Última actualización web: 27/05/2020

Trastorno del Aprendizaje No Verbal

Autor/autores: María Infante Sánchez de Lugarnuevo , Dulce Nombre de María López Sánchez, Ana Mª García Herrero, Pedro Enrique Asensio Pascual, Francisco de Asís Pérez Crespo, Ana Mª Fernández Jiménez
Fecha Publicación: 16/06/2015
Área temática: .
Tipo de trabajo:  Artículo original

RESUMEN

El Trastorno de Aprendizaje No Verbal (TANV) es el menos conocido de los Trastornos del Aprendizaje (TA), tiene una prevalencia desconocida, no existe definición consensuada y no se reconoce como entidad clínica propia desde algunos ámbitos, no está recogido en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, cuarta edición, texto revisado (DSM-IV-TR) ni en la Décima revisión de la clasificación internacional de las enfermedades (CIE-10). Se solapa con el Trastorno del aprendizaje socio-emocional, Síndrome del hemisferio derecho, Síndrome de Gerstman del desarrollo, DAMP (del inglés, déficits in attention, motor control and perception) o Trastorno del aprendizaje procedimental, generando mayor confusión (1). En este artículo se realiza una revisión del cuadro, exponiendo su epidemiología, etiología, clínica y diagnóstico. Presentamos además un caso clínico que cumple los criterios de dicho trastorno.


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-7121

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Sánchez de Lugarnuevo MI. Psicologia.com. 2015; 19:6

Revisión teórica
Trastorno del aprendizaje no verbal
Non-verbal learning disabilities

María Infante Sánchez de Lugarnuevo1, Dulce Nombre de María López Sánchez1, Ana
Mª García Herrero2, Pedro Enrique Asensio Pascual2, Francisco de Asís Pérez Crespo2
Ana Mª Fernández Jiménez3
Resumen
El Trastorno de Aprendizaje No Verbal (TANV) es el menos conocido de los Trastornos del
Aprendizaje (TA), tiene una prevalencia desconocida, no existe definición consensuada y no se
reconoce como entidad clínica propia desde algunos ámbitos, no está recogido en el Manual
diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, cuarta edición, texto revisado (DSM-IV-TR)
ni en la Décima revisión de la clasificación internacional de las enfermedades (CIE-10). Se
solapa con el Trastorno del aprendizaje socio-emocional, Síndrome del hemisferio derecho,
Síndrome de Gerstman del desarrollo, DAMP (del inglés, déficits in attention, motor control and
perception) o Trastorno del aprendizaje procedimental, generando mayor confusión (1). En este
artículo se realiza una revisión del cuadro, exponiendo su epidemiología, etiología, clínica y
diagnóstico. Presentamos además un caso clínico que cumple los criterios de dicho trastorno.

Recibido: 03/10/2014 ­ Aceptado: 17/10/2014 ­ Publicado: 16/06/2015

* Correspondencia: mariainfsan@gmail.com
1 F.E.A Psicología Clínica.
2 F.E.A Psiquiatría.
3 D.U.E. Centro de Salud Mental de Jumilla- Yecla (Murcia).

Psicologia.com ­ ISSN: 1137-8492
© 2015 Sánchez de Lugarnuevo MI, López Sánchez DNM, García Herrero AM, Asensio Pascual PE, Pérez Crespo FA,
1
Fernández Jiménez AM

Sánchez de Lugarnuevo MI. 2015; 19:6.

Epidemiología
La prevalencia global de los trastornos de aprendizaje gira en torno al 10-15 %, la del TANV es
aún desconocida, ya que no se dispone de estudios epidemiológicos hasta la fecha. No obstante,
se sospecha una menor incidencia comparado con otros trastornos de aprendizaje (2,3).

Historia
Es en 1971, cuando Johnson y Myklebust, en su artículo Learning disabilities: Educational
principles and practices (4), describen por primera vez un grupo de niños que, a pesar de tener
unas habilidades verbales y una inteligencia normal, presentaban dificultades de aprendizaje,
discrepancia entre el cociente intelectual verbal y el manipulativo e incapacidad para
comprender el contexto social y el lenguaje gestual.
Posteriormente, Rourke et al. delimitaron dos tipos de trastornos de aprendizaje en función del
hemisferio cerebral implicado (3).

Etiología
Es difícil aclarar la etiología de los TANV en la mayoría de los casos, aunque se sabe que hacen
referencia a un síndrome neurológico, probablemente, como consecuencia de un daño o déficit
funcional en las conexiones de la sustancia blanca del hemisferio derecho.
Rourke, en 1982, presentó el primer modelo etiológico basado en las diferencias funcionales
entre el hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo, en el que se señalaba que el TANV es un
trastorno relacionado con la sustancia blanca del cerebro. Algunos estudios de neuroimagen
avalan esta hipótesis, evidenciando anomalías leves en la sustancia blanca del hemisferio
derecho (3).

Clínica
El TANV afecta a la automatización de destrezas perceptivo-motoras y de rutinas cognitivas que
se suelen usar sin esfuerzo, estas destrezas requieren un coste suplementario de la atención y de
la memoria operativa en detrimento de la comprensión rápida de situaciones en las que hay que
manejar información compleja.
Por tanto, en el TANV, se observa un trastorno del desarrollo de la coordinación, dificultad en
los aprendizajes escolares, lentitud en los procesos y dificultad en la comprensión y en la
adaptación de la conducta social (6).
Trastorno de la coordinación motora
Frecuentemente, la torpeza motora, es el primer síntoma que se detecta ya que, desde la primera
infancia, existen dificultades en el desarrollo de la psicomotricidad (3). Las dificultades tanto en
la motricidad fina como en la gruesa interfieren en el aprendizaje escolar y en las actividades
diarias. Las habilidades que pueden verse afectadas incluyen entre otras ir en bicicleta, jugar al
fútbol, subir y bajar escaleras, utilizar los cubiertos, aseo personal, abrocharse los botones,
atarse los cordones de los zapatos, etc. (2).

2

Sánchez de Lugarnuevo MI. 2015; 19:6.

Déficit en la integración visuoespacial
Dicho déficit engloba alteraciones en la percepción y organización de la información visual, en el
reconocimiento de los detalles sin saber integrarlos en un conjunto o globalidad (procesamiento
holístico) y en la orientación espacial. Dichas dificultades se reflejan en problemas de
orientación derecha-izquierda, problemas relacionados con la grafía y problemas para el
recuerdo e identificación de letras (2,3).
Limitaciones lingüísticas
A menudo pueden manifestar dificultades en los aspectos pragmáticos y semánticos del
lenguaje, así como en la comprensión de inferencias. Su discurso puede ser aprosódico, pobre en
contenido, con una narrativa desorganizada y puede no ir acompañado de comunicación gestual
adecuada (2,3).
Dificultades en las funciones ejecutivas
Las funciones ejecutivas afectadas suelen ser velocidad de procesamiento, atención, memoria de
trabajo, razonamiento abstracto, planificación, flexibilidad mental, monitorización e inhibición
de conductas. Esto conlleva dificultades en la resolución de situaciones novedosas, imprevistas o
cambiantes y también en el control emocional y en la resolución de problemas de la vida
cotidiana (2,3).
Dificultades en los aprendizajes escolares
Si nos centramos en la lectoescritura se observan en estos niños problemas de comprensión
lectora, probablemente consecuencia de la interpretación literal de lo que leen, ya que presentan
dificultades a la hora de realizar inferencias o abstracciones y relacionar conceptos. Respecto a
la escritura muestran dificultades en el trazado de letras y números (disgrafía) y una capacidad
para dibujar y copiar (dibujos, figuras geométricas) que suele corresponderse con una edad de
desarrollo menor que la cronológica (2,3,5).
En el área de las matemáticas existen dificultades en la adquisición, comprensión y
automatización de las operaciones, en el cálculo operacional y en el razonamiento matemático
(2).
Dificultad social
Los niños con TANV suelen mostrarse abiertos a iniciar relaciones sociales pero, por dificultades
relacionadas con la información procesada por el hemisferio derecho, no suelen mantenerlas, ya
que no entienden o no pueden interpretar gran parte de la información no verbal (3).
Rourke describe dificultades en la adaptación a situaciones nuevas y en la percepción, juicio e
interacción social, con incapacidad para descodificar las expresiones faciales, el lenguaje
corporal y la prosodia. Esto conlleva con frecuencia a juicios erróneos, malas interpretaciones o
interpretaciones literales, dando lugar a respuestas inapropiadas al contexto y provocando
retraimiento social (3,5).

Diagnóstico
El TANV es un tipo específico de trastorno del aprendizaje a pesar de que no están definidos
los criterios diagnósticos, ya que no aparece en las categorías diagnósticas CIE-10 o DSM-IV-

3

Sánchez de Lugarnuevo MI. 2015; 19:6.

TR. Según Artigas casi todos los casos de trastorno de aprendizaje no verbal podrían ubicarse
dentro de otro trastorno reconocido en el DSM (7).
Tabla I. Criterios diagnósticos para el trastorno de aprendizaje no verbal (9)

Déficit bilateral en la percepción táctil, generalmente más marcado en el hemicuerpo izquierdo

Déficit bilaterales en la coordinación psicomotora, generalmente más marcados en el hemicuerpo
izquierdo

Dificultades en la organización visuoespacial

Dificultades en trabajar con información o en situaciones nuevas y/o complejas

Déficit en la resolución de tareas no verbales, en la formación de conceptos y la creación de hipótesis

Dificultades en la percepción del sentido del tiempo

Buen desarrollo en las habilidades verbales automatizadas

Verborrea caracterizada por ser mecánica y repetitiva dentro de los trastornos pragmáticos del lenguaje

Déficit en la mecánica aritmética

Marcados déficit en la percepción, el juicio y la interacción social que aumentan la probabilidad de
desarrollar trastornos psicopatológicos internalizantes (depresión, ansiedad...)

4

Sánchez de Lugarnuevo MI. 2015; 19:6.

Diagnóstico Diferencial
Tabla II. Criterios clínicos de inclusión en las categorías diagnósticas de trastorno
de aprendizaje procedimental y trastorno de aprendizaje procedimental y déficit
de atención/hiperactividad (10).

Trastorno de aprendizaje procedimental
A. Características constantes
A1. Psicomotricidad deficitaria: trastorno de la coordinación motora según el DSM-IV-TR
A2. Rendimiento bajo en las pruebas neuropsicológicas que evalúan praxias constructivas
B. Características opcionales (exigible la presencia de, al menos, dos de ellas)
B1. Discrepancia entre las habilidades intelectuales verbales y perceptivomanipulativas
B2. Dificultades específicas en el aprendizaje escolar en lectura y/o cálculo
B3. Presencia de problemas en las relaciones sociales
C. Criterios de exclusión: la sintomatología no se explica por la presencia de retraso mental,
trastorno específico del lenguaje, trastorno por déficit de atención-hiperactividad o trastorno
generalizado del desarrollo
Trastorno de aprendizaje procedimental y déficit de atención
A. Características constantes
A1. Psicomotricidad deficitaria: trastorno de la coordinación motora según el DSM-IV-TR
A2. Déficit de atención: trastorno por déficit de atención e hiperactividad según el DSM-IV-TR
B Características opcionales (exigible la presencia de, al menos, una de la categoría B1 y una de
la categoría B2)
B1a. Discrepancia entre las habilidades intelectuales verbales y perceptivo-manipulativas
B1b. Presencia de problemas en las relaciones sociales
B2a. Rendimiento bajo en las pruebas neuropsicológicas que evalúan praxias constructivas
B2b. Dificultades específicas en el aprendizaje escolar en lectura y/o cálculo
C. Criterios de exclusión: la sintomatología no se explica por la presencia de retraso mental,
trastorno específico del lenguaje o trastorno generalizado del desarrollo
DSM-IV-TR: Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, cuarta edición, texto
revisado

5

Sánchez de Lugarnuevo MI. 2015; 19:6.

Tabla III. Características diferenciales entre trastorno de aprendizaje no verbal
(TANV) y síndrome de Asperger (SA) (9).
TANV
SA

Disfunción ejecutiva

Frecuente

En ocasiones

Razonamiento no verbal menor

Siempre

En ocasiones

Siempre

En ocasiones

Lectores precoces

Frecuente

En ocasiones

Habilidades fonológicas y
sintácticas

Frecuente

En ocasiones

Patrón de habla repetitivo e
irrelevante

Raramente

Frecuente

Dificultades en las relaciones

Frecuente

Siempre

Rigidez

En ocasiones

Siempre

Poca empatía

En ocasiones

Siempre

Intereses restringidos

Raramente

Siempre

Rutinas y rituales

Raramente

Frecuente

que razonamiento verbal
Mejor aprendizaje con pistas
verbales que con pistas visuales

entre iguales

6

Sánchez de Lugarnuevo MI. 2015; 19:6.

Tabla IV. Diagnósticos diferenciales. (8)
Aspectos
Atención
cognitivos
DAMP
CI normal
Tendencia a la
bajo/limítrofe
hiperfocalización
Procesamiento
cognitivo lento
Memoria de
trabajo y
visuopercepción
disminuidas
TDAH
Escaso control
Déficit en todos
inhibitorio
los
Escasa
sistemas
flexibilidad
atencionales
cognitiva
Tempo cognitivo Escaso control
Déficit en todos
lento
inhibitorio
los
Escasa
sistemas
flexibilidad y
atencionales
procesamiento
cognitivo lento
Memoria de
trabajo y
visuopercepción
disminuidas
Síndrome de
CI normal y bajo
Déficit en
Asperger
Escaso control
atención sostenida
inhibitorio
(condicionado a
Escasa
motivación
flexibilidad
por el estímulo)
y procesamiento
cognitivo
Retraso mental
CI bajo
Déficit en todos
leve
Escaso control
los
inhibitorio
sistemas
Escasa
atencionales
flexibilidad
y procesamiento
cognitivo
Memoria de
trabajo
y visuopercepción
disminuidas
Trastorno de la
coordinación
motora

Déficit
visuoperceptivo

Motricidad
Motricidad fina
y gruesa alteradas

Aspectos
emocionales
Problemas
internalizantes
Tendencia
depresiva

Variable

Predominantemente
problemas
externalizantes

Variable

Problemas
internalizantes

Variable
Trastorno en la
interacción social

Depende de la
patología
que lo genere

Variedad de
perfiles
según la patología

Motricidad fina
y gruesa alteradas

Tendencia
depresiva

CI: cociente intelectual; DAMP: déficit de atención, del control motor y de la percepción; TDAH: trastorno por déficit de
atención/hiperactividad.

7

Sánchez de Lugarnuevo MI. 2015; 19:6.

Caso clínico
Paciente, varón de 8 años, atendido en Centro de Salud Mental y valorado por Equipo de
Orientación Psicopedagógica cuyo perfil neuropsicológico se caracteriza por presentar ligeras
dificultades en el cálculo, en funciones visuoconstructivas y en funciones premotoras, estas dos
últimas justificarían el trazo poco uniforme en la grafía.
La lectura, escritura, velocidad de lectoescritura y compresión lectora son normales,
presentando dificultades en el cálculo escrito y en concreto en la interpretación de los signos que
distinguen unas operaciones de otras.
La sintomatología descrita anteriormente, junto con los informes aportados, nos permite
establecer el diagnóstico de TANV. Dado que este trastorno no se encuentra en las
clasificaciones DSM-IV-TR y CIE-10, los diagnósticos que mejor describirían la sintomatología
de este paciente serían:


Trastorno por Déficit de Atención.



Trastorno Específico del Desarrollo Psicomotor.



Rasgos Síndrome de Asperger.

Conclusiones
El TANV afecta fundamentalmente a las funciones dependientes del hemisferio derecho, se
caracteriza por torpeza motora, pobre organización visuoespacial y escasas competencias
sociales. Los niños que lo muestran presentan dificultades en las matemáticas, en habilidades
visuoespaciales, grafismo, razonamiento no verbal, prosodia, percepción social y en el
funcionamiento emocional (3).
Las alteraciones en las habilidades motoras finas y en la velocidad motora también se han
observado en niños diagnosticados de Trastorno por Déficit de Atención / Hiperactividad
(TDAH), no obstante, se encuentran más afectadas en niños con TANV.
En el grupo de los TANV encontramos el Síndrome de Déficit de Atención, del Control Motor y
de la Percepción (DAMP) cuyos criterios para el diagnóstico son los del DSM IV para el TDAH,
subtipo inatento y los del Trastorno del desarrollo de la coordinación Estos niños presentan un
marcado déficit atencional, tendencia a la hiperfocalización, son muy lentos en la ejecución de
tareas y presentan una significativa torpeza motora que se puede observar en las alteraciones del
desarrollo psicomotor, en la grafomotricidad y en la percepción, siendo sus habilidades
lingüísticas automáticas normales (8).
Muchas de las características clínicas del TANV se superponen con las del Síndrome de
Asperger (SA) pudiendo representar varios grados de gravedad según algunos autores. Otros
piensan que el TANV es el perfil neuropsicológico de SA, pero además están afectados otros
aspectos como la sociabilidad, intereses restringidos, por lo que no todos los TANV padecerían
SA, no todos los niños presentan un déficit social tan grave ni rutinas o rituales
comportamentales o patrones inusuales del lenguaje (11).

8

Sánchez de Lugarnuevo MI. 2015; 19:6.

Referencias
(1)

Málaga Diéguez I, Arias Álvarez J. Serie Monográfica: Trastornos del Aprendizaje. Definición de los
distintos tipos y sus bases neurobiológicas. Bol. Peadiatr. 2010; 50: 43-47.

(2)

Magallón S, Narbona J. Detección y estudios específicos en el trastorno de aprendizaje procesal. Rev.
Neurol 2009, 48 (Supl 2): S71-S76.

(3)

Colomé R, Sans A, López-Sala A, Boix C. Trastorno de aprendizaje no verbal: características cognitivoconductuales y aspectos neuropsicológicos. Rev. Neurol 2009, 48 (Supl 2): S77-S81.

(4)

Johnson DJ, Myklebust HR. Learning disabilities: Educational principles and practices. New York: Grune
and Stratton; 1971.

(5)

Schlumberger E. Trastornos del aprendizaje no verbal. Rasgos clínicos para la orientación diagnóstica.
Rev. Neurol 2005, 40 (Supl 1): S85-S89.

(6)

Crespo-Eguilaz N, Carbona J. Dificultades en la percatación rápida de incongruencias en el trastorno de
aprendizaje procedimental: posible disfunción de la coherencia central. Rev. Neurol 2011, 52 (Supl 1):
S39-S41.

(7)

Rigau-Ratera E, García Nonell C, Artigas-Pallarés J. Característaicas del trastrono del aprendizaje no
verbal. Rev. Neurol 2004, 38 (Supl 1): S33-S38.

(8)

Díaz Lucero AH, Melano CA, Etchepareborda MC. Síndrome de déficit de atención, del control motor y de
la percepción (DAMP): perfil neuropsicológico. Rev. Neurol 2011, 52 (Supl 1): S71-S75.

(9)

García Nonell C, Rigau-Ratera E, Artigas-Pallarés J. Perfil neurocognitivo del trastorno de aprendizaje no
verbal. Rev. Neurol 2006, 43 (5): 268-274.

(10)

Crespo-Eguilaz N, Carbona J. Trastorno de aprendizaje procedimental. Características neuripsicológicas
Rev. Neurol 2009; 49 (8): 409-416

(11)

Gavilán B, Fournier-Del Castillo C, Bernabeu-Verdú J. Diferencias entre los perfiles neuropsicológicos del
síndrome de Asperger y del síndrome de dificultades de aprendizaje no verbal. Rev. Neurol 2007
45(12):713-719.

9

Sánchez de Lugarnuevo MI. 2015; 19:6.

Cite este artículo de la siguiente forma (estilo de Vancouver):
Sánchez de Lugarnuevo MI, López Sánchez DNM, García Herrero AM, Asensio Pascual PE,
Pérez Crespo FA, Fernández Jiménez AM. Trastorno del Aprendizaje No Verbal. Psicologia.com
[Internet]. 2015 [citado 16 Jun 2015];19:6. Disponible en:
http://www.psiquiatria.com/revistas/index.php/psicologiacom/article/view/1675/

10

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana