MENU

PUBLICIDAD

Me Gusta   0 Comentar    0

Actualidad y Artículos | Salud mental   Seguir 35

Noticia | 03/04/2024

La ignorada salud mental de las personas que tienen síndrome de Down



0%

 


Los expertos alertan del infradiagnóstico de problemas psicológicos en personas con discapacidad intelectual, una situación que viene de largo en nuestro país y que sucede por múltiples factores.


Las personas con discapacidad intelectual enfrentan desafíos únicos en términos de salud mental, a menudo exacerbados por un enfoque predominante en el tratamiento que favorece la medicación sobre otras formas de terapia.


La tendencia a recetar psicofármacos en este grupo poblacional, según explica la psiquiatra María Carmen Ortega del Comité Médico Asesor Down España, se orienta más a controlar comportamientos y mantener a las personas "tranquilas", en lugar de abordar subyacentes problemas de salud mental mediante terapias alternativas. Este enfoque puede enmascarar y, por lo tanto, dejar sin tratar, los verdaderos problemas de salud mental que podrían gestionarse de manera más efectiva a través de métodos no farmacológicos.


Esta población tiene una predisposición a experimentar problemas de salud mental con una prevalencia estimada de entre el 20 y el 40% que presentará algún tipo de alteración mental que podría derivar en un trastorno psicológico a lo largo de su vida. Es particularmente relevante entre las personas con síndrome de Down, quienes representan la principal causa de discapacidad intelectual. En España, viven aproximadamente 34,000 personas con esta condición genética. A pesar de la alta incidencia de problemas de salud mental y la creciente atención al bienestar psicológico en la sociedad, el cuidado de la salud mental de este colectivo frecuentemente no recibe la atención adecuada.


El tratamiento y la percepción de las personas con discapacidad intelectual se ven además afectados por actitudes y tratos que restan importancia a su dignidad y valor, contribuyendo a un infradiagnóstico de problemas de salud mental. La Dra. Ortega destaca la importancia de superar estos enfoques reduccionistas y buscar un bienestar integral que considere tanto la salud física como mental de estas personas. Este cambio de perspectiva es crucial para asegurar que las vidas de las personas con discapacidad intelectual sean tratadas con la importancia y el respeto que merecen, reconociendo sus necesidades únicas y promoviendo un enfoque más holístico y humano en el cuidado de su salud mental.


La comprensión errónea de las experiencias de vida de las personas con síndrome de Down es un problema significativo que afecta la atención y el tratamiento de su salud mental. La creencia de que tienen vidas fáciles o simples ignora las complejidades y desafíos que enfrentan diariamente. Estas personas a menudo experimentan frustración, rabia, impotencia o estrés debido a sus limitaciones cognitivas y funcionales, y son plenamente conscientes del esfuerzo adicional necesario para alcanzar sus objetivos. La miembro de la Trisomy 21 Research Society subraya que es un error pensar que no se puede hacer nada en caso de trastornos mentales o que no vale la pena aliviar su malestar emocional, lo cual subestima gravemente la importancia del bienestar mental de este colectivo.


La situación se agrava por la falta de formación hiperespecializada entre los profesionales de la salud, lo que lleva a la errónea interpretación de cualquier alteración de la salud mental como derivada únicamente del síndrome, descartando así la posibilidad de trastornos comórbidos como la depresión o la ansiedad. Esta carencia de comprensión especializada se acompaña de la escasez de dispositivos y unidades especializadas en el cuidado de la salud mental para personas con discapacidad intelectual y, en particular, con síndrome de Down. Mientras países como Estados Unidos y otros en Europa cuentan con varias de estas unidades, España muestra un notable descuido en este ámbito, tanto en la salud mental en general como específicamente en este grupo poblacional.


Este panorama subraya la necesidad urgente de abordar la salud mental de las personas con discapacidad intelectual con un enfoque más informado, comprensivo y especializado. El desarrollo de programas de formación específicos para profesionales de la salud, junto con la creación e implementación de dispositivos especializados, son pasos fundamentales hacia una atención más adecuada y efectiva que realmente atienda las necesidades de este colectivo, asegurando que su bienestar emocional y psicológico reciba la atención y el respeto que merece.


 


Palabras clave: Síndrome de Down, salud mental, psiquiatría, discapacitados
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-73434

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar


-Publicidad

Síguenos en las redes

página antidepresivos
Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

Suicidio Prevención

¡Novedad en libros! La visión actual del suicidio, científicamente fundamentada, es que, aunque ...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENDADOS
CFC

Adolescentes y jóvenes consumidores de drogas: El tratamiento con sus familiares

Inicio: 11/09/2024 |Precio: 150€

Ver curso