PUBLICIDAD-

Actualidad y Artículos | Psiquiatría general   Seguir 95

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

El potencial y el destino de los implantes cerebrales, como el diseñado por Elon Musk



0%
Noticia | 14/02/2024

 


Recientemente, se ha hecho público que una de las empresas pertenecientes a Elon Musk, Neuralink, ha colocado un implante cerebral en al menos una persona. Sobre este individuo, se sabe muy poco, salvo que podría estar experimentando parálisis debido a una lesión en la médula espinal o posiblemente ELA.


Después de varios años de investigación y pruebas utilizando un dispositivo similar en animales como cerdos o monos, Neuralink ha llevado a cabo ensayos en seres humanos, siendo este el objetivo principal y más importante de todos los avances en estimulación intracraneal.



PUBLICIDAD



Telepatía


Elon Musk ha denominado este dispositivo "Telepathy" (Telepatía en español), utilizando una metáfora sugestiva para describir las capacidades que estos implantes cerebrales proporcionarán. Musk está convencido de que la telepatía se convertirá en una realidad y anuncia que el paciente podrá realizar llamadas telefónicas, manejar un ordenador o comunicarse sin necesidad de mover sus propios músculos, los cuales están afectados.


Todo esto será posible simplemente con el pensamiento. No obstante, lo que Elon Musk presenta ahora no es algo nuevo desde el punto de vista del desarrollo científico. No es algo desconocido para los investigadores ni algo que otras empresas no hayan desarrollado y probado en muchos, incluso cientos, de laboratorios en todo el mundo.


Los implantes cerebrales internos, que se han utilizado durante décadas, están siendo empleados en el tratamiento de una amplia gama de trastornos, desde problemas puramente neurológicos hasta condiciones psiquiátricas y mentales.


La neurocirugía que incluye la inserción de dispositivos para estimular o inhibir la actividad neurológica se utiliza de manera exitosa y regular en casos de Parkinson, temblores, distonías, epilepsia, síndrome de Tourette y trastorno obsesivo-compulsivo.


Además, los chips intracraneales se emplean en casos de depresión, dolor crónico, adicciones e incluso condiciones como demencia y obesidad. Se han llevado a cabo exitosos experimentos de "telepatía" utilizando electrodos similares, donde se intenta interpretar la actividad cerebral y traducirla en instrucciones.


Por ejemplo, en un estudio peculiar, 29 personas dieron su consentimiento para escuchar la canción "Another Brick on the Wall" de Pink Floyd mientras se sometían a una cirugía cerebral para tratar la epilepsia.


Durante la operación, se registraron las ondas cerebrales y la actividad eléctrica en regiones del cerebro asociadas con el tono, ritmo, armonía y letra de la canción. Diez años después, los investigadores de la Universidad de Berlín pudieron revisar las grabaciones y decodificarlas. A partir de las grabaciones, lograron leer frases completas de la canción, lo que representa un avance significativo en la interpretación de la actividad cerebral.


Influir en las neuronas con impulsos eléctricos


Las células cerebrales primordiales, conocidas como neuronas, operan esencialmente como dispositivos electroquímicos. Para comunicarse entre sí, utilice sustancias químicas. Por consiguiente, la farmacología puede intervenir, de forma más o menos directa, en trastornos que afectan al cerebro, como la depresión.Sin embargo, para que los procesos químicos surtan efecto, las neuron


as deben activarse. La actividad química no sería posible sin las corrientes eléctricas que generan y recorren estas neuronas. Por lo tanto, también podemos modificar su funcionamiento mediante impulsos eléctricos. Podemos considerar la opción de "restaurar" la corriente, reiniciarnos o cambiar el patrón mediante pulsos eléctricos para tratar la depresión o el dolor, por ejemplo.


Esto implica recurrir a tratamientos con pulsos eléctricos en lugar de utilizar medicamentos.


Existen diversas formas de llevar a cabo esta acción, algunas de las cuales son poco o nada invasivas (no implican la inserción dentro del cerebro), como la estimulación magnética transcraneal o la colocación de electrodos en el cuero cabelludo. Sin embargo, estas opciones no son tan necesarias como estimular directamente el cerebro.


Al conectar los electrodos directamente en el cerebro, ganamos en precisión y, sin duda, en efectividad.


Revisar un libro


La estimulación cerebral profunda y el registro directo de la actividad cerebral han experimentado avances significativos en los últimos años, gracias a una combinación fortuita de factores.


En primer lugar, los enormes avances en inteligencia artificial (IA). Estos algoritmos, que aprenden de la experiencia y mejoran en sus ajustes a través de ensayos sucesivos, están permitiendo que la estimulación cerebral profunda y la interpretación de la actividad cerebral.


Recientemente, la revista Nature publicó un fascinante estudio que involucraba a cinco pacientes con serios problemas cognitivos de atención y memoria, derivados de una lesión en las conexiones fronto-estriatales del cerebro. Después de estimular una región específica del tálamo (núcleo central lateral), experimentaron una notable mejoría. Por primera vez, podía leer libros o ver películas sin perder el hilo.


Los algoritmos de inteligencia artificial necesitaron varias semanas para aprender a administrar la descarga eléctrica en el momento y la cantidad adecuada, pero el esfuerzo valió la pena. De hecho, algunos pacientes solicitaron que no se desconecte el dispositivo, aunque esto fuera necesario para el control experimental.


Recientemente, se publicaron dos artículos en la revista Nature que destacaron cómo pacientes con ELA avanzada, o con parálisis debido a otras causas, lograron recuperar la capacidad de hablar. Un dispositivo intracerebral registraba su actividad en diversas áreas, incluyendo las relacionadas con el habla, y la convertía en sonidos emitidos por un altavoz, que además imitaba su voz original.


En un futuro no inmediato, será posible "ver" directamente lo que un paciente imagina, un área en la que se está trabajando activamente. Y esto sigue avanzando, independientemente de Musk y su empresa Neuralink.


 



PUBLICIDAD


Enlaces:
https://theconversation.com/


Palabras clave: implantes cerebrales, inteligencia artificial, investigación
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-73014

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Recomendamos

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

VER MÁS
VER TODO
página antidepresivos
Publicidad

Próximos cursos


Abordaje práctico de los trastornos del sueño

Precio: 200€

Ver curso