PUBLICIDAD-

Actualidad y Artículos | Obesidad   Seguir 3

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

12 propuestas para disminuir el impacto de la obesidad en nuestro país



0%
Noticia | 25/03/2024

 


En España, más del 60% de la población española tiene obesidad o se encuentra en riesgo de serlo


Somos el noveno país de Europa con una de las mayores prevalencias en exceso de peso 


Solo el 69% de los pacientes con obesidad recibe un diagnóstico de obesidad


Con el objetivo de desarrollar estrategias que permitan disminuir el impacto de la obesidad en nuestro país, se ha presentado en el Congreso de los Diputados el informe ‘Situación sanitaria y social de las personas con obesidad en España’, realizado por la Alianza por la Obesidad, compuesta por trece organizaciones de pacientes y sociedades científicas.


Con un formato de dos mesas debate, la primera con profesionales sanitarios y la segunda con portavoces parlamentarios de la Comisión de Sanidad de los diferentes grupos mayoritarios, las entidades firmantes del documento han reclamado la necesidad de reconocer la obesidad como enfermedad crónica y multifactorial en España, lo que, en palabras de Victoria Buiza, portavoz de la Alianza por la Obesidad y presidenta de la asociación AB Híspalis Nacional, “no solo mejoraría la prevención y atención, sino que también impulsaría la investigación y la inversión en políticas de salud pública para abordar este creciente problema”. De este modo, asegura, “las personas con obesidad podremos formar parte de la Ley de Garantías y comenzaremos a ser pacientes reconocidos por el sistema sanitario español".


Este estudio tiene el objetivo de identificar cuáles son las barreras que obstaculizan el manejo de la enfermedad. La doctora Irene Bretón, miembro de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), ha alertado de que la obesidad está claramente infradiagnosticada y que existe una coordinación inadecuada en la atención entre diferentes profesionales sanitarios y entornos clínicos. “En general hay una falta de individualización y personalización de la atención a las necesidades del paciente, también las emocionales, y una escasa información y formación sobre esta enfermedad y sus consecuencias”. 


Así, la principal conclusión que se desprende del informe es que la falta de reconocimiento de la obesidad como enfermedad conduce inevitablemente a un infradiagnóstico. A pesar de que la evidencia científica respalda que la obesidad es una enfermedad crónica, las personas con obesidad tienden a infravalorar su condición real de peso, lo que provoca un retraso significativo en la búsqueda de atención médica. El proceso diagnóstico también presenta desafíos, según los resultados obtenidos en el presente estudio, solo el 69% de los pacientes con obesidad recibe un diagnóstico de obesidad.


 


Atención y abordaje de la obesidad


En el estudio se observa que un tercio de los pacientes con obesidad no ha recibido atención específica; solo el 67% de los pacientes con obesidad recibe algún tipo de atención sanitaria para la misma, estando atendidos de media por 2 o 3 especialistas. Los profesionales de especialidades como endocrinología, atención primaria y nutrición son los más frecuentemente involucrados, mientras que disciplinas igualmente relevantes, como la psicología o medicina interna tienden a desempeñar para ellos un papel secundario en la atención, dejando necesidades críticas de los pacientes sin cubrir.


Estas deficiencias en la coordinación y continuidad asistencial y la ausencia de un enfoque multidisciplinario integral comprometen la calidad de la atención sanitaria. La atención psicológica especializada y la terapia conductual son un ejemplo.


Estas disciplinas se destacan como un componente esencial en el abordaje de la obesidad y, sin embargo, el 71% de los participantes en el estudio no ha tenido acceso a este tipo de tratamiento, a pesar de que el 56% de ellos considera que habría sido beneficioso y solo el 29% ha tenido acceso a atención psicológica especializada.


El estigma, el otro gran reto pendiente para paliar la obesidad


La estigmatización en el ámbito sanitario y social es otro desafío que afecta negativamente la calidad de la atención sanitaria y el bienestar de los pacientes, incluyendo los ámbitos laborales, educativos, familiares y sociales en general.


Este prejuicio surge de la percepción generalizada de que la obesidad es el resultado de una falta de voluntad y malos hábitos, así como de estereotipos negativos relacionados con la obesidad. En este sentido, el doctor Albert Lecube, miembro de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), ha explicado que la obesidad no es un vicio ni una enfermedad moral. “Una persona no escoge tener obesidad, sino que la enfermedad le elige", por lo que opina que "no podemos seguir aceptando que la obesidad siga siendo una puerta abierta a la inequidad ni a la discriminación a lo largo del proceso asistencial”.


Este experto ha asegurado que, además de cambiar el estilo de vida, que es imprescindible, hay que valorar todas las herramientas que ofrece la medicina para hacerle frente y atendiendo a las necesidades individuales de cada individuo. El doctor Lecube pone el foco en que las estrategias no tienen que ser excluyentes: "podemos tener pacientes con obesidad en los que combinamos diferentes intervenciones según el momento y estado de salud. Incorporar la cirugía bariátrica en las listas de priorización de los sistemas sanitarios, ampliar su oferta y garantizar un seguimiento adecuado tras la cirugía es una prioridad para combatir la obesidad".


12 propuestas para disminuir el impacto de la obesidad en nuestro país


Frente a la sólida evidencia que respalda la alta prevalencia de la obesidad, su preocupante tendencia al aumento, su significativo impacto tanto en el sistema sanitario como en la economía (la obesidad conlleva un 9,7% del gasto total en atención sanitaria y reduce la productividad laboral en el equivalente a 479.000 jornadas laborales anuales), su amplia gama de comorbilidades asociadas y su repercusión negativa en la calidad de vida, la obesidad se erige como un desafío apremiante en la salud pública española para la que esta alianza estratégica propone 12  propuestas que se enfocan en una atención más efectiva y en la promoción de un enfoque integral de la enfermedad para mitigar el impacto en la salud y el bienestar de las personas afectadas:


-Potenciar el reconocimiento real de la obesidad como una enfermedad crónica.


-Desarrollar campañas de concienciación y sensibilización sobre la obesidad.


-Desarrollar programas de educación y promoción de la salud en escuelas.


-Realizar acciones de formación y concienciación para profesionales sanitarios.


-Implementar programas de detección precoz del exceso de peso de manera sistemática.


-Establecer protocolos de diagnóstico integral.


-Establecer protocolos de tratamiento y seguimiento personalizados e integrales.


-Instaurar equipos multidisciplinarios específicos para el abordaje de la obesidad.


-Incorporar la cirugía bariátrica en las listas de priorización de los sistemas sanitarios, ampliar su oferta y garantizar un seguimiento adecuado tras la cirugía.


-Establecer protocolos de comunicación y coordinación entre los diferentes profesionales sanitarios.


-Ampliar el acceso a la atención psicológica especializada y la terapia conductual.


-Promover la corresponsabilidad del paciente a través de la información y educación sanitarias.


 


La obesidad en cifras


La obesidad ha aumentado casi tres veces su prevalencia desde 1975, lo que representa, sin duda, un desafío de salud en constante crecimiento a nivel global.


En la actualidad, se estima que más de 988 millones de adultos padecen obesidad, y se prevé que esta cifra pueda


duplicarse para el año 2030. En España, más del 60% de la población española es obesa o se encuentra en riesgo de serlo. Así, somos el noveno país de Europa con una de las mayores prevalencias en exceso de peso.


 


Sobre la Alianza por la Obesidad


Ante el creciente impacto de la obesidad en la salud pública y en la población de España, se ha conformado una alianza estratégica compuesta por trece organizaciones de pacientes y sociedades científicas* con el propósito fundamental de promover la visibilidad y la defensa de los derechos de las personas que enfrentan la obesidad en España.


Este objetivo central busca establecer a la obesidad como una enfermedad crónica que exige un enfoque integral y multidisciplinario, así como mejorar la atención sanitaria proporcionada a quienes la padecen.


Para alcanzar este objetivo, se han delineado tres acciones específicas: Generar evidencia sobre el impacto que ocasiona la obesidad en las personas que la padecen. Poner a disposición de las administraciones públicas propuestas de mejora en el abordaje de la obesidad. Incidir ante las autoridades sanitarias sobre la importancia de que la obesidad sea reconocida como una enfermedad crónica. 


 


Palabras clave: obesidad, impacto, TCA
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-73393

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Recomendamos

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

VER MÁS
VER TODO
vortioxetina antidepresivos
Publicidad

Próximos cursos


Abordaje práctico de los trastornos del sueño

Precio: 200€

Ver curso