Última actualización web: 14/04/2021

The Wais to evaluate the cognitive deterioration in the epilepsy.

Autor/autores: Juan Quintana Mendoza , Salvador González Pal, Caridad González Rodríguez
Fecha Publicación: 26/05/2010
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

Introducción: Nos propusimos conocer si existe deterioro cognitivo en un grupo de sujetos que padecen de epilepsia, y la efectividad de la escala de inteligencia de Wechsler (Wais). Método: Para este estudio utilizamos el "Índice de Deterioro" propuesto por Wechsler a través de su test. Se examinó un Grupo Experimental compuesto por 97 pacientes diagnosticados de epilepsia, y un grupo Control compuesto por 94 sujetos supuestamente normales. Resultados: El 82% de lo sujetos del Grupo Experimental presentan algún grado de deterioro cognitivo. En el grupo control solo un 35 % de los sujetos presentan deterioro cognitivo existiendo un a diferencia significativa entre ambos grupos expresado en X²= 50,68 p

Palabras clave: Wais; Deterioro cognitivo; Epilepsia.

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-6053

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Wais como instrumento evaluador del deterioro cognitivo en la epilepsia.
(The Wais to evaluate the cognitive deterioration in the epilepsy.)
FUENTE: PSIQUIATRIA.COM. 2004; 8(3)

Juan Quintana Mendoza*; Salvador González Pal**; Caridad González Rodríguez***.
* Psicólogo Clínico del Servicio de Epilepsia.
** Neurólogo especialista de primero y segundo grado en Neurología.
*** Psicometrista clínica del servicio de epilepsia.
E-mail: sglezpal@infomed.sld.cu
PALABRAS CLAVE: Wais, Deterioro cognitivo, Epilepsia.
KEYWORDS: Cognitive deterioration, Epilepsy, Wechsler scale.)

Resumen
Introducción: Nos propusimos conocer si existe deterioro cognitivo en un grupo de sujetos que padecen de
epilepsia, y la efectividad de la escala de inteligencia de Wechsler (Wais).
Método: Para este estudio utilizamos el "Índice de Deterioro" propuesto por Wechsler a través de su test. Se
examinó un Grupo Experimental compuesto por 97 pacientes diagnosticados de epilepsia, y un grupo Control
compuesto por 94 sujetos supuestamente normales.
Resultados: El 82% de lo sujetos del Grupo Experimental presentan algún grado de deterioro cognitivo. En el
grupo control solo un 35 % de los sujetos presentan deterioro cognitivo existiendo un a diferencia significativa
entre ambos grupos expresado en X²= 50,68 p<0,001.
Abstract
Introduction: Our purpose is to know if there is a cognitive deterioration in a group of subjects who suffer epilepsy
and verify the effectiveness of the Wechsler Intelligence Scale in the studied group.
Material and Method: We used in this study the "Deterioration Index" purposed by Wechsler in his test. We do the
test in an experimental group compound of ninety seven (97) patients diagnosed of epilepsy and a control group
compound of ninety four (94) normal subjects. Both groups were compared applying Chi test.
Results: The 82 % of the epilepsy group present some grades of cognitive deteriorate. The 35 % of the control
group presents some grade of cognitive deteriorate. They are between those groups different significative. X² =
50,68 p<0,001
Conclusion: We obtain the evidence from possible cognitive deterioration in the group of patients with epilepsy.

Introducción
La Escala de Inteligencia para adultos de Wechsler (Wais) es la mejor estandarizada y utilizada en le práctica
clínica de la actualidad. Comprende once subtest (que constituyen un CI global), incluyendo seis subtests verbales
y cinco subtests de rendimiento (que ofrecen CI verbal 1 y de rendimiento separados). Las puntuaciones brutas
de los subtests están ponderadas para ser comparables entre sí. Los niveles de inteligencia se determinan
estadísticamente, sobre la base de la suposición de que las capacidades intelectuales se distribuyen siguiendo una
distribución normal en curva en toda la Población1.
Por sus características este test es muy empleado para determinar lesiones cerebrales dada la disponibilidad de
estándares normativos adecuados en relación con la base educativa y cultural del paciente, una ejecución
significativamente inferior a lo esperado debería suscitar la posibilidad de una lesión cerebral.
En otros casos, por ejemplo, podríamos mencionar el subtest de información y vocabulario que reflejan
francamente la experiencia educacional y el ambiente familiar. La persona brillante tendría una puntuación baja
en estos subtests si las enfermedades aisladamente y otros factores hubieran empobrecido estos aspectos de su

vida2. Insistiendo sobre el subtest de vocabulario que nos revela de forma íntima el proceso de su pensamiento
ya que es un índice de escolaridad o cultura además de una excelente medida de inteligencia general, y de la
inteligencia verbal especialmente. El número de palabras que conoce un hombre es a la vez una medida de su
capacidad para el aprendizaje, un índice de información verbal y de la capacidad de ideas3.
En sentido general podemos decir que al producirse un desajuste o patología, se observan desajustes más o
menos graves en las distintas capacidades o funciones de pensamiento. Quedarán disminuidas unas funciones y
conservadas otras. La distribución de los efectos del síndrome se reflejará en la desigualdad del rendimiento
obtenido en los distintos subtests. Tenemos que conocer las funciones de pensamiento subyacente a la ejecución
de cada subtests.
La disminución o superioridad de las diferentes funciones de pensamiento puestas en juego por el test de
inteligencia se deterioran a partir de un análisis de las dispersiones, es decir, de un análisis de las diferencias
cuantitativas entre las puntuaciones ponderadas. Convirtiendo las puntuaciones directas en puntuaciones típicas,
se puede comparar el nivel o grado de eficacia de un sujeto en un subtest con su rendimiento en cualquier otro
subtest.
Una persona ajustada y equilibrada desarrolla por igual las diversas áreas de funcionamiento explorada por el
test. Por lo tanto cualquier desviación importante de la puntuación obtenida en un subtest con respecto al nivel
general de las puntuaciones conseguidas en todos los subtests supondrá un rasgo distintivo en el ajuste u
organización de la personalidad3.
Es por ello que el Wechsler Adult Intelligence Scale (WAIS) constituye un instrumento valioso para evaluar el
estado de las funciones cognitivas de los individuos.
En nuestro trabajo estamos considerando la evaluación del deterioro cognitivo de nuestros paciente que padecen
de epilepsia por la importancia que tiene en la investigación, diagnóstico; tratamiento y pronóstico de la epilepsia.
Por epilepsia vamos a considerar los criterios de la International League Againts Epilepsy (ILAE), considerándose
así las crisis recurrentes que obedecen a descargas eléctricas cerebrales y sin relación con alguna enfermedad
aguda cerebral o extracerebral4.
Davidson define al "deterioro cognitivo" como la disminución patológica de los comportamientos adaptativos que
habitualmente se consideran como pertenecientes a la esfera intelectual5. Iturriaga y Ullá aseveran que el
deterioro mental en psicometría es un concepto operativo puramente descriptivo. Cuando un sujeto puesto en una
situación definida, muestra una deficiencia inferior a lo que debería tener en comparación sea con individuos
análogos, sea con su comportamiento anterior, se dice que padece un deterioro mental6.
Por otros autores se considera al deterioro o defecto a la perdida por causas patológicas de capacidades
anteriormente existente de tipo intelectual, de abordabilidad de riqueza de la vida afectiva y de la individualidad7.
Nosotros para esta investigación vamos a adoptar los criterios de Wechsler sobre el deterioro cognitivo, el cual
considera como cualquier caída o pérdida de las habilidades intelectuales (8).

Objetivos
Conocer si existe deterioro cognitivo en el grupo de pacientes estudiados que padecen de epilepsia a través de la
escala de Wechsler.

Pacientes y métodos
Pacientes:
A.- Se utilizó un grupo experimental compuesto por 97 pacientes, diagnosticados de epilepsia, entre los 20 y 30
años de edad, 50 del sexo femenino y 47 del masculino y nivel de escolaridad mayor del 10mo grado.
B.- Un grupo control compuesto por 94 sujetos supuestamente sanos, entre los 20 y 30 años de edad, 45 del sexo
masculino y 49 del sexo femenino y con escolaridad mayo del 10mo grado.
Métodos:
Se le administró al grupo de pacientes con epilepsia y al control la escala de inteligencia de adultos de Wechsler
(Wais), y se obtiene una medida del deterioro cognitivo a través de la comparación de las anotaciones pesadas de
los subtests que se mantienen con la edad (Información - Comprensión-Reunión de objetos - Completar Figuras-

Vocabulario), con la de los subtests que no se mantienen con la edad (Dígito Símbolo ­Aritmética - Diseño de
Bloque ­ Similaridades - Arreglo de Figuras).
Se deja margen para la diferencia en el número de tests en cada grupo o para ofrecer una comparación más
estricta, la suma de los cuatro primeros subtests del grupo "se mantienen" con los cuatro primeros del grupo "no
se mantienen". El resultado se ofreció como una diferencia, por lo que se expresó como una diferencia de por
ciento a fin de tomar en consideración la magnitud absoluta de las sumas comparadas. El deterioro se manifestó
si la pérdida de por ciento es considerable. Consideramos patológico el deterioro cognitivo presentando el sujeto
síntomas de posible deterioro si muestra una pérdida mayor de 10 por ciento, y de deterioro definitivo si muestra
una pérdida mayor del 20 por ciento de la permitida por la declinación normal con la edad.
Cada capacidad humana después de llegar a un máximo comienza una declinación inmediata. La edad a que se
alcanza el máximo varia de una habilidad a otra, pero rara vez ocurre más allá de los 30 años, la declinación entre
los 30 y los 60 años es más o menos lineal8. Es por ello que nuestra muestra presenta como tope los 30 años
para que no esté influyendo de forma decisiva la edad en los resultados.
Procedimiento Estadístico.
a) Utilizamos el tanto por ciento para conocer en el Grupo Experimental y el Grupo Control la cantidad de sujetos
en por cientos que presentan síntomas de posible deterioro cognitivo, deterioro definitivo y la ausencia de
deterioro9.
b) Utilizamos la prueba no paramétrica de una Muestra de Kolmogorov-Smirnov para conocer si existen
diferencias significativas entre los tres niveles de deterioro cognitivo (ausencia de deterioro, síntomas de posible
deterioro cognitivo y deterioro definitivo), en el Grupo Experimental y el Grupo Control10.
c) Une vez obtenido los por cientos de sujetos en el Grupo Experimental en los tres niveles de deterioro aplicada
la prueba de significación de diferencias de Kolmogorov- Smirnov, podemos conocer por la magnitud de los por
cientos, si existe deterioro significativo en el grupo estudiado. Este mismo procedimiento fue realizado en el
Grupo Control para comprobar la efectividad del índice de deterioro en este estudio.
d) Se administró la prueba de Chi cuadrado para dos muestras independiente para constatar si existen diferencias
significativas entre el grupo experimental y el grupo control.

Análisis de los resultados
En el Grupo Experimental de los 97 enfermos que padecen de epilepsia:
· El 18% no presenta deterioro cognitivo.
· El 29% presenta síntomas de posible deterioro cognitivo.
· El 53% evidencia deterioro cognitivo definitivo.
Al administrar la prueba no paramétrica de Kolmogorov-Smirnov para una muestra se obtuvo la existencia de
diferencias significativas con un nivel de significación de p< 0.01. Si sumamos los por cientos de los dos grupos,
con alguna forma de deterioro cognitivo, hace una magnitud del 72% de sujetos con deterioro para un 18% sin
deterioro. Por lo que queda demostrado que en los sujetos que padecen de epilepsia en el grupo estudiado
presentan en alguna medida deterioro de sus funciones cognitivas. Tabla 1.
En el Grupo Control los 94 sujetos supuestamente normales el 65% no presentan deterioro cognitivo, el 23%
muestra posibles síntomas de deterioro cognitivo y el 12% evidencia deterioro cognitivo definitivo. Al administrar
la Prueba No Paramétrica de Kolmogorov-Smirnov para una muestra se obtuvo la existencia de diferencias
significativas con un nivel de significación de p< 0.01.
Al sumar los por cientos de sujetos con algún grado de deterioro hacen una magnitud de 35% para una cifra de
65% sin deterioro. Si se toman en consideración las diferencias significativas evidenciadas por la prueba de
Kolmogorov-Smirnov y al conocer las diferencias en magnitud del por ciento de sujetos que no presentan
deterioro, podemos afirmar que en el Grupo Control compuesto por sujetos supuestamente normales es
significativamente menor la ausencia de deterioro cognitivo. Tabla 1.
Al comparar el grupo experimental con el grupo control en relación con sus tres niveles de deterioro ( sin
deterioro, síntomas de deterioro y deterioro definitivo) a través de la prueba paramétrica del Chi cuadrado para
dos muestras independientes se obtuvo que existen diferencias significativas entre ambos grupos, siendo X² igual
50,68, p<0.001.

Tabla 1. Comparación del índice de deterioro entre grupos y sujetos estudiados

Comparación del Grupo Experimental con el Grupo Control.
En relación con sus tres niveles de deterioro (sin deterioro, síntomas de deterioro y deterioro definitivo) a través
de la Prueba No Paramétrica de Chi cuadrado para dos muestras independientes se obtuvo que existen diferencias
significativas entre ambos grupos, siendo X²=50,68 p< 0.001. ver la tabla 1

Conclusiones
1.- En esta investigación ha quedado demostrado que en el grupo de sujetos estudiados que padecen de epilepsia
presentan de forma significativa, en alguna medida, deterioro cognitivo.
2.- La Escala de Inteligencia de Adultos de Wechsler ha evidenciado ser un instrumento que siempre proporciona
elementos interesantes en el estudio de las capacidades intelectuales, y que su "índice de deterioro" puede
ayudarnos en determinados estudios y condiciones.
3.- Conocer en los pacientes que padecen de epilepsia la magnitud del deterioro cognitivo que pueden ir sufriendo
de- terminados sujetos, esto es de interés para la investigación tratamiento, y pronóstico de tal padecimiento, así
como pare la evaluación y valoración de estos pacientes para une normal inserción a la sociedad.

Referencias bibliográficas
1.- Kaplan, Harold I. -Sadock, Benjamin J. Compendio de Psiquiatria. 132-138. Salvat Editores, S.A. Barcelona,
1987.
2.- Goldlman, Howard H. Psiquiatría General. 226. Editorial. El Manual Moderno, S.A. México, 1989.
3.- Anderson y Anderson. Interpretación de la Escala de Inteligencia Wechsler-Bellvue en el estudio de la
Personalidad. 605-648. En: Técnicas proyectivas del Diagnóstico Psicológico. 2da Edición. Ediciones Rialp. S.A.
4.- Crow, J.J. The Two syndromes concept, origins and recurrent status. Schizophr Bull. 1985; 11: 47-83.
5.- Davidson, L.A. Introduction to neuropsychology. En: Reitan R. y Davidson C.A., eds., Clinical neuropsychology.
Nueva York, Wiley. 1974.,
6.- Iturriaga, N.I. y Ylla, L. Estudio sobre la posible influencia de la sintomatología "depresiva en el supuesto
deterioro cognitivo de pacientes esquizofrénicos crónicos. Informaciones Psiquiátricas. 1999; 156: 122.
7.- Peters, Uwe H. Diccionario de psiquiatría y Psicología Medica. 1977.

8.- Wechsller., D. La medición de la Inteligencia Adulto. 83-105. Cultura, S.A. La Habana, Cuba, 1955.
9.- Freund, John E. Estadística Elemental Moderna.258. Editorial Pueblo y Educación. 1977.
10.- Siegel, S. Diseño experimental no paramétrico. 69. Instituto Cubano del Libro. 1970.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana