PUBLICIDAD
Última actualización web: 27/11/2021

ESTADO ACTUAL DE LA PSICOTERAPIA PSICOSOMÁTICA

Autor/autores: Mikel Zubiri
Fecha Publicación: 15/03/2016
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

La psicoterapia psicosomática, como ya he afirmado es una psicoterapia que utiliza las herramientas del psicoanálisis. Está muy lejos de las corrientes actuales, psicoeducativas, que hoy en día están en boga con los enfermos graves: Dietas, pautas de vida, etc. Trata de ayudar al sujeto a ponerse en su mejor situación mental para hacer frente a la enfermedad. Cuanto mayor es el conocimiento que tiene sobre su propio funcionamiento mental está en mejores condiciones para luchar contra su enfermedad. Es decir, cuanto mayor sea su capacidad de gestión de su mundo interno (afectivo) estará en mejores condiciones. El autor resume las nociones básicas del abordaje de la Escuela de Pierre Marty. Palabras

Palabras clave: psicosomática; pierre marty

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-7149

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Avances en Salud Mental Relacional
Advances in Relational Mental Health
ISSN 1579-3516 - Vol. 14 - Núm. 1 - 2015
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-Line / An International On-Line Journal

ESTADO ACTUAL DE LA PSICOTERAPIA PSICOSOMÁTICA
Mikel Zubiri
mikelzubiri@telefonica.net
RESUMEN
La psicoterapia psicosomática, como ya he afirmado es una psicoterapia que utiliza las herramientas del
psicoanálisis. Está muy lejos de las corrientes actuales, psicoeducativas, que hoy en día están en boga
con los enfermos graves: Dietas, pautas de vida, etc. Trata de ayudar al sujeto a ponerse en su mejor
situación mental para hacer frente a la enfermedad. Cuanto mayor es el conocimiento que tiene sobre
su propio funcionamiento mental está en mejores condiciones para luchar contra su enfermedad. Es
decir, cuanto mayor sea su capacidad de gestión de su mundo interno (afectivo) estará en mejores
condiciones. El autor resume las nociones básicas del abordaje de la Escuela de Pierre Marty.
Palabras clave: Psicosomática. Pierre Marty.
SUMMARY
Psychosomatic psychotherapy, as I have already stated, is a psychotherapy which uses the tools of
psychoanalysis. It is far removed from the current psycho-educational trends, which are nowadays in
fashion for those with serious illnesses: diets, lifestyles, etc. It aims to help the subject to get into a
better mental state in order to deal with the illness. The more knowledge they have about their own
mental functioning the better equipped they will be to combat their illness. In other words, they will be
in better condition the more capable they are to manage their internal world (affective). The author
summarises the basic notions of the approach of the Pierre Marty School.
Keywords: Psychosomatics. Pierre Marty.

© 2016 CORE Academic, Instituto de Psicoterapia

-1-

Estado actual de la psicoterapia psicosomática

La psicoterapia psicosomática es una psicoterapia psicoanalítica particular. En su creación fueron
introducidas una serie de modificaciones técnicas para adaptarse al paciente que viene a hablar de su
enfermedad somática. Modificaciones hechas para entender el estado de desorganización de su
funcionamiento mental.
Se realiza cara a cara. El número de sesiones se ha reducido a una o dos a la semana. El objetivo es
evitar la regresión imposible del sujeto enfermo, que está en desorganización.
En la cura psicoanalítica clásica buscamos la regresión y la asociación libre que ella provoca, para así
acceder al contenido inconsciente, lo que nos va a permitir la interpretación de ese contenido
inconsciente. En la psicoterapia psicosomática el objetivo no es la interpretación, sino los procesos,
tanto mentales, sensorio-motores como somáticos que están operando en el paciente. Con esto quiero
señalar que el objetivo ya no es la interpretación sino la reactivación de los procesos mentales perdidos
en la desorganización que ha llevado a la enfermedad en cuestión.
Les estoy hablando del punto de vista de la Escuela de París de psicosomática, creada por Pierre Marty,
Michel de M'Uzan, Christian David y Michel Fain. Estos autores, para ocuparse de los enfermos
somáticos, no sólo tuvieron que establecer modificaciones técnicas, sino que crearon toda una serie de
nuevos conceptos para entender la clínica del sujeto que cae enfermo. Así nacieron conceptos como la
Depresión Esencial, el Pensamiento Operatorio, la Vida Operatoria. Describieron formas nuevas de
relación del sujeto con el objeto como fueron la Reduplicación Proyectiva y la Relación de objeto
alérgico. También conceptos como el de Organización evolutiva y el de Desorganización Progresiva.
Posteriormente sus sucesores crearon los Procedimientos Auto-calmantes.
La psicosomática psicoanalítica es una teoría traumática y monista. Traumática, quiere decir para
nosotros que es traumática aquella experiencia que el sujeto no puede tramitar por medios psíquicos,
patológicos o no, ni descargar por el sistema sensorio-motor.
Y con monista, queremos decir que el humano está habitado por una sola energía, el instinto, y que está
energía se transforma en el curso de la evolución y con la participación del objeto en pulsión, es decir en
energía psíquica representada.
Así ese cambio de la energía de somática a psíquica, es decir de instinto a pulsión, permite que el tipo de
organización de la energía en cada uno de los niveles sea muy distinta. El monismo es una corriente del
pensamiento, que me parece se inició con Darwin, que adoptó el psicoanálisis, y del que participan
tanto la psicosomática como la biología. La medicina en general, cuando piensa que cuerpo y mente son
entidades movidas por fuerzas distintas, es dualista.

ASMR. 2015 - Vol. 14 - Núm. 1

-2-

Estado actual de la psicoterapia psicosomática

En la obra de Pierre Marty, este cambio de expresión de la energía de somático a psíquico es a su vez la
transformación de lo cuantitativo en cualitativo.
Pongo un ejemplo: Si una persona tiene un conflicto que no lo puede elaborar en un nivel mental, y a
continuación padece una contractura o una descarga cólica, diremos que lo que no se expresó en un
nivel psíquico, se descargó en un nivel somático. El afecto cualitativo en el nivel psíquico se ha
degradado y transformado a afecto en bruto, cuantitativo del síntoma funcional.
Pero si ese afecto, que no ha podido ser elaborado en un nivel psíquico, y tampoco ha podido ser
descargado en un sistema somático, se degrada a un nivel de expresión aún más primitivo, que es la
energía somática, cuya manifestación es la enfermedad.
Resumiendo. Con monismo queremos decir que existe una sola forma de energía. Energía interna que se
incrementa con los acontecimientos externos. Y que, o se metaboliza de forma psíquica, o se descarga a
través del sistema sensorio-motor, o se expresa en su nivel más primitivo, somático, alterando el soma,
que es la aparición de la enfermedad.
La expresión energética en un nivel de descarga nos lleva a considerar todas las enfermedades
funcionales, que no son lesionales, como verdaderos mecanismos de defensa. O la descarga a través de
la actividad de comportamiento como son los procedimientos auto-calmantes. Estos mecanismos de
defensa aparecen cuando fallan los mecanismos de defensa mentales. Y van a constituir el gran grupo
de las enfermedades regresivas. En este ítem entran las jaquecas, las crisis cólicas, algunos tipos de
alergias, algunos tipos de epilepsia, y un gran etc. de las enfermedades funcionales.
Cuando la energía interna natural, o incrementada por un acontecimiento externo no encuentra ni la
salida elaborativa, ni la descarga, pone en marcha lo que Marty llamó la desorganización progresiva.
Ante lo insoportable que se vuelve ese incremento energético, que su manifestación clínica es la
angustia difusa, el individuo pone en marcha todo un proceso autodestructivo de sus sistemas mentales.
En ese momento, lo mental produce sufrimiento. El proceso autodestructivo es un recurso antisufrimiento, pero cierra toda alternativa a la salida energética.
La desorganización progresiva de Marty es un proceso de desmantelamiento de las adquisiciones que
cada individuo fue adquiriendo durante su evolución. Y se inicia con el borramiento del nivel mental. Su
manifestación clínica es primero la angustia difusa, para a continuación la aparición de la depresión
esencial. Si progresa el proceso borrará los rasgos de carácter y de comportamiento. Es en ese momento
cuando el cuerpo empezará a estar afectado.

ASMR. 2015 - Vol. 14 - Núm. 1

-3-

Estado actual de la psicoterapia psicosomática

Se preguntarán: ¿Qué sistema somático será el afectado? La energía del impacto traumático se
manifiesta en el punto de la propensión genética que ese individuo tenga.
Tengamos en cuenta un hecho clínico. Cuando un hecho traumático pone en marcha una
desorganización progresiva, la manifestación somática a veces es inmediata, pero a veces es después de
un tiempo.
Un ejemplo: Si observamos que una persona enferma gravemente poco después de una traumatismo
afectivo, nos es fácil relacionar ambos datos. Decimos: Es posible que esta persona haya enfermado
porque no ha soportado el afecto despertado por el acontecimiento. Este fenómeno es frecuente en el
infarto de miocardio.
Pero en el caso del cáncer, es necesario un período más o menos largo entre el traumatismo afectivo y
la aparición de los primeros síntomas. Esta es la razón por la que nos es difícil la comunicación con los
oncólogos. Ellos se centran en la naturaleza del tumor, y nosotros buscamos los traumatismos pasados y
la fragilidad de la estructura mental.
Como no dispongo de mucho tiempo, voy a resumir. Ante los grandes traumatismos afectivos, no hay
más alternativa que enfermar en la mente o enfermar en el cuerpo, o las soluciones intermedias que
detienen la desorganización.
Dejando aparte el enamoramiento, porque es de entrada energía ligada a un objeto. La otra situación
más excitante que puede vivir un ser humano es la muerte de un ser querido. La energía que el
acontecimiento pone en marcha es siempre grande. Ahora bien, tengamos en cuenta que no nos
impacta con la misma intensidad el fallecimiento de un hijo que el de un anciano progenitor. Esa energía
puesta en marcha provocará un gran movimiento afectivo.
Esa pérdida hará que se libere una gran cantidad de libido que estaba ligada al objeto, pero a su vez se
realizará una desintrincación pulsional, con lo que gran cantidad de pulsión de autodestrucción quedará
liberada.
Tres soluciones básicas son posibles para tramitar esa energía:
La primera y la más saludable. Si el individuo elige la solución de salvarse, hará un duelo. La libido
liberada aparecerá como un afecto doloroso pero soportable. Y la pulsión de destrucción irá poco a poco
desprendiendo del objeto perdido, rompiendo vínculos, con lo que el sujeto se irá recuperando a sí
mismo. Es la solución narcisista, porque el sujeto ha optado por salvarse a sí mismo.

ASMR. 2015 - Vol. 14 - Núm. 1

-4-

Estado actual de la psicoterapia psicosomática

La segunda alternativa. El sujeto no puede soportar la pérdida, y entonces de forma inconsciente se
identifica con el objeto perdido. Su libido queda pegada al objeto perdido. No pierde del todo al objeto
querido, porque parte de él se conserva por identificación. Su pulsión autodestructiva aparecerá en
forma de auto-reproches, etc., la clínica de la melancolía. Esta es la idea de Freud de "sombra del objeto
recae sobre el Yo". En la clínica veremos las diferentes formas depresivas. Esta es la solución
melancólica.
La tercera alternativa. El sujeto no puede transformar esa libido liberada porque se ha convertido en un
sufrimiento insoportable. Entonces el sujeto opta de forma inconsciente por utilizar su autodestrucción
contra sí mismo, autodestruye su funcionamiento mental. Rompe la capacidad de ligar representación
con el afecto. Así, el resultad es que destruyendo su capacidad de pensar y de sentir, se libra del
sufrimiento. Pero ha puesto en marcha la desorganización de sus capacidades mentales. Este es un
proceso silencioso cuyo consecuencia es que ya no sufre en la mente, pero al de un tiempo sufre en el
cuerpo. Ya no tiene importancia el objeto perdido, porque tiene un nuevo objeto del que ocuparse, que
es la enfermedad. Con esto quiero decir que enfermar es una forma de encontrar una solución ante lo
insoportable. (A esto se le ha llamado la paradoja de la psicosomática).
Hay otras soluciones intermedias. Como es el dolor físico, o los procedimientos auto-calmantes, el
alcohol. Formas de tratar de detener la desorganización mental que se había iniciado.
Ahora centrándome en la psicoterapia psicosomática. Entender por qué enferma el humano es
fundamental para realizar una psicoterapia. Distinguir una enfermedad defensiva de una
desorganizativa también. En todos y cada uno de los pacientes debemos de investigar para entender por
qué este paciente ha enfermado. En qué momento, y que acontecimiento le ha desbordado.
Tengan en cuenta que un acontecimiento puede ser conflictivo para uno y el mismo acontecimiento
puede ser traumático para otro. El que un hecho sea traumático o no depende de la estructura de la
organización psicosomática de cada individuo. También todos tenemos puntos de fractura de nuestra
organización. No existen humanos sin puntos de fractura. Y estos puntos incrementan su potencialidad
con la vejez, y en las diferentes crisis de la vida, ya que son momento en los que la capacidad de ligazón
de libido se debilita.
El enfermo somático, el canceroso incluido, es alguien que ha sido desbordado en sus recursos mentales
elaborativos. Está en desorganización de los recursos mentales que tenía antes del traumatismo
paciente. Nuestra tarea es primero recuperar el funcionamiento mental perdido por la desorganización,
y después a elaborar el traumatismo que puso en marcha la desorganización. No se trata de curar. Tan
sólo se trata de ayudar al sujeto a ponerse en su mejor situación mental para hacer frente a la

ASMR. 2015 - Vol. 14 - Núm. 1

-5-

Estado actual de la psicoterapia psicosomática

enfermedad. La experiencia nos dice que un sujeto cuanto mayor es el conocimiento que tiene sobre su
propio funcionamiento mental está en mejores condiciones para luchar contra su enfermedad. Es decir,
cuanto mayor sea su capacidad de gestión de su mundo interno (afectivo) estará en mejores
condiciones.
La psicoterapia psicosomática, como ya he afirmado es una psicoterapia que utiliza las herramientas del
psicoanálisis. Y está muy lejos de las corrientes actuales, psicoeducativas, que hoy en día están en boga
con los enfermos graves: Dietas, pautas de vida, etc.
Constatamos desde nuestra experiencia, que muchos pacientes desorganizados no tienen capacidad
para cuidarse. Algunos porque no incorporaron los cuidados paternos, y otros porque los han perdido.
En las terapias psicoeducativas enseñan a los pacientes a cuidar su estilo de vida, pero no les enseñan a
incorporar un verdadero cuidado de su mundo interno, el afectivo, que finalmente es el importante.
Para terminar, para realizar una psicoterapia psicosomática es necesaria una formación psicoanalítica
profunda, pero ésta sola es insuficiente. Una formación en psicosomática, como la que proporciona la
Asociación Internacional de Psicosomática Pierre Marty es necesaria.
La psicoterapia psicosomática tiene unos esperanzadores resultados. Tengo la impresión de que los
pacientes somáticos graves evolucionan mejor con psicoterapia que sin ella. Mi impresión personal es
que este tipo de psicoterapia tiene un gran futuro.

ASMR. 2015 - Vol. 14 - Núm. 1

-6-

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar