiones psicoeducativas y
con un seguimiento de seis meses se comprobó que tenían un mayor conocimiento de la
enfermedad, de la medicación y estrategias sociales, aunque encuentran que este tipo de
procedimiento aumenta inicialmente el nivel de ansiedad en los pacientes.
Colom y cols.17 realizaron una revisión sobre diferentes tratamientos de psicoterapia en
el Trastorno Bipolar, encontrando que el modelo psicoeducativo unido a alguna técnica
cognitivo-conductual, parece ser la aproximación más positiva, focalizandose en la
información, el cumplimiento del tratamiento y en habilidades para el manejo de la
enfermedad.

Solomon18 realizó un estudio con 183 familiares de personas que padecían un trastorno
mental, distribuyó aleatoriamente a los familiares en tres grupos: los que recibían una
consulta individual, los que recibian psicoeducación en grupo y los que eran asignados a
una lista de espera durante 9 meses. Encontró que el grupo psicoeducativo ayudó a
aumentar la autoeficacia en los familiares que nunca habían recibido ningún tipo de
apoyo.
En cuanto a los Trastornos de la Alimentación, que es el marco de aplicación de
nuestro programa de Psicoeducación Familiar, los primeros tratamientos aplicados
(antes de los 70), excluían en gran parte a la familia del enfermo porque consideraban a
ésta como culpable y/o parte importante del problema. Sin embargo, a finales de los 70
Minuchin y Palazzoli19, se dan cuenta de que dicha separación no favorece en nada el
tratamiento de este tipo de enfermos. Así, desde este momento, se empieza a considerar
el papel de la familia en los Trastornos de la Alimentación como uno más de los
objetivos a tratar cuando se plantea un tratamiento psicoterapéutico individual. El
abordaje familiar debe ser incluido de forma conjunta, ya que el desarrollo de
sentimientos de culpabilidad o de fracaso en los padres puede fomentar el desánimo y
desesperación del enfermo, entorpeciendo su mejoría.
Vandereycken y cols.20 desarrollaron Grupos de aconsejamiento para padres de
pacientes con Trastornos del comportamiento alimentario. Este tipo de grupo pretende,
más que un objetivo psicoterapéutico, aconsejar y apoyar a los padres combinando
elementos de apoyo, educativos y de toma de conciencia. Son útiles para ayudar a los
padres a afrontar los sentimientos de ambivalencia hacia el tratamiento, tomar
conciencia sobre la enfermedad, subrayar la necesidad de contar con la colaboración de
la familia, y aumentar su motivación hacia la introducción de cambios en el sistema
familiar.
El Programa de Psicoeducación Familiar que presentamos pretende proporcionar a los
padres u otros familiares de los pacientes información detallada y clara sobre la
enfermedad, datos concretos y específicos acerca de lo que ocurre durante el proceso de
la enfermedad y pautas a seguir para hacer frente a los problemas que está causando no
sólo en el individuo enfermo sino también en los demás miembros de la familia.
Para la elaboración de este programa nos hemos basado en el propuesto por Hogarty,
Fallon y Henderson para la Esquizofrenia, adaptándolo a los temas específicos de la
alimentación, pero siguiendo un esquema parecido en cuanto al encuadre y dinámica de
las sesiones.
Este Programa se lleva a cabo en grupos de discusión de padres (con un número no
superior a 12 o 14 personas) que presentan el mismo problema. Uno de los criterios
seguidos fue la edad del hijo/a más que el diagnóstico de Anorexia o Bulimia Nerviosas.
El objetivo de estas sesiones fue el proporcionar información acerca de los distintos
trastornos, tratando de aclarar conceptos, ideas erróneas, así como señalar formas de
actuar más adecuadas y eficaces para abordar las dificultades que crea el trastorno.
El papel del terapeuta en este tipo de sesiones fue el de un informador neutral cuyo
objetivo fue ayudar a los padres a conseguir una sensación de mayor control y capacidad
para enfrentarse al problema de sus hijos sin sentirse culpables y aprendiendo nuevas
pautas de comportamiento más eficaces.
El objetivo de este trabajo fue el analizar si este tipo de intervención familiar ayudaba a
la familia a tener una mejor conocimiento y aceptación de la enfermedad.

2. Material y método.
Se aplicó el siguiente Programa Psicoeducativo cuyas características en cuanto al
encuadre, procedimiento y contenido de las sesiones aparece recogido en el siguiente
cuadro:
ENCUADRE







Grupo
cerrado.
20 miembros
máximo.
8 sesiones.
1 sesión cada
quince días.

PROCEDIMIENTO




15' A 20' Exposición del tema.
Participación de los miembros del grupo.
En la 1ª y 8ª sesión administración de los
Cuestionarios de Conocimientos y Creencias
sobre los Trastornos de la Alimentación.

CONTENIDO
Trastornos de la alimentación.
Generalidades.
Nutrición y educación
nutricional.
Hospitalización.






Tratamiento.
Áreas afectadas por la
enfermedad.
Lo que la familia puede
hacer.

Desarrollo de cada Tema










Trastornos de la Alimentación. Generalidades.
En este tema se explican los conceptos de Anorexia y Bulimia Nerviosas,
haciendo hincapié en los factores etiopatogénicos (Biológicos, Psicológicos,
Familiares y Socioculturales), así como las características clínicas (Alteraciones
cognitivas, conductuales, físicas y emocionales) el diagnóstico diferencial y las
patologías asociadas.
Todo este contenido es explicado con sencillez, procurando no utilizar un lenguaje
lleno de tecnicismos.
Nutrición y Educación Nutricional.
Se definen conceptos como: alimentación, nutrición, dieta, dietética. Se habla
también sobre el comportamiento alimentario, el proceso nutricional, la
valoración del estado nutricional y la necesidad de una alimentación equilibrada
(aportación diaria de nutrientes, el valor calórico adecuado, aportes de vitaminas,
proteínas, fibra, etc.). Por último se explica como una dieta restrictiva puede llevar
a ataques de voracidad y reglas para normalizar la dieta (comer a las horas
regulares, conveniencia de no saltarse ninguna comida para evitar el descontrol,
evitar dietas restrictivas y ayudar a que sean equilibradas, evitar comidas a solas,
conveniencia de comer a una velocidad moderada, etc..).
Hospitalización.
En este tema se explica la necesidad de la hospitalización cuando se cumplen los
criterios de gravedad que aconsejan el ingreso (IMC <17, descontrol excesivo en
el ritmo atracón vómito, intentos de suicidio graves, hipopotasemia, etc..), así
como la necesidad de colaboración de los padres en el tratamiento desde este
momento.
Tratamiento.
Se explican los diferentes abordajes de tratamiento: Abordaje individual,
farmacológico y psicológico (terapia cognitivo-conductual, interpersonal);
abordaje grupal y abordaje familiar.
Áreas afectadas.



Aquí se explica como los trastornos de la alimentación afectan a la vida personal,
familiar y social de los pacientes.
Lo que la familia puede hacer.
Se analizan las reacciones comunes ( sorpresa, incredulidad, impotencia, tristeza,
culpabilidad, pasividad, negación etc..), lo que no debe hacer (excesiva
preocupación por la comida, refuerzo de conductas anormales en relación a la
alimentación, sobreprotección, reducir la vida a la comida, etc..) y lo que la
familia debe hacer (cooperar con el profesional y seguir en casa las pautas dadas,
respeto y consideración hacia el hijo enfermo, no criticas, centrarse en el análisis
y discusión de otros problemas psicológicos, tratarle como al resto de los
miembros de la familia, etc.).

Este Programa se llevó a cabo con familiares de pacientes que tenían Anorexia o
Bulimia Nerviosas, pertenecientes a la Asociación ADANER, que fueron asignados a
dos grupos en función de la edad de su familiar enfermo (mayor o menor de 18 años).
Otras variables que tuvimos en cuenta fue el diagnóstico, el tiempo de evolución y el
parentesco (padre, madre, marido u otro familiar).
En cuanto a las características de la Muestra, uniendo los dos grupos encontramos que
la muestra total fue de 24 personas, de las que 9 eran padres, 14 madres y 1 marido; en
cuanto a la edad del familiar afectado , en 12 casos tenía menos de 18 años y en los 12
restantes más de 18 años; en cuanto al diagnóstico en 10 casos tenían Anorexia Nerviosa
Restrictiva, 11 casos Bulimia Nerviosa y en tres Anorexia Nerviosa Purgativa.
Para valorar la eficacia de este Programa Psicoeducativo, se construyeron dos
Cuestionarios, uno sobre Conocimientos acerca de la Anorexia y Bulimia Nerviosas
(Este cuestionario está formado por 12 ítems de los cuales 6 (1,2,3,4,5,6) hacen
referencia a la Anorexia Nerviosa y los otros 6 restantes(7,8,9,10,11,12) a la Bulimia,
tratando aspectos en relación con la sintomatología, factores de empeoramiento,
tratamiento, áreas afectadas y familia), y el otro sobre Creencias y Atribuciones en
relación con la enfermedad (Está formado por 19 ítems, que hacen referencia a
creencias, atribuciones y actitudes hacia la enfermedad). (ver Anexo)
Analizamos las respuestas obtenidas en ambos Cuestionarios, quedando las variables
analizadas agrupadas de la siguiente manera:




Cuestionario de Conocimientos.
En este Cuestionario se obtuvieron dos puntuaciones, una que hacía referencia a
los conocimientos sobre Anorexia Nerviosa y la otra sobre Bulimia. Para llegar a
ambas puntuaciones se sumaron las respuestas correctas en cada ítem, ya que cada
pregunta tenía varias respuestas correctas. La puntuación final fue, por tanto, la
suma de las diferentes puntuaciones parciales.
Se compararon los resultados antes y después de la participación en el Programa
Psicoeducativo, mediante el estadístico "t" de Student para muestras apareadas.
Cuestionario de Creencias y Atribuciones en relación con la enfermedad.
De este cuestionario analizamos los ítems (3, 4, 5, 6, 7 , 9, 12, 13, 14) que tenían
una valoración cuantitativa (Nada= 0 y Mucho=4) y los ítems (16, 17, 18, 19a,
19b, 19c, 19d, 19e, 19f, 19g) que tenía una valoración cualitativa (Si=1, NO=2).
Las variables cuantitativas se compararon mediante el estadístico "t" de Student y
las cualitativas mediante el estadístico c2 .

3. Resultados
Al comparar los resultados obtenidos en el Cuestionario de Conocimientos no

encontramos diferencias significativas en las dos medidas antes y después de la
aplicación del Programa Psicoeducativo en aquellos ítems que se refieren a los
conocimientos sobre Anorexia Nerviosa (síntomas, conductas, factores que empeoran la
enfermedad, tratamiento, áreas afectadas, ambiente familiar), aunque si se observa una
puntuación más alta después del Programa lo que demuestra que mejoran los
conocimientos. Sin embargo, en lo que respecta a la Bulimia Nerviosa, si encontramos
una diferencia significativa antes y después (t= -2.166, p<0.05) mejorando, por tanto
considerablemente los conocimientos acerca de este trastorno.
Si dividimos la muestra por la edad del familiar afectado, encontramos en el grupo de
menos de 18 años diferencias significativas tanto en relación a los conocimientos sobre
Anorexia Nerviosa (t = -2.500, p< 0.003) como en lo que respecta a la Bulimia Nerviosa
(t = -2.330, p<0.01); mientras que en el grupo de más de 18 años no aparecen
diferencias significativas entre ambas medidas en cuanto a este tipo de conocimientos,
aunque si observamos puntuaciones más altas después del Programa.
Teniendo en cuenta el parentesco, al analizar las respuestas de los padres encontramos
diferencias significativas tanto respecto a los conocimientos sobre Anorexia (t = 2.111,
p<0.05) como en relación a la Bulimia (t = 4.00, p< 0.05). Sin embargo no aparecen
diferencias significativas cuando se trata de las madres, aunque también en este caso y
en lo que se refiere a los conocimientos sobre Bulimia, las puntuaciones son más altas
en la segunda medida.
Al comparar los resultados en relación al Cuestionario sobre Creencias y atribuciones
en relación a la enfermedad, en el grupo total encontramos diferencias significativas
entre las dos medidas, antes y después, en los ítems 3 (t =1.90, p< 0.05), 12 ( t = 1.180,
p< 0.04), 16 (c2 = 12.568, p<0.01), 17 ( c2 = 8.080, p<0.05), 19f (c2 = 5.081, p<0.07),
reflejando esta diferencia que después de la intervención los familiares (padres, madres,
marido) han cambiado algunas creencias y atribuciones, como que se sienten menos
culpables (ítem 3) , comprenden bastante mejor la enfermedad (ítem 12), piensan que
su familiar no puede controlar su enfermedad (ítem 16), que no hacen lo que hacen
para fastidiarlos (ítem 17) y por último que para estar curados deben recuperar su
actividad normal (ítem 19f).
Si dividimos la muestra por la edad, encontramos que en el grupo de menos de 18 años,
aparecen diferencias significativas entre ambas medidas en dos de los ítems
significativos en el grupo total, el 3 (t = 2.609, p<0.02) y 16 (c2 = 7.54, p<0.02),
apareciendo significativo otro ítem, el 13 (t = 2.469, p< 0.03), lo que indicaría que están
menos preocupados de que su familiar pueda hacerse daño; en el grupo de más de 18
años aparecen dos diferencias significativas entre las dos medidas, en el item 12 (t =
1.301, p<0.05) y 19b (c2 = 6.240, p<0.05), lo que indicaría que entienden bastante la
conducta de su familiar (ítem 12) y que uno de los signos de curación es el de no
vomitar nunca (ítem 19b).
Por último, teniendo en cuenta el parentesco, encontramos que los padres consideran,
en la segunda medida que uno de lo signos de curación es la normalización en las
preocupaciones alimentarias, talla, etc. (ítem 19g, c2 = 3.210, p< 0.05) y en las madres,
que consideran que su familiar no puede controlar su enfermedad (ítem 16, c2 = 10.500,
p< 0.03).

4. Conclusiones
De acuerdo con la tendencia de la Psiquiatría actual en la utilización de la

Psicoeducación como un elemento más del tratamiento en diferentes enfermedades
mentales, y más específicamente en grupos de padres, podemos concluir que en el caso
de los trastornos de la alimentación este tipo de grupos psicoeducativos de familiares
pueden ayudar a :





Mejorar los conocimientos sobre los trastornos de la alimentación en los
familiares de estos pacientes, lo que traería como consecuencia una mejor
comprensión y por tanto una actitud más positiva para el cambio.
Cambiar algunas creencias y atribuciones.
Disminuir el sentimiento de culpabilidad, característico en estos familiares; y
adquirir una mejor comprensión de la enfermedad y aceptación de su familiar
enfermo.
ANEXO
Cuestionario sobre Conocimientos acerca de los Trastornos de la
Alimentación
1. ¿Cuáles de los siguientes son
2. De las siguientes respuestas,
síntomas de la Anorexia Nerviosa? ¿cuáles se asocian a la Anorexia
Nerviosa?
a. Adelgazamiento.
b. Miedo a engordar.
a. Ser constante en las tareas.
c. Cortar la comida en trocitos.
b. Afición por la cocina.
d. Alucinaciones.
c. Ejercicio excesivo.
e. Retirada de la menstruación
d. Preocupación por la figura.
(amenorrea).
e. Muerte de un abuelo en el
último año.
3. De los siguientes factores,
¿cuál/es empeora/n la Anorexia
Nerviosa?
a. Estar insistiendo
constantemente para que
coman.
b. Bromas en relación con el
aspecto.
c. Pérdida excesiva de peso.
d. Vivir en un ambiente violento.
e. Comer golosinas.
5. ¿Qué aspectos de la vida del
paciente con Anorexia Nerviosa se
encuentran afectados?
a.
b.
c.
d.
e.

Pensamiento.
Estado de ánimo.
Rendimiento.
Relaciones interpersonales.
El tono de voz.

4. ¿Qué tipo de tratamiento
considera eficaz en la Anorexia
Nerviosa?
a. Técnica de relajación.
b. Psicofármacos.
c. Complementos nutricionales
(batidos, etc.)
d. Psicoterapia.
e. Baños calientes.

6. El mejor ambiente familiar para
una persona que padece Anorexia
Nerviosa es uno en el que:
a. El paciente puede hacer lo que
quiera.
b. Se siente vigilado
constantemente si come o no
come.
c. Se siente ayudado y
comprendido para normalizar la
alimentación.

d. Se favorezca la comunicción
entre sus miembros.
e. Se resuelvan los conflictos
adecuadamente.
7. ¿Cuáles de los siguientes son
síntomas de la Bulimia Nerviosa?
a.
b.
c.
d.
e.

Adelgazamiento.
Miedo a engordar.
Atracones.
Vómitos.
Delirios.

9. De los siguientes factores,
¿cuál/es empeora/n la Bulimia
Nerviosa?
a. Hacer dieta de
adelgazamiento.
b. No tener nada que hacer.
c. Irregularidad en la dieta.
d. Un alto nivel de ansiedad.
e. Vivir en el campo.
11. ¿Qué aspectos de la vida del
paciente con Bulimia Nerviosa se
encuentran afectados?
a.
b.
c.
d.
e.

Pensamiento.
Estado de ánimo.
Rendimiento.
Relaciones interpersonales.
Agudeza visual.

8. De las siguientes respuestas,
¿cuáles se asocian a la Bulimia
Nerviosa?
a. Consumo de alcohol y/o drogas.
b. Abuso de laxantes y/o
diuréticos.
c. Preocupación por la figura.
d. Un suspenso en matemáticas.
e. Pequeños hurtos.
10. ¿Qué tipo de tratamiento
considera eficaz en la Bulimia
Nerviosa?
a.
b.
c.
d.
e.

Técnica de relajación.
Psicofármacos.
Terapia de grupo.
Psicoterapia individual.
Duchas frías.

12. El mejor ambiente familiar para
una persona que padece Bulimia
Nerviosa es uno en el que:
a. El paciente puede hacer lo que
quiere.
b. Se siente controlado
constantemente en su
alimentación y conductas de
vómitos y/o abuso de laxantes.
c. Se siente ayudado y
comprendido para solucionar su
problema.
d. Se favorezca la comunicación
entre sus miembros.
e. Se resuelvan los conflictos.

Cada pregunta tenía varias respuestas correctas.

Cuestionario sobre Creencias y Atribuciones en relación a la Enfermedd
1. En su opinión, ¿cuál es la causa
de la enfermedad de su hija/o?

2. El prolema de la comida ¿ha
hecho cambiar en su forma de ser a
su familiar?

3. ¿Se siente culpable en alguna
medida de la enfermedad de su
familiar?
Nada, Un poco, Bastante, Mucho

4. ¿Llega usted a distanciarse de
sus familiares por motivo de la
enfermedad de su familiar?
Nada, Un poco, Bastante, Mucho

5. ¿Se ha visto afectada su vida
social por la enfermedad de su
familiar?
Nada, Un poco, Bastante, Mucho

6. ¿Se ha visto afectada su vida
laboral por la enfermedad de su
familiar?
Nada, Un poco, Bastante, Mucho

7. ¿Podría mejorar su familiar de
su enfermedad?
Nada, Un poco, Bastante, Mucho

8. ¿A qué atribuiría su mejoría?

9. ¿Podría empeorar su familiar de
su enfermedad?
Nada, Un poco, Bastante, Mucho

10. ¿A qué atribuiría su
empeoramiento?

11. ¿Cree que hay cosas específicas 12. ¿Comprende la conducta del
que usted puede hacer para ayudar paciente?
al tratamiento de su familiar?
Nada, Un poco, Bastante, Mucho
13. ¿Le preocupa que su familiar
pueda hacerse daño?
Nada, Un poco, Bastante, Mucho

14. ¿Siente que su familiar es
irresponsable?
Nada, Un poco, Bastante, Mucho

15. ¿Qué es lo que más le molesta
de su familiar enfermo?

16. ¿Piensa que si quiere, su
familiar puede controlar su
enfermedad?
SÍ NO

17. ¿Piensa que su familiar hace lo
que hace para fastidiarle?
SÍ NO

18. ¿Cree que su familiar volverá a
hacer una vida normal cuando
cure?
SÍ NO

19. ¿En qué momento cree que su familiar está curado? Rodear con un
círculo tantas opciones como consider oportuno.
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.

Al recuperar el peso.
No vomitar nunca.
Disminuir la frecuencia de vómitos.
No tener atracones.
Disminuir la frecuencia de atracones.
Recuperar su actividad normal.
Normalización en ls preocupaciones alimentarias, tallas,...

Este Cuestionario está formado por tres tipos de preguntas, unas de respuesta
de opción múltiple, otras dicotómicas y otras abiertas.
REFERENCIAS
1. Navarro J. Técnicas y programas en terapia familiar. Barcelona: Paidós;
1996.

2. Goldstein, 1978
3. Walsh J. Methods of psychoeducational program evaluation in mental
health settings. Patient Educ Couns 1992;19(2):205-18.
4. Anderson C, Reiss D, Hogarthy G. Esquizofrenia y Familia. Guía práctica
de Psicoeducación. Amorrortu; 1986.
5. Goldstein MJ. Psychoeducational and relapse prevention. Intern Clin
Psychopharmacol 1995;9 (Supl 5):59-69.
6. McQueeney LC. Group therapy for schizpphrenia: combining and
expanding the psychoeducational model with supportive psychotherapy.
Intern J Group Psychother 1996;46(4):517-33.
7. Hayes RL. Generalization of occupational therapy effects in psychiatric
rehabilitation. Am J Occup Ther 1993;47(2):161-7.
8. Bowler K. Approaches to patient and family education with affective
disorders. Patient Educ Couns 1992;19(2):163-74.
9. McFarlane WR, Dunne E, Lukens E, Newmark M, McLaughlin Toran J,
Deakins S, et al. From research to clinical practice: dissemination of New
York State's family psychoeducation project. Hosp Community Psychiatry
1993 Mar;44(3):265-70.
10. McFarlane WR. Multiple-family groups and psychoeducation in the
treatment of schizophrenia. New Dir Ment Health Serv 1994;62:13-22.
11. McFarlane WR, Link B, Dushay R, Marchal J, Crilly J.Psychoeducational
multiple family groups: four-year relapse outcome in schizophrenia. Fam
Process 1995 Jun;34(2):127-44.
12. Ascher SH, Lafuze JE, Barrickman PJ, Dusen CV, Fompa-Loy J.
Educational needs of families of mentally ill adults. Psychiatr Serv 1997
Aug;48(8):1072-4.
13. Pollio DE, North CS, Foster DA. Content and curriculum in
psychoeducation groups for families of persons with severe mental illnes.
Psychiatr Serv 1998 June;49(6):816-22.
14. North CS, Pollio DE, Sachar B, Hong B, Isenberg K, Bufe G. The family
as caregiver: a group psychoeducation model for schizophrenia. Am J
Orthopsychiatry 1998 Jan;68(1):39-46.
15. Daley DC, Bowler K, Cahalane H. Approaches to patient and family
education with affective disorders. Patient Educ Couns 1992 Apr;19
(2):163-74.
16. Van Gent EM, Zwart FM. Psychoeducation of partners of bipolar-manic
patients. J Affect Disord 1991 Jan;21(1):15-8.
17. Colom F, Vieta E, Martinez A, Jorquera A, Gasto C. What is the role of
psychotherapy in the treatment of bipolar disorder? Psychother
Psychosom 1998;67(1):3-9.
18. Solomon P, Draine J, Mannion E, Meisel M. Impact of brief family
psychoeducation on self-efficacy. Schizophr Bull 1996;22(1):41-50.
19. Minuchin S, Rosman BL, Baker L. Psychosomatic Families. Anorexia in
context. Cambridge, Mass: Harvard University Press; 1978.
20. Vandereycken W, Castro J, Vanderlinden J. Anorexia y Bulimia. La
familia en su génesis y tratamiento. Barcelona: Martínez-Roca; 1991.

Referencia a este artículo según el estilo Vancouver:
Salorio P, Ruiz ME, Torres A, Sanchis F, Navarro L. Psicoeducación familiar en grupo en los trastornos de la
alimentación. Aplicación de un programa. Psiquiatría.COM [revista electrónica] 1999 Marzo [citado 1 Abr 1999];3
(1):[21 pantallas]. Disponible en: URL: http://www.psiquiatria.com/psiquiatria/vol3num1/art_2.htm
NOTA: la fecha de la cita [citado...] será la del día que se haya visualizado este artículo.

info@psiquiatria.com

Sumario

Principio de página

Página principal

© INTERSALUD, 1999. Reservados todos los derechos. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida sin
la autorización por escrito del titular del copyright.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar