MENU

PUBLICIDAD

Me Gusta   0 Comentar    1

Actualidad y Artículos | Psiquiatría general   Seguir 68

Noticia | 04/12/2023

Javier García Campayo, catedrático de Psiquiatría: `Volver a la simplicidad es lo que nos conecta con la felicidad´



0%

Con motivo de la celebración de la Sede Afundación de Vigo (Policarpo Sanz, 24), hablamos con Javier García Campayo. El psiquiatra del Hospital Universitario Miguel Servet, catedrático en Psiquiatría por la Universidad de Zaragoza y director del Máster de Mindfulness de la misma universidad ha asegurado que “volver a la simplicidad es lo que nos conecta con la felicidad”.


¿Vivimos demasiado deprisa y eso nos está haciendo daño?


Somos la sociedad más estresada a lo largo de historia y el estrés en este momento en medicina se considera que es la causa de una gran cantidad de enfermedades. Si uno quiere vivir menos tiene que estar estresado, eso acorta la vida.


Conocemos la receta, pero nos cuesta llevarla a la práctica.


Cuesta porque, de alguna forma, hemos puesto la felicidad en objetos externos. La sociedad de consumo nos ha convencido de que es necesario tener una serie de cosas, de objetos, para ser felices y, claro, conseguirlos implica ganar dinero, trabajar, dedicar mucho tiempo... Es una pescadilla que se muerde la cola. Uno está metido en esa “carrera de ratas”, como la definen los anglosajones, y es difícil parar y mirar, porque todo el mundo hace lo mismo, todo el mundo espera eso de nosotros, y es difícil pararse y preguntarse ¿qué sentido tiene mi vida, por qué no priorizo lo que es realmente importante?


Precisamente, no tener claro el sentido de la vida, ¿es lo que genera tanto estrés?


No tenemos claro cuál es nuestro sentido de la vida, cosa en la que insisto mucho en el libro. Al final de la vida lo que es importante no es todo lo que hemos conseguido económicamente o el éxito alcanzado, sino lo que te han querido y has querido, es decir, las relaciones interpersonales, y la sensación de dejar al mundo algo que valga la pena.


¿Hemos perdido la capacidad de disfrutar de las cosas pequeñas?


Es que la felicidad está, precisamente, en las cosas pequeñas: en disfrutar de la sonrisa de un hijo, tomar un café con un amigo, un paseo por el parque... Siempre estamos buscando cosas que se compran con dinero, presumiendo en las redes sociales de que somos felices... Es una especie de carrera sin sentido. Volver a la simplicidad es lo que nos conecta con la felicidad.


Construir nuestra felicidad sobre un castillo de naipes...


Sí. Y eso, al final, no nos lleva a nada, porque ponemos la felicidad en algo externo y, cuando lo conseguimos, nos cansamos enseguida. Y buscamos otra cosa y otra y otra, en un proceso sin fin. Si uno es capaz de darse cuenta, deja de estar buscando compulsivamente y se dedica a conectar consigo mismo.


¿Tenemos miedo de analizarnos, de escucharnos?


Mucha gente no para para no sentirse, para no darse cuenta de que realmente está metido en una búsqueda que no tiene sentido.


Sostiene que el “mindfulness” es una gran herramienta preventiva


La gente que practica mindfulness tiene menos riesgo de desarrollar enfermedades psicológicas (también físicas, porque van muy relacionadas); pero, además, el mindfulness se considera psicoterapia de elección para la depresión recurrente.


¿Cómo funciona?


Lo que te enseña, de alguna forma, es a dejar pasar los pensamientos, no a querer echarlos fuera, pero tampoco quedarse atrapado por ellos. Esto te permite ir navegando por el mundo, aunque aparezcan circunstancias adversas, de la manera más satisfactoria posible. Y es un entrenamiento que todos podemos desarrollar.


¿Todos?


Sí. Es una cuestión de dedicar cinco o diez minutos a entrenarse en estas técnicas de atención. Somos la sociedad con menor capacidad de atención y el bienestar y la felicidad van muy ligados a una mente estable, que no esté saltando continuamente de un sitio a otro buscando cosas compulsivamente.


¿Cuáles son los beneficios?


Una de las principales demandas de los pacientes en consulta es la de que les den algo para dejar de pensar. No pueden soportar estar continuamente pensando, rumiando. Los beneficios que van a ver es que esta charla continua va disminuyendo, cada vez hay más tranquilidad y no está uno continuamente en el pasado o en el futuro, sino en el presente, disfrutando de lo que está ocurriendo. Lo notan todo con más intensidad, incluso los sabores en las comidas, los olores... Todo resulta más agradable, satisfactorio y tranquilo. Hay una sensación de paz y bienestar que inunda la vida de cada uno en cuanto se lleva unos meses practicándolo.


Las nuevas tecnologías nos llenan de ruido, nos llevan a una hiperestimulación continua.


Ése ha sido uno de los grandes cambios de los últimos años, que hace que las nuevas generaciones estén más distraídas, que necesiten más estímulo continuo. Los profesores lo dicen, que mantener la atención de los chavales ahora en las aulas cuesta muchísimo más.


Proliferan propuestas para limitar el acceso de los jóvenes a los móviles. ¿Qué opina?


Yo creo que sería una buena práctica. Pero, efectivamente, tiene que ser un tema social, que toda la sociedad estuviese concienciada de que es perjudicial para la gente joven y que todos, o casi todos, estuviesen de acuerdo en eso. No que se haga en una clase sí y en otra, no; o en un colegio sí y en otro, no. Debería ser una aceptación colectiva. No tiene sentido que un chaval tenga móvil antes de los 16 años porque no está preparado para todo el tema de redes sociales y todo ese estímulo continuo.


¿Sigue habiendo falsos mitos sobre el “mindfulness”?


Hay mitos como que hay que poner la mente en blanco o cosas de ese tipo. Pero se trata, simplemente, de en entrenarse en poner la atención en un punto y, si se va de ese punto, volver una y otra vez. Eso es lo que va entrenando y calmando la mente.


¿Podría ayudar a aliviar las estadísticas tan elevadas de medicalización para tratar los problemas de salud mental?


Muchas veces oferto ambas cosas: mindfulness u otras psicoterapias y tratamiento farmacológico. También ocurre que, en muchas ocasiones, la gente no quiere el esfuerzo. Vivimos en una sociedad que busca resultados rápidos y el tratamiento farmacológico, en muchas ocasiones, lo consigue. Es más eficaz y más duradero a largo plazo, pero requiere un esfuerzo.


¿Hay esperanza para un futuro con mejor salud mental?


El malestar psicológico es muy amplio y está muy extendido, pero sí que existe más concienciación social entre las instituciones y las personas; también hay más búsqueda individual de ese bienestar con técnicas propias (mindfulness, yoga, ejercicio...), lo que significa que las personas se responsabilizan cada vez más de su propia salud. Yo creo que eso es un aspecto positivo y esperanzador, pero es cierto que, en general, las expectativas, por el tipo de vida que llevamos tan estresante, son que el malestar psicológico siga creciendo.

Enlaces:
https://www.epe.es/


Palabras clave: felicidad, catedrático, Javier Campayo, psiquiatría
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-72393

Comentarios de los usuarios


Estimado colega, me alegra de observar que a pesar de haber alcanzado la élite académica, no te manifiesta como ella lo suele realizar con mucha frecuencia, que es buscar en la complejidad y en su especialidad muy especifica las causas de los problemas/trastornos y enfermedades comporta mentales, que los seres humanos mas vulnerables estamos sufriendo durante las últimas décadas. Necesitamos otra mirada como la tuya para entender las causas, en especial los estresores crónicos que sufrimos por el estilo de vida tan ultra procesada y anti natural que realizamos. Pero como siempre tenemos que aprender a vivir con nuestra gran ambivalencia, tu enfoque natural, holístico, muy humano y simple y el otro muy de moda que yo llamo cientificista, autodenominado de precisión, personalizado, I+D, ultra procesado con los que desea parchear problemas causados por estresores crónicos sociales globales con terapias ultra procesadas, nada naturales y ultra caras para las personas y sociedades que puedan pagárselas, que nos garantizan una gran intensidad de trabajo, pero poca eficacia en llegar a la raíz o base de esta cronicidad humana. Enhorabuena y Saludos alegres del neandertal hiperactivo de Sevilla

Jose Luis Frias Pulido
Médico - España
Fecha: 04/12/2023



No hay ningun comentario, se el primero en comentar


-Publicidad

Síguenos en las redes

Daridrexant
Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENDADOS
CFC

Evaluación y psicoterapia del duelo complicado

Inicio: 24/07/2024 | Precio: 150€

Ver curso