PUBLICIDAD
Última actualización web: 04/12/2021

Modelos alternativos de evaluación de la personalidad.

Autor/autores: Esperanza Bausela Herreras
Fecha Publicación: 08/11/2010
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

Si consideramos los cinco factores del Modelo de los Cinco grandes, los trece factores primarios de la teoría factorial de Guildford y los dieciséis factores primarios de la teoría factorial de Cattell puede parecer extraño que Eysenck defienda que son suficientes tres superfactores para describir adecuadamente la personalidad. Según él, una persona esta bien descrita diciendo que es blanda, introvertida y emocionalmente inestable. En este contexto tratamos de relacionar estas dos propuestas con el modelo trifactorial de Eysenck.

Palabras clave: Modelo Trifactorial de Eysenck; Teoría factorial de Cattell; Modelo pentafctorial de Costa y McCrae; Neuroticismo; Psicoticismo y Extraversión.

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-6603

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

MODELO ALTERNATIVOS DE EVALUACIÓN DE LA
PERSONALIDAD: MODELO DE LOS CINCO FACTORES,
MODELO 16 PF Y OTROS

Esperanza Bausela Herreras1
Área de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación (M.I.D.E.)
Área de Personalidad Evaluación y Tratamiento Psicológico (P.E.T.R.A.)
Universidad de León
Universidad de León
Departamento de Filosofía y Ciencias de la Educación
Área de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación (M.I.D.E.).
Área de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico (P.ET.R.A).
Campus de Vegazana s/n
24071 León (España)
e-mail dfcebh@unileon.es
Télefono: 653468097

1

Becaria de formación de personal docente e investigador de la Universidad de León bajo la codirección de los
profesores: Dr. D. Delio del Rincón Igea y Dr. D. Dionisio Manga Rodríguez.
ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
1
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Resumen:
Si consideramos los cinco factores del Modelo de los Cinco grandes, los trece factores
primarios de la teoría factorial de Guildford y los dieciséis factores primarios de la teoría
factorial de Cattell puede parecer extraño que Eysenck defienda que son suficientes tres
superfactores para describir adecuadamente la personalidad. Según él, una persona esta bien
descrita diciendo que es blanda, introvertida y emocionalmente inestable. En este contexto
tratamos de relacionar estas dos propuestas con el modelo trifactorial de Eysenck
Palabras clave: Modelo Trifactorial de Eysenck, Teoría factorial de Cattell, Modelo
pentafctorial de Costa y McCrae, Neuroticismo, Psicoticismo y Extraversión.
Abstract: If we consider the five factors Five's Model, the thirteen primary factors of the
factorial Guildford's Theory and the sixteen primary factors of Cattell`s Theory it can seem
that Eysenck defends that three superfactores area enough to describe the personality
appropriately. According to him, a person is well described, when one can say that it is soft,
introverted and emotionally unstable. In this context we try to relate those with Eysenck's
Model Trifactorial.
Key words: Eysenck's Model Trifactorial, Cattell's Model Sixteen, Costa and McCrae's
Model Pentafactorial, Neuroticismo, Psychoticism and Extraversion.

1. Introducción
El propio Eysenck (1991) realiza un estudio de las tres teorías de la personalidad más
influyentes: la teoría de los dieciséis factores de Cattell, la teoría de los cinco factores de
Costa y MacCrae y el sistema PEN propuesto por el mismo Eysenck. La finalidad última de

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
2
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

estos análisis es descifrar cuál de las taxonomías puede ser considerada como las más
compleja y fiable (Digman, 1990; Eysenck, 1991).
Sánchez y Paniagua (1996) se preguntan si es posible llegar a un cierto consenso en el
momento presente. Parte de la solución a esta cuestión proviene de la consideración de la
personalidad una estructura jerárquica. Recordemos que Eysenck ha defendido de forma
sistemática una organización estructural de la personalidad de carácter jerárquico, destacando
varios niveles de análisis; un primer nivel relativo a la ocurrencia de actos o cogniciones
singulares: un segundo nivel referido a actos o cogniciones habituales del individuo ­ estos
dos niveles representarían los niveles más próximos a la conducta, con una distinción
implícita entre rasgo y estado -: un tercer nivel, o nivel de rasgo, y por último, un cuarto nivel
o nivel de tipo ­ estos dos últimos serían el producto de procesos inferenciales, es decir, no
directamente observables. Por tanto, cada nivel se obtendría a partir de las intercorrelaciones
existentes entre las variables constitutivas del nivel inferior.

2. Comparación del Modelo de los Cinco Factores con el Modelo de los Tres Factores de
Eysenck
Antes de proceder a establecer una comparación entre ambos modelos, puede ser
interesante desarrollar brevemente este modelo. En los últimos años ha aumentado el interés
y la investigación en relación con los llamados cinco "grandes" factores o dimensiones de la
personalidad (Digman, 1990; John, 1990).
Los defensores del modelo de los cinco factores postulan que cualquier tipo de
personalidad, normal o anormal, puede ser conceptualizada a partir de cinco amplias
dimensiones ortogonales (Lingjaerde, Foreland y Engvik, 2001). Estas cinco dimensiones
aparecen en la tabla 1.

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
3
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal
Tabla 1. Factores y facetas medidas por el NEO ­ PI ­ R (Tomado de Costa y McCrae, 1999 a, p. 11)

FACTORES
NEUROTICISMO

FACETAS
Ansiedad
Hostilidad
Depresión
Ansiedad Social
Impulsividad
Vulnerabilidad

EXTRAVERSIÓN

Cordialidad
Gregarismo
Asertividad
Actividad
Búsqueda de emociones
Emociones positivas

APERTURA

Fantasía
Estética
Sentimientos
Acciones
Ideas
Valores

AMABILIDAD

Confianza
Franqueza
Altruismo
Actitud conciliadora
Modestia
Sensibilidad a los demás

RESPONSABILIDAD

Competencia
Orden
Sentido del deber
Necesidad de logro
Autodisciplina
Deliberación

Costa y McCrae (1980) introdujeron el modelo NEO de personalidad como un modelo
que combinaba las estructuras factoriales primaria y secundaria. El modelo de los Cinco de
Factores de McCrae y Costa postula la existencia de cinco dimensiones independientes de la
personalidad: Neuroticismo, Extraversión, Apertura a la Experiencia, Amabilidad y Sentido
de Responsabilidad El primer factor y más ambiguo e todas las dimensionalizaciones de la
ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
4
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

personalidad, es el que contrapone ajuste o estabilidad al desajuste o Neuroticismo, lo que
equivaldría aproximadamente a una ansiedad general. La Extraversión, que incluye
sociabilidad, pero también aserción, actividad y alto tono hedónico, es una segunda dimensión
de probada tradición y evidencia factorial en muy diferentes análisis. El NEO ha aislado,
además, otros tres factores con una buena consistencia estadística: la apertura a la
experiencia, formada por la receptividad a los sentimientos y estados internos y el predominio
de la fantasía, entre otras, la cordialidad, que presenta la orientación, positiva o negativa,
hacia los demás, y la minuciosidad o escrupulosidad, que se caracteriza por un fuerte control
personal relacionado con la persistencia, la determinación, el esfuerzo y la puntualidad
(Colom, 1998).
Existen varias pruebas para medir las big five:
-

Cuestionario Bif Five de Caprara, Babaranelli y Borgogni, cuya adaptación
ha estado dirigida por el profesor Bermú, el cual comparte mucha varianza
con el EPQ ­ R (Saggino, 2000). Es aplicable a partir de los 16 años, incluye
132 preguntas de respuesta múltiples.

-

Uno de ellas es el Big Five Questionnaire (BFQ), las dimensiones de la
personalidad que rastrea la BFQ son: Energía, amigabilidad, conciencia,
estabilidad emocional y apertura, incluye, además, una escala de
deseabilidad social (Colom, 1998).

-

En cualquier caso la prueba más importante es el Inventario de Personalidad
NEO (The Personality Inventory NEO), desarrollado por McCrae y Costa
(1985). La última revisión de este instrumento (NEO-PIR) consta de 240
ítems con 48 ítems en cada una de las escalas, así, como una versión
reducida muy útil en el ámbito de la investigación (tabla 2). No obstante,

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
5
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

aunque todavía se discute la naturaleza exacta de sus dimensiones, es
actualmente el cuestionario más popular basado en este modelo (Ballenger,
Caldwell y Baer, 2001).
Tabla 2. Factores, dimensiones y distribución de items del NEO ­ PI (McCrae y Costa, 1985)
(elaboración propia)

FACTORES
Factor I: Extraversión, energía, entusiasmo.
Factor II: Cordialidad, altruismo, afecto.
Factor III: Concienzudo, control, responsabilidad.
Factor IV: Neuroticismo, afecto negativo, nerviosismo.
Factor V: Apertura, originalidad, abierto de mente.
TOTAL

DIMENSIONES
Extraversión
Cordialidad
Responsabilidad
Neuroticismo
Apertura

ITEMS
48
18
18
48
48
180

Es un cuestionario que en su versión normal y en su versión revisada ha sido
aplicado en diversos estudios y con diversos tipos de muestras: pacientes
psiquiátricos (ver Egger, Huber, De Mey, Derksen, Van der Staak, 2003),
pacientes con trastornos maniaco depresivo y trastornos depresivos unipolar
(Bagby, Young, Schuller, Bindseil, Cooke, Dickens, Levitt y Joffe, 1996), en el
estudio de rasgos de personalidad de personas esquizofrénicas (Tien, Costa y
Eaton, 1992) y en pacientes con personalidad bordeline (Clarkin, Hull, Cantor
y Sanderson, 1993). No obstante, a pesar de su utilidad, este cuestionario no
debe sustituir a las medidas clínicas, sino que debe ser una herramienta que
proporcione información complementaria en el proceso de evaluación
psicológica (Ben y Waller, 1992).

2.1. Comparación con el modelo de Eysenck
Es ahora tras esta revisión cuando procederemos a comparar el modelo trifactorial
propuesto por Eysenck en contraposición con el modelo pentafactorial.

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
6
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Eysenck ha confiado especialmente en la capacidad predictiva de las dimensiones de
la personalidad, que pueden ser medidas con las escalas del EPQ, así como en las bases
neurofisiológicas de esas dimensiones contrastadas en investigaciones de laboratorio (Colom,
1995). No obstante, aunque se mantiene la importancia de los superfactores de Eysenck como
marco general de referencia, es preciso tratar de aislar los factores primarios más próximos al
comportamiento de las personas en una diversidad de situaciones. Un modo de avanzar en
esta dirección parece venir dado por el Modelo de los Cinco Grandes (Big Five), que
muestran unas correspondencias muy significativas con los superfactores de Eysenck. La gran
ventaja del modelo Big Five, según Colom, 1995), sobre los superfactores de Eysenck es que
los cinco grandes no son exclusividad de un autor, sino que constituyen dimensiones que han
aparecido de modo sistemático en una gran cantidad de investigaciones. Los investigadores de
las diferencias individuales en personalidad, ven en el modelo Big Five la primera muestra
explícita de consenso sobre la que profundizar en las dimensiones primarias de la
personalidad.
En su defensa de un modelo tridimensional frente a uno pentafactorial, Eysenck parte
de dos consideraciones (Sánchez y Sánchez, 1994). Por un lado, señala la confusión en torno
al contenido e interpretación del Factor V o Apertura a la Experiencia. La segunda
consideración de Eysenck (1991) en torno al número de factores o dimensiones relevantes
para una adecuada taxonomía de la personalidad, es que los factores de Afabilidad y Rectitud
propuesto por el modelo pentafactorial, serían en realidad rasgos incluidos en el polo opuesto
de su dimensión de Psicoticismo.
-

La Apertura a la Experiencia, se introduce como concepto nuevo, entendido como

una dimensión amplia, pero continua, de la personalidad adulta, que se caracteriza por
la apertura a experiencias en áreas como la fantasía, la estética, los sentimientos, las

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
7
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

acciones, las ideas y los valores. Eysenck se plantea si este factor representa en
realidad una dimensión de la personalidad o del temperamento, o si por el contrario, se
trata de un componente de la inteligencia o de las habilidades cognitivas y no del
temperamento o del carácter (Colom, 1998), las cuales como Eysenck y otros autores
han propuesto, deben ser analizadas de forma separada. Sin embargo, para los teóricos
de los cinco factores, esta dimensión se considera, en general, como independiente de
la inteligencia y comprendería características tales como apertura a sentimientos,
nuevas ideas o flexibilidad de pensamiento, así como intereses culturales, aptitud
educativa o intereses creativos.
Saucier (1992) defiende que imaginación, creatividad u originalidad serían
etiquetas más apropiadas para esta dimensión. Romero, Luengo, Gómez y Sobral
(2002) consideran, por su parte, la búsqueda de Sensaciones e Impulsividad, como una
dimensión única de personalidad que se correspondería con el Psicoticismo. La
defensa que realizan los seguidores del modelo de los cinco factores se basa en la
evidencia existente que indica que diferentes medidas de inteligencia general y de
nivel cultural no se relacionan con ninguno de los factores del modelo pentafactorial,
incluido el quinto (McCrae, 1989). Estos autores insisten en que esta dimensión cubre
un área del temperamento o personalidad no contemplada en el mismo PEN de
Eysenck (McCrae y Costa, 1985).
Desde la perspectiva de los modelos de los cinco factores, se entiende que el
Psicoticismo comprende aspectos que se relacionarían con características de dos
dimensiones relevantes no consideradas como tales en la teoría de Eysenck: la
Amabilidad y el Sentido de Responsabilidad. El hecho de figurar en la taxonomía
lingüística revela que sus contenidos hacen referencia a aspectos de la personalidad

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
8
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

que los individuos han detectado y, por tanto, considerado lo suficientemente relevante
como para formar parte de su lenguaje cotidiano (Costa y McCrae, 1992) dando
respuestas a aquellas cuestiones más básicas que una persona necesita desentrañar con
respecto a otra con quien interactúa socialmente (Avia, 1992). El Psicoticismo de
Eysenck se relaciona negativamente con los factores II y III: Es decir a mayor
Psicoticismo, menor Cordialidad y Responsabilidad (John, 1990).
Eysenck (1991) sugiere que estos dos factores Amabilidad y el Sentido de
Responsabilidad no son en realidad, factores o dimensiones tipo, sino categorías de
nivel inferior que podían ser incluidas en el superfactor de Psicoticismo. Esto puede
deducirse a partir de las correlaciones negativas, de carácter moderado, encontradas
entre Psicoticismo y Sensibilidad a las relaciones personales o Psicoticismo y
Minuciosidad en diversos estudios (Zuckerman, Kuhlman y Camac, 1988). Sin
embargo, otras interpretaciones (ver Digman, 1990) tienden a considerar que la
dimensión de Psicoticismo, parece responder a una amalgama poco clara de
dimensiones, sugiriendo que, quizás, Eysenck debería reconsiderar sus planteamientos
y "extender" el número de dimensiones inicialmente propuestas.
La naturaleza de los tres superfactores, según se desprende del contenido de los
cuestionarios, indica que la Apertura representa posiblemente el extremo opuesto, en
un continuo, al Psicoticismo. McCrae y Costa (en prensa) parecen negar la posibilidad
de que la apertura y el psicoticismo sean extremos opuestos de la misma dimensión.
Según afirman, los anteriores autores, los individuos altos en psicoticismo están
emocionalmente aislados o son hostiles, les gustan las cosas raras e infrecuente y son
inconmovibles en sus actitudes. Los criminales y los psicóticos se encuentran entre los
grupos que puntúan alto en esta dimensión. La inconmovilidad y el aislamiento

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
9
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

emocional recuerdan las actitudes autoritarias y la falta de empatía de los individuos
cerrados, lo que indica una correlación negativa entre la Apertura y el Psicoticismo.
Por otra parte, la afición a las cosas extrañas e infrecuentes y la falta de
convencionalismo indica una correlación positiva con la apertura. No obstante, todos
estos calificativos son superficiales. El Psicoticismo parece reflejar la fuerza de la
conexión entre el individuo y la sociedad con los otros, y los demás seres vivientes. La
falta de convencionalismo, la susceptibilidad y la crueldad puede ser todo resultado de
una alineación o patología subyacente. Por el contrario, la apertura tiene que tolerar la
forma en que una persona prefiere manejarse ante las nuevas experiencias ­ un área
muy diferente. Es improbable que exista una correlación entre los dos constructos,
aunque, por supuesto, se necesita una prueba empírica sobre la relación para resolver
la cuestión, siendo necesario pruebas empíricas parar resolver las diferencias de
opinión (Eysenck y Eysenck, 1987). Otros autores, como Zuckerman (1991),
concluyen considerando como la Apertura a la Experiencia es un concepto aún
confuso y que, en todo caso, los Cinco Factores de la personalidad quedarían
reducidos a cuatro, dado que el quinto se situaría en el ámbito de las habilidades
cognitivas.
-

La segunda consideración realizada por Eysenck (1991) se centra en torno a los

factores de Afabilidad y Rectitud propuesto por el modelo pentafactorial, los cuales en
realidad serían rasgos incluidos en el polo opuesto de su dimensión de Psicoticismo
(Larstone, Jang, Livesley, Vernon y Wolf, 2002). Según Eysenck, las correlaciones
negativas entre Afabilidad (-.45) y Coordialidad (-.31) con Psicoticismo encontradas
por McCrae y Costa (1985) sugerirían que estos dos factores formarían parte de los
varios rasgos de personalidad que componen la dimensión o tipo de Psicoticismo.

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
10
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

A la luz de estas consideraciones, el propio Eysenck (1990) sostiene que si se analizan
detenidamente las características que constituyen cada uno de los factores de los Cinco
Grandes se advierte la posibilidad de reducirlos a sus tres factores. Así pues, eliminando el
factor V (Apertura), subsumidos el II (Cordialidad) y el III (Responsabilidad) en la dimensión
de Psicoticismo, el modelo pentafactorial se asimilaría, según Eysenck, a su sistema PEN.
La crítica más dura de Eysenck al Modelo de los Cinco Factores es que éste se
fundamenta en argumentos básicamente psicométricos, con ausencia total de un marco teórico
que sustente las dimensiones establecidas. Además, según Eysenck este modelo fracasa
también a la hora de determinar las bases biológicas de las dimensiones, algo que toda teoría
debe poder explicar (Sánchez y Sánchez, 1994). Los defensores del modelo de los cinco
factores (Costa y McCrae, 1992) asume que todos ellos tienen un fundamento biológico,
aunque todavía no establecido, y apoyan su argumento en la evidencia de la heredabilidad de
los mismos. De nuevo se recurre a las investigaciones sobre la heredabilidad de las
dimensiones de Eysenck, sobre las que se han acumulado numerosos datos acerca de su
influencia genética (Costa y McCrae, 1992).
Han sido diversos los estudios comparativos de ambos instrumentos, en muestras muy
diversas (ver Aluja, García y García, prensa). Destacamos El estudio desarrollado por
Romero, Luengo, Gómez y Sobral (2002) quines obtuvieron las correlaciones más altas entre
Extraversión y Apertura (.41), Neuroticismo y Responsabilidad (-.39), y Extraversión y
Amabilidad (.38). Las más bajas correspondieron a Neuroticismo y Apertura (.06),
Neuroticismo y Amabilidad (-.08) y Apertura y Responsabilidad (.08). En general se han
encontrado altas correlaciones entre la Extraversión de la teoría de Eysenck y el Factor I
(Extraversión) del modelo pentafactorial, así como entre Neuroticismo de Eysenck y el factor
IV (Neuroticismo) del modelo pentafactorial. Un resumen de lo anteriormente expuesto es

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
11
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

proporcionado por el estudio desarrollado por Avia y Sánchez (1995). Los autores de este
estudio obtuvieron la siguientes conclusiones (ver tabla 3): (i) el factor Psicoticismo
correlaciona negativamente con los factores de Amabilidad y Responsabilidad del modelo de
los Cinco factores, (ii) la dimensión Extraversión del modelo de los Cinco Factores coincide
con la propuesta en el modelo de Eysenck, encontrándose correlaciones significativas entre
ambos factores, (iii) y el factor de Neuroticismo de Eysenck está estrechamente relacionado
con el Neuroticismo del NEO, y negativamente con Extraversión (manteniéndose la
independencia entre ambos factores).
Tabla 3. Correlaciones entre los factores del NEO ­ PI y los factores del Modelo de Eysenck (Avia y
Sánchez, 1995, tomado de Morán, 2003)

Neuroticismo
EPQ Psicoticismo -.15
Extraversión -.18*
Neuroticismo .70*

Extraversión
-.03
.61*
-.35*

NEO
Apertura
-.04
.19*
-.16*

Amabilidad
-.03*
.02
-.23*

Responsabilidad
-.19*
.13*
.08

Por otro lado, McCrae y Costa (1985) analizaron la validez concurrente de ambas
escalas, hallando para la escala de Neuroticismo de Eysenck un índice de correlación que
oscilaba entre 0.44 y 0.70 y para la escala de Extraversión un índice de correlación que
oscilaba entre 0.35 a 0.54. Saggino (2000), al igual que los anteriores autores, también,
analiza la validez concurrente del EPQ­R y el Big Five Questionnaire (BFQ) obteniendo a
través del análisis factorial de los componentes principales y del análisis de la correlación
canónica una mayor varianza y confirmando como los factores Amabilidad y Sentido de la
Responsabilidad son dimensiones del factor de Psicoticismo.

3. Relación del 16 PF de Cattell con el modelo de los tres factores de Eysenck

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
12
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Con relación al modelo 16 PF propuesto por Cattell, vamos a empezar describiendo
brevemente este modelo teórico, para después pasar a comentar las relaciones con el modelo
trifactorial de Eysenck.
La investigación de Cattell, encaminada a la elaboración de una taxonomía estructural
de la personalidad, se centro en la recogida de datos a partir de tres fuentes distintas, con el
objetivo de replicar y validar la estructura obtenida a través de distintas vías de evaluación
(Cattell, 1950):
(i)

Datos "L" o datos derivados de la observación de la frecuencia e intensidad
de manifestación de conductas específicas en las personas objeto de
observación.

(ii)

Datos "Q" o datos derivados de los autoinformes que las personas realizan
de sí mismos en los cuestionarios elaborados al respecto. Esta fuente de
datos presenta ciertos inconvenientes, en la medida en que las personas
pueden distorsionar, voluntaria o involuntariamente, sus respuestas a los
mismos, en función de fenómenos tales como la deseabilidad social de las
respuestas o la aquiescencia (tendencias de respuesta en una dirección dad,
por e.j. hacia el "sí" o hacia el "no").

(iii)

Datos "T"o datos provenientes de la evaluación de las respuestas, o
conductas generales, de los sujetos a pruebas objetivas (por e.j. de
rendimiento o fisiológicas), en situaciones estandarizadas y empíricamente
controladas. Dichas situaciones no deben proporcionar a los individuos
información laguna acerca de los propósitos últimos de las pruebas (es decir,
la evaluación de características personales), de forma que puedan obviarse
las tradicionales fuentes de error asociadas a los cuestionarios.

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
13
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Sánchez y Paniagua (1996) nos describen el proceso que siguió Cattell en la
elaboración del 16 PF. En primer lugar, sobre una muestra inicial de 100 sujetos
representativos de la población, Cattell obtuvo datos derivados de la observación y de la
valoración, a cargo de allegados a los sujetos o "datos L", en las 171 variables iniciales.
Nuevos análisis de cluster permitieron extraer "35 rasgos superficiales". Tras su
aplicación a una extensa muestra de sujetos, una nueva factorización de los datos arrojó 12
factores primarios o "rasgos ­ fuente" (focos independientes y unitarios de covariación
generalizadas de conductas), de carácter bipolar. Con la información extraída de la fuente de
datos anterior, y el análisis de cuestionarios previos, Cattel elaboró una extensa batería de
ítems ("Datos Q") cuya factorialización establecería las bases del Cuestionario 16 PF (16
Personality Factors Inventory). En suma, la propuesta de Cattell se centra, básicamente, en un
total de 16 rasgos ­ fuente, de orden primario, recogidos en 16 escalas de carácter bipolar
(Cattell y Kline, 1977), doce de ellas coincidirán sustancialmente con los derivados de
procedimientos observacionales, "Datos L" (por e.j. Factor A: Expresividad Emocional;
Factor B: Inteligencia; Factor C: Fuerza del Yo; Factor E: Dominancia, Factor F:
Impulsividad...) (ver tabla 4).
Resulta claro que el esquema de Catell es mucho más extenso que el propuesto por
Eysenck, incluyendo, además, la inteligencia (factor B) y las actitudes sociales (factor Q1).
Aunque como veremos, existen relaciones entre el temperamento, por un lado, y la
inteligencia y las actitudes sociales, por otro, resultando bastante dudoso que sea significativo
incluirlas como rasgos primarios de personalidad. Parecen distintos en naturaleza, y estaría
mejor si los midiéramos y examináramos independientemente de los rasgos de personalidad
como tales.
Tabla 4. Escalas del 16 PF de Cattell y su interpretación (Eysenck y Eysenck, 1987, p. 130 - 131)

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
14
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

FACTOR
A

DESCRIPCIÓN DE LAS P.E.
INFERIORES (1 ­ 3)

DESCRIPCIÓN DE LAS P.E.
SUPERIORES
(8 ­ 10)
Reservado, distante, critico, alejado, duro. Expresivo,
afable,
tolerante,
Sizotimia.
participativo.
Afectotimia.

B

Torpe.
Baja inteligencia (cristalizada).

Brillante.
Alta inteligencia (cristalizada).

C

Les afectan los sentimientos, menos Emocionalmente estable, maduro,
estables emocionalmente, fácilmente encara la realidad, tranquilo.
inquietable, variable.
Poca fuerza del ego.
Mucha fuerza del ego.

E

Humilde, pacífico, se deja llevar, dócil, Dogmático, agresivo, competitivo,
conformista.
testarudo.
Sumisión.
Dominancia.

F

Sobrio, taciturno, serio.
Desurgencia.

Alegre, entusiasta, una "viva la vida".
Surgencia.

G

Expeditivo, no respeta las reglas.

Consciente, persistente,
perseverante.
Mucha fuerza del ego.

Poca fuerza del supergo.
sensible

a

moralista,

las Aventurero, desinhibido, socialmente
atrevido.
Parmia

H

Retraído, tímido,
amemazas.
Trectia.

I

Inconmovible, confianza en sí mismo, Ingenioso, sensible
realista.
sobreprotegido.
Premsia.
Harria.

L

Confiado, adaptable.
Alaxia.

Susceptible, difícil de engañar.
Protensión.

M

Práctico, con los pies en el suelo.
Paxernia.

Imaginativo, bohemio, abstraído.
Autia.

N

Franco, nada pretencioso, auténtico, pero Astuto, refinado, mundano.
simple.
Sencillez.
Astucia.

O

Con fé en si mismo, plácido, seguro, Aprensivo,
se
autorrecrimina,
complaciente.
inseguro, preocupado, intranquilo.
Adecuación imperturbable.
Tenencia a la culpabilidad.

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

dependiente,

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
15
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Q1

Conservador, respetuoso con las ideas Experimentador, librepensador.
tradicionales.
Conservadurismo.
Radicalismo.

Q2

Dependiente del grupo, se adhiere Autosuficiente, lleno de recursos,
fácilmente a asociaciones y es un firme prefriere sus propias decisiones.
seguidor.
Adhesión al grupo.
Autosuficiente.

Q3

Indisciplinado
y
autoconflictivo,
negligente, se guía por sus propias
necesidades sin preocuparse por las reglas
sociales.
Baja integración.

Q4

Relajado, tranquilo, reposado,
frustrado, pacible.
Poca tensión energética.

Controlado, preciso, deseoso de
poder,
correcto
socialmente,
compulsivo, guiado por su propia
imagen.
Mucho control, autoimagen.

no Tenso,
frustrado,
presionado,
sobreexcitado.
Mucha tensión energética.

Según Eysenck y Eysenck (1987) los factores de personalidad de Catell no son
independientes, sino que correlacionan (alto algunas veces), de forma que es posible extraer
factores de segundo orden. Cattell (Cattell, Cattell y Cattell, 1998) analiza factorialmente las
escalas primarias para obtener cinco factores globales que las aglutinaran y los denominó
factores de segundo orden. Estos cinco factores son: Extraversión, Ansiedad, Dureza,
Independencia y Autrocontrol, surgiendo así el 16 PF. En la tabla 5 se muestran las cinco
dimensiones con las escalas que las componen.
Tabla 5. Dimensiones globales de la personalidad y sus escalas según el 16 PF­ 5

DIMENSIONES GLOBALES DE LA PERSONALIDAD
EXTRAVERSIÓN

ESCALAS
Afabilidad
Animación
Atrevimiento
Privacidad (baja)
Autosuficiencia

ANSIEDAD

Estabilidad (baja)
Vigilancia
Aprensión
ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
16
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Tensión
DUREZA

Afabilidad (baja)
Sensibilidad (baja)
Abstracción (baja)
Apertura al cambio (baja)

INDEPENDENCIA

Dominancia
Atrevimiento
Vigilancia
Apertura al cambio

AUTO - CONTROL

Animación (baja)
Atención a normas
Abstracción (baja)
Perfeccionismo

Son varias las críticas que ha recibido esta escala (Mortensen, Reinisch y Sanders,
1996), entre ellas: (i) Las que consideran que las escalas del 16 PF tiene unas propiedades
psicométricas inaceptables, obteniéndose resultados más satisfactorios con las escalas de
Neuroticismo y Extraversión del EPQ, (ii) escasa fiabilidad de las escalas, (iii) dificultad de
interpretación y manejo del modelo, debido a la complejidad de sus formulaciones teóricas,
excesivamente matemáticas y (iv) dificultad para la elaboración de un modelo teórico global,
de carácter explicativo. Haciendo frente a estas críticas recibidas a lo largo de los años, Cattell
(1990) informa que los resultados de un estudio reciente, llevado a cabo mediante análisis
factorial confirmatorio (Cattell y Krug, 1986), sostienen que el 16 PF tiene, al menos, 16
factores y que, por consiguiente, el debate no está ni mucho menos zanjado.
Este cuestionario, 16 PF ha sido aplicado por Espinar, Atienza, Sánchez, Blánquez,
Torres y Villega (1997) con el objeto de conocer los factores de personalidad específicos
asociados a pacientes con anorexia nerviosa, en la evaluación de los efectos de la exposición
a drogas durante el periodo prenatal (Mortensen, Reinisch y Sanders, 1996), en el estudio de
las variables de personalidad más importantes del modelo causal explicativo de la

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
17
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

vulnerabilidad al estrés (Núñez, 2000) así como en la predicción del éxito o fracaso de
distintos atletas (Foster, 1977).

3.2. Comparación con el modelo de Eysenck
Cattell recalco la existencia de 16 factores de personalidad (Catell, 1973), mientras
que Eysenck y Eysenck (1979) lo han hecho sobre tres superfactores, lo que ha conducido a
mucha gente a pensar que estos dos puntos de vista se contradicen. No es así, los mismos
superfactores reconocidos por Eysenck surgen del trabajo de Cattell (McKenzi, 1988).
Eysenck, tras hacer elogiar el trabajo de Cattell, considera posible reducir los 16 factores a
tres: Ansiedad, Superego y Exhiba, equiparables a Neuroticismo, Psicoticismo y Extraversión
respectivamente según los trabajos de McKenzi (1988).
En relación con el modelo de Cattell pueden constatarse, claramente, que el análisis
factorial de segundo orden efectuado con los 16 rasgos primarios de Cattell (McKenzi, 1988;
Matthews, 1989) arrojan dimensiones similares a los factores de segundo orden o tipos de
Eysenck, especialmente en lo concerniente a Ansiedad (o Neuroticismo) y a Exhiba (o
Extraversión)"Todos los resultados muestran de manera inequívoca, que la extraversión de
Eysenck es idéntica a la Exhiba de Cattell, y que el Neuroticismo de Eysenck es idéntico a la
Ansiedad de Cattell" (Cattell y Kline, 1977, p. 129). Muchos estudios correlacionales han
apoyado la idea de que los factores de Ansiedad y Exhiba de Cattell corresponden
prácticamente con los de Neuroticismo y Extroversión de Eyseneck. Así, Hundleby y Connor
(1968) encontraron una correlación de 0.6 entre Neuroticismo y Ansiedad, y de 0.73 entre
Extraversión y Exhiba. Eysenck y Eysenck (1969) utilizando varios items de la escala de
Cattell seleccionados por el propio Cattell como las mejores medidas de sus escalas de Exhiba
y Ansiedad, encontrando altos pesos en los factores de Extraversión y Neuroticismo derivados

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
18
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

de los items de los cuestionarios de Eysenck y Guildford. De igual modo, esos factores
cattellianos de segundo orden se corresponden con los factores I y IV del modelo de los cinco
factores. Las correlaciones suficientemente altas con respecto a los factores de Neuroticismo y
Extraversión de las escalas de Cattell y Eysenck demuestran que son conceptos muy similares
sino idénticos (Eysenck y Eysenck, 1987).
En relación a la dimensión Psicoticismo del modelo de Eysenck, ésta guarda cierto
relación, si bien de forma menos clara que la dimensiones previas, con algunos de los factores
de segundo orden cattelianos (Socialización / Superegeo). Eysenck interpreta esta falta de
concordancia como la ausencia de contenidos relativos al sadismo y a la crueldad, que
caracterizan a la tercera dimensión del sistema PEN, en el 16 PF de Cattell.
No hay estudios similares respecto de la compatibilidad entre Psicticismo y QIV, en
este momento la identificación tiene que reposar sobre la similitud de las descripciones y de
los items que tengan altos pesos de en estos factores. Sin embargo Cattell y Scheir (1961 p.
119) dejan bastante claro que "el Psicoticismo es una forma de alteración distinta al
Neuroticismo y la Ansiedad. Como norma, los factores que contribuyen al Psicoticismo no
contribuyen a la psicosis, es decir, los factores que contribuyen a la neurosis discriminan entre
neuróticos y normales, y entre neuróticos y psicóticos, pero no discriminan entre psicóticos y
normales
En la comparación del Inventario de Personalidad de Eysenck (Eysenck Personality
Inventory) (EPI), Blanco, Pal y Polo (1982) encontraron, correlaciones significativas entre la
dimensión de Neuroticismo del EPI y el factor QI Introversión ­ Extraversión de Cattell, así,
como en la dimensión de Extraversión del EPI y la dimensión Q II del 16 PF. Hosokawa y
Ohyama (1993) estudian la validez concurrente de la forma corta del EPQ R y 16 PF (Sixteen
Personality Factor Questionnaire). El punto principal a destacar son las similitudes en el

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
19
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

segundo nivel, las cuales sobrepasan con mucho cualquier diferencia y aún cuando el sistema
de los 16 PF parece más completo, lo es por incluir medidas de inteligencia, actitudes sociales
aspectos no considerados en el sistema de Eysenck, que están tratadas de forma independiente
como variables principales aparte y fuera del sistema P, E y N. La aplicación del EPQ-R y la
forma abreviada en jóvenes de 11 a 17 años demuestra como los catorce factores de segundo
orden propuestos por Cattell coinciden con las tres dimensiones de personalidad propuestos
por Eysenck (Bourke y Francis, 2000). Para Krug (1978) las diferencias de validez existentes
entre el EPI y el 16 PF parecen ser debidas a la relativa longitud más que a las características
inherentes de los rasgos subyacentes.
Resumiendo y siguiendo a Aluja (1995) existe una relación entre el Neuroticismo de
Eysenck y los factores de Ansiedad de Cattell (C-, O+ y Q4+), entre la Extraversión con E+,
H+, A+ y Q2- y entre Psicoticismo con I-, y L+, de lo que se concluye la existencia de una
gran homogeneidad psicológica entre las dos medidas de la personalidad. Eysenck y Eysenck
(1987) reiteran que existe una considerable coincidencia entre los factores principales de
Eysenck y los de Cattell, y que lo propio de Cattell sobre el 16 PF es el hincapié hecho en el
alto número de factores primarios no encontrándose apoyo en estudios empíricos: nadie ha
sido capaz e replicar los 16 factores, mientras que la replicación de los superfactores ha sido
relativamente fácil, y de hecho habitual. Estas conclusiones son semejantes a las obtenidas
por anteriores autores que han comparado ambos sistemas (por ejemplo Howarth, 1972).
En suma, de estos estudios y revisiones, son varias las conclusiones que se derivan
(Sánchez y Paniagua, 1996): (I) Los 16 factores primarios defendidos por Cattell no son los
suficientemente estables como para constituir las bases de un modelo teórico, dado que
habitualmente no son replicables, ni muchas veces particularmente significativos. (II) Dos
dimensiones de orden superior, Neuroticismo y Extraversión, parecen haber sido apropiadas y

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
20
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

fiablemente identificadas. La naturaleza psicológica de estos constructos ha sido ampliamente
investigada y tiene sentido el que pueden considerarse dimensiones fundamentales del
temperamento, habiendo recibido cierto apoyo los estudios relativos a los mecanismos
psicofisiológicos subyacentes a las mismas ­ si bien, aún se está lejos de comprender su
mecanismo explicativo último -. (III) Por último, bastante menos claridad existe en relación al
resto de las dimensiones de segundo orden propuestas. No obstante, contribuyen a lograr una
visión más comprensiva y global de las dimensiones básicas de la personalidad humana, tal y
como Costa y McCrae han defendido (1992).
Eysenck habrá de criticar lo poco que se conoce acerca de los correlatos
psicofisiológicos de las dimensiones: Apertura a la Experiencia, Sensibilidad a las relaciones
personales y Minuciosidad (Eysenck, 1991). Sin embargo, justo es señalar que estos
desconocimientos, en principio, parecen ser debidos a la escasez de estudios que en esta
dirección han sido relanzados hasta el momento. Otra de las críticas que el 16 PF ha recibido
por parte de Eysenck (1984), es la aceptación de puntuaciones excesivamente bajas para
determinar la fiabilidad interna de esta escala. Mientras que para Cattell (1986) los tres
factores de Eysenck se muestran teóricamente defectuosos e incapaces de igualar el criterio
predictivo obtenido desde el 16 PF. Ante esta crítica, los datos demuestran como los catorce
factores primarios y los cuatro factores de segundo orden propuestos por Cattell coinciden
con las tres dimensiones de personalidad propuestos por Eysenck (Bourke y Francis, 2000).

4. Relación del modelo de los tres factores de Eysenck con otros sistemas
No hay espacio en este artículo para examinar los muchos inventarios de personalidad
a los que se les ha aplicado el análisis factorial y / o han sido correlacionados con el EPQ. En
la tabla 6, reproducimos una lista elaborada por Eysenck y Eysenck (1987) de las diferentes

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
21
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

escalas personalidad más importantes empleadas y la interpretación de los principales factores
que surgen de los estudios que emplean el análisis factorial y correlacionan con estas escalas.
En ella se hacen referencia al autor de la teoría o de las escalas utilizadas, o de ambas, además
de identificar con que factor coincide del Modelo PEN.
Tabla 6. Factores de Eysenck en pruebas ampliamente utilizadas (tomado de Eysenck y Eysenck, 1987)

REFERENCIAS
Escalas de personalidad de Comrey (1980)
1. Vandenberg y Price (1978)
2. Montag y Comrey (1982)
3. Comrey y Duffy (1968)
4. Barton y Cattell (1975)
5. Lorr, O'Connor y Seifert (1977)

FACTORES DE EYSENCK
IDENTIFICADOS
E,N
E,N,L
E,N,P
Referido al 16 PF
Referido al EPPS y al PRF de Jackson

Howarth ­ Browne 20 Factor Scale (Browne y
Howarth, 1977)
1. H.J. Eysenck (1978 b)
P, E, N
2. Barrett y Kline (1980 a)
P, E, N
Feiburger Persönlickeits Inventar (Fahrenberg y Selg., 1973)
1. Hobi y Klar (1973)
Falta de replicabilidad
2. Hobi (1973)
Fahrenber y Selg
3. Timm (1971)
Solución factorial, por
intercorrelaciones
que
superfactores E y N.
4. Hampel y Wittman (1973)
5. Spiller y Guski (1975)
6. Schenk (1974)
7. Schenk, Rausche y Steege (1977)
P, E, N
8. Amelang y Borkenau (1982)
E,N
Tellegen Differential Personality Questionnaire
P, E, N
Myers ­ Briggs Type Indicator (Myers, 1962)
1. Stricker y Ross (1964 a, b)
2.Steel y Kelly (1976)
3.Wakefield y cols. (1976)
4. Carlyn (19779
5. Carlson y Levy (1973)

Crítica general de normas, E
E
E
Revisión de escalas
Revisión de escalas

Type A ­ Type B (Friedman y Rosenman, 1971)
ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

presencia
indican

de
los

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
22
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

1. Steptoe (1981)
2. Jenkins, Zyzansky y Rosenman (1971)
3. Lovalls y Pishkin (1960)
4. Irvine, Lyle y Allen (1982)
5. Eysenck y Fulker (1983)
6. Furnham (1984)

Revisión
Análisis factorial
N
N
N, E
N, E

Strelau Pavlovian Questionnaire (Strelau, 1970, 1972)
1. Carlie (1982)
2. Strelau (1970)
Lugar de control (Rotter, 1960: Levenson, 1973)
1. Kleiber, Veldman y Menaker (1973)
N
2. Zuckerman y Gerbasi (1977)
Análisis factorial
3. Reid y Ware (193)
Análisis factorial
4. Morelli, Krotinger y Moore (1979)
N
5. Wambach y Panackal (1979)
N
6. Feather (1967)
N
7. Jonson, Ackerman, Frank y Fionda (1968)
N
8. Lichtenstein y Kentzer (1967)
N
9. Platt y cols. (1971)
N
Psychological Screening Inventory (Lanyan, 1970 a)
1. Lanyan (1970 b)
E
2. Mehrays, Khayari y Hebmat (1975)
E
3. McGurk y Bolton (1981)
N, E, P
Interpersonal Style Inventory (Lorr y Yournis, 1973; Nideffer, 1976)
1. Lorr y Manning (1978)
E, N, P
2. Nideffer (1976)
E, P
Adjective Checklist (Gough y Heilbrun, 1965)
1. Wakefield y cols. (1976)
E, N, P
2. Brook y Johnson (1979)
E
3. Parker y Vedman (1969)
P, E , N , L
Tipología de Sheldon (Sheldon, 1940, 142; Cortes y Gatti, 1965)
1. Metzner (1980)
E, N
Dependencia ­ Independencia de campo (Witkin y cols, 1962)
1. Bone y Eysenck (1972)
E
2. Evans (1967)
E
3. Loo (1976)
E
4. Loo (1978)
E
5. Loo y Townsend (1975)
E
6. Canter y Loo (1979)
E
7. Franks (1956)
E
8. Davidson y House
E
ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
23
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

9. Gogging, Filemenbaum y Anderson (1979)
10. Fine (1972)
11. Fine y Kobrick (1976, 1980)

E
E
E

Self ­ actualizations (Maslow, 1962; Shostrom, 1964)
1. Shostrom y Knapp (1966)
E
2. Knapp (1965)
E, N
3. Doyle (1976)
E

5. Referencias Bibliográficas
Aluja, A. (1995). Medida de la personalidad en adultos mediante el EPQ y el 16 PF y su relación con
la actitudes sociales. Psiquis, 16 (5), 48 ­ 54.
Aluja, A., García, O. y García, L.F. (in prenss). A psychometric analysis of the revised Eysenck
Personality Questionnaire short scale. Personality and Individual Differences.
Avia, M.D. y Sánchez, M.P. (1995). The factor five model: II Relations of the NEO ­ PI with other
personality variables. Personality and Individual Differences, 19 (1), 81 ­ 97.
Avia, M.D. (1992). El enigma de los Big Five: ¿Realidad o representación?. Estudios de Psicología,
47, 67 ­ 71.
Bagby, R.M., Trevor, L., Schuller, D.R., Bindsell, K.D., Cooke, R.G., Dickens, S.E., Levitt, A.J. y
Joffe, R.T. (1996). Bipolar disorder, unipolar depression and the Five ­ Factor Model of
personality. Journal of Affective Disorder, 41 (1), 25 ­ 32.
Ballenger, J.F., Caldwell, A. y Baer, R.A. (2001). Effects of Positive Depression Management On the
NEO Personality Inventory ­ Revised In A Clinical Population. Psychological Assessment, 13
(2), 254 ­ 260.
Ben, Y. y Waller, N.G. (1992). Five Big Issues in Clinical Personality Assessment: A Rejoinder to
Costa and McCrae. Psychological Assessment, 4 (1), 23 ­ 25.
Blanco, A., Pal, C. y Polo, J. (1982). Estudio de pacientes neuróticos mediante el cuestionario EPI de
Eysenck u los factores de segundo orden del 16 PF de Cattell. Study on neurotic patients by
ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
24
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

means of the Eysenck Personality Inventory and on second type factors of Cattell's 16 PF.
Revista de Psiquiatría y Psicología Médica, 15 (8), 499 ­ 503.
Bourke, R. y Francis, L. (2000). Comparing Cattell's personality factors and Eysenck's personality
dimensions among adolescents. Irish Journal of Psychology, 21 (1 ­ 2), 98 ­ 102.
Cattell, R.B. y Kline, P. (1977). The Scientific Analysis of Personality and Motivation. Academic
Press (versión castellana: 1982. El análisis científico de la personalidad y la motivación.
Ediciones Pirámide).
Cattell, R.B. y Krug, S.E. (1986). The number of factors in the 16 PF: Overview of the evidence with
special emphasis on methodological problems. Educational and Psychological Measurement,
46, 509 ­ 526.
Cattell, R.B. y Scheir, I.H. (1961). The meaning and measurement of neuroticism and anxiety. Nueva
York: Ronald.
Cattell, R.B. (1950). Personality: A systematic theoretical, and factorial study. Nueva York:
McGraw ­ Hill.
Cattell, R.B. (1973). Personality and mood by questionnaire. Nueva York: Jossey ­ Bass.
Cattell, R.B. (1986). The 16 PF personality structure and Dr. Eysenck. Journal of Social Behavior
and Personality, 1 (2), 153 ­ 160.
Cattell, R.B. (1990). Advances in Catelian Personality Theory. En L. Pervin (Ed.) Handbook of
Personality Theory and Research (p. 101 ­ 110). Nueva York: The Guildford Press.
Cattell, R.B., Cattell, A.K. y Cattell, H.E. (1998). 16 PF ­ 5 Manual. Madrid: TEA Ediciones.
Clarkin, J.F., Hull, J.W., Cantor, J. y Sanderson, C. (1993). Borderline Personality Disorder and
Personality Traits: A Comparison of SCID ­ II BPD and NEO ­ PI. Psychological
Assessment, 5 (4), 472 ­ 476.
Colom, R. (1995). Tests, inteligencia y personalidad. Madrid: Pirámide.

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
25
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Colom, R. (1998). Psicología de las diferencias individuales. Teoría y práctica. Madrid: Pirámide.
Costa, P.T. y McCrae, R.R. (1992 a). Normal Personality Assesment in Clinical Practice: The NEO
Personality Inventory. Psychological Assessment, 4 (1), 5 ­ 13.
Costa, P.T. y McCrae, R.R. (1999).Manual técnico del NEO ­ PI ­ R. Madrid: TEA.
Digman, J.M. (1990). Personality structure: Emergence of the five factor model. Annual Review of
Psychology, 41 (1), 417 ­ 441.
Egger, J.I.M., Hubert, R.A., De Mey, Derksen, J.J.L., Van der Staak, C.P.F. (2003). Cross ­ Cultural
Replication of the Five Factor Model and Comparison of the NEO ­ PI ­ R and MMPI ­ 2
PSY ­ 5 Scales in a Dutch Psychiatric Sample. Psychological Assessment, 15 (1), 81 ­ 88.
Espinar, C., Diaz Atienza, J., Sánchez, M.J., Blánquez, M.P., Torres, A. y Villegas, A. (1997).
Personality factors by Cattell's 16 ­ PF in anorexia nervosa versus anxiety disorder and
normal controls. Biological Psychiatry, 42 (1), 260.
Eysenck, H.J. y Eysenck, M.W. (1985). Personality and Individual Differences: A natural science
approach. Nueva York: Plenum Press.
Eysenck, H.J. y Eysenck, M.W. (1987). Personalidad y Diferencias Individuales. Madrid. Editorial
Pirámide.
Eysenck, H.J. y Eysenck, S.B.G. (1969). Personality structure and mesurement. Routledge y Kegal
Paul: Londres.
Eysenck, H.J. y Eysenck, S.B.G. (1991). Eysenck Personality Scales (EPS Adult). London: Hodder y
Stoughton.
Eysenck, H.J. (1984). Cattell and the theory of personality. Multivariate Behavioral Research, 19 (23), 323-336.
Eysenck, H.J. (1991). Dimensions of personality; 16, 5 or 3?- Criteria for a taxonomic paradigm.
Personality and Individual Differences, 12 (8), 773 ­ 790.

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2005

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
26
Vol.4, núm. 2 - Julio 2005
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Eysenck, H.J. (1992 c). The definition and measurement of psychoticism. Personality and Individual
Differences, 13, 757 ­ 785.
Eysenck, H.J. (1992b). Four ways five factors are not basic. Personality and Individual Differences,
13, 667 ­ 673.
Eysenck, M.W. y Eysenck, M.C. (1979). Memory scanning, introversion ­ extroversion, and levels
of processing. Journal of Research in Personality, 13, 305 ­ 315.
Foster, R.W. (1977). A discriminated analysis of selected personality variables among succ

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar