MENU

PUBLICIDAD

Me Gusta   0 Comentar    0

Actualidad y Artículos | Alimentarios, Trastornos alimentarios y de la ingestión de alimentos   Seguir 31

Noticia | 14/05/2023

Una dieta más sana mejora la forma física en personas de la mediana edad, según un nuevo estudio



0%

Una dieta saludable se asocia con una mayor forma física en adultos de mediana edad, según una investigación publicada en el' European Journal of Preventive Cardiology', una revista de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC)."Este estudio proporciona algunos de los datos más sólidos y rigurosos hasta la fecha para apoyar la conexión entre una mejor dieta y una mejor forma física --afirma el autor del estudio, el doctor Michael Mi, del Centro Médico Beth Israel Deaconess de Boston (Estados Unidos)--. La mejora de la forma física que observamos en los participantes con dietas mejores fue similar al efecto de dar 4.000 pasos más cada día".


La aptitud cardiorrespiratoria refleja la capacidad del organismo para proporcionar y utilizar oxígeno durante el ejercicio, e integra la salud de múltiples sistemas orgánicos, como el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos y los músculos. Es uno de los factores de predicción más potentes de la longevidad y la salud.


Aunque el ejercicio aumenta la capacidad cardiorrespiratoria, también se da el caso de que entre personas que hacen la misma cantidad de ejercicio hay diferencias en la capacidad, lo que sugiere que hay factores adicionales que contribuyen a ello. Una dieta nutritiva se asocia a numerosos beneficios para la salud, pero no está claro si también está relacionada con la forma física.


En este estudio se examinó si una dieta sana está relacionada con la forma física de los adultos que viven en la comunidad. En el estudio participaron 2.380 personas del Framingham Heart Study. La edad media era de 54 años y el 54% eran mujeres.


Los participantes se sometieron a una prueba de ejercicio cardiopulmonar de esfuerzo máximo en un cicloergómetro para medir el VO2 máximo. Se trata de la evaluación de referencia de la forma física e indica la cantidad de oxígeno utilizada durante el ejercicio de mayor intensidad posible.Los participantes también rellenaron el cuestionario semicuantitativo de Harvard sobre frecuencia de alimentos para evaluar la ingesta de 126 alimentos durante el último año, desde nunca o menos de una vez al mes hasta seis o más raciones al día.


La información se utilizó para calificar la calidad de la dieta mediante el Índice de Alimentación Saludable Alternativa (AHEI; de 0 a 110) y la Puntuación de la Dieta Mediterránea (MDS; de 0 a 25), ambos relacionados con la salud cardiaca. Las puntuaciones más altas indicaban una dieta de mejor calidad que hacía hincapié en las verduras, las frutas, los cereales integrales, los frutos secos, las legumbres, el pescado y las grasas saludables y limitaba la carne roja y el alcohol.


Los investigadores evaluaron la asociación entre la calidad de la dieta y la forma física tras controlar otros factores que podrían influir en la relación, como la edad, el sexo, la ingesta energética diaria total, el índice de masa corporal, el hábito de fumar, los niveles de colesterol, la tensión arterial, la diabetes y el nivel de actividad física habitual.


La media de AHEI y MDS fue de 66,7 y 12,4, respectivamente. En comparación con la puntuación media, un aumento de 13 puntos en el AHEI y de 4,7 en el MDS se asoció con un 5,2% y un 4,5% más de VO2 máximo, respectivamente.El doctor Mi subraya que, "en adultos de mediana edad, los patrones dietéticos saludables se asociaron fuerte y favorablemente con la forma física incluso después de tener en cuenta los niveles de actividad habituales.  La relación fue similar en mujeres y hombres, y más pronunciada en los menores de 54 años que en los adultos de más edad", añade.


Para descubrir el posible mecanismo que vincula dieta y forma física, los investigadores realizaron otros análisis. Examinaron la relación entre la calidad de la dieta, la forma física y los metabolitos, que son sustancias producidas durante la digestión y liberadas en la sangre durante el ejercicio.


Se midió un total de 201 metabolitos (por ejemplo, aminoácidos) en muestras de sangre recogidas en un subconjunto de 1.154 participantes en el estudio.


Unos 24 metabolitos se asociaron con una dieta y una forma física deficientes, o con una dieta y una forma física favorables, tras ajustar por los mismos factores considerados en los análisis anteriores."Nuestros datos sobre metabolitos sugieren que comer sano se asocia a una mejor salud metabólica, lo que podría ser una posible vía que conduzca a una mejor forma física y capacidad para hacer ejercicio", destaca.El doctor Mi concluye que "ya hay muchas razones de salud convincentes para consumir una dieta de alta calidad, y nosotros aportamos una más con su asociación con la forma física.


Una dieta de estilo mediterráneo con alimentos frescos e integrales y un mínimo de alimentos procesados, carne roja y alcohol es un buen punto de partida", sugiere.

Fuente: Europa Press
Palabras clave: dieta, sana, forma física, estudio
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-70628

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar


-Publicidad

Síguenos en las redes

vortioxetina antidepresivos
Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENDADOS
CFC

Actualización en el tratamiento de la dependencia a la cocaína

Inicio: 05/06/2024 |Precio: 120€

Ver curso