PUBLICIDAD

Última actualización web: 20/09/2021

Comparación entre mujeres y hombres al escuchar música sedante en el nivel del estado de ansiedad.

Autor/autores: Roberto Valderrama Hernández
Fecha Publicación: 10/08/2010
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

En la presente investigación fue hipotetizado que: 1) Tanto los hombres como las mujeres les fue reducido de forma significativa el nivel del estado de ansiedad. 2) A las mujeres les fue reducida de forma más significativa el estado de ansiedad que a los hombres. Se utilizaron 112 Ss; 56 Ss mujeres y 56 Ss hombres; estudiantes de sexto y octavo cuatrimestre de la facultad de psicología. Se igualaron los grupos con base al rasgo de introversión – extraversión. Para medir el estado de ansiedad fue usado el IDARE. Para ambos grupos, se les redujo de forma significativa el estado de ansiedad; para las mujeres t = 8.73; p<.01; para los hombres t = 5.7891; p<.01. sin embargo, la diferencia entre ambos grupos no fue significativa, t = 0.66; quizás, estos resultados fueron debidos a que los sujetos masculinos eran estudiantes de los últimos cuatrimestres de la carrera y por lo tanto, tuvieron más contacto con sus emociones.

Palabras clave: Música sedante; Género; Estado de ansiedad.

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-6520

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Comparación entre mujeres y hombres al escuchar música sedante en el nivel
del estado de ansiedad.
(Comparison between woman and men listen sedative music in the level of anxiety.)
FUENTE: PSICOLOGIA.COM. 2003; 7(2)

Roberto Valderrama Hernández.
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.
E-mail: betovalher55837@yahoo.com
PALABRAS CLAVE: Música sedante, Género, Estado de ansiedad.
KEYWORDS: Sedative music, Gender, State anxiety.
[artículo original] [25/4/2003]

Resumen
En la presente investigación fue hipotetizado que: 1) Tanto los hombres como las mujeres les fue reducido de
forma significativa el nivel del estado de ansiedad. 2) A las mujeres les fue reducida de forma más significativa el
estado de ansiedad que a los hombres. Se utilizaron 112 Ss; 56 Ss mujeres y 56 Ss hombres; estudiantes de
sexto y octavo cuatrimestre de la facultad de psicología. Se igualaron los grupos con base al rasgo de introversión
­ extraversión. Para medir el estado de ansiedad fue usado el IDARE. Para ambos grupos, se les redujo de forma
significativa el estado de ansiedad; para las mujeres t = 8.73; p<.01; para los hombres t = 5.7891; p<.01. sin
embargo, la diferencia entre ambos grupos no fue significativa, t = 0.66; quizás, estos resultados fueron debidos a
que los sujetos masculinos eran estudiantes de los últimos cuatrimestres de la carrera y por lo tanto, tuvieron más
contacto con sus emociones.
Abstract
In the present investigation it was hypothesised: 1) As much men as women were them reduced in a significant
way the level of the state anxiety. 2) To the women it was them reduced in a more significant way the state
anxiety that to the men. 112 Ss was used; 56 Ss women and 56 Ss men, students of sixth and eighth four ­
month period of the psychology faculty. The groups were equalised with base trait: introversion ­ extrovert. In this
investigation was used STAI: state anxiety. For both groups it was them reduced in a significant way the state
anxiety: for the women, t 0 8.73, p<.01; for the men t 0 5.7891, p<.01. However, the difference between both
groups were not significant t = 0.66; maybe these results due jurisdictions to that the masculine were students of
the last four ­ month period of the career and therefore, they had more contact with their emotions.

Introducción
Partiendo del hecho de que la música fue utilizada con fines terapeuticos desde el inicio de la humanidad, siendo
ejemplos de ello: las culturas egipcias, la hindu, los aztecas. Sin embargo, fueron los griegos, los que refinaron
dicho uso; prueba de ello, es que la música griega, se caracteriza por el medio tono, de ahí que genere un ethos,
que actua sobre la parte material o física del hombre (Scout, 1969); por consiguiente, crea un determinado estado
de animo o incluso fisiológico (Monro, 1894). La música griega puede provocar tres moods o estados de animo:
systaltiké (composición musical que produce un efecto deprimente o que despierta sentimientos penosos),
diastaltiké (el genero de música con que se levanta el espíritu) y hesikastiké y mese (pone calma al espíritu
agitado); ( Salazar, 1954).
Empero, no fue sino hasta el siglo XX que de forma científica se comenzó a estudiar el efecto de la música en la
conducta, dentro de los cuales podemos citar a: Millar, 1975 citado por Poch, 1999; el cual, afirma que la música
va a actuar a nivel bioquímica e incluso Sternheimer, citado por Saenz, 1994 descubrió que ciertas notas musicales
afectan a los aminoácidos de una proteína vegetal y por tal motivo, las plantas crecen con mayor rapidez.
Dentro del uso de la música, como un medio para reducir el impacto del nivel del estado de ansiedad, más no el
rasgo de ansiedad, lo cual concuerda con la teoría de Spielberger (Spielberger, 1966b, 1972 y 1980), se han
encontrado una variedad de estudios; algunos demuestran su poder ansiolitico en un nivel fisiológico (Ianni, 1985;
Fernández y col., 1992; Kibler y Rider, 1983; Knight, 2001; Landreth y Landreth, 1974; Lorch, 1994, Peretti, 1975
y Peretti y Swenson, 1974, Robb, 1995, Satoh, 1983). A nivel de la aplicación de test, se encontraron. (Stanton,
1984; Stoudenmire, 1975 y Valderrama, 1997) Finalmente hay una investigación que establece la unión de

medidas fisiológicas y medidas de la ansiedad subjetiva: Knight, 2001
Con respecto a la diferencia entre hombres y mujeres al escuchar música sedante en el nivel de ansiedad se
encuentra el estudio de Peretti, 1975; en donde descubrió que para todos las mujeres y hombres se les reducía el
nivel ansiedad de forma significativa, empero, se descubrió una diferencia significativa entre hombres y mujeres,
dando como resultado una t = 2.41; gl = 198, p < .01 siendo las mujeres las que se les reducía la ansiedad que a
los hombres.
El hecho de que las mujeres tengan un mejor contacto y se les facilite más la expresión de sus sentimientos que a
los hombres; es sin la menor duda un estereotipo de genero; el cual, es creado por lo que espera la sociedad de lo
que debe ser una mujer o un hombre. Empero, rara vez, se ha estudiado dichas diferencias de forma rigurosa y
científica. (Cohn, 1991).
El pensamiento emocional esta asociado a lo femenino y se le considera la antítesis del objetivo científico y
racional. Además se le visualiza como "menos que"; ambiguo, no estructurado y amorfo. Inclusive, se llega a
percibir a toda la esfera de conocimiento que deriva de la experiencia subjetiva como que no vale o no tiene
importancia; por consiguiente, se puede decir, que se desvaloraliza. (Walters, 1991)
Quizás por este hecho y por otras más el mundo occidental tiende a percibir y definir a las emociones (se incluye
también a la intuición), y lo racional (lo racional), como cosas separadas y distintas y por lo tanto, como
polaridades: como mejor y peor, como más y menos significativo, como primordial y subalterno. Todo lo cual, da
como consecuencia que las personas del mundo occidental a tengan una conciencia que niega lo emocional y
afirma lo analítico. Y cuando estas polaridades son luego asignadas a cada genero: se percibe a la mujer, como
emocional y al hombre, como racional. (Bruner, 1960 y Walters, 1991)

En el presente estudio se hipotetizo que:
1. Tanto los hombres como las mujeres se les redujo de forma significativa los niveles del estado de ansiedad.
2. A las mujeres se les redujo de forma más significativas el estado de ansiedad que a los hombres.

Método
Sujetos
Se utilizaron 56 Ss masculinos; y 56 Ss femeninos; aunque solamente terminaron el experimento 44 hombres y 45
mujeres. Pertenecientes a la clase media, siendo alumnos de la Facultad de psicología de la BUAP; fueron
seleccionados de diferentes cursos de los cuatrimestres cuarto, sexto y octavo. Aproximadamente el 70% de los
hombres pertenecían a los cuatrimestres sexto y octavo cuatrimestre cursos académicos. Con respecto a su lugar
de residencia, se encontró que la mayor parte correspondían a la zona centro del país.. Todos ellos fueron
voluntarios deseosos de recibir dos puntos sobre la calificación final de su curso.
Instrumentos
Para medir el nivel del estado de ansiedad fue utilizado el inventario de ansiedad rasgo ­ estado (IDARE) de
Spielberger, colaboradores y Díaz, 1975.
Para medir el rasgo introversión ­ extraversión se utilizo la escala 0 del MMPI - R de Hathaway y Mckinley, 1942
(adaptación Núñez, 1978).
Fue empleado un aparato de alta fidelidad para reproducir la grabación.
El salón fue lo suficientemente amplio para acomodar con su silla a 15 Ss., por sesión.
La música
Se utilizo música sedante; la cual, se definió como; aquella música que se caracteriza por un ritmo regular,
dinámico, predecible, con consonancia de armonía, instrumentación conocida y tono de sonoridad; es decir, este
tipo de música esta compuesta por una melodía ligada en la que salta un ritmo marcado y persuasivo. Toda estas
características llevan a la sedacción física a respuestas de naturaleza intelectual y contemplativa más que física
(Gaston, 1951).
Partiendo de todo lo anterior, Poch, 1999 enumera las características de la música sedante; las cuales son las
siguientes: el volumen esta bajo; además, es regular o uniforme y apenas se hace notar. El tiempo, es más bien
lento. Las notas son preferentemente graves o medias. Las líneas melódicas se presentan sin saltos bruscos y con
repeticiones (como por ejemplo, el estribillo). Armonía son los acordes consonantes y finalmente, el timbre, va a

depender del instrumento.
Fundamentalmente, la música utilizada en la presente investigación fue música barroca y clásica ligera, cada
fragmento musical duraba entre tres a cinco minutos, con una duración total de 47 minutos. Se utilizaron los
siguientes fragmentos:
1) Concierto de brandenburgo 4 en G mayor BWV 10489en allegro, de Bach (Valderrama, 1983); 2 Sinfonia del
juguete en minuet, de Hayden; 3 Concierto de Brandenburgo 3 en sol mayor BWV 1048 en allegro, de Bach; 4
Sinfonia 40 en sol menor KV 550 en allegro molto, de Mozart, arreglo de Waldo de los Rios; 5 Danza de Anitra; 6
Atrapado en Bach,; 7 Atrapado en el Romance; 8 KV 467 andante de Mozart (los fragmentos musicales del 2 al 8;
Valderrama, 1989). 9 Obertura de la flauta mágica KV 620 de Mozart; 10 El concierto para flauta en D K 314 en
allegro, de Mozart; 12 Concierto para flauta número 3 en D,P. 155 "Il Cardelina" en allegro de Vivaldi; 13
Concierto de Brandenburgo 5 en D mayor BWV 1050 en allegro, de Bach; 14 Concierto para violin en E BWV 1042
en allegro, de Bach y 15 Canción de cuna, de Brahms (lo fragmentos de 10 al 15, fueron juzgados como sedantes
por un grupo de expertos con formación musical academica, de la Escuela de música de la BUAP).
La secuencia en que fueron escuchados estos fragmentos fue en el siguiente orden: 15, 8, 9,5, 10, 6, 4, 14, 13, 1,
11, 12, 7, 3, 2.(Valderrama, 1997)

Procedimiento
En primer lugar, se procedió a igualar los formar los grupos de mujeres y hombres.
Los subgrupos estaban formados, cada uno de ellos por 15 Ss. Cada subgrupo fue congregado en un salon
tranquilo, con sillas confortables, bien ventilado y sin ruido. El volumen de la grabadora fue colocado a un nivel lo
suficientemente alto para que pudiera ser escuchado perfectamente bien en cualquier parte de la habitación.
A cada uno de los subgrupos les fue leído las siguientes instrucciones:
"Como ustedes recordaran este estudio consiste en estudiar el efecto de la música en la conducta. Para ello, les
pido que se sienten lo más cómodo posible y permanezcan en silencio."... (Acto seguido, se aplico el estado de
ansiedad del IDARE en su fase PRE. Al termino de la aplicación se continuo con las instrucciones). " Y ahora
simplemente cierren sus ojos y escuchen la música."... (Acto seguido se les puso la música y al finalizar se
continuo con las instrucciones finales). "Ahora quiero que abran sus ojos muy lentamente cada cual a su propia
velocidad para que ustedes entren al mundo y no el mundo a ustedes."... (Por ultimo, se aplicó nuevamente el
estado de ansiedad del IDARE en su fase POST).
Tres sesiones, fueron aplicadas a cada subgrupo, bajo el anterior procedimiento.

Resultados
Con respecto a la media del rasgo introversión ­ extroversión se encontró que el grupo de las mujeres dio X =
52.9629 y el grupo de los hombres dio X = 53.7358.
En las Mujeres se encontró lo siguiente: t = 8.7392; gl = 151; p < .01. Para más detalles, ver tabla I. en el caso
de los hombres se encontró que t = 5.7891; gl = 151; p < .01. Para más detalles, ver tabla II.

Tabla I Pre y post tratamiento de la media y la desviación estándar en los resultados del estado
de ansiedad en las mujeres

Tabla II Pre y post tratamiento de la media y la desviación estándar en los resultados del estado
de ansiedad en los hombres

Con respecto a la comparación entre mujeres y hombres se encontro una t= 0. 6637; la cual, no es significativa.

Discusión
Como se puede observar, se logro aparear los grupos en cuanto al rasgo introversión ­ extraversión. Lo cual indica
que en ese parámetro no existen diferencias que puedan explicar los resultados obtenidos en la presente
investigación.
Como se puede observar, para ambos grupos la música sedante es efectiva para reducir el nivel del estado de
ansiedad; por lo tanto, se acepta la hipótesis I para ambos grupos; lo cual, va de acuerdo con la teoría de la
musicoterapia. (Dibner, 1958, Meyer, 1957 y 1966; Lidz, 1968, Whitehead, 1969, Poch, 1999) ; y además los
datos empíricos, tales como: Peretti, 1975, Jost, 1990, Fernández, 1992, Standley, 1993, Valderrama, 1997
Sin embargo, la diferencia entre hombres y mujeres no fue significativa; lo cual, esta en contraposición con los
datos empíricos existentes (Peretti, 1975), aunque, si lo observamos más detenidamente no existe tal
contradicción.
Quizás, los resultados que se obtuvieron en la presente investigación se debieron, porque un amplio porcentaje del
grupo de hombres correspondía a semestres superiores (sexto y octavo de la carrera de psicología). Lo cual, me
indica que posiblemente la misma formación de la carrera hizo que los hombres tuvieran mayor contacto y
expresión de sus emociones. Por ello, resulto que se anularan las diferencias entre ambos grupos. Por lo tanto, los
datos obtenidos fueron sesgados por la formación académica que tuvieron.
Es necesario realizar más estudios utilizando otros tipos de muestra, por ejemplo de hombres y mujeres que no
tengan que ver con las humanidades y ver que sucede con su ansiedad al escuchar música sedante.

Bibliografía
Bruner, J.S., 1960. The process of education. New York, Vintage.
Cohn, D., 1991. Sex differences in the course of personality development: a meta ­ analysis psychological bulletin,
109, 252 ­ 266.
Dibner, A. S, 1958. Ambiguity and anxiety. J. Abn. And Soc. Psychol, 56, 43 - 47
Fernández, T., Diaz, E, Cádiz, M y Fajardo, R., 1992. Experiencias psicofisiológicas sobre los efectos sedantes de
fragmentos musicales. Physiopatology of nervous systems. La Habana: Academia 123 ­ 127.
Gaston, E.T, february ­ march, 1951. Dynamic music factors in mood change. Music educators journal, 37, 42 ­
44.
Hahaway, S.R y Mckinley, (1943, adaptación para América Latina por Nuñez, O, R., basado en la traducción de
Bernal, A., Colón, A., Fernández, E., Mena, A., Torres, A., y Torres, E., revisado por Velásquez, H. A), 1981.
Inventario Multifasico de la Personalidad, forma R, MMPI ­ R. Manual Moderno, México.
Ianni, M, 1985: Fonoterapia. En Ianni, M., 1985. Tratamientos naturistas practicos. (cap 19). Buenos Aires.
Jost, J., 1990. Equilibre et santé par la musicothérapie. París: Edit. Albin Michel.
Kibler, V.E y Rider, M. S., 1983. Effects of progresive muscle relaxation and music on stress as measured by finger

temperature response. Journal of clinical psychology. Vol 39 (2), 213 ­ 215.
Knight, E.W y Rickard, N, 2001. Relaxing music prevents stress ­ induced in subjective anxiety, systolic blood
pressure, and heart rate in healthy males and females. Journal of music therapy: vol. 38, 254 ­ 272.
Landreth , J.E., y Landreth, H.F., 1974. Effects of music on physiological response. Journal of research in musical
education, 22, 4 ­ 12.
Lidz. R, 1968. The person. New York: Basic books.
Lorch, C; Lorch, V; Diefendorf, A y Earl, P., 1994. Effect of stimulative and sedative music on systolic blood
pressure, heart rate, and respiratory rate in premature infants. Journal of music therapy 31(2), 105 ­ 118.
Meyer, L.B, 1957. Meaning in muscle and information theory. J. Aesthetics and art criticism, 16, 16 ­ 19.
Meyer, L.B, 1966. Emotion and meaning in music. Chicago: Univ. Chicago Press
Monro, D:B, 1894. The modes of ancient Greek music. Oxford England.
Peretti, O. P, 1975. Change in galvanic skin response as affected by musical, sex, and academic discipline. The
journal of psychology, 89, 183 ­ 187.
Peretti, O.P y Swenson, K.,1974. Effects of music on anxiety as determined by physiological skin response. Journal
of research in music education. 22, 278 ­ 283.
Poch, B:S, 1999. Compendio de musicoterapia, vol 1. Herder, Barcelona.
Robb, S. L, Nichols, R.. J, Rutan, R. L, Bishop, B. L , y Parker, J. C., 1995. The effects of music assisted relaxation
on preoperative anxiety. Journal of music therapy 32(1), 2 ­ 21.
Saenz, G.H., agosto 1994, cito a Sternheimer, J, en: Música insólita para un insólito progreso. La vanguardia
Magazine.
Salazar, a, 1954. La música en la cultura griega. El colegio de México. Fondo de cultura económica, México.
Satoh, Y, Nagao, H, Ishihara, H, Oyama, T y Sprintge, R., 1983. An objective evaluation of anxiolytic effect of
music for surgical patients. Japanese journal of anesthesiology, 32:10, 1206 ­ 1211.
Scout, C, 1969. Music its secret influence throughout the age. The aquarium press. London.
Spielberger, C:D, 1966b. Theory and research on anxiety. En Spielberger, C:D, (div): Anxiety and behavior: New
York: Academic press 3 ­ 20.
Spielberger, C:D, 1972. Anxiety as an emotional state. En, Spielberger, C:D (div). Anxiety current trends in theory
and research, vol 1. New York: academic press.
Spielberger, C:D, y colaboradores, y Diaz, G, 1975. Inventario de ansiedad: rasgo ­ estado. Manual moderno,
México.
Spielberger, C:D, 1980. Tensión y ansiedad. Psicología y tu.
Standley, J., 1993. Music in medicine: research and clinical applications. Memorias de VI Congreso Mundial de
Musicoterapia. Vitoria ­ Gastéis, España.
Stanton, H.E., 1984. Comparison of the effects of an hypnotic procedure and music on anxiety level. Australian
journal of clinical and experimental hypnosis. Vol .12, No. 2, 127 ­ 132.
Stoudenmire, J., 1975. A comparison of muscle relaxation training and music in the reduction of state and trait
anxiety. Journal clinical psychology, 31, 490 - 492
Valderrama, H:R,, enero - junio1997. Efecto de la música sedante en la reducción del estado ­ rasgo de ansiedad.
Vol 2, número 1, 178 ­ 190.
Walters, M; Carter, B; Papp, P y Silverstein, O., 1991. La red invisible, pautas vinculadas al genero en las

relaciones familiares. Paidos, Argentina.
Whitehead, A.N, 1969. Symbolism: Its meaning and effect.New York: capricorn books.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar