PUBLICIDAD-

Actualidad y Artículos | Personalidad, Trastornos de la Personalidad   Seguir 51

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

Psicopatía, atención y emoción



0%
Artículo | 14/11/2022

La psicopatía es un trastorno que ha estado relacionado durante mucho tiempo con anomalías de atención. El objetivo de este artículo es revisar los datos sobre atención y psicopatía desde una perspectiva de neurociencia cognitiva. El trastorno de la psicopatía implica dos componentes principales: disfunción emocional y comportamiento antisocial. La disfunción emocional implica reducir la culpabilidad, la empatía y el apego a otras personas.
 
En cuanto a la atención, se puede considerar como el proceso mediante el cual se seleccionan estímulos para un mayor procesamiento y control sobre el comportamiento. La selección de estímulos está sesgada por mecanismos sensoriales de abajo hacia arriba e influencias de arriba hacia abajo. En lugar de ser procesados de forma aditiva, los estímulos se procesan de manera mutuamente inhibitoria, por lo que una ganancia en la actividad de las neuronas que representan un objeto se produce a expensas de la actividad de las neuronas que representan a otro.
 
Por lo que respecta al control de la atención de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo, el actual modelo sigue siendo el de competencia sesgada. Este modelo ve la atención como resultado de la competencia por la representación neuronal que ocurre cuando hay múltiples estímulos presentes en el campo visual. Qué estímulos ganan esta competencia y son "atendidos", es un producto de los procesos funcionales de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo. Los procesos sensoriales de abajo hacia arriba incluyen un sesgo duradero en objetos que son móviles, brillantes y grandes y se consideran consecuencias de las propiedades funcionales intrínsecas del sistema visual. La atención emocional, el aumento de las representaciones emocionales dentro de la corteza temporal mediante la entrada de la amígdala, se considera otra forma de sesgo de procesamiento basado en la atención.
 
A diferencia de los procesos ascendentes, las influencias de arriba hacia abajo en la selección de estímulos ocurren en función de las demandas de las tareas. Por ejemplo, si se le dice a una persona que busque objetos de un color en particular. Los objetos del color deseado obtendrán entonces una ventaja competitiva en el sistema. De esta manera, los objetos que no son físicamente sobresalientes pueden ganar la competencia e influir en el comportamiento. Esta visión de la atención de la "competencia sesgada" se ha demostrado en el sistema visual a nivel neuronal.
 
La atención emocional se puede entender como una función de la interacción entre la corteza temporal y la amígdala. Los estímulos emocionales son estímulos no condicionados y condicionados; es decir, estímulos que son intrínsecamente aversivos o apetitosos (ruidos fuertes/comida) o que debido a nuestro aprendizaje son aversivos o apetitosos (armas/pastel). El condicionamiento aversivo y apetecible implica la interacción de la corteza temporal y la amígdala. Como las conexiones entre la corteza temporal y la amígdala son recíprocas, la actividad de las neuronas que representan estímulos emocionales en la corteza temporal se aumenta aún más por la retroalimentación recíproca de la amígdala.
 
En cuanto a la regulación frontal de la respuesta emocional, además de un sistema subcortical para aumentar la prominencia de los estímulos relacionados con las amenazas, también se cree que el cerebro tiene mecanismos reguladores que reducen el impacto del procesamiento emocional cuando los estímulos emocionales son insignificantes o interfieren con el comportamiento adaptativo. Parece haber datos razonables que indican que regiones específicas de la corteza frontal pueden ejercer una influencia inhibitoria directamente en la amígdala.
 
Se pueden distinguir dos puntos de vista principales en las teorías actuales sobre la psicopatía. Un punto de vista sugiere que la psicopatía refleja un deterioro de la atención . Una visión alternativa sugiere que la psicopatía refleja una forma específica de disfunción emocional.
 
La perspectiva teórica de la atención refleja la hipótesis de la modulación de respuesta. Es un modelo cognitivo que sugiere "un cambio de atención rápido y relativamente automático de la organización de la atención dirigida a la evaluación de objetivos". Este cambio breve y altamente automático de atención permite a las personas utilizar información que es periférica a su conjunto de respuesta dominante. Desde este punto de vista, se cree que el deterioro central con respecto a la psicopatía se relaciona con la reducción de la modulación de la respuesta. Según esta opinión, "la impulsividad, la mala evitación pasiva y los déficits de procesamiento de emociones de las personas con psicopatía pueden entenderse como un fallo en el procesamiento del significado de la información”.
 
Dentro de la perspectiva teórica de la emoción, hay un consenso de que la amígdala es disfuncional. Con respecto a la naturaleza de la discapacidad, todas las posiciones están de acuerdo en que el procesamiento de la información de castigo se interrumpe y la asociación estímulo-recompensa también es disfuncional.
 
En referencia a la relación del control de atención de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo y la psicopatía, se sugiere que puede estar asociada con una disfunción de ambos controles.
 
Por lo que respecta a la atención emocional, como se ha comentado anteriormente, puede entenderse como una función de la interacción entre la corteza temporal y la amígdala. La actividad de las neuronas que representan estímulos emocionales en la corteza temporal se aumenta aún más por la retroalimentación recíproca de la amígdala. Si la psicopatía se asocia con la disfunción de la amígdala como se ha sugerido, entonces se debe ver significativamente menos interferencia por parte de los distractores emocionales. Dos estudios examinaron hasta qué punto una distracción emocional presentada inmediatamente antes y después de los estímulos diana influía en el comportamiento. Si bien los individuos de comparación mostraron una interferencia significativa tanto en lo positivo como en lo negativo en relación con los distractores, los individuos con psicopatía no mostraron ninguna interferencia significativa en estos distractores.
 
Para situaciones en las que el estímulo es emocionalmente sobresaliente, las personas sanas generalmente muestran un rendimiento mejorado de la tarea. Se cree que esta facilitación se produce en virtud de la activación recíproca de la amígdala, lo que aumenta la fuerza competitiva del estímulo emocional relevante para la tarea. Por el contrario, si, como se propone para la psicopatía, hay una disfunción de la amígdala, las personas con este trastorno no se beneficiarán de la activación recíproca y no mostrarán facilitación del rendimiento para la tarea emocional.

ABRIR ENLACE FUENTE

Fuente: Psychological Medicine
Palabras clave: Psicopatía, atención, emoción
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-69101

Comentarios de los usuarios


Buenas noches, después de leer las bases teóricas de este modelo respecto a las psicopatías puedo entender las dificultades de su tratamiento, en especial cuando están en la base de personalidad que motivan extraordinarias ganancias económicas y poder de determinadas élites. Pienso que este texto como ejercicio teórico para evitar el aburrimiento tiene algún valor, pero no sirve para ayudar a auto-entender el éxito social de los psicópatas. Saludos alegres del neandertal hiperactivo de Sevilla

Jose Luis Frias Pulido
Médico - España
Fecha: 14/11/2022



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Recomendamos

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

VER MÁS
VER TODO
Daridrexant
Publicidad

Próximos cursos


Clínica y psicoterapia de los trastornos de la personalidad (Parte I: trastornos más comunes)

Inicio: 12/06/2024 |Precio: 180€

Ver curso