PUBLICIDAD-

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

Qué son los trastornos de personalidad y cuáles son sus características

0%
Noticia | 24/04/2024

Los trastornos de personalidad son un tema de gran relevancia en el campo de la salud mental. Se trata de un conjunto de psicopatologías que afectan la forma en la que una persona piensa, siente y se relaciona con los demás. Lamentablemente un número significativo de individuos padecen estos trastornos, lo que genera un impacto profundo en su vida.


Dichas afecciones son objeto de estudios y debates en el ámbito de la psicología y la psiquiatría. Por eso es útil tener una visión clara y comprensible de ellas, basada en la información más reciente y relevante disponible. A lo largo de este artículo, explicaremos qué son, cuáles son sus características y cuál es el mejor tratamiento para los trastornos de la personalidad


Qué son exactamente los trastornos de personalidad


Los trastornos de personalidad se definen como patrones persistentes e inflexibles de pensamiento, funcionamiento interpersonal, afecto y control de los impulsos fuera de lo común. Son un grupo de afecciones mentales que se caracterizan por formas de pensar y comportarse que se desvían de lo que se considera normal en la sociedad. 



PUBLICIDAD



Estos patrones de conducta o razonamiento se manifiestan en una amplia gama de situaciones y suelen comenzar en la adolescencia o la edad adulta temprana. Además, los trastornos de personalidad pueden causar dificultades significativas en la vida diaria de quienes los padecen, afectando sus relaciones interpersonales, su desempeño laboral y su bienestar emocional.


Las personas con trastornos de personalidad frecuentemente tienen dificultades para establecer y mantener relaciones saludables, experimentando problemas en el trabajo, en los estudios o la familia. A lo largo de los años, se ha trabajado para comprender mejor estas patologías y desarrollar tratamientos efectivos que ayuden a los pacientes a gestionar sus síntomas.


Primeros estudios realizados


Los primeros estudios empíricos sobre los trastornos de personalidad se publicaron entre los años 1960 y 1970, tanto en Estados Unidos como en Europa. Sin embargo, es importante mencionar que la conceptualización de los trastornos de personalidad tiene una historia más larga, como veremos con estos ejemplos:




  • A comienzos del siglo XIX, el psiquiatra francés Pinel acuñó la frase “manie sans delire” (locura sin delirios). Él describió a pacientes que carecían de control de sus impulsos, a menudo se enfurecían cuando se frustraban y eran propensos a estallidos de violencia. 




  • En 1835, el británico J. C. Pritchard, médico superior en el Bristol Infirmary, publicó una obra fundamental titulada “Tratado sobre la locura y otros trastornos de la mente”. Allí sugirió el neologismo “locura moral” para describir lo que hoy conocemos como trastornos de personalidad.




  • Sigmund Freud, el famoso médico y neurólogo austriaco, fue pionero en el estudio de la personalidad a finales del siglo XIX, desarrollando una teoría revolucionaria sobre la mente humana y su funcionamiento, conocida como psicoanálisis. 




Estos primeros trabajos sentaron las bases para los estudios empíricos y las investigaciones clínicas que se realizarían en las décadas siguientes.


Características generales de los trastornos de personalidad


Los trastornos de personalidad se caracterizan por una serie de rasgos y comportamientos persistentes a lo largo del tiempo, en una amplia variedad de situaciones. Estas alteraciones pueden variar en gravedad, desde leves hasta severas y los síntomas pueden cambiar ampliamente dependiendo del tipo particular que padezca el paciente. 


Dichos patrones pueden afectar la forma en la que la persona se percibe a sí misma y a los demás, impidiendo llevar una vida plena y satisfactoria. Algunas de las características más comunes de los trastornos de personalidad incluyen las siguientes:



  • Dificultad para regular las emociones.

  • La impulsividad.

  • Inestabilidad en las relaciones interpersonales.

  • La falta de empatía.

  • La preocupación excesiva por el orden y el control.

  • Dificultades para adaptarse a los cambios.

  • Problemas para manejar el estrés.

  • Interpretación negativa de las situaciones.


Clasificación de los trastornos de personalidad


A lo largo de la historia se han identificado varios tipos de trastornos de personalidad, cada uno con sus propias características distintivas. Algunos de los trastornos de personalidad más comunes incluyen el trastorno límite, el narcisista y el obsesivo-compulsivo. Ahora bien, según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, 5ta edición (DSM-5), los trastornos de personalidad se clasifican en tres grandes grupos.



  • Grupo A: Incluye los trastornos de personalidad paranoide, esquizoide y esquizotípico. Los individuos de este grupo suelen parecer extraños o excéntricos.

  • Grupo B: Incluye los trastornos de personalidad antisocial, límite, histriónico y narcisista. Quienes los padecen se les considera dramáticos, emotivos o inestables.

  • Grupo C: Incluye los trastornos de personalidad por evitación, por dependencia y obsesivo-compulsivo. Los individuos con estos trastornos son ansiosos o temerosos.

    El DSM-5 también define el “Trastorno General de Personalidad”, el “Trastorno por Otra Afección Médica” y los “Otros Trastornos de la Personalidad”, que no se ajustan a los anteriores.


Es importante mencionar que los trastornos de personalidad son síndromes clínicos cualitativamente distintos que se constituyen por un conjunto de rasgos de personalidad. Estos rasgos sólo constituyen trastornos de la personalidad cuando son inflexibles y desadaptativos, así como cuando causan un deterioro funcional significativo o un malestar subjetivo.


Mejores tratamientos para los trastornos de personalidad


El tratamiento de los trastornos de personalidad puede implicar una combinación de psicoterapia, medicación, hospitalización y apoyo emocional (social). La terapia cognitivo-conductual, la dialéctica conductual o la de aceptación y compromiso son algunas de las opciones terapéuticas más comunes para abordar los síntomas.


El objetivo que se persigue con cualquiera de las terapias es que los pacientes logren aprender a entender sus patrones de pensamiento y comportamiento. Con el apoyo adecuado, las personas con trastornos de personalidad pueden saber cómo manejar sus síntomas, logrando así llevar una vida plena y satisfactoria.


Adicionalmente, en algunos casos especialistas como los psiquiatras pueden recetar medicamentos para ayudar a controlar los síntomas de ansiedad, depresión u otras alteraciones mentales que puedan estar presentes. Dicho tratamiento debe ser individualizado y adaptado a las necesidades específicas de cada persona, con el objetivo de mejorar su calidad de vida y promover su bienestar emocional. 


Ahora bien, es importante recordar que los medicamentos no tratan directamente los trastornos de personalidad (no los curan), sino que ayudan a manejar los síntomas. Si sospechas que puedes estar sufriendo de un trastorno de personalidad, es importante buscar ayuda profesional para recibir el tratamiento adecuado y mejorar tu bienestar emocional.



PUBLICIDAD



Palabras clave: Trastornos, personalidad
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-73723

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Recomendamos

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

VER MÁS
VER TODO
vortioxetina antidepresivos
Publicidad

Próximos cursos


Terapia de compasión basada en los estilos de apego

Inicio: 06/11/2024 |Precio: 150€

Ver curso