PUBLICIDAD
Última actualización web: 27/06/2022

Intervención familiar en bulimia nerviosa.

Autor/autores: J. Pastor Carryer
Fecha Publicación: 22/12/2015
Área temática: Trastornos de la Personalidad .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

La Bulimia Nerviosa es un trastorno complejo y de etiología multifactorial. Se estima que entre el 1 y 3 % de la población adolescente y jóvenes adultos desarrollan esta patología. La comunidad científica se esfuerza por desarrollar tratamientos eficaces y aunque los resultados han mejorado, éstos todavía distan mucho de lo que podríamos considerar como satisfactorios. Aproximadamente el 60% de los pacientes consiguen una remisión total de los síntomas, existiendo aún un riesgo no despreciable de cronicidad que se sitúa en torno al 20%.

Los tratamientos que han mostrado ser más eficaces, son aquellos dirigidos a provocar un rápido cese de los atracones y conductas compensatorias y a reducir la práctica de dietas y el ideal de delgadez. Todos estos son factores de mantenimiento y predictores de persistencia y perpetuación de la bulimia nerviosa. En nuestro enfoque de trabajo incorporamos a la familia para intervenir desde el ambiente sobre la mayoría de éstos factores y facilitar de ésta manera una reducción más rápida de los síntomas.

Por otro lado, el impacto del problema genera con frecuencia alteraciones estructurales y funcionales en la familia, que se convierten a su vez en mantenedores de la Bulimia Nerviosa. Dichas alteraciones serán más o menos intensas en función de la gravedad del problema, tiempo de evolución y vulnerabilidad de la familia como sistema.

En nuestra experiencia clínica hemos observado características comunes en la respuesta de la familia ante el problema. Lo que nos ha permitido diseñar un modelo de funcionamiento familiar característico de la Bulimia Nerviosa y un protocolo de actuación específico.

En nuestra intervención con la familia diferenciamos tres niveles: La primera se dirige a eliminar la sintomatología alimentaria, la segunda a erradicar un estilo de interacción disfuncional que favorece el mantenimiento del trastorno y la tercera a paliar los efectos secundarios del problema sobre la salud familiar.

En el primer y segundo nivel implicamos de forma activa a la familia en el proceso de cambio. Para ello, les ayudamos a conocer la naturaleza y el funcionamiento del problema que padecen sus hijo/as, a identificar y modificar los factores de mantenimiento presentes en el ambiente familiar y les instruimos en habilidades específicas para el manejo de los síntomas. En el tercer nivel detectamos e intervenimos sobre la sintomatología ansiosa-depresiva que con frecuencia aparece en los padres de pacientes con Trastornos del Comportamiento Alimentario, la buena salud de la familia potencia una mejor evolución del problema.

Palabras clave: Bulimia nerviosa, TCA, Trastornos de la conducta alimentaria

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

Este archivo no está actualmente disponible para su descarga.

VOLVER

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-184

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar