MENU

PUBLICIDAD

Me Gusta   0 Comentar    0

Actualidad y Artículos | Psiquiatría general   Seguir 81

Noticia | 08/11/2021

Potenciales impactos en la salud de la eliminación del cambio de hora en invierno y verano



0%

Recientemente hemos pasado del horario de verano al de invierno, y con él vuelven las controversias estacionales sobre si en la sociedad actual tiene sentido este cambio horario. O, dicho con otras palabras, si es conveniente que amanezca antes y tengamos luz natural al comenzar nuestra jornada laboral, a cambio de que se haga de noche más temprano y quizás no veamos la luz del día una vez finalizada nuestras obligaciones profesionales. Es por lo tanto algo a lo que a nivel social nunca habrá consenso, algunos preferirán tener más luz por la tarde y otros por la mañana.


En su momento se esgrimieron motivos económicos para justificar la conveniencia del cambio de hora, pero con el estilo de vida actual, sobre todo en ámbitos urbanos, cada vez está menos claro que esto suponga un ahorro en términos de consumo energético. La ciencia por su parte nos dice que sí hay inconvenientes fisiológicos en los días siguientes al cambio de hora, por lo tanto, todo parece indicar que el cambio horario estacional debería desaparecer y vivir siempre con el horario de verano o el de invierno. Pero cuando hablamos de la salud, dos más dos no son siempre cuatro. Sí, efectivamente hay efectos negativos cuando hay cambio de hora, pero ¿qué pasaría si no hubiese dicho cambio? En los días posteriores nuestra salud efectivamente se vería beneficiada, pero una vez el organismo se ha acostumbrado a este cambio, ¿los posibles beneficios a medio y largo plazo del cambio superan a los inconvenientes a corto plazo?


Por ello, el Dr. José María Martín Olalla, profesor de la Universidad de Sevilla, ha decidido ampliar la panorámica y ver los efectos del cambio de horario no solo en los días previos y posteriores al cambio, sino durante todo el horario de invierno. Con este enfoque pretendió valorar de forma global los posibles efectos sobre la salud del horario de invierno y arrojar luz sobre esta compleja problemática. Los resultados fueron publicados a principios de agosto de 2021 en la revista Chronobiology International.


Efectos del cambio estacional horario


La práctica del cambio de la hora legal ha permitido a los científicos analizar durante años su influencia en aspectos variados de la fisiología humana y en la vida social. Sin embargo, la ciencia no ha podido analizar desde un punto de vista experimental las consecuencias que tendría la eliminación del cambio estacional de hora a lo largo de todo el horario de invierno.


Para intentar solventar esta limitación, el Dr. Martín Olalla ha comparado retrospectivamente el ritmo diario de trabajo y el ritmo diario de sueño/vigilia en Reino Unido y Alemania. El motivo de escoger estos dos países en concreto fue que “ambos son homogéneos en población, tamaño, comparten latitud, tienen parecidas condiciones sociales y su historia de cambios de horario es muy limpia. Actualmente ambos practican el cambio horario, pero en Reino Unido este está vigente desde el año 1918, mientras que en Alemania este no se llevó a cabo desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta 1980, lo que supone 35 años ininterrumpidos con horario de invierno”, declaró a Univadis España el autor de este estudio. “Podría haber analizado España o Francia, pero ambos países presentan la problemática de que al finalizar la Segunda Guerra Mundial se quedaron con la hora de verano, y eso es una diferencia histórica que complica la comparación”, continuó el Dr. Martín Olalla.


Los resultados mostraron que por la mañana el ritmo de vida alemán está media hora adelantado respecto del británico. En Reino Unido el inicio de la actividad se alinea exactamente con la hora del amanecer invernal, mientras que en Alemania se observa más actividad cuando aún es de noche. “Este adelanto supone, según los cronobiólogos, un empeoramiento de la salud, aunque son aún estudios incipientes. Pero no es el único problema en términos sanitarios. Por ejemplo, adelantar la hora de inicio de la actividad supone también un aumento de los accidentes de tráfico porque la hora del día con más tránsito es la hora punta de la mañana, a la que habrá más oscuridad según más se adelante el inicio de la actividad”, razonó para Univadis España el investigador sevillano.


La explicación de este hecho depende, obviamente, en parte de factores sociales, ya que la sociedad alemana y la de Reino Unido tienen sus particularidades que las diferencia. Pero el cambio estacional también juega un papel muy importante. Su práctica continuada durante más de 100 años en Reino Unido ayudó a mantener esta alineación entre el inicio de la actividad y el amanecer, que es la óptima desde el punto de vista cronobiológico. En Alemania, el hecho de no haber cambio estacional durante 30 años ayudó a que la actividad humana comenzase antes, ya que en verano amanecía, aparentemente, una hora antes que en Reino Unido. En invierno este adelanto se mantuvo e incorporó actividad humana a la madrugada gracias también al creciente uso de la luz artificial.


Extrapolado al momento actual, si la hora de invierno se usará durante todo el año, el investigador de la Universidad de Sevilla argumentó que “más sectores de población probablemente volverían a ver conveniente adelantar la actividad en primavera-verano ya que, si amanece aparentemente más temprano, más personas preferirán ir antes al trabajo. Si esta preferencia pervive, en el invierno se induciría un incremento de la actividad humana durante la madrugada invernal”.


Cambio horario, ¿sí o no?


No hay una respuesta única para esta pregunta. En latitudes ecuatoriales, dónde no hay estaciones y las horas de luz diurnas son siempre las mismas no tiene sentido cambiar la hora. Por su parte, en latitudes altas también podría obviarse el cambio horario, ya que en invierno tienen muy pocas horas de luz al día y que amanezca una hora antes o después es irrelevante. Pero, “en latitudes intermedias, la respuesta se vuelve más problemática porque influyen factores geográficos, fisiológicos y sociales.


El cambio horario en sí es una molestia para el cuerpo humano, pero si no lo hiciéramos y nos quedasemos con el horario de verano en el caso de España tendríamos que en A Coruña amanecería en invierno a las 10:00. O, si por el contrario, nos quedasemos con el de invierno, sucedería que en Barcelona amanecería en verano a las 5:00, lo cual también supondría un problema, en este caso a nivel social. Esto es precisamente lo que los dos cambios horarios anuales evitan” razonó para Univadis España el Dr. J. M. Martín Olalla. “Por lo tanto, ninguna alternativa está libre de los riesgos que las estaciones del año inducen en las sociedades modernas con una vida social regida por horarios”, concluyó el Dr. Martín Olalla.

Fuente: Univadis
Palabras clave: cambio de hora, salud, horario invierno
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-65993

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar


-Publicidad

Síguenos en las redes

desvenlafaxina antidepresivos
Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

Suicidio Prevención

¡Novedad en libros! La visión actual del suicidio, científicamente fundamentada, es que, aunque ...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENDADOS
CFC

Proceso diagnóstico en psiquiatría: Examen del estado mental

Inicio: 07/08/2024 |Precio: 80€

Ver curso