PUBLICIDAD

Actualidad y Artículos | Salud mental   Seguir 54

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

Informe sobre el estado de los Derechos Humanos en salud mental, 2022



0%
Noticia | 02/10/2023

La temática del Día Mundial de la Salud Mental celebrado el 10 de octubre de 2022, siguiendo la estela de años anteriores, ha tomado como referencia la línea marcada a nivel internacional por la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH), centrada en el bienestar y la salud mental de todas las personas como una prioridad global. En esta ocasión, desde la Confederación se ha querido focalizar la propuesta en la infancia, la adolescencia y la juventud, ya que se trata de colectivos cuya salud mental es más vulnerable, requiere de una especial atención y es una de las principales asignaturas pendientes de la sanidad española.


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo, una de cada siete personas jóvenes de 10 a 19 años padece algún trastorno mental. Asimismo, según un informe de UNICEF, se calcula que más del 13% de los y las adolescentes de 10 a 19 años padecen un trastorno mental.


También según este informe, la ansiedad y la depresión representan alrededor del 40% de estos problemas de salud mental, y a esto hay que sumar el malestar psicosocial de niñas, niños y jóvenes, que no alcanza el nivel de trastorno mental, pero que perturba su vida, su salud y sus expectativas de futuro. Existen, además, una serie de factores de riesgo que influyen en la salud mental de niñas, niños, adolescentes y jóvenes como son haber sido víctima de abusos sexuales, de acoso escolar o ciberbullying, el género, las expectativas sobre el empleo o el cambio climático, las adicciones con o sin sustancia, la soledad no deseada, ser migrante o haber sobrevivido a un conflicto bélico.


Por todo ello, el objetivo del lema, de la identidad visual y de las acciones que se realizaron por el Día Mundial de la Salud Mental 2022 ha sido interpelar e involucrar en el cuidado y la protección de la salud mental desde la primera infancia, no solo a instituciones y agentes decisores, sino también a jóvenes y adolescentes, así como a familias con niñas y niños, y a las comunidades educativas, para que presten atención a la salud mental y le otorguen la importancia que tiene en la vida de las personas, prácticamente desde que nacen. En este sentido, la educación emocional es una de las piezas clave para fomentar la salud mental desde las primeras etapas de la vida.


Por ello es prioritario incrementar los recursos, destinados a estos grupos, que abarquen la prevención y promoción de la salud mental, la detección, el diagnóstico, el tratamiento y la continuidad de cuidados de los trastornos mentales. Bajo el hashtag #DaleLikeALaSaludMental, SALUD MENTAL ESPAÑA difundió el 10 de octubre distintas infografías con mensajes que buscaban, por un lado, desactivar determinadas formas de pensar o actuar frente a un momento de malestar emocional, y, por otro, concienciar a las personas jóvenes y adolescentes de que sus problemas y sentimientos tienen la misma validez


e importancia que los de las personas adultas, y que expresarlos sin miedo ayuda a cuidar la salud mental. La infancia, adolescencia y juventud son etapas de la vida en las que cualquier acontecimiento que experimente la persona, tanto positivo como negativo, puede marcarla para siempre. Por ello, una vez más, la Confederación ha reivindicado la urgencia de que se pongan los medios y recursos oportunos que proporcionen una educación emocional en las aulas, para que, ya desde la infancia, los niños y las niñas aprendan a identificar emociones, compartirlas, y buscar ayuda siempre que sea necesario. La pandemia ha acrecentado las vulnerabilidades.


Las entidades del movimiento asociativo han detectado un crecimiento exponencial de menores y jóvenes que presentan problemas de salud mental. Entre esos problemas se encuentran los trastornos alimentarios que se llegaron a triplicar durante el confinamiento, especialmente entre mujeres adolescentes y jóvenes, problemas en el control de los impulsos y de pérdida de autocontrol, estrés postraumático, ansiedad, depresión, abuso de pantallas (televisión, videojuegos, ordenador) o aislamiento social.


En definitiva, la pandemia ha evidenciado en toda su crudeza una situación de falta de recursos preexistente, que ya es insostenible, y que la insuficiencia de los presupuestos públicos destinados a la psiquiatría infantil y juvenil provoca la proliferación de graves vulneraciones de derechos humanos en este sector de la población.


Para acceder al artículo completo pinche aquí


Palabras clave: salud mental, informe derechos humanos
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-71866

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

el mundo cambia. actualízate tu formación
Publicidad

Recomendamos

GOLDBERG, STAHL. PSICOFARMACOLOGÍA PRÁCTICA

Goldberg y Stephen M. Stahl. Prologo de Alan F. Schatzberg. Durante las últimas cuatro décadas, l...

VER MÁS
VER TODO
desvenlafaxina antidepresivos
Publicidad

Próximos cursos


Dependencia Emocional

Inicio: 09/10/2024 |Precio: 90€

Ver curso