PUBLICIDAD
Última actualización web: 27/11/2022

Atribuciones en drogodependencias

Autor/autores: Eduardo José Pedrero Pérez
Fecha Publicación: 31/07/2002
Área temática: Adicciones .
Tipo de trabajo:  Artículo de revisión

Asociación para la Prevención y la Investigación en Dependencias.
APID
E-mail: asociacionapid@yahoo.com

RESUMEN

Los procesos de atribución han sido identificados por la investigación como uno de los factores cognitivos que dirigen la conducta de las personas. La conducta de autoadministración de sustancias está determinada en parte por las atribuciones causales y de resultados que el sujeto formula, siendo de vital importancia su identificación tanto para la prevención del consumo como para el tratamiento del abuso y dependencia. En este trabajo se realiza una revisión sobre los trabajos que relacionan los dos conceptos, procesos de atribución y drogodependencia, en relación a los procesos de adquisición de la conducta, su mantenimiento y su abandono. Finalmente, se reflexiona sobre la importancia que las atribuciones de causalidad representan en el correcto abordaje de esta problemática, en la formulación de objetivos y expectativas de familiares y profesionales.

 

1. INTRODUCCIÓN

Aunque el consumo de sustancias psicoactivas, ya sea como preparados a partir de productos naturales o mediante procesos de extracción de los principios activos, ha sido una práctica usual en la especie humana desde su aparición sobre el planeta, en los últimos siglos, y muy especialmente en la última mitad del siglo XX, esta práctica se ha generalizado hasta configurar lo que algunos denominan inapropiadamente “epidemia”, pero que, en todo caso, ha provocado una multitud de problemas de índole social. Generalmente, a partir de estudios antropológicos, se atribuye esta generalización a un cambio en los patrones de uso de las sustancias: se ha pasado de un modelo tradicional, en el que el uso está ritualizado al encontrarse en su totalidad ligado a prácticas mágicas, religiosas, curativas o alimentarias, circunscrita a territorios y entornos culturales concretos que prescriben su uso en determinadas circunstancias y lo prohiben en otras; hasta un modelo consumista, que transforma la droga en mercancía, sujeto a las leyes de la oferta y la demanda por encima de otras formulaciones legales, sin contextos regulados de consumo, haciendo de la conducta de consumo un acto individual (Merlo y Lago, 1993).
Es perfectamente posible que algunas personas consuman sustancias psicoactivas, sin perder por ello su capacidad de controlarlas, acomodándolas a su funcionamiento habitual, siendo capaces de dilucidar entre lo beneficioso y lo perjudicial, y presentando un repertorio de estímulos gratificantes no limitados a los que proporciona la sustancia (Peele, 1985). Para otros, en cambio, el uso de estas sustancias comporta consecuencias negativas (trastornos psicológicos, enfermedades físicas, problemas sociales, muerte por sobredosis, etc.) que difícilmente compensan los beneficios que, sin duda, también obtiene la persona. Estos problemas pueden deberse a los efectos directos de la sustancia sobre determinadas estructuras físicas o sobre los procesos fisiológicos; pero también pueden derivarse de otras circunstancias: la consideración legal de la sustancia, las formas de autoadministrarla, la presencia de contaminantes en productos ilícitos, el rechazo social a determinadas conductas, etc. Sin embargo, cada vez con más claridad se advierte que el papel mediador de los factores cognitivos es un elemento clave para entender las conductas de aproximación a las sustancias, el inicio en el consumo, la experimentación de consecuencias del uso y abuso de sustancias, el establecimiento de una relación determinada con la sustancia y el ambiente, la motivación para dejar o persistir en el consumo, las dificultades para romper las relaciones establecidas, etc. Se trata de factores individuales que modulan tanto los efectos que una sustancia produce en un determinado organismo como la relación de ese organismo con el resto de estímulos presentes en su ambiente.
Es tarea de la ciencia de la conducta estimar las constancias y las diferencias entre las conductas de los diferentes individuos, en orden a comprender, explicar y anticiparse a las consecuencias no deseadas que tales conductas comportan. De alguna manera, la drogodependencia ha supuesto, en los últimas décadas, un ámbito de estudio privilegiado para la comprensión de fenómenos conductuales y cognitivos que se entrelazan de formas muy diversas en un grupo de conductas tan complejas como las que suponen la autoadministración de sustancias, que han quedado subsumidas bajo el epígrafe popular de “el problema de la droga”. Tal y como proponía Comas (1988) “para los científicos sociales esta situación proporciona un campo experimental de investigación muy interesante. La excepcionalidad con la que se tratan los temas de drogas posibilita reenfocar muchos temas tradicionales y contrastarlos desde esta excepcionalidad. Hasta el punto, de poder pensar que las drogas están equivaliendo para las Ciencias Sociales, lo que la carrera espacial para las nuevas tecnologías y consiguientemente para la reordenación industrial”. De igual forma, para los científicos de la personalidad, el ámbito de los consumos de sustancias se ha configurado como un espacio de investigación excepcional, proporcionando claves para la comprensión de muchos otros fenómenos del comportamiento humano.
Este trabajo pretende ser una revisión de los trabajos publicados sobre uno de los tópicos de la psicología cognitiva, las atribuciones, en relación con las conductas de autoadministración de sustancias. Para ello, se ha consultado, por una parte, la base de datos Psyc-INFO (©APA) y, por otra, la base de datos INDID de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), en la búsqueda de trabajos que relacionaran ambos conceptos: atribución y drogodependencias.

Palabras clave: Atribuciones, Drogas, Abuso de Drogas, Adicción, Prevención, Tratamiento


Este archivo no está actualmente disponible para su descarga.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-8482

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar