PUBLICIDAD

Última actualización web: 29/09/2021

La terapia de exposición prolongada resulta beneficiosa en adolescentes con TEPT víctimas de abuso sexual

Noticia | Trastornos de ansiedad | 03/02/2014

  • Fuente: JAMA
  • Referencia: VOL 310- Num 24- Pags. 2650-2657
RESUMEN

Una forma modificada de la terapia de exposición prolongada, en la que los pacientes vuelven a contar en voz alta sus pensamientos, sentimientos y situaciones relacionados con el trauma, muestra mayor éxito que la orientación de apoyo para el tratamiento de pacientes adolescentes con trastorno de estrés postraumático (TEPT) que han sido víctimas de abusos sexuales, según explican investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos. La exposición prolongada es un tipo de terapia cognitivo conductual en la que se pide a los pacientes que cuenten en voz alta varias veces su experiencia traumática, incluyendo los detalles de lo que sucedió durante la experiencia y qué pensaban y sentían ", explicó la autora del estudio, Edna Foa, profesora de psicología clínica de la Universidad de Pensilvania. "Durante el relato repetido de los eventos traumáticos, la paciente obtiene un sentimiento de clausura de esos eventos y puede dejarlos de lado como algo horrible que le ocurrió en el pasado", dijo. "Ahora puede seguir desarrollándose sin que la experiencia traumática se lo impida". Foa y sus colaboradores publicaron sus hallazgos en la revista Journal of the American Medical Association. El estudio de seis años (2006-2012) examinó el beneficio de un programa de exposición prolongada llamada exposición prolongada-A (PE- A), desarrollado por Foa y que fue modificado para cumplir con la etapa de desarrollo de los adolescentes, y lo compararon con el asesoramiento de apoyo en 61 chicas adolescentes de 13 a 18 años, con trastorno de estrés postraumático relacionado con abuso sexual. En el ensayo clínico aleatorio, simple ciego, 31 participantes recibieron exposición prolongada-A, y 30 apoyo mediante asesoramiento de apoyo. Cada uno recibió 14 sesiones de entre 60 y 90 minutos de cualquiera de las terapias en un escenario de salud mental de la comunidad. Los consejeros estaban familiarizados con el asesoramiento de apoyo, pero desconocían el PE-A antes del estudio, por lo que se les impartió un taller de cuatro días sobre PE -A seguidos de supervisión cada dos semanas. Tras un año de seguimiento, los investigadores hallaron que las pacientes que recibieron PE-A mostraron una mayor disminución de la gravedad de los síntomas de TEPT y la depresión y una mejora del funcionamiento general, unas diferencias que se mantuvieron a lo largo de los 12 meses del período de seguimiento. Además, el equipo halló que era seguro utilizar la terapia de exposición prolongada con las pacientes más jóvenes, incluso cuando era administrada en un entorno comunitario por profesionales sin formación previa en tratamientos basados en la evidencia y puede tener un impacto positivo en esta población, concluye Foa. Para acceder al texto completo consultar las características de suscripción de la fuente original: http://jama.jamanetwork.com/



Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-37962

¿Eres psiquiatra o psicólog@?

Mantente informado y capta nuevos clientes.

Regístrate gratis en psiquiatria.com


Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Publicidad
PUBLICIDAD
Próximos Cursos Online
Apúntate ahora y obtén hasta un 50% de descuento en la mayoría de nuestros cursos.
Psiquiatría Forense y Criminología Clínica
PUBLICIDAD