PUBLICIDAD
Última actualización web: 30/06/2022

Tratamient​o con sales de litio e hiperparat​iroidismo.

Autor/autores: Roberto Lozano , Reyes Marín, Maria Jesús Santacruz, Rafael Gómez, Isabel Freire, Asunción Pascual
Fecha Publicación: 30/03/2014
Área temática: Psiquiatría general , Tratamientos .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Estudio prevalencia hiperparatiroidismo en pacientes tratados con litio.
 36 pacientes eutímicos con enfermedad bipolar, 57% mujeres, edad =45
± 15años, peso = 81 ± 45 Kg, talla = 151 ± 13 cm, IMC = 30. 3 ± 3 Kg/m2, en tratamiento con
sales de litio, durante mas de seis meses; enfermedad bipolar 69%, trastorno esquizoafectivo 26%
y otros 5%.

Palabras clave: paratiroides

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-8384

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

TRATAMIENTO CON SALES DE LITIO E HIPERPARATIROIDISMO
Reyes Marín, Maria-Jesús Santacruz, Rafael Gómez, Roberto Lozano, Isabel Freire, Asunción
Pascual.
Hospital Real de Nuestra Señora de Gracia. Zaragoza.
rlozano@salud.aragon.es

RESUMEN:
OBJETIVO: Estudio prevalencia hiperparatiroidismo en pacientes tratados con Litio.

MATERIAL Y MÉTODO: 36 pacientes eutímicos con enfermedad bipolar, 57% mujeres, edad =45
± 15años, peso = 81 ± 45 Kg, talla = 151 ± 13 cm, IMC = 30.3 ± 3 Kg/m2, en tratamiento con
sales de litio, durante mas de seis meses; enfermedad bipolar 69%, trastorno esquizoafectivo 26%
y otros 5%.
Se analizó cada 6 meses: velocidad de sedimentación globular (VSG), inmunoglobulina G (IgG),
inmunoglobulina A (IgA), inmunoglobulina M (IgM), proteína C reactiva (PCR), componente C3 del
complemento (C3), componente C4 del complemento (C4), hormona crecimiento (GH),
paratohormona (PTH), calcio sérico (Ca), prolactina (PRL), cortisol (cort), TSH, hemoglobina
glicosilada (%Hb) y hemoglobina A1c (HbA1c).
Se analizó la prevalencia de pacientes con valores de PTH > 65 pg/mL (media población
general+2DS).

RESULTADOS: VSG = 18 ± 15 mm/h; Ca = 9.8 ± 0.5 mg/dL; IgG = 936 ± 202 mg/dL; IgA =
268 ± 12 mg/dL; IgM = 87.5 ± 37.2 mg/dL; PCR = 4.0 ± 2.5 mg/L; PTH = 61.8 ± 18.6 pg/mL; PRL
= 875.3 ± 905.7 µUI/mL; cort1 = 14.4 ± 4.98 µg/dL; TSH = 3.6 ± 2.7 µUI/mL; T4 = 1.1 ± 0.1
ng/dL; %Hb = 5.5 ± 0.3%; HbA1c = 32.4 ± 5.2 mmol/mol; Litemia = 1.06 ± 0.16 mEq/L.
21% de pacientes PTH > 65 pg/ml, 0% pacientes Ca > 10.5, observándose tendencia al aumento de
la calcemia , pero sin superar el valor limite superior en ningún caso.

CONCLUSION: La prevalencia de hiperparatiroidismo en pacientes en tratamiento con litio fue
del 21%, no afectando a la calcemia.

OBJETIVO
El Li constituye el tratamiento a largo plazo más efectivo frente al trastorno bipolar,
protegiendo frente a la depresión y manía y reduciendo el riesgo de suicidio y mortalidad a corto
plazo. [1,4]
Aunque eficaz, el tratamiento con Li no esta exento de desventajas como es su estrecho
margen terapéutico, que requiere monitorizar rutinariamente sus niveles plasmáticos, así como la
función renal y endocrina, para evitar yatrogenia..[5-9].
Una sistemática revisión de sus efectos secundarios nos permite tener un perfil clínicamente
informativo de la toxicidad ejercida por este..Los resultados indican que el Li produce una pequeña
reducción de la filtración glomerular renal [10,11] y aumenta la TSH, y Calcio y PTH.
Centrándonos en la PTH, el Li parece producir hiperparatiroidismo primario con una
prevalencia no del todo establecida. Así, el Li incrementaría PTH, la cual aumentaría la
concentración de calcio en sangre. [12]. No Incluyéndose en las guías de manejo del trastorno
bipolar la monitorización de la calcemia..[13]

Los síntomas y signos asociados a hipercalcemia varían con la edad, el grado, duración y del
desarrollo de la hipercalcemia. A nivel gastrointestinal se observa náuseas, vómitos, anorexia,
constipación y reflujo gastroesofágico con o sin presencia de úlcera péptica, debido a que la
hipercalcemia estimula la producción de gastrina. A nivel renal, la hipercalcemia provoca una
diabetes insípida nefrógenica secundaria por alteración del epitelio tubular renal; por ello, los
pacientes tienen poliuria, polidipsia, incapacidad para la concentración de la orina y posteriormente
desarrollan insuficiencia renal progresiva. . [14-16]
Dada la ausencia de datos acerca de la prevalencia de Hiperparatiroidism y/o hipercalcemia
asociada en pacientes con enfermedad bipolar en tratamiento crónico con sales de litio, nos hemos
propuesto, como objetivo del presente trabajo, su cálculo.

MATERIAL Y MÉTODO
36 pacientes eutímicos con enfermedad bipolar, 57% mujeres, edad = 45 ± 15 años, peso = 81 ±
45 Kg, talla = 151 ± 13 cm, BMI = 30.3 ± 3 Kg/m2, en tratamiento con sales de litio, durante mas
de seis meses; enfermedad bipolar 69%, trastorno esquizoafectivo26% y otros 5%.

Se analizó cada 6 meses: velocidad de sedimentación globular (VSG), inmunoglobulina G (IgG),
inmunoglobulina A (IgA), inmunoglobulina M (IgM), proteína C reactiva (PCR), componente C3 del
complemento

(C3), componente C4 del complemento (C4), hormona crecimiento

(GH),

paratohormona (PTH), calcio sérico (Ca), prolactina (PRL), cortisol (cort), TSH, hemoglobina
glicosilada (%Hb) y hemoglobina A1c (HbA1c).


Se analizo la prevalencia de pacientes con valores de PTH >65 pg/mL (media población
general+2DS).

RESULTADOS
VSG = 18 ± 15 mm/h; Ca = 9.8 ± 0.5 mg/dL; IgG = 936 ± 202 mg/dL; IgA = 268 ± 12 mg/dL;
IgM = 87.5 ± 37.2 mg/dL; PCR = 4.0 ± 2.5 mg/L; PTH = 61.8 ± 18.6 pg/mL; PRL = 875.3 ± 905.7
µUI/mL; cort1 = 14.4 ± 4.98 µg/dL; TSH = 3.6 ± 2.7 µUI/mL; T4 = 1.1 ± 0.1 ng/dL; %Hb = 5.5 ±
0.3 %; HbA1c = 32.4 ± 5.2 mmol/mol; Litemia= 1.06 ± 0.16 mEq/L.
21% de pacientes PTH > 65 pg/ml, 0% pacientes Ca > 10.5, observándose tendencia al
aumento de la calcemia, pero sin superar el valor limite superior en ningún caso.

DISCUSION
Los datos de prevalencia de hiperparatiroidismo coinciden con los publicados por otros autores,
aunque nosotros no hemos observado efectos clínicamente relevantes sobre la calcemia.
Varios autores han descrito que la administración crónica de Li provoca hipertparatiroidismo,
[17,18] con elevaciones del calcio sérico, magnesio y PTH. [19,20]
Franks y cols [21] hallaron que este incremento de la calcemia era benigno, no
recomendando análisis de la calcemia de forma rutinaria; asimismo, Carman y Wyatt [22] afirmaron
que dicho incremento podría considerarse como un indicador pronostico favorable.
Por otra parte, Mientras que el desarrollo de hiperparatiroidismo conlleva el uso de Li durante
varios años, la hipercalcemia se produce desde el primer día del tratamiento. [23,24]
Finalmente, indicar, en lo que respecta al mecanismo por el cual Li provoca estas alteraciones
en el calcio y PTH, que por susmcaracterísticas químicas el ión Litio dentro de las células
paratiroideas solubilizaría parte del fosfato cálcico inorgánico intracelular mediante la formación de
fosfatos de Litio inorgánicos, mucho mas solubles, provocando una alteración del equilibrio entre el
Ca intracelular en forma libre y el constituyente del fosfato cálcico, muy insoluble, aumentando su
liberación y eliminación y, a largo plazo, su depleción y secreción secundaria de PTH.

CONCLUSION
La prevalencia de hiperparatiroidismo en pacientes en tratamiento con litio fue del 21%, no
afectando a la calcemia.


REFERENCIAS
1. McKnight RF, Adida M, Budge K, Stockton S, Goodwin GM, Geddes JR. Lithium toxicity
profile: a systematic review and meta-analysis. Lancet 2012; 379: 721­28.
2. Geddes JR, Burgess S, Hawton K, Jamison K, Goodwin GM. Long-term lithium therapy for
bipolar disorder: systematic review and meta-analysis of randomized controlled trialls. Am J
Psychiatry.2004; 161: 217­22.
3. The BALANCE investigators and collaborator. Lithium plus valproate combination therapy
versus monotherapy for relapse prevention in bipolar I disorder (BALANCE): a randomised
open-label trial. Lancet.2010; 375: 385­95.
4. Cipriani A, Pretty H, Hawton K, Geddes JR. Lithium in the prevention of suicidal behavior
and all-cause mortality in patients with mood disorder: a systematic review of randomized
trials. Am J Psychiatry. 2005; 162: 1805­19.
5. Schou M. Lithium studies.1. Toxicity. Acta Pharmacol Toxicol (Copenh).1958;
15: 70­84.
6. Paul R, Minay J, Cardwell C, Fogarty D, Kelly C. Review: meta-analysis of the eff ects of
lithium usage on serum creatinine levels. J Psychopharmacol.2010; 24: 1425­31.
7. Aurell M, Svalander C, Wallin L, Alling C. Renal-function and biopsy fi ndings in patients on
long-term lithium treatment. Kidney Int.1981; 20: 663­70.
8. Hestbech J, Hansen HE, Amdisen A, Olsen, S. Chronic renal lesions following long-term
treatment with lithium. Kidney Int.1977; 12: 205­13.
9. Nora JJ, Nora AH, Toews WH. Lithium, Ebsteins anomaly, and other congenital heart
defects. Lancet.1974; 304: 594­95.
10 Bendz H, Schon S, Attman PO, Aurell M. Renal failure occurs in chronic lithium treatment
but is uncommon. Kidney Int.2010; 77: 219­24.
11 Coresh J, Astor BC, Greene T, Eknoyan G, Levey AS. Prevalence of chronic kidney disease
and decreased kidney function in the adult US population: third National Health and Nutrition
Examination Survey. Am J Kidney Dis.2003; 41: 1­12.
12. Szalat A, Mazeh H, Freund HR. Lithium-associated hyperparathyroidism: report of four
cases and review of the literature. Eur J Endocrinol.2009; 160: 317­23.
13.National Institute for Health and Clinical Excellence. Bipolar disorder: the management of
bipolar disorder in adults, children and adolescents, in primary and secondary care. London:
National Institute for Health and Clinical Excellence. 2006: 1­31.
14.Bilezikian JP, Potts JT Jr.Asymptomatic primary hyperparathyroidism: new issues and new
questions bridging the past with the future. J Bone Miner Res. 2002;17(2):57-67.
15.Fraser WD. Hyperparathyroidism. Lancet .2009;374:145-158.
16.Wermers RA, Khosla S, Atkinson EJ, Achenbach SJ, et al. Incidence of primary

hyperparathyroidism in Rochester MN 1993-2001: an update of the changing epidemiology of
the disease. J Bone Min Res. 2006;21:171-177.
17.Lau K, Goldfarb S, Gravie M, Agus Z S and Goldberg M. American Journal of
Psychiatry.1978; 234, E294-E300
18.Brown E M . Lithium induces abnormal calcium-regulated pth release in dispersed bovine
parathyroid cells. Jjournal of Clinical Endocrinology and Metabolism.1981; 52, 1046-1048
19.Christensson T A T. Lancet.1976;II, 144
20.Christiansen C, Baastrup P C, Lindgren P and Transbol I. Endocrine effects of lithium. Acta
endocrinologica. 1978; 88: 528-534
21.Franks R D, Dubovsky S L, Lifshitz M, Coen P, Subryan V and Walker S H. Long-term
lithium carbonate therapy causes hyperparathyroidism. Archives of General

Psychiatry.19+82,39:1074-1077
22.Carman J J and Wyatt R J. Calcium: bivalent cation in the bivalent psychoses. Biological
Psychiatry.1979; 14: 295-336
23.Rothman

M. Acute hyperparathyroidism in a patient after initiation of lithium

therapy.American Journal of Psychiatry.1982;139: 362-363
24.Shen F H and Sherrard D J. Lithium-Induced Hyperparathyroidism: An Alteration of the
"Set-Point". Annals of Internal Medicine.1982; 96: 63-65

-515º Congreso Virtual de Psiquiatria.com. Interpsiquis 2014
www.interpsiquis.com - Febrero 2014
Psiquiatria.com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar