PUBLICIDAD-

Actualidad y Artículos | Salud mental   Seguir 47

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

Investigadores demuestran que la naturaleza reduce los niveles de inflamación



0%
Noticia | 03/05/2024

 


Vivir cerca de la naturaleza está asociado a una mejor salud mental y física, ahora un nuevo estudio además conecta el disfrute de la naturaleza con un proceso biológico específico: la inflamación. Estos hallazgos se suman a una creciente literatura sobre los efectos saludables de la naturaleza para la salud al demostrar cómo tales experiencias se materializan en sistemas fisiológicos posteriores, lo que potencialmente informa futuras intervenciones y políticas de salud pública.


Dirigido por Anthony Ong, el profesor del Departamento de Psicología y director del Centro de Ciencias del Desarrollo Integrativo de la Facultad de Ecología Humana de la Universidad de Cornell en EEUU, el estudio ha demostrado que un contacto positivo más frecuente con la naturaleza se asociaba de forma independiente con niveles circulantes más bajos de tres indicadores diferentes de inflamación.



PUBLICIDAD



"Al centrarse en estos marcadores de inflamación, el estudio proporciona una explicación biológica de por qué la naturaleza podría mejorar la salud, mostrando particularmente cómo podría prevenir o controlar enfermedades relacionadas con la inflamación crónica, como las enfermedades cardíacas y la diabetes", ha señalado.


El estudio, que ha sido publicado en 'Brain, Behavior, and Immunity', se basó más en una curiosidad de investigador que por cualquier otra cosa. "Parte de esto se ha inspirado en el lugar, estar aquí en Ithaca y estar rodeado de naturaleza. Crecí en Los Ángeles; la gente vive en sus automóviles y en el tráfico. Entonces, para mí, el estudio realmente intentaba responder a la pregunta: '¿Cuáles son los beneficios de la naturaleza para la salud?'", afirma.


El equipo utilizó para su estudio la segunda ola de la encuesta Midlife de EEUU, un estudio longitudinal sobre la salud y el envejecimiento en los Estados Unidos. La primera ola de la encuesta se llevó a cabo en 1994-95, la segunda diez años después. Los análisis se centraron en un subconjunto de individuos (1.244 participantes, 57 por ciento mujeres, con una edad media de 54,5 años) que participaron en un subestudio de biomarcadores durante la segunda ola, durante el cual se evaluó su salud física y se les proporcionaron evaluaciones biológicas integrales a través de un examen físico, muestra de orina y extracción de sangre en ayunas por la mañana.


Se preguntó a los participantes con qué frecuencia estaban en la naturaleza y cuánto disfrutaban de ella. "No se trata sólo de la frecuencia con la que la gente pasa tiempo al aire libre, sino también de la calidad de sus experiencias", señala, admitiendo que él mismo a veces es culpable de no estar plenamente presente en la naturaleza.


El experto ha recordado un día cálido reciente mientras paseaba Beebe Lake mientras navegaba por su teléfono, lo que restó valor a la experiencia.


"Me di cuenta de que físicamente estaba en un hermoso entorno natural, pero mentalmente estaba en otra parte", dijo Ong. "Fue un recordatorio para mí de ser más consciente y participar más cuando estoy en la naturaleza, para realmente disfrutar de los beneficios", ha comentado.


Los investigadores observaron las concentraciones de tres biomarcadores de inflamación: interleucina-6 (IL-6), una citocina estrechamente implicada en la regulación de los procesos inflamatorios sistémicos; Proteína C reactiva, que se sintetiza en respuesta a la estimulación de IL-6 y otras citoquinas; y se midieron el fibrinógeno, una proteína soluble presente en el plasma sanguíneo, y se realizaron modelos de ecuaciones estructurales para detectar la asociación entre la participación de la naturaleza y los tres biomarcadores.


Incluso al controlar otras variables como la demografía, los comportamientos de salud, la medicación y el bienestar general, Ong ha afiirmado que su equipo encontró que los niveles reducidos de inflamación se asociaban consistentemente con un contacto positivo más frecuente con la naturaleza.


"Intentamos deshacernos de este hallazgo controlando una serie de factores, pero no pudimos deshacernos de él. Así que es un hallazgo bastante sólido. Y es este tipo de nexo entre exposición y experiencia: sólo cuando tienes ambas, cuando te involucras y disfrutas de ello, ves estos beneficios", ha afirmadoPor tanto, la atención plena mientras se disfruta del mundo natural es la clave para obtener beneficios. "Es bueno recordarnos que no se trata sólo de la cantidad de naturaleza, sino también de la calidad", concluye.


 



PUBLICIDAD


Fuente: Europa Press
Palabras clave: inflamación, investigadores, naturaleza
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-73792

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Recomendamos

Suicidio Prevención

¡Novedad en libros! La visión actual del suicidio, científicamente fundamentada, es que, aunque ...

VER MÁS
VER TODO
vortioxetina antidepresivos
Publicidad

Próximos cursos


Terapia de compasión basada en los estilos de apego

Inicio: 14/08/2024 |Precio: 150€

Ver curso