PUBLICIDAD-

Actualidad y Artículos | Neuropsiquiatría y Neurología   Seguir 32

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

El centro de gravedad del cerebro: cómo la red de modo predeterminado nos ayuda a entendernos a nosotros mismos

  • Autor/autores: Christopher G. Davey y Ben J. Harrison



0%
Artículo | 24/09/2018

El yo es un concepto esquivo. Tenemos un sentido intuitivo de a qué se refiere, pero desafía la definición simple. Existe cierto consenso de que el yo puede separarse ampliamente en lo que W. James llamó el "yo" y el "yo" - el yo que experimenta, y el yo que se extiende hacia afuera en el espacio y el tiempo, permitiendo que se perciba como un objeto1. Esto incluye al y...

Estás viendo una versión reducida de este contenido.

Para consultar la información completa debes registrarte gratuitamente.
Tan sólo te llevará unos segundos.
Y si ya estás registrado inicia sesión pulsando aquí.

El yo es un concepto esquivo. Tenemos un sentido intuitivo de a qué se refiere, pero desafía la definición simple. Existe cierto consenso de que el yo puede separarse ampliamente en lo que W. James llamó el "yo" y el "yo" - el yo que experimenta, y el yo que se extiende hacia afuera en el espacio y el tiempo, permitiendo que se perciba como un objeto1. Esto incluye al yo como un objeto físico (el cuerpo) y como un objeto abstracto con creencias y actitudes. Divisiones de sí mismo similares a las de James han sido sugeridas por Damasio (el yo central y el yo autobiográfico) 2 y Gallagher (el yo mínimo y el yo narrativo) 3.


El filósofo D. Dennett ha definido al yo como "el centro de la gravedad narrativa" 4. Esta definición encapsula la idea del yo como el centro de la experiencia, y lo que está situado en una narrativa más amplia y continua. Al usar el centro de gravedad como una metáfora del yo, Dennett quería enfatizar que, como el yo, es una abstracción, que no tiene propiedades físicas. El centro de gravedad existe solo como un concepto, pero uno que es útil para predecir las características de un objeto (¿en qué punto se volcará?). Entonces, puedes ver al yo: como una abstracción útil en la que todos podemos estar de acuerdo, existe en un sentido amplio, pero no se puede definir con precisión en términos físicos.


Dennett argumentó que "es un error de categoría comenzar a buscar el yo en el cerebro"; y que no me puedo imaginar alguna vez diciendo: "esa celda allí, justo en el medio del hipocampo (o donde sea) - ¡ese soy yo!" 4. Tiene razón en el sentido en que argumenta: no podemos ubicar al yo en una región particular del cerebro. Pero las técnicas modernas de neuroimágenes han podido revelar que los aspectos del yo están asociados con la actividad coordinada dinámica de una red cerebral a gran escala. Esta red se conoce como la red de modo predeterminado (DMN).


La DMN está compuesta principalmente por la corteza prefrontal medial (MPFC) y la corteza cingulada posterior (PCC), ambas ubicadas a lo largo de la línea media del cerebro, junto con las regiones parietal inferior y temporal media. La red se observó por primera vez en estudios de imágenes nucleares, donde se observó que las regiones mostraban consistentemente niveles reducidos de actividad cuando los participantes realizaban diversas tareas dirigidas a objetivos5. Se describió que las regiones comprendían un "modo predeterminado" porque se pensaba que el patrón de actividad era aquello que el cerebro no cumplía en ausencia de demandas para tareas particulares6. Desde entonces, esta hipótesis ha sido confirmada por otras observaciones, que incluyen estudios que han examinado la actividad funcional en el estado de reposo de la DMN.


La idea de que la función DMN subyace a los procesos relacionados con uno mismo se ha demostrado mediante tareas experimentales, así como a través de estudios participativos que muestran una reducción de la autoconciencia (por ejemplo, cuando entran en un estado de sueño o anestesia). Las regiones superpuestas del DMN generalmente se activan mediante tareas que fomentan la autorreflexión, con evidencia de patrones diferenciales de activación de los componentes de la tarea.


El DMN previo, y especialmente el MPFC dorsal, se activa más ampliamente por pensamientos autodirigidos: por ejemplo, a través de la evaluación extenuante de los propios atributos o autoconcepto en contextos pasados ​​y futuros. El DMN posterior, por otro lado, es más ampliamente activo durante las condiciones pasivas del estado de reposo. Integra las representaciones espaciales e interoceptivas del cuerpo, junto con la vigilancia de bajo nivel del entorno.


Recientemente hemos examinado cómo el MPFC y el PCC actúan en concierto durante el procesamiento autorreferencial, mostrando que el PCC parece coordinar la generación de autorrepresentaciones relevantes, mientras que el MPFC actúa para seleccionar y poner las representaciones en la conciencia consciente7.


Los enfoques de imágenes "conectómicas", que exploran cómo las regiones cerebrales interactúan entre sí desde una perspectiva dinámica de todo el cerebro, han demostrado que el MPFC y el PCC tienen uno de los más altos grados de conectividad global, sirviendo como centros en la organización global de redes cerebrales8. Las regiones actúan en la intersección de las redes de gran escala, donde integran información de diversas fuentes, incluidas fuentes auto-relevantes como la memoria autobiográfica y los procesos interoceptivos. La evidencia de estudios connectomic sugiere que el DMN es único en su capacidad para integrar el procesamiento de información a través del cerebro, lo que le permite apoyar la generación de actividad mental autodependiente de orden superior.


Las redes cerebrales deben afectar el rendimiento del motor para influir en el comportamiento. El MPFC tiene conexiones ricas con los centros de control autónomo del hipotálamo y el mesencéfalo, lo que influye en las respuestas afectivas, viscerales y conductuales ante los eventos9. El hipotálamo genera tendencias para luchar, huir, alimentarse y fornicar (las famosas "4 Fs"), así como para influir en el sueño, los niveles de energía y otros procesos neuroendocrinos. Por medio de estos sistemas, el DMN influye en el estado del cuerpo y la forma en que se lo representa mediante procesos internos, que hipotéticamente se reintegran dinámicamente con autorrepresentaciones DMN de nivel superior. Por lo tanto, el DMN coordina un sentido del yo que abarca abstracciones cognitivas sobre el yo con una conciencia más sólida del estado del cuerpo en el aquí y ahora.


El centro de gravedad fue presentado por Dennett como una metáfora de cómo podríamos entender el yo; como una abstracción útil que no podemos definir en términos relacionados con sus propiedades físicas. Aquí, proponemos extender esa metáfora para ilustrar el papel del DMN.


El centro de gravedad es una propiedad dinámica de objetos móviles complejos, como el cuerpo humano. Se crea a partir de la suma de variables relacionadas con la masa, la forma, la aceleración y la rotación de las partes que interactúan con el objeto, y se desplaza con el movimiento. En el acto de caminar bípedo, por ejemplo, el centro de gravedad se impulsa hacia adelante con la generación de movimiento, y debe ajustarse constantemente para que nuestros cuerpos permanezcan en posición vertical sobre un terreno irregular.


Es en esta luz que podemos reconocer el papel de la red de modo predeterminado: como una entidad dinámica que suma la actividad de, y la interacción entre, otros sistemas de gran escala en el cerebro. El DMN actúa para coordinar la integración de la red para influir en la respuesta del cuerpo a los eventos, apoyando así el comportamiento flexible y adaptativo en entornos complejos. Es a partir de esta actividad, que crea "un centro de gravedad narrativa", que emerge nuestro sentido de nosotros mismos.


Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original:https://onlinelibrary.wiley.com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Recomendamos

Suicidio Prevención

¡Novedad en libros! La visión actual del suicidio, científicamente fundamentada, es que, aunque ...

VER MÁS
VER TODO
vortioxetina antidepresivos
Publicidad

Próximos cursos

CFC

Curso de IA para profesionales sanitarios: Herramientas prácticas para el día a día

Precio: 605€

Ver curso