PUBLICIDAD-

Actualidad y Artículos | Alimentarios, Trastornos alimentarios y de la ingestión de alimentos   Seguir 34

Me Gusta   0 0 Comentar  0 0

Un estudio demuestra la seguridad del alucinógeno psilocibina para tratar la anorexia nerviosa



0%
Noticia | 27/07/2023

La anorexia nerviosa carece de un abordaje farmacológico con capacidad para revertir los síntomas principales. Dado que este trastorno de la alimentación está aumentando, se precisan con urgencia nuevos tratamientos para mejorar los resultados clínicos. En adolescentes, la incidencia es del 1%, y muchos pacientes llegan a la edad adulta con la enfermedad sin curar. En adultos, es un 0,6%. Y forma parte de las complejas patologías que se engloban en los trastornos de la conducta alimentaria (TCA). 


En este estudio, que publica Nature Medicine, participaron 10 mujeres adultas cuyo índice de masa corporal era muy bajo (inferior a 19) y cumplían con los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales. El estudio fue dirigido por el equipo de Stephanie Knatz Peck, en el Centro de Trastornos Alimentarios de la Universidad de California de San Diego (UCSD).  Las participantes recibieron una dosis única de 25 mg de psilocibina sintética combinada con apoyo psicológico. El objetivo principal fue evaluar la seguridad, la tolerabilidad y la viabilidad después del tratamiento mediante la incidencia y la ocurrencia de eventos adversos y cambios clínicamente significativos en el electrocardiograma, las pruebas de laboratorio, los signos vitales y las tendencias suicidas.


"Los tratamientos de los que disponemos tienen una eficacia limitada, por lo que recibo con ilusión cualquier noticia acerca de nuevos tratamientos", comenta Joaquim Raduà, psiquiatra y responsable del grupo de investigación Imagen de los trastornos relacionados con el estado de ánimo y la ansiedad de IDIBAPS, en declaraciones a SMC. Pero matiza que el trabajo "es muy inicial, muy pequeño, sin grupo control, y básicamente solo quería conocer si la psilocibina es un tratamiento seguro y tolerable". También incide en esto Carmen Moreno, del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón.


"Lo importante es la seguridad después de usar una única dosis". Como detalla a este medio, "medir la tolerabilidad en un espacio temporal de hasta tres meses es importante". No se observaron cambios clínicamente significativos en el electrocardiograma, signos vitales o tendencias suicidas. Dos participantes desarrollaron hipoglucemia asintomática después del tratamiento, que se resolvió dentro de las 24 horas. No se observaron otros cambios clínicamente significativos en los valores de laboratorio. Todos los efectos secundarios fueron de naturaleza leve y transitoria.


Las percepciones cualitativas de los participantes sugieren que el tratamiento fue aceptable para la mayoría de los participantes. "La impresión clínica es que les ha sentado bien, pero no contra la anorexia en sí, si no sirve para medir la viabilidad del estudio", apunta Moreno, quien subraya que, de este trabajo, "no es viable medir la eficacia, porque no hay grupo control. Todos sabían que lo estaban tomando. Hay que tener en cuenta que con estos fármacos hay cierta tendencia a la autosugestión en el funcionamiento, por lo que hay que tener en cuenta este factor".


Baja calidad y muestra mínima


El estudio también destaca que el hecho de haber observado que 4 pacientes mejoraran no es significativo, porque "no sabemos si fue por la psilocibina, por el apoyo psicológico o simplemente por azar. Por esta razón, deberíamos evitar depositar demasiadas esperanzas hasta que no haya estudios más grandes y con grupo control". Sobre esto, Alberto Ortiz Lobo, psiquiatra del Hospital de Día Carlos III-Hospital Universitario La Paz de Madrid, explica que "se pasa por alto el profundo efecto placebo que es probable que produzcan las horas de supervisión médica y atención profesional asociadas con el tratamiento psicodélico".


Como recoge SMC, Ortiz Lobo critica el trabajo porque "este estudio es representativo de esta moda y tiene limitaciones muy importantes. Parte de una hipótesis no probada: que la función serotoninérgica está alterada en las personas diagnosticadas de anorexia nerviosa y que la psilocibina puede ser efectiva porque actúa específicamente en este sistema de neurotransmisión". 


El experto del Hospital de Día Carlos III añade que la investigación "es de una calidad muy baja, con una muestra mínima", y que, como la mayoría de los trabajos que se están realizando con psicodélicos, "no presta atención a la forma en que los efectos psicoactivos inmediatos de las drogas impactan en los sentimientos y el comportamiento de las personas".  


Los resultados que recogen los investigadores estadounidenses apuntan la seguridad de la terapia con psilocibina, tolerable y aceptable para la anorexia nerviosa femenina, lo cual es un hallazgo prometedor dados los peligros fisiológicos y los problemas relacionados con el tratamiento. La psiquiatra del Gregorio Marañón incide en que "estos fármacos pueden desencadenar efectos secundarios y no son la panacea para todos los problemas psiquiátricos que no tienen otras opciones terapéuticas. Hay que medir cómo los usaremos". Cabe destacar que Knatz Peck puntualiza en la publicación que "se necesitan más investigaciones que partan de los supuestos a los que hemos llegado".


La coinvestigadora y terapeuta principal participa en otros ensayos que evalúan el tratamiento con psilocibina para la anorexia nerviosa y que buscan dar el paso siguiente a esta prueba de concepto. 


Uso de alucinógenos en psiquiatría 


No es el primer estudio que prueba el empleo de psilocibina en un trastorno psiquiátrico. Moreno recuerda que ya hay investigaciones más avanzadas en el área de la depresión.


"Desde hace unos años ya se usa recientemente de forma organizada; ha habido publicaciones que demuestran su utilidad". Y puntualiza que "siempre junto a una terapia de soporte". Por su parte, Ortiz no duda en señalar que "al igual que con otros tratamientos psicofarmacológicos, la psilocibina y el resto de psicodélicos se están volviendo populares a través de la potente combinación de intereses financieros y de la desesperación que provoca el sufrimiento mental en las personas que lo padecen. Sin embargo, su utilidad clínica generalizada no está probada, y este estudio no aporta novedades al respecto, salvo contribuir aún más a la divulgación de estas sustancias".  

Fuente: Diario Médico
Palabras clave: anorexia nerviosa, alucinógeno, seguridad
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-71312

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar

Recomendamos

Suicidio Prevención

¡Novedad en libros! La visión actual del suicidio, científicamente fundamentada, es que, aunque ...

VER MÁS
VER TODO
vortioxetina antidepresivos
Publicidad

Próximos cursos

CFC

Neuropsicología Clínica

Inicio: 12/06/2024 |Precio: 200€

Ver curso