Última actualización web: 17/04/2021

Erotomanía, el delirio de ser amado.

Autor/autores: Estefanía Gago , Mónica Santos
Fecha Publicación: 18/03/2011
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

La erotomanía consiste en un cuadro delirante crónico caracterizado por la convicción delirante  de que se es amado. El paciente, a partir de esta convicción, encuentra en cualquier gesto, palabra u objeto, sentido y confirmación de dicho amor. Todo representa una señal o un signo de amor del otro. Aunque abruptamente, los sentimientos de amor y devoción pueden tornarse en desprecio y agresividad. La erotomanía ha sido ampliamente discutida a lo largo de la historia de la medicina y se le han atribuido diferentes definiciones y clasificaciones. Las autoras pretenden, a través de dos casos clínicos, hacer una breve revisión sobre el tema.

Palabras clave: Erotomania; delirio; amor

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-6741

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Gago E. Psiquiatria.com. 2010; 14:9.
http://hdl.handle.net/10401/2791

Caso clínico
Erotomanía, el delirio de ser amado
Erotomania, the delusion of being loved

Estefanía Gago1*, Mónica Santos2*
Resumen
La erotomanía consiste en un cuadro delirante crónico caracterizado por la convicción delirante
de que se es amado. El paciente, a partir de esta convicción, encuentra en cualquier gesto,
palabra u objeto, sentido y confirmación de dicho amor. Todo representa una señal o un signo
de amor del otro. Aunque abruptamente, los sentimientos de amor y devoción pueden tornarse
en desprecio y agresividad. La erotomanía ha sido ampliamente discutida a lo largo de la
historia de la medicina y se le han atribuido diferentes definiciones y clasificaciones. Las autoras
pretenden, a través de dos casos clínicos, hacer una breve revisión sobre el tema.
Palabras claves: Erotomania, delirio, amor.
Abstract
Erotomania is a chronic delusional syndrome, characterized by the delusional belief that
someone is deeply in love with one. Through this conviction the patient finds confirmation of his
love in every gesture, word or object, and anything can become a sign of love. Such feelings of
love and devotion can turn into aggressiveness and violent behavior as a consequence of
repeated rejection by the love object. Erotomania has been focus of great interest throughout the
history of medicine, and has been object of various definitions and classifications. The authors
aim to make a brief review of the subject through the presentation and discussion of two clinical
vignettes.
Keywords: Erotomania, delusion, love.

Recibido: 24/07/2010 ­ Aceptado: 09/07/2010 ­ Publicado: 23/12/2010

* Correspondencia: eegago@gmail.com, monicaccampos@gmail.com
1 Residente de psiquiatría del 5º año. Hospital Magalhaes Lemos. Lemos (Oporto, Portugal)
2 Residente de psiquiatría del 4º año. Hospital Magalhaes Lemos. Lemos (Oporto, Portugal)

Psiquiatria.com ­ ISSN: 1137-3148
© 2010 Gago E, Santos M.

1

Gago E. Psiquiatria.com. 2010; 14:9.
http://hdl.handle.net/10401/2791

Amor (del lat. amor, - ris.): Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia
insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. Sentimiento hacia otra persona
que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa,
alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.
La Erotomanía (Delires Passionels) es un cuadro delirante crónico caracterizado por la
convicción delirante de que el paciente (sujeto) es amado apasionadamente por un individuo
(objeto) generalmente de posición social y financiera superior. De acuerdo con las actuales
clasificaciones internacionales (DSM-IV-TR e ICD-10) se trata de un subtipo de trastorno
delirante.
Desde la época de Hipócrates, Galeno y Plutarco, existen en la literatura referencias a casos
clínicos compatibles con esta descripción. La erotomanía era entonces confundida con el furor
uterino (ninfomanía).
En 1838 Esquirol, en su tratado sobre la enfermedad mental Des maladies mentales, describe
la erotomanía como una monomanía erótica, una "afección cerebral crónica, caracterizada por
un amor excesivo por un objeto conocido o imaginario" y destaca, como núcleo psicopatológico,
el "error de entendimiento".
Posteriormente Kraeplin clasifica la erotomanía como una subcategoría de la paranoia y
subraya la importancia de los factores biográficos en su desarrollo. Sugiere que los delirios
sirven de "compensación psicológica para una vida poco satisfactoria".
Bernard Hart en 1879 describió un síndrome con el nombre de "Old maid´s insanity" (locura de
la solterona), en el que identificaba como mecanismos de base la proyección, para un objeto real
o imaginario, de complejos y deseos inaceptables para la propia.
En 1918 Ernst Kretschmer, en su primera obra "Der sensitive Beziehungswahn"), hace alusión
al delirio erótico de referencia, cuya descripción se asemeja al actual concepto de erotomanía.
Posteriormente, en 1921, Gaëtan Gatian De Clérambault en su obra "Les Psychoses Passionelles"
describe un subtipo específico de erotomanía, más frecuente en mujeres, que se asienta en un
postulado fundamental: es el objeto quien comienza a amar y quien ama más, ama sin
retribución. Actualmente los conceptos de Erotomanía y Síndrome de Clérambault son
incorrectamente usados como sinónimos.
De acuerdo con De Clérambault este síndrome sigue una evolución ordenada compuesta por
tres fases. Estas comprenden un periodo optimista y dos pesimistas.
El periodo optimista es la primera fase, de esperanza, en la cual el sujeto cree ser amado de
forma convicta e inexorable; Es una fase de orgullo.
En el segundo periodo, de desdén, el sujeto tiene sentimientos de conciliación y de rebelión
simultáneamente, basados en el orgullo herido por no ser correspondido.
La tercera, y más importante, es la fase de rencor o reivindicación, en la cual el sujeto,
impaciente y humillado, pasa a odiar al objeto y a realizar falsas acusaciones y amenazas de
venganza, llegando a existir riesgo de agresión.
El paciente típico puede ser un hombre o una mujer, es solitario, socialmente retraído y
sexualmente inhibido, dependiente, ocupa cargos subalternos y es físicamente poco atrayente,
con trazos de personalidad hipersensible. El objeto de amor delirante es superior
intelectualmente, socialmente, por su apariencia física o por su autoridad.

2

Gago E. Psiquiatria.com. 2010; 14:9.
http://hdl.handle.net/10401/2791

Todos los intentos de rechazo o negación del amor por parte del objeto son interpretados como
afirmaciones secretas de amor o pruebas de fidelidad; Este fenómeno se conoce como conducta
paradoxal.
La incidencia de la erotomanía es desconocida, aunque parece no ser exclusiva de una única
cultura o sociedad. Es variable en relación a edad, raza o nivel socioeconómico.

De Clérambault (1921)

Seeman (1978)

Pura

Fija

Secundaria

Ellis & Mellsop (1985)
Recurrente

Primaria

Secundaria

Delirio único Paciente
más Paciente
Paciente
no Rara.
Más frecuente.
de erotomanía. sano desde el psicológicamente dependiente.
Inicio súbito.
Inicio insidioso.
Inicio súbito e punto de vista dependiente.
Curso
Contacto previo con
intempestivo. psiquiátrico,
No asociada a Secundaria
a
recurrente.
sexualmente
el objeto.
otro
trastorno otros trastornos
Objeto:
más activo, más
Objeto:
psiquiátrico.
psiquiátricos.
posición social impulsivo.
Curso crónico.
variable.
o profesional Delirios
Mala respuesta al Además
del
próxima a la generalmente Objeto: fijo.
tratamiento
delirio
de
del paciente. de
corta
farmacológico. erotomanía, las
duración, más
características
intensos
y
clínicas
del
recurrentes.
trastorno
Objeto: mayor
primario están
preeminencia
presentes.
social o poder.

La erotomanía es un trastorno crónico, relativamente resistente al tratamiento farmacológico o
psicoterapéutico. En algunos casos llega a ser incapacitante y puede culminar con amenazas y
represalias. El paciente puede llegar a adoptar comportamientos de persecución patológica
(stalking).
Aunque la erotomanía es menos frecuente en los hombres, estos pueden mostrar un
comportamiento más agresivo y violento en su búsqueda del amor. Como tal, en las muestras
clínicas predominan las pacientes de sexo femenino, mientras que en las muestras forenses la
mayoría son pacientes de sexo masculino.
Los neurolépticos constituyen los fármacos de elección para tratar a estos pacientes. Actúan
disminuyendo la intensidad de los delirios y las ideas de referencia que los acompañan, aunque
sólo una minoría de los pacientes alcanza la remisión completa. Risperidona y pimozide han
sido descritos como los fármacos con mejor respuesta. No existen evidencias de mejoría con
electroconvulsivoterapia o psicoterapia individual.

3

Gago E. Psiquiatria.com. 2010; 14:9.
http://hdl.handle.net/10401/2791

Caso clínico 1
Fernando es un hombre de 56 años, soltero, con escolaridad primaria. Retirado desde los 47
años. Sin antecedentes psiquiátricos personales o familiares relevantes. Conoció a Susana en un
café que ambos frecuentaban, cuando él tenía 41 años y ella 16. Un día, al verla entrar en el café,
pensó que esta le iba a besar y en ese momento descubrió la gran pasión que ella sentía por él.
Desde entonces intentó estar siempre cerca de ella, le hacía regalos y pasaba horas en la calle
mirando para su ventana. Cuando supo que Susana empezaba a salir con un chico de su edad
Fernando decidió declararle su amor. Susana lo rechazó y le dijo que no quería volver a verlo.
Fernando vio esto como una prueba del amor que Susana sentía por él. Un año después Susana
emigra a Francia. Desde entonces Fernando la ve solo durante las vacaciones, lo que hace que
disminuya la intensidad de sus sentimientos. Fernando sufre por saber que Susana se relaciona
con otros hombres, pero piensa que se trata de una forma de venganza debido a un mal
entendido entre ambos. A lo largo de los años se fueron realizando tratamientos con diversos
fármacos antipsicóticos, concretamente risperidona y olanzapina, sin verificar una mejoría
clínica significativa, manteniéndose el delirio cristalizado.
Discusión: Fernando sufre de delirio erotomaniaco puro de acuerdo con los criterios de De
Clérambault (inicio súbito, el delirio de erotomanía se presenta de forma aislada, sin otras
manifestaciones psiquiátricas y el objeto pertenece a un estrato social próximo del paciente).
Este presenta una personalidad típica: solitario, reservado, con pocos contactos sexuales,
descontento con su aspecto físico y con su grado de escolaridad. La falta de crítica y la
consecuente falta de adherencia contribuyen al mal pronóstico de este caso.

Caso clínico 2
Eva es una mujer de 50 años, soltera y con un hijo de 17 años fruto de un único contacto sexual.
Abogada. Fue ingresada por orden judicial tras pasar tres días encerrada en casa. Presentaba
alteración de comportamiento, con conducta bizarra, descuido de su higiene y alimentación. Se
encontraba agitada y agresiva. Pasaba los días deambulando, con soliloquios, actividad
alucinatoria auditiva e ideación delirante de tipo autorreferencial (creía ser vigilada por la CIA y
la KGB), de persecución (en relación a los compañeros de trabajo), de grandeza (afirmaba tener
una inteligencia portentosa) y místico (recibía señales divinas del espíritu santo). Estaba
convencida de mantener una relación amorosa con un famoso actor norteamericano, que le
había declarado su amor a través de mensajes en clave en sus películas. Eva llega a descubrir
donde vive dicho actor y viaja sola hasta los EUA para poder estar con él. Sin antecedentes de
ingresos psiquiátricos. Siempre fue considerada una persona "excéntrica". Se verificó la
existencia de otros delirios de erotomanía a lo largo de su vida, con diferentes personas
desconocidas e inalcanzables, con las que creía tener una relación amorosa. Los delirios de tipo
persecutorio y de grandeza se mantuvieron presentes e inalterables durante años, aunque sin
afectar a su rendimiento profesional o familiar.
Discusión: Eva cumple todas las características de paciente típico: es una mujer solitaria,
socialmente retraída, sexualmente inhibida y físicamente poco atrayente. El cuadro clínico
descrito presenta todos los criterios de erotomanía recurrente, de acuerdo Seeman y de
erotomanía secundaria a psicosis delirante, según de Ellis & Mellsop.

4

Gago E. Psiquiatria.com. 2010; 14:9.
http://hdl.handle.net/10401/2791

Discusión
A lo largo del tiempo han sido atribuidas diferentes interpretaciones al delirio de erotomanía.
Inicialmente fue considerada "una enfermedad general causada por el amor no correspondido".
Desde mediados del siglo XIX y hasta la actualidad se entiende como "la creencia delirante de
que se es amado". Este fue un tema recurrente en las discusiones de los autores clásicos y parece
no haber mermado en incidencia ni en riqueza de síntomas psicopatológicos.

5

Gago E. Psiquiatria.com. 2010; 14:9.
http://hdl.handle.net/10401/2791

Referencias
1.

Real Academia Española. Diccionario de la lengua española. Vigésima segunda edición.2001.

2. Testa Vicente H, Paixão R, et al. Erotomania ­ Parte I: De Clérambault a Jaspers, Lacan e Freud. Saúde Mental.
Setembro/Outubro 2008; vol X (5): 36-43.
3. Jordan HW, Lockert EW, et al. Erotomania revisited: thirty-four years later. Journal of the National Medical
Association. May 2006; vol.98 (5): 787 - 93.
4. Costa Pereira ME. O "automatismo mental" e "erotomania", segundo Clérambault. Rev. latinoam. psicopatol.
fundam. 1999; Vol. II (1): 141- 5.
5.

Calil LC, Terra JR. Síndrome de Clérambault: uma revisão bibliográfica. Rev. bras. psiquiatr. 2005; 27(2):152-6.

6. Moraes Sampaio T. Guerra de Andrade A, et al. Síndrome de Clérambault: Desafio diagnóstico e terapêutico. Rev.
psiquiatr. Rio Gd. Sul. 2007; 29(2):212-8.
7. Calil LC, Terra JR. Síndrome de De Clérambault: segundo relato de caso em português. Rev. psiquiatr. Rio Gd. Sul.
2005; 27(1):82-4.
8. Marckmann S, Garlipp P, Krampfl K, Haltenhof H. Genital Self-mutilation and erotomania. Case report. Ger J
Psychiatr. 2005; 8:38-41.
9. Anderson CA, Camp J, Filley CM. Erotomania After Aneurysmal Subarachnoid Hemorrhage: Case Report and
Literature Review. J Neuropsychiatry Clin Neurosci. 1998, vol 10, 3:330-7.
10. Testa Vicente H, Paixão R, et al. Erotomania ­ Parte II: Do seu lugar na psicopatologia contemporânea. Saúde
Mental, Novembro/Dezembro 2008; vol X, 6: 30-7.
11.

Kelly BD. Erotomania: epidemiology and management. CNS Drugs. 2005; 19(8):657-69.

12.

Gramary A. A Síndrome de Clérambault Revisitada. Saúde Mental, Março/Abril 2008; vol X (2): 53-7.

13. Corrêa Sartori AP. Erotomania, amor e sexuação [Tese de Doutorado]. Rio de Janeiro: Instituto de Psicologia;
2009.
14. Kretschmer E. El Delirio sensitivo de referencia: Contribuición al problema de la paranoia y a la teoria psiquiátrica
del caracter. 1ª edición. Madrid: Editorial Triacastela; 2000
15. Westrup D, Fremouw WJ. Stalking Behavior: A Literature Review and Suggested Functional Analytic Assessment
Technology. Aggression and Violent Behavior, 1998; vol 3 (3): 255-74.
16. Menzies RP, Fedoroff JP, Green CM, Isaacson K. Prediction of dangerous behavior in male erotomania. Br J
Psychiatry.1995; 166:529-36.

Cite este artículo de la siguiente forma (estilo de Vancouver):
Gago E, Santos M. Erotomanía, el delirio de ser amado. Psiquiatria.com [Internet]. 2010 [citado
04 Enero 2011];14:9. Disponible en: http://hdl.handle.net/10401/2791

6

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana