PUBLICIDAD-

Perspectivas y relevancia de la investigación cualitativa como aporte innovador al desarrollo disciplinar de la Salud Mental frente a las problemáticas emergentes.

  Seguir al autor

Autor/autores: José maria Susacasa
Fecha Publicación: 01/04/2019
√Ārea tem√°tica: Salud mental .
Tipo de trabajo:  Conferencia

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA

RESUMEN

Las Problemática emergentes vinculadas a determinaciones sociales de la salud generan la necesidad de construcción de nuevas miradas y perspectivas para la búsqueda de la construcción de los saberes de las Ciencias de la Salud en general y en particular los de la Salud Mental. Esa búsqueda solo pueden desarrollarse a través de la investigación de esas problemáticas específica. En tanto los resultados van configurando los saberes de la Salud Mental, estos van a posibilitar la fundamentación de acciones de intervención en todas las dimensiones de la cuestión. Para lograr este procedimiento la propia investigación, como acción, requiere aportes metodológicos innovadores.

La aplicación de metodología cualitativa viene a habilitar indagaciones, de las dimensiones más complejas y menos manifiestas, de estas problemáticas emergentes en la sociedad actual. La metodología de corte cualicuantitativo genera la producción que sostiene los avances que aportan al marco teórico referencial de tal modo que, aún provisionalmente, permite comprender, interpretar y explicar, sin sortear su complejidad, las problemáticas que atraviesan la Salud Mental en nuestra sociedad, articulando con la finalidad de proveer lineamientos y propuestas para la intervención. El presente trabajo intenta mostrar la relevancia de la construcción de saberes específicos de la Salud Mental, logrados a través de un diseño metodológico apropiado de investigación, que resulten suficientes para abordar las demandas de cuidado de la salud mental frente a las Problemática emergentes vinculadas a determinaciones sociales. Los datos estadísticos y los resultados obtenidos desde nuestra línea de investigación, acreditada por la UNLP, nos exigen poner en discusión los logros obtenidos, hasta aquí y ahora, de las intervenciones o falta de intervención, aún en problemáticas hace tiempo instaladas en nuestras sociedades. Por tanto se justifica la búsqueda de innovaciones que aporten tanto a la construcción de saberes como a la formación de los involucrados en el cuidado de la Salud Mental. La Salud Mental genera un área de conocimiento, altamente compleja. conformada por un campo profesional particular, a su vez es constituida por grupos profesionales interdisciplinares a partir de la legitimación de las prácticas que desarrollan.

Estas prácticas requieren estudio, indagación, reflexión y también una explicitación del marco teórico y metodológico desde los que se aborden. Las indagaciones sobre dichas prácticas van requiriendo metodologías y recursos que legitimen los modo de construcción de los saberes disciplinares que a su vez vuelven, dando fundamento teórico y formativo, al ejercicio profesional de la misma. Por tanto las prácticas profesionales reflejan la organización curricular que va pautando procesos particulares de enseñar y aprender. Al igual que inciden en los enfoques metodológicos y modos de producción de nuevos conocimientos específicos. Los saberes de las Ciencias de la Salud confluyen en la formación universitaria cuya misión es la formación profesional del área. Esto exige una perspectiva de apertura en pos de la construcción de un marco referencial teórico que nos oriente en la articulación conceptual entre distintas ciencias y en la delimitación de los aspectos centrales y significativos de la Salud Mental.

Palabras clave: Salud Mental-Investigación cualicuantitativa- saberes disciplinares-problemáticas emergentes-formación


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta p√°gina: http://psiqu.com/1-9487

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

PERSPECTIVAS Y RELEVANCIA DE LA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA, COMO APORTE
INNOVADOR, AL DESARROLLO DISCIPLINAR DE LA SALUD MENTAL FRENTE A PROBLEMÁTICAS EMERGENTES
Jose M. Susacasa
jmsucasa@hotmail.com
Salud

Mental-Investigación cualicuantitativa- saberes disciplinares-problemáticas emergentes-prácticas psicosocioculturales,

RESUMEN
Las Problemática emergentes, vinculadas a determinaciones sociales de la salud, generan la
necesidad de nuevas miradas y perspectivas para la búsqueda de la construcción de los
saberes de las Ciencias de la Salud, en general y en particular los de la Salud Mental. Esa
búsqueda solo puede desarrollarse a través de la
específicas. En tanto se logran investigación de esas problemáticas resultados académicamente convalidados, que van
configurando los saberes de la Salud Mental, estos posibilitan la fundamentación de acciones
de intervención, en todas las dimensiones de la cuestión que se encuentren como
demandantes.
Para lograr este procedimiento la propia investigación, como acción,
requiere aportes metodológicos innovadores. La aplicación de los recursos, estrategias y metodologías
cualitativas viene a habilitar indagaciones de las dimensiones más complejas y menos
manifiestas, de estas problemáticas emergentes en la sociedad actual.
El presente trabajo intenta mostrar la relevancia de la construcción de saberes específicos de
la Salud Mental, logrados a través de diseños metodológicos específicos de investigaciones,
que resulten suficientes para abordar as demandas de cuidado de la salud mental frente a
as Problemática emergentes vinculadas a determinaciones sociales.

Esto exige una perspectiva de apertura en pos de la construcción de un marco referencial
teórico, plural y diverso, que oriente la articulación conceptual entre distintas ciencias
involucradas, con un enfoque interdisciplinar, que se entraman y delimitan de las dimensiones
centrales y significativas de la Salud Mental, tanto como disciplina como bien y prácticas
psicosocioculturales.

INTRODUCCIÓN
Las Problemáticas emergentes, vinculadas a determinaciones sociales de la salud, generan la
necesidad de construcción de nuevas miradas y perspectivas si se está en la búsqueda de
saberes de las Ciencias de la Salud en general, y en particular de la Salud Mental.
Esa búsqueda se sostiene en la investigación de esas problemáticas específicas. En tanto
los resultados de las investigaciones van configurando los saberes de la Salud Mental, estos
van posibilitando la fundamentación de acciones de intervención, en todas sus dimensiones.
Para lograr este procedimientola misma investigación, como acción, requiere aportes
metodológicos innovadores. La aplicación de metodologías cualitativas viene a habilitar
indagaciones, de las dimensiones más complejas y menos manifiestas, de estas problemáticas
emergentes en la sociedad actual.
La metodología de corte cualicuantitativo genera la producción que sostiene los avances y
aporta al marco teórico referencial, de tal modo que aún provisionalmente comprender, interpretar y explicar, sin sortear la complejidad de
permite las problemáticas que atraviesan la Salud Mental en nuestra sociedad, recuperando las prácticas como campo de
indagación, con la finalidad de proveer lineamientos y propuestas para la intervención.
En el Departamento de Pedagogía Médica de la Facultad de Ciencias Médicas de Universidad
Nacional de La Plata (UNLP), se está desarrollando un línea de investigación que requiere
aportes de recursos metodológicos que le permitan acceder al análisis, con sus dimensiones
no manifiestas, de las problemáticas emergentes de la Ciencias de la Salud.
Desde sus objetivos, nuestra línea de investigación, está orientada al rastreo de las demandas
sociales de las necesidades explícitas e implícitas de la población dirigidas a la salud y
al conocimiento de las respuestas que ella recibe a sus demandas.
El marco general de las investigaciones está delimitado en la dimensión plural, respetando la
pluralidad e interdisciplinariedad del estudio de estas problemáticas de salud.

OBJETIVOS DE ESTE TRABAJO
El presente trabajo intenta mostrar la relevancia de la construcción de saberes específicos de
la Salud Mental, logrados a través de diseños metodológicos apropiados de investigación, que
resulten suficientes para abordar las demandas de cuidado de la salud mental frente a las

Problemática emergentes, vinculadas a determinaciones sociales. El mismo se enmarca en los
objetivos de nuestra línea de investigación, que buscan instalar las problemáticas actuales
de la salud, enfatizando el estudio del lugar de la Salud Mental como disciplina desde una
construcción interdisciplinaria.
Poniendo en valor los conocimientos suficientes para fundamentar propuestas de acción que
busquen mejorar el estado de la cuestión y generen los contenidos apropiados para la
formación profesional del equipo de salud como agentes del cuidado de la salud mental. Esto
tanto en ámbitos formales como no formales, atendiendo el cuidado, promoción y prevención
de la salud.

ESTADO DE SITUACIÓN DE LA CUESTIÓN
Los datos estadísticos y epidemiológicos, más los resultados obtenidos desde nuestra línea de
investigación acreditada por la Universidad Nacional de La Plata,
nos exigen poner en discusión los logros obtenidos, hasta aquí y ahora, de las intervenciones o falta de
intervención, en problemáticas de salud, instaladas en nuestras comunidades.
Los mismos ponen de manifiesto la evidencia que los modos utilizados para la construcción de
alternativas de intervención, no fueron los apropiados para generar
acciones de mejoramiento del estado de situación de esta cuestión. Al igual que se justifican la búsqueda
de innovaciones que aporten, tanto a la construcción de saberes como a la formación de los
involucrados en el cuidado de la salud mental.
Por otra parte también pone en debate los fundamentos y marco teórico de la propia
investigación, generando preguntas acerca de si los saberes y estrategias que se aplicaron
son las apropiadas, si fueron suficientemente respetuosas de la diversidad y complejidad de
las problemáticas y, aún más, si son las pertinentes para permitir visibilizar problemáticas
aún no detectadas, si los modos de aproximación a los niveles no manifiestos de los mismos
son suficientes.

Este estado de la cuestión es el que justifica la búsqueda de innovaciones tanto en los niveles
de intervención como, fundamentalmente, en los modos de construcción de los saberes que
sean capaces de darles fundamentos, de aportar tanto a la construcción de saberes, a través
de la investigación, como a la construcción de propuestas de intervención superadoras, como
a la formación de los involucrados en el cuidado de la Salud Mental.

LA SALUD MENTAL COMO ÁREA DE CONOCIMIENTO
La Salud Mental genera un área de conocimiento, altamente compleja, conformada por un
campo profesional plural y particular. A su vez la constitución de los equipos está integrada
por grupos profesionales interdisciplinares, a partir de la legitimación de las prácticas que
desarrollan.
Estas prácticas requieren estudio, indagación, reflexión y también una explicitación
del marco teórico y metodológico desde los que se trabaja.
Las indagaciones sobre dichas prácticas, tan complejas, requieren la visibilización de
componentes no fácilmente manifiestos. Por ello las
compréndelas, en profundidad, metodologías y recursos necesitan contar con que permitan múltiples estrategias y recursos
metodológicos de investigación, camino de búsqueda de la obtención de
resultados validos, que puedan mostrarse como aportes a las teorías y a las prácticas. Estos aportes a su vez
vuelven, nutriendo las teorías, a dar fundamento teórico y generando nuevos interrogantes a
la investigación, constituyendo los contenidos formativos del ejercicio profesional de la Salud
Mental y los fundamentos a propuestas de mejoramiento.
Al igual que inciden en los enfoques metodológicos y modos de producción de nuevos
conocimientos específicos se puede observar su papel en las prácticas profesionales que
reflejan la organización curricular que va pautando procesos, particulares, de enseñar y
aprender. Los saberes de las Ciencias de la Salud confluyen en la formación universitaria cuya
misión es la formación profesional del área.
Esto exige una perspectiva de apertura, en pos de la construcción de un marco referencial
teórico que nos oriente en la articulación conceptual entre distintas ciencias y en la
delimitación de los aspectos centrales y significativos de la Salud Mental como campo
interdisciplinar.

LA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA COMO APORTE A LA VISIBILIZACIÓN DE LAS
PROBLEMÁTICAS EMERGENTES QUE ATRAVIESAN LA SALUD MENTAL
La metodología cualitativa de la investigación se ha ido consolidando desde la década del 90.
Es en las Ciencias Sociales, donde se destaca la investigación educativa como pionera, en las
que encontraron sus espacios de mayor incidencia, y donde sus producciones fueron logrando
reconocimiento de nuestro medio académico. Los niveles de acreditación actuales dan cuenta
de un largo y fructífero recorrido hasta alcanzar la consolidación que ya la han formalizado.
Pero esta evolución no ha sido homogénea en todos los campos disciplinares. Habrá que
reconocer que en las Ciencias de la Salud ha sido más lento.
De hecho los trabajos y aportes teóricos de la metodología cualitativas han tenido sus
impulsores a través de obras, ya reconocidas por la comunidad académica, de autores ya
aceptados como referentes y cuyas citas continúan siendo de total vigencia. Algunas trabajos
de autores que escribieron sus obras referidas a la etnografía ya venían anticipando la
significación de los recursos metodológicos cualitativos, aún antes, pero las resistencias al
cambio también se pueden visualizar en los ámbitos académicos. Los distintos paradigmas
continúan en fricción, entre sí, en el intento por mostrarse hegemónicos pero en el campo
metodológico la imposición de las necesidades, que genera la práctica de la investigación,
liman algunas cuestiones ya que son necesarios todos los aportes que brinden la posibilidad
de articularse la resultar ser los apropiados a los diseños de los proyectos de investigación,
su área, problemática, tema, sus objetivos, sus etapas, plan de trabajo y demás componentes,
todo esto atravesado por la dinámica del proceso.

Por tanto ¿qué reconocemos como innovación de estas metodologías cualitativas en las
investigaciones actuales? La respuesta la podemos buscar en el campo disciplinar de las
Ciencias de la Salud, donde la resistencia al cambio se ha evidenciado con más fuerza. Uno
de sus aportes lo encontramos en el enfoque interdisciplinar que la metodología cualitativa
facilita. Esta metodología al ensamblarse de manera dúctil, permite superar antinomias y
constituir la lógica de la metodología de la investigación cualicuantitativa, adecuada para el
trabajo interdisciplinar.
El requerimiento de la interdisciplinariedad es una cuestión que en algunos espacios genera
también resistencia. Sin embargo si se logra permeabilizar las barreras lo cualicuantitativo
pasa a poder mostrar su eficacia y sostener fuertemente propuestas de indagación de
problemáticas psicosocioculturales, tales como son las que atraviesan la Salud Mental.

La metodología de corte cualicuantitativo genera la producción que promueve avances en el
aporte al marco teórico referencial. De tal modo que este, siempre en términos dinámicos por
tanto nunca cerrados, permite comprender, interpretar y explicar, sin sortear la complejidad
las problemáticas que atraviesan la Salud Mental en nuestra sociedad, articulando con
la finalidad de proveer lineamientos y propuestas para la intervención.

NUESTRO TRABAJO
En los estudios de este campo hemos encontrado que es imprescindible dar cuenta del
entramado de componentes no manifiestos, muchas veces ocultos y ahondar, a través de la
investigación, en la complejidad de las problemáticas y en la búsqueda metodológica que la
misma requiere.
En referencia a las dimensiones no explicitas de las problemáticas de Salud Mental
encontramos que las demandas se vinculan con las representaciones sociales de cuidado de
la salud, que involucran la forma como los sujetos sociales incorporan la información que
circula, los hechos de la vida cotidiana, todo lo que sucede en el medio que les rodea. Es decir,
las representaciones sociales involucran el conocimiento espontáneo, ingenuo, intuitivo
(también llamado sentido común), e implícito, que construyen las personas a través de la
experiencia, pero también de la información, conocimientos, modos de pensamiento que
recibimos y transmitimos.
Tal como lo expresa Moscovisci (1984) las representaciones sociales son sistemas colectivos
de valores, ideas y prácticas que hacen posible la relación con el mundo y con los demás, y
permiten además, entender los procesos que facilitan la interpretación y construcción de la
realidad.
En la dimensión metodológica, los requerimientos de las investigaciones de estas cuestiones,
nos han mostrado la evidencia de que la Salud Mental, como bien sicosociocultural, genera
un espacio especifico de indagación que requiere de esas dimensiones de análisis.
A través del recorrido de esta tarea se ha impuesto la necesidad de un diseño metodológico
apropiado a la complejidad del objeto de la investigación, donde los recursos y estrategias
metodológicos muchas veces no son suficientes si se sostienen solo en los modos tradicionales
de la investigación cuantitativa.

Entonces para dar cuenta de sus múltiples dimensiones, y poder abordar su complejidad, la
constitución de la mirada interdisciplinar pasa a ser una tarea plural de todo el equipo de
investigación que comparte la visión de que la aproximación a la comprensión y
relevamiento de las dimensiones no manifiestas de las problemáticas no pueden dejar de ser
estudiadas por lo que la subjetividad se incluye como componente de la investigación,
delimitando los campo de indagación, tales como solo para mostrar un
de ejemplo, las demandas y representaciones sociales de cuidado de la salud mental de todos los
intervinientes en la indagación.

MATERIAL Y MÉTODO
En el caso de este trabajo nos marcamos como objetivo intentar poder comunicar e invitar a
debatir a nuestros colegas, acerca de la indagación exploratoria, de tipo cualicuantitativo,
que implementamos en nuestra línea de investigación.
Los estudios que realizamos podemos definirlos como descriptivos, caracterizando a una
realidad social, sin poner a prueba una hipótesis definida previamente. Consideramos que los
sujetos constituyen las unidades de análisis, estableciéndose índices variados para la
descripción de las demandas a las que se les aplican las estrategias, los instrumentos y
recursos metodológicos.
La pertinencia de esta dimensión metodológica es la que en esta presentación
enfocamos como objeto de discusión, por ello los traemos al debate.

ACERCA DE LA METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN
Dado el estado de situación nos preguntamos acerca de si es legitima la búsqueda de
innovaciones con los modos tradicionales de indagación. Parecería que las ciencias
psicosocioculturales, aún de manera solapada, conservan ciertos mandatos positivistas a la
hora de generar sus conocimientos.
La complejidad de comunicar resultados de investigaciones, que no se adhieren al modelo
tradicional es otra de las cuestiones que inciden en que la propia metodología sea el objeto de
mira, al igual que los sistemas de evaluación de proyectos y resultados de investigaciones.


De este modo hasta aquí caben las preguntas:
-.¿Cómo generar innovaciones con los mismos instrumentos?

-. ¿Cómo abordar nuevas problemáticas si para visibilizarlas necesitamos nuevos focos?
Quizá no nos quede más que aceptar que es necesario instalar también bajo la lupa los modos
e instrumentos de "la metodología de la investigación" que por haberse ganado un lugar
hegemónico irradia el poder de no ser evaluados, al menos, en si son los pertinentes a todos
los componentes del proyecto de investigación.
Pero las movilizaciones y demandas que generan las problemáticas actuales impulsan la
búsqueda de nuevos abordajes, los que necesariamente incluyen requerimientos de otras
miradas.
La visibilización de estas nuevas problemáticas irrumpen en los modelos y paradigmas e
interrogan a los modos de investigación acerca de sus potencialidades y capacidades para
generar saberes acerca de estas nuevas realidades.
Desde este posicionamiento metodológico plural, diverso y holístico, donde todos los recursos
son significativos, si resultan ser los apropiados para el tiempo y objeto de investigación,
aparece como una posibilidad enriquecedora y no excluyente el incluir los estrategias y
recursos de la metodología cualitativa puesto que se enmarca en una perspectiva de
comprensión holística de la problemática a indagar.
Para nuestra mirada del estado de situación de la Salud Mental, frente a las problemáticas
emergentes, la intencionalidad de la metodología cualitativa resulta una posibilidad de
aproximación a la ansiada comprensión de la multidimencionalidad de estas cuestiones. La
metodología cualitativa se propone una comprensión totalizadora de un sistema de signos que
generan el desafío de desentrañar los sentidos y significados subyacentes. Por ello resulta un
aporte muy interesante que exige análisis a la hora del diseño, implementación y evaluación
de nuestros proyectos de investigación.
¿Cuál es el aporte de la metodología cualitativa?
El diseño cualitativo se caracteriza por su capacidad de dar cabida a lo inesperado. Si
consideramos que las técnicas de investigación, en nuestro enfoque, se aplican a una realidad
siempre cambiante, esta cualidad resulta apropiada a una dinámica de interacción con otros
recursos metodológicos, aun los cuantitativos.

La selección de los sujetos, a los que se indaga para obtener información, es absolutamente
ad hoc, y los grupos de pertenencia son definidos, en este mismo sentido, en términos de su
perfil, composición y número. Esta elección se sustenta en su comprensión y pertinencia, de
tal modo que sean incluidos todos los componentes que reproduzcan, mediante su discurso,
relaciones relevantes, facilitando la localización y saturación del espacio simbólico sobre el
tema a investigar.
No es relevante la cantidad sino la composición adecuada de los grupos, dado que un mayor
número de los mismos no supone mayor información, sino que muchas veces no implica más
que repeticiones. Así el diseño cualitativo considera un campo heterogéneo y discontinuo,
donde el objeto prima sobre el método estructurado, según sostiene Luz María Guerrero en
su trabajo "La Entrevista en el Método Cualitativo"(2004)
El enfoque cualitativo parte de considerar relevante la traducción del sistema de signos que
permita encontrarlos significados de la realidad, respondiendo a la lógica del sentido concreto.
Respondiendo a estrategias de búsqueda de una comprensión, holística, de los procesos
psicosocioculturales, para así poder dar fundamento a propuestas de mejoramiento.
El diseño de la metodología, de ese modo, va tomando ritmos dinámicos, de cambios y
transformaciones, junto con el desarrollo de la investigación. Permitiendo de ese modo que lo
inesperado haga correr el riesgo de resquebrajar un diseño cristalizado. Por tanto permite
una armonía de la captación con la realidad cambiante. Las técnicas de investigación social,
entonces, no son las que indican que investigar sino que se articulan para dar cabida a las
demandas que generan los ritmos y cambios del devenir de la manifestación de los fenómenos.
En cuanto a la selección "de la muestra" lo significativo para la metodología cualitativa está
en que la misma pueda dar cuenta de la totalidad de la cuestión. Obviamente, entonces su
significación no está en la cantidad sino en la interacción e inclusión de la totalidad de los
elementos. Que todas las voces tengan su caja de resonancia es lo que se necesita. La mirada
del objeto es abarcadora.

RECURSOS METODOLÓGICOS
La metodología cualitativa intenta desarrollar y captar escenarios de representación de los
espacios socioculturales en su dinámica de interacción. Por tanto el movimiento es
significativo y habrá que aproximar todos los recursos y estrategias que el método cualitativo
utiliza a través de una serie de técnicas e instrumentos. Enunciamos los más utilizados:
Observación
Según Sampieri (1998), la observación constituye un registro sistemático de comportamientos
e interacciones en un contexto dado.
Ander-Egg (1993) clasifica a las observaciones en Ciencias Sociales según los medios
utilizados en:
1. No Estructurada, no controlada, ordinaria, libre o simple.
2. Estructurada, sistemática o controlada, ya que accede a instrumentos para la
recopilación de los datos o hechos que se observan, estableciendo de antemano qué objetos
se van a estudiar.
Según la participación del observador, podrán ser participante o no participante.
Según el número de observadores individual y en equipo.
De acuerdo al lugar en el que se realice en la vida real y en el laboratorio.
Teniendo en cuenta esta clasificación, las observaciones realizadas por los integrantes de
nuestro equipo fueron: no estructuradas, no participantes, individuales y en la vida real.
Entrevista
La entrevista es una técnica que es apropiada a la búsqueda de datos a través de un diálogo
acordado previamente. Requiere cierta previsión por parte del investigador acerca de las
condiciones que deben cumplirse para que sea válida metodológicamente.
Entrevista previamente diseñada, que incluye marco, objetivos y límites de utilización de este
instrumento.
Dentro de las variaciones de la entrevista cualitativa, y a partir de su grado de estructuración
y estandarización, Guerrero (2004) asume la propuesta de tres categorías en el concepto de
entrevista en profundidad, distinguiendo en el nivel más estructurado a la entrevista
estandarizada programada, caracterizada por la exactitud en el orden y relación de todas las
preguntas para cada encuestado.

Un segundo tipo es la entrevista estandarizada no programada o semiestructurada ,
sustentada en la idea que la estandarización del significado de una pregunta requiere de una
formulación familiar al entrevistado. A esta idea se suma la confección de una secuencia de
preguntas satisfactorias para todos los entrevistados.
Un tercer tipo corresponde a la entrevista no estandarizada , sin contar con el instrumento de
un listado preelaborado de preguntas abiertas y a usar con todos los entrevistados.
Otros tipos de entrevistas de corte cualitativos son:
.-Entrevista especializada
.-Entrevista focalizada

ENCUESTA
La encuesta es un método de recolección de datos ampliamente utilizado en investigación.
Proporciona información directa de los sujetos a partir de sus respuestas a preguntas
previamente elaboradas y que, generalmente, se presentan por escrito lo que brinda
autonomía al encuestado.
Es un recurso que facilita la aplicación, aunque no es tan fácil tomarla adecuadamente pero
el diseño del instrumento implica un trabajo y conocimiento exhaustivo de las propuestas,
diseño y desarrollo global de la investigación, al igual que de los destinatarios de la encuesta,
del tipo de información que se espera reunir, y experticia en los modos de elaboración de
este instrumento.
Adquiere una relevante significación la consideración de cuáles son los datos que se buscan,
el tipo de pregunta que será bien aceptado y comprendido por los sujetos a la que va dirigida,
el intento de no sucumbir a la subjetividad, el no sugerir respuestas, la forma del instrumento,
y, al igual que en la entrevista, la generación de un buen clima comunicación y empatía donde
se comunique el objetivo y valor que tiene el logro de la obtención de información fidedigna.
Tanto en la encuesta, como en la entrevista y en la observación, la solicitud a los participantes
de una serie de datos formales, considerados variables significativas, generan un marco
situacional en la etapa de análisis de los resultados.

Otros instrumentos de uso corriente en las investigaciones aportan a la mirada holística,
tales como:
Uso de documentos y materiales
Trabajo en redes sociales
Grupos focales
Estudio de casos
Análisis de discursos

ACERCA DE NUESTRA METODOLOGÍA
Desde el punto de vista epistemológico partimos del supuesto que la realidad, desde la cual
recortamos nuestro objeto de conocimiento, es compleja.
Buscamos regularidades pero respetando diferencias, distinguiendo las singularidades, lo
especifico de cada una de las problemáticas emergentes que atraviesan la Salud Mental.
El enfoque es multireferencial, desde distintas teorías que se reconocen explícitamente y al
mismo tiempo no son reducibles una a otra.
Sustentamos el reconocimiento de la necesidad de comprender para aproximarnos a explicar
la realidad. El abordaje del tema es cuanticualitativo. El proceso en espiral de construcción
de todo el proceso de indagación y de permanente ida y vuelta entre la teoría y la práctica,
permite ir combinando la obtención y análisis de la información.
El estudio de casos es un camino que nos conduce, a partir de lo concreto, al conocimiento y
explicación de lo estructural, dando la posibilidad de trabajos comparados.
Partimos de
La concepción de la Salud Mental como entramado psicosociocultural nos sitúa en el
reconocimiento de la necesidad de un enfoque holístico. Las problemáticas que la atraviesan
hacen que su investigación sea altamente compleja y que sus abordajes necesariamente
diversos, en especial cuando se descubre la interacción de múltiples componentes. Esto hace
que se precisen diseños flexibles, de tal modo que permitan al investigador aproximarse a la
comprensión de la realidad y el entorno donde se produce.

Desde el inicio de nuestra línea de investigación, los integrantes de nuestro equipo hemos
vislumbrado en la etnografía la posibilidad de descubrir detalles desde una perspectiva
subjetiva, cualitativa y holística. El paradigma interpretativo que le sirve de soporte a la
etnografía emerge de conocimientos derivados de trabajos antropológicos, lingüísticos,
psicológicos y sociológicos (García Guadilla, 1987), con ideas compatibles y complementarias
que permiten obtener una visión diferente del mundo como nicho ecológico y de la aceptación
de múltiples realidades. La etnografía construye a partir del estructuralismo, su concepto de
técnica de investigación cualitativa (Hurtado de Barrera, 1998).
La fase de interpretación parte de lo estrictamente descriptivo hasta llegar a la explicación de
la situación abordada.
Respecto a la Salud Mental se han desarrollado métodos y técnicas que permiten aproximarse
a ella, a las necesidades de quienes están involucrados y al aporte teórico que como disciplina
genera. Es en este punto donde la etnografía ocupa un lugar relevante en el espacio
metodológico del campo psicosocial (Pérez Serrano, 1994).
Por ello en nuestros proyectos proponemos estudios cualicuantitativos, prospectivos, que
entre otros utilizan una de esas técnicas de recolección de datos ya que los criterios descritos
por Delgado y Gutiérrez (1995) se ajustan a las necesidades de estos estudio.
Ellos son:

1.para conocer una unidad se puede recurrir a la interrogación de sus miembros;

2.cada miembro es una síntesis global portadora de los hechos y normas dominantes de

esa unidad.

3.las posibilidades de expresión discursiva son básicamente las mismas para todos los

miembros de una unidad sociocultural.

4.la respuesta a una pregunta expresa, directamente, los hechos y las normas.


También utilizamos entrevistas en profundidad para circunscribir las cuestiones a investigar
y a la utilización complementaria de otras técnicas cualitativas o cuantitativas, para tres funciones:
1.La generación de información para contrastar la realidad con la teoría en este campo.

2.La utilización de la informantes, que asumen el rol de expertos sobre sucesos, procesos

o instituciones.
3.La utilización de entrevistas a un alto nivel, como puerta de entrada a una organización

o a documentación de la misma
Las entrevistas cumplen, entre otras, con la finalidad de reconstruir acciones pasadas, estudiar
la interacción entre los componentes sociales específicas y/o efectuar una prospección de los
campos. (Alonso, citado en Valles, 1997)
El modelo contextual de Gorden

lo tomamos como sustento para la

construcción del

instrumento de las entrevistas. Este nos ha facilitado la toma de decisiones en tres planos de
acción: la elaboración, la ejecución y la interpretación de la entrevista.
El registro de la información se realiza mediante la grabación, que evita pérdida de detalles,
la desaceleración del ritmo de conversación y el efecto sobre la espontaneidad y fluidez del
entrevistado. (Valles, 1992 en Valles 1997). Merton y Kendall sostienen que este tipo de
entrevistas, por ellos denominado entrevista focalizada, se caracteriza por la exposición de los
entrevistados a una situación concreta. También utilizamos lo que Dexter llama la entrevista
especializada y a elites, en la cual se enfatiza la definición de la situación del entrevistado,
animándolo a estructurar el relato de la situación y a incorporar su subjetividad, sus nociones,
lo que considera relevante.


TÉCNICA DE RECOLECIÓN DE DATOS
Las técnicas están relacionadas con el objeto de estudio: complejidad, multireferencialidad,
búsqueda de comprensión, ameritan la utilización de técnicas de recolección de datos que
busquen la multiplicidad de observaciones, la construcción de categorías que posibiliten la
comprensión del fenómeno a estudiar. Por ello las técnicas son:
-Entrevistas en profundidad: semiestructuradas, orientadas particularmente a cada una de

las particularidades de nuestras problemáticas
-Análisis de documentos

-Observación de actividades de formación, de experiencias clínicas, individuales, colectivas

, institucionales, etc.
Se crean registros. Evaluación de informes que se suman al análisis de los datos que formarán
parte de la triangulación.
La definición de categorías, propiedades y construcción de teorías sustantiva se
realiza a partir los datos aportados desde las técnicas implementados.

COBERTURA DE LAS INVESTIGACIONES
En consideración de las características concretas de las investigaciones, se definen los
términos específicos de la cobertura que éstas pretenden abordar, para lo cual
hemos establecido los siguientes aspectos:
Unidad de análisis: Para definir la unidad de análisis se hace necesario retomar el qué y
para qué se realizan los estudios. Por ejemplo el análisis de discursos.
Población: Está dada, por ejemplo, por la totalidad de los discursos que puedan ser emitidos
por los que voluntariamente deseen ser entrevistados.
Muestra: Este tipo de muestras probabilísticas o aleatorias tiene la característica de que todos
los elementos que se dan en la población tienen la misma posibilidad de ser elegidos para
formar la muestra.
Otro recurso relevante para esta metodología es la triangulación de la información.
La triangulación permite reinterpretar la situación en estudio a la luz de las evidencias
provenientes de todas las fuentes empleadas en la investigación.

Constituye una técnica de validación que consiste en "cruzar", cualitativamente hablando, la
información recabada. Su propósito está dirigido a ofrecer la credibilidad de los hallazgos. La
triangulación puede adoptar varias formas, pero su esencia fundamental es la combinación de
dos o más estrategias de investigación diferentes en el estudio de las mismas unidades
empíricas.
El ejercicio de la triangulación consiste básicamente en la comparación de información para
determinar si ésta se corrobora o no, a partir de la convergencia de evidencias y análisis sobre
un mismo aspecto o situación. Por ejemplo, se puede constatar la consistencia de una
información considerando la perspectiva de diferentes actores.
Se considera que hay consistencia en los resultados de la triangulación cuando las evidencias
coinciden, o se complementan, en torno a una tendencia o caracterización de la situación
analizada. En caso contrario, el investigador debería recabar más información hasta lograr,
desde las distintas fuentes, corroborar la exacta interpretación de la misma.
"La triangulación es un procedimiento muy poderoso de contraste" (Angulo Rasco citado en
Martínez Rodríguez, 1990). A través de éste el investigador interpretativo contribuye a lograr
la credibilidad de su estudio. Es un procedimiento que se nos hace imprescindible, cuyo uso
requiere habilidad por parte del investigador para garantizar que el contraste de las diferentes
percepciones conduzca a interpretaciones consistentes y válidas.

INTERPRETACIÓN DE LA INFORMACIÓN
Interpretar la información constituye uno de los momentos claves de nuestros trabajos de
investigación etnográfica. Esta interpretación supone categorizar una realidad.

"La categorización, análisis e interpretación de los contenidos no son actividades mentales
separables" (Martínez, 1996). El paso de la categorización o clasificación exige la revisión una
y otra vez de la información recopilada, con el propósito de ir descubriendo el significado de
cada evento o situación, considerando el todo y las partes. La fase de interpretación es
entendida como el logro de la coherencia entre una categorización particular y su ubicación
en el contexto estructural de la situación que se estudia.
Después de cada sesión de trabajo en el campo, necesitamos revisar y analizar las anotaciones
para saber qué vamos a buscar en su próxima sesión de observación participativa. Este
proceso constante de análisis conduse a nuevas preguntas, a partir de las cuales se recopila
nueva información, más anotaciones y nuevas interpretaciones.


Permitiendo relacionar eventos, hechos y representaciones. Se fundamenta en Martínez
Rodríguez (1990) quien dedica, en su obra Hacia un enfoque interpretativo de la enseñanza,
un capítulo a la práctica de la etnografía.

PLAN DE TRABAJO DE LAS INVESTIGACIONES
Es para nuestro trabajo de investigación sumamente importante realizar la búsqueda,
recolección, categorización y análisis de datos agregados para establecer tendencias y
comparar dichas tendencias con estudios realizados por otros equipos de investigación y
construir un sólido marco teórico ­ metodológico; detectar los procesos interrelacionados de
cambio y proponer hipótesis explicativas.
Plan de trabajo
El marco conceptual propuesto y la metodología derivada del mismo operan como una
dimensión temporal, tanto a nivel macro como a nivel micro y subrayan la importancia de una
perspectiva desde la Salud Mental.
A partir de los encuadres y de la evolución de los modelos podemos ir acotando espacios
de indagación específicos de interés que permiten el diseño del plan de trabajo.
El Plan de trabajo se sostiene en los siguientes objetivos:
Los objetivos generales y específicos instrumentados a través de la metodología propuesta se
intentan cumplir a través del Plan de actividades que orientan la selección de las técnicas a
aplicar. La combinación de técnicas es permanente y las instalamos a partir del diseño del
plan de trabajo. Un ejemplo lo podemos mostrar es la instrumentación y trabajo documental.
Técnicas de relevamiento
Se instrumentan técnicas de relevamiento basadas en una adecuada combinación de trabajo
documental y trabajo de campo.
Trabajo documental
Se procede a una exhaustiva búsqueda de información a partir de la bibliografía de reciente
edición que aborde las problemáticas en estudio y que proporcionan las herramientas
imprescindibles para la construcción de un marco teórico y conceptual. En ese sentido la
atención se centra en la producción bibliográfica tanto nacional
complementada con publicaciones periódicas.

Un aspecto sustantivo de la misma lo constituyen el rastreo de información nacional e
internacional; encuestas; estudios específicos y la subsecuente categorización de datos.
Trabajo de campo
Teniendo en cuenta el foco del trabajo su abordaje se integran desde múltiples perspectivas.
Por ejemplo para la recolección la información pueden proponerse el estudio etnográfico, este
supone la ejecución de un trabajo de campo que permite recabar los datos en el contexto
natural donde ocurre el fenómeno. La información que se busca es aquella que tenga más
relación con el objeto de estudio y ayude a descubrir las estructuras significativas que explican
los datos obtenidos de los participantes en el estudio y Otras fuentes de información como:
cuestionarios, archivos, material gráficos, , información circulante en redes sociales,
normativas, documentos y demás fuentes que sean consideradas válidas para el estudio junto,
también, a técnicas cuantitativas especializadas (escalas) y sus correspondientes
procedimientos y análisis estadísticos y técnicas cualitativas: entrevistas en profundidad, con
detenimiento e historias de formación médica, aplicadas en pequeña escala.
Se utilizaron entonces fuentes de datos secundarios y fuentes de datos primarios: entrevistas
mediante encuestas semiestructuradas, entrevistas en profundidad, grupos focales y demás
recursos.
Análisis de los datos
Para el análisis de los datos cuantitativos, ya sea de fuentes primarias o secundarias,
proponemos el análisis de datos estadístico descriptivo e inferencial, que incluye una primer
etapa de codificación por agrupamiento de respuesta en aquellos ítems de cuestionarios
abiertos, es decir, mediante la categorización de las variables.
Para describir a las variables cualitativas se calculan las frecuencias y porcentajes. En cuanto
a los datos cualitativos, aquellos que no fueron categorizados, permiten una mejor
comprensión del problema y citamos textualmente algún relato o situación surgente en la
aplicación de entrevistas que resulten representativas.
El análisis descriptivo de los datos nos permite presentar, resumir y analizar los mismos, en
tanto que el inferencial permite hacer algunas aseveraciones a partir de las muestras aunque
el objetivo principal no sea testear una hipótesis.
Para el procesamiento de los datos se utiliza, en general, tanto Microsoft Excel como el SPSS

LA TEORÍA Y PRÁCTICA COMO COMPONENTES ARTICULADOS DE LA SALUD MENTAL
Una perspectiva de apertura, en pos de la construcción de un marco referencial teórico, plural
y diverso, que oriente la articulación conceptual entre las dimensiones teóricas y prácticas
de la Salud Mental implica la aceptación de que distintas ciencias se encuentran involucradas.
Esto es imprescindible si se propone hacer frente al desafío que constituir un enfoque
interdisciplinar que de luz a problemáticas emergentes de la salud en nuestro tiempo. Esas
problemáticas se entraman lo que requiere delimitación para la búsqueda de las dimensiones
significativas de la Salud Mental. Esto se torna imprescindible a la hora de diseñar estudios y
modos de intervención de la Salud Mental, que necesariamente articulen la teórica con las
prácticas psicosocioculturales.
La relación teoría-práctica es una compleja relación que puede adquirir distintas definiciones
de acuerdo al modelo de investigación y a la conceptualización de problemática que se
considere.
El desarrollo de distintas disciplinas que contribuyen al mayor conocimiento de las variables
intervinientes en la situación psicosocial conduce a la compleja relación, y a la discusión sobre
modo de abordaje de los problemas de la Salud Mental, tanto como disciplina como modo de
intervención y la formación apropiada para hacerlo.
El desarrollo científico ha elaborado, en muchas oportunidades, teorías y explicaciones teóricas
que se distancian significativamente de la práctica cotidiana en los escenarios de la Salud
Mental. Si la distancia se profundiza, y el diálogo con la práctica se aminora, el desarrollo
teórico corre el riesgo de volverse un discurso vacuo, y la práctica profesional puede redundar
en rutina y tecnicismo.
Una de las vías necesarias para la integración de la investigación con la práctica del ejercicio
profesional a fin de obtener beneficios mutuos es el desarrollo de investigaciones capaces de
generar aportes a los saberes que logren constituir capacidades de saber hacer. Estas
investigaciones, a su vez, requieren metodología apropiada. Siguiendo a Gimeno Sacristán
(1989):
"Investigar fuera y al margen de los problemas reales supone no contribuir a superarlos en
tanto que la investigación estará fragmentada y descontextualizada. La intervención en la
acción requiere captación global del problema, lo que supone estudiarlo con métodos
apropiados."

LA CUESTIÓN DE LA FORMACIÓN DE LOS INTEGRANTES DEL EQUIPO DE SALUD
Un tema significativo es la formación, continua y permanente, de los profesionales del cuidado
de la salud. Esta cuestión delimita por sí misma un campo de indagación, donde se enfoque
las prácticas profesionales ya que estas reflejan procesos particulares del ejercicio profesional
que lejos de naturalizarse requieren permanente reflexión. Esto mismo cabe a los enfoques
metodológicos y modos de producción de nuevos conocimientos específicos acerca de las
mismas.
La formación universitaria, cuya misión es la formación profesional del área, viene
desarrollando indagaciones acerca de esta cuestión. Su especificidad hace necesario dedicarle
otra presentación para comunicar el estado de situación de esta cuestión.
Conclusiones y significación
Al replantearnos en este trabajo nuestros fundamentos metodológicos vuelven a surgir los
interrogantes : ¿Cuales son las metodologías, estrategias y recursos más apropiados para la
investigar las problemática emergentes, vinculadas a determinaciones sociales de la salud?
Parece que la respuesta cada vez es más inclusiva, plural y ecléctica. Una cualidad que resalta
es la que debe aplicarse aplicada a la especificidad de cada problemática a estudiar ya que las
mismas generan la necesidad de búsqueda, en sus niveles menos evidentes, que solo puede
desarrollarse a través de la investigación de todas sus dimensiones particulares.
En tanto se logran resultados de proyectos de investigación, académicamente convalidados,
se van configurando saberes de la Salud Mental que posibilitan la fundamentación de
acciones de intervención, en los niveles de prioridad, secuenciación y dimensiones, que los
mismos resultados van indicando como legítimos demandantes de cuidado, tanto individuales como colectivos.
Para lograr estos procedimiento la investigación, como acción,
requiere aportes metodológicos sin censuras. La aplicación de los recursos, estrategias y metodologías
cualitativas por lo tanto ocupan un lugar significativo para habilitar indagaciones de los niveles
menos manifiestos, de las dimensiones más complejas de estas problemáticas emergentes en
la sociedad actual.


La metodología de corte cualicuantitativo es un buen modo de generar producción, promueve
avances y aporta al marco teórico referencial, comprender, interpretar y explicar sin sortear s en términos dinámicos, la complejidad permite
las problemáticas que atraviesan la Salud Mental, articulando la teoría con las prácticas con la finalidad de proveer
lineamientos y propuestas para la intervención.
Como modo de evaluación de la relevancia
de saberes específicos de la Salud Mental, logrados a través de un diseño metodológico específicos de investigación, es que resulten
suficientes para abordar as demandas de cuidado de la salud mental frente a las
problemática emergentes vinculadas a determinaciones sociales. En rigor se ponen a prueban
a la hora de constituirse en la trama de sustentación de propuestas de intervención, que logren
el mejoramiento del estado de la cuestión.
Por lo tanto el diseño de investigación y su dimensión metodológico, requiere continua revisión y ajuste, con su propio monitoreo de generación de saberes que aporten al
logro de los objetivos de la teoría y de la práctica de la Salud Mental. Es decir que aporten tanto a la
disciplina Salud Mental como al mejoramiento de psicosociocultural de su cuidado, al ejercicio
profesional, y a tantas otras cuestiones que generan escenarios de acción para la Salud.
Estas demandas son las generan

la búsqueda de innovaciones que aporten, tanto a la

construcción de saberes como a la formación de los involucrados en el cuidado de la Salud
Mental. Continúan exigiendo poner en discusión los logros obtenidos, hasta aquí y ahora, de
las intervenciones, o falta de intervención, en problemáticas actuales y aún en aquellas que
hace tiempo ya están instaladas en nuestras sociedades y que involucran a la salud mental.
Por tanto en nuestra línea de investigación no podemos hacernos ganar por la aparente
seguridad que manifiestan los estudios que se agotan
expectativa de

en datos cuantitativos como

reducción del enorme nivel de complejidad de esta problemática a ciertas

perspectivas lineales. Desde nuestra mirada nos hacemos cargo de la complejidad. Por tanto
el enfoque metodológico apropiado a este nivel de complejidad nos exige tratar, en principio,
de superar la discusión de la validez y oportunidad de aplicación de los modelos de corte más
cualitativos o cuantitativos, haciendo uso de los instrumentos más adecuados para cada
situación en desarrollo del trabajo. La opción elegida, incluye ambos tipos de instrumentos
con dos propósitos diferentes. En la adopción de un instrumento cuantitativo, como el
cuestionario puede tener sentido si se lo justifica, tal la finalidad tomar notas de un contexto
amplio y de reconocer los grupos de opinión que marcan cierto tipo de tendencias.

Por su parte, la aplicación de instrumentos cualitativos, tales como observaciones y
entrevistas, permiten, reconocer los significados otorgados por los sujetos, a sus propias
prácticas. El uso de ambos instrumentos y la comparación de sus resultados posibilita corregir
su diseño a partir de la identificación de sus propios límites y posibilidades. Si se articulan con
la aplicación de instrumentos semiestructurados, encuestas de opinión, estudios actitudinales
de imágenes y representaciones, análisis de discursos, análisis de contenidos y múltiples
recursos que brindan las distintas metodologías es más probable que nos acerquemos a la
comprensión de la complejidad de las problemáticas que atraviesan
nuestros contextos.


BIBLIOGRAFÍA
·
Ander- Egg, E (1993) Técnicas de investigación social. Buenos Aires: Ed. Magisterio del

Río de la Plata
· Benat ,J, 1994

Representaciones sociales de la relación salud-enfermedad. Trabajo de

Sintra et col. Posgrado de Salud ocupacional
· Buendía Eisman, l, Colás Bravo, P, Hernández Pina, F, (1998). Métodos de Investigación en
Psicopedagogía. España: McGraw-Hill
· Candreva, A, 2016, Informe final Proyecto de Investigación: Proyecto 11/H 657.-Ciencias
de la Salud: su enseñanza frente a las problemáticas y demandas emergentes de salud: el
caso de la educación médica Universidad Nacional de La Plata
· Castoriadis, C. (1993) "El imaginario social", en Colombo, E. El imaginario social.
Montevideo: Edit. Altamira
· Croll, Paul (1995) La observación sistemática en aula. Madrid: Ed. la Muralle S.A García
Guadilla, C. (1995). Producción y Transferencia de Paradigmas Teóricos en la Investigación
Socio-Educativa. Caracas: Fondo Editorial Tropykos. Delgado, J.M. y Gutiérrez, J. (1994).
Métodos y técnicas cualitativas de investigación en Ciencias Sociales. Madrid: Síntesis.
· Delgado, J.M. y Gutiérrez, J. (1994). Métodos y técnicas cualitativas de investigación en
Ciencias Sociales. Madrid: Síntesis.
· Elliot, J., "La investigación educativa y las relaciones entre los investigadores externos y
los profesores", en "La investigación-acción en educación", segunda edición, Morata, Madrid,
1994
·

Hurtado de Barrera, J. (1998). Metodología de la Investigación Holística (2 da ed.).

Caracas: Fundación Sypal.
·

Giddens, A (1995) La construcción de la sociedad. Buenos Aires: Amorrortu

·

Gimeno Sacristán, J., Pérez Gómez, A. (1989). La enseñanza: su teoría y su práctica, 3ª

edición. Madrid: Akal/Universitaria
·

Grinberg, S. (2005),"Educación, escuela y marginalidad: Hacia un estado del arte". La

Teoría y la Metodología en la Investigación Educativa, Palermo y Cappellacci (coord.), Prof.
Joaquín V. González, and UNLU, Buenos Aires

XX Congreso Virtual Internacional de Psiquiatría
www.interpsiquis.com- abril 2019. Psiquiatria.com

PERSPECTIVAS Y RELEVANCIA DE LA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA, COMO APORTE
INNOVADOR, AL DESARROLLO DISCIPLINAR DE LA SALUD MENTAL FRENTE A
PROBLEMÁTICAS EMERGENTES

·

Goetz, J. P. y Lecompte M. D. (1988), Etnografía y diseño cualitativo en investigación

educativa. Ediciones Morata, Madrid. Guber, R. (2001). La etnografía. Método, campo y
reflexividad. Bogotá: Grupo Editorial Norma
·

Guber, R. (2001). La etnografía. Método, campo y reflexividad. Bogotá: Grupo Editorial

Norma
· Guerrero, L. M. La entrevista en el Método Cualitativo. Universidad de Chile, 2004 Delgado,
J.M. y Gutiérrez, J. (1994). Métodos y técnicas cualitativas de investigación en Ciencias
Sociales. Madrid: Síntesis.
·

Hayman, J. L. "La encuesta", en Hayman, J. L. (1979). Investigación y Educación. Buenos

Aires: Paidos
·

Hayman, J. L. (1979). Investigación y Educación. Buenos Aires: Paidos

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios


Interesante exposici√≥n, los problemas mentales revisten una gran complejidad, por ello toda investigaci√≥n encaminada a adquirir los m√ļltiples recursos que nos brindan las distintas metodolog√≠as y que nos permiten identificar tanto los l√≠mites como las posibilidades nos permitir√° con mayor probabilidad y con mayor seguridad el poder acercarnos a la comprensi√≥n de la gran complejidad que presentan los problemas mentales en la actualidad, a la vez que nos permitir√° tambi√©n utilizar instrumentos m√°s adecuados a cada situaci√≥n y a cada problema. Enhorabuena por el trabajo presentado y muchas gracias por compartirlo.

Ana Mª Bastida de Miguel
Psic√≥logo - Espa√Īa
Fecha: 11/04/2019



Total valoraciones realizadas: 1 , Valor medio: 5'00