PUBLICIDAD
Última actualización web: 20/05/2022

Conflictividad laboral y patología psiquiátrica. Repercusiones en incapacidad temporal por contingencia común.

Autor/autores: E. Tejero Sancho
Fecha Publicación: 01/03/2012
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

La conflictividad laboral no siempre debe ser considerada en el ámbito del mobbing o terror psicológico en el ámbito laboral descrito por Leyman (1990, 1996), como una comunicación hostil y sin ética, dirigida de manera sistemática por uno o varios individuos contra otro, que es así arrastrado a una posición de indefensión y desvalimiento, y activamente mantenido a ella. Estas actividades tienen lugar de manera frecuente, siendo excluidos los conflictos temporales.

Nosotros hemos definido como ?conflictividad laboral? aquellas situaciones que no alcanzan el grado de mobbing o terror psicológico, pero que originan una situación de incapacidad temporal (IT) por patología psiquiátrica (en su mayor parte por trastornos adaptativos ansioso-depresivos reactivos a conflicto laboral según consta en partes de baja del Médico de Atención Primaria), y donde se detectan unas relacionales interpersonales complejas dentro del trabajo (entre empleado y empleador, entre empleados, etc), situaciones socioeconómicas difíciles o proyección de problemáticas familiares y personales en el ámbito laboral. Dichas situaciones suelen encontrarse en la mayoría de los procesos en situación judicializada (intervención de sindicatos, dirigidos por abogados, pendientes de juicios, con demandas en inspección laboral, etc), que no vienen sino a originar y favorecer mecanismos evitativos y alargamiento excesivo de incapacidades temporales, que en muchos casos no tienen nada que ver con la evolución de la presumible patología psiquiátrica originaria de dicha IT.

En gran parte de los casos de conflictividad laboral, se aprecian diferencias importantes con el mobbing, el cual ha sido ampliamente estudiado por González De Rivera (2002), López (2003) y Olmedo (2006), en cuyo caso la IT es un elemento fundamental en la recuperación de la enfermedad mental (Camps, 1996).

Por el contrario no podemos considerar la conflictividad laboral como una enfermedad (Vartia, 1996), si bien puede favorecer la aparición de síntomas psicosomáticos y de patología psiquiátrica (Cantera, 2008), requiriendo un enfoque bio-psico-social, y pudiendo ser necesarios no solamente tratamientos psicofarmacológicos sino también cambios psicológicos y sociales.

La intervención de las Mutuas de Accidente de Trabajo y Enfermedad Profesional de la Seguridad Social, colaboradoras en la gestión de la prestación económica por IT en Contingencia Común (Gala, 2008), permite en contingencia común la posibilidad de adelantar pruebas y tratamientos, realizar propuestas de alta a la Inspección e iniciativas de alta al INSS (RD 575/1997; RD 1117/1998)

La incorporación de un especialista en psiquiatría en plantilla en el Hospital MAZ de Zaragoza, ha permitido una mayor colaboración con los médicos evaluadores de la mutua en contingencia común, y un mejor seguimiento en aquellos casos psiquiátricos en los que se considera necesario.

A lo largo del año 2010, se ha realizado el seguimiento de un total de 916 pacientes en IT por patología psiquiátrica, siendo derivado al especialista de psiquiatría de MAZ un 45.5 % (N=416), estando un 70% de los pacientes sin seguimiento psiquiátrico en el momento de nuestra valoración psiquiátrica.

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

Este archivo no está actualmente disponible para su descarga.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4591

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar