PUBLICIDAD-

"Despertar del ensueño o el imposible despertar"

  Seguir al autor

Autor/autores: Alberto Daniel Abramovici
Fecha Publicación: 11/01/2024
Área temática: Psicología general .
Tipo de trabajo:  Post/Entrada de Blog

Universidad de Buenos Aires

RESUMEN

El título es provocador, vel sugerente de una máxima tensión entre los dos términos, en nada dialéctico y sin síntesis.Cuestiones muy difíciles e inciertas que esperamos esclarecer con ayuda de este empeño escrito. Venimos considerando en trabajos anteriores el supuesto de que, al emergente Real (1), lo imposible le es por estructura, ya que aislado de anudamiento resulta inviable su sostenimiento temporal, tornándose fugaz e instantáneamente caduco.Y que más temprano que tarde será sucedido por una nueva organización que al mismo tiempo que disuelve lo Real permite su viabilidad pero en una eficacia atenuada. Ideas con claras reminiscencias freudianas (mezcla y desmezcla pulsional), que apuntan a un nuevo orden subjetivo que parece sustentarse, además de en la metapsicología  y fijación freudiana,  en un re posicionamiento de exigencia estructural. Como ejemplos de nuevos sistemas que compelen a suceder a la emergencia Real, presentamos el despertar post sueño de angustia o de una pesadilla; y la sistematización delirante consecutiva al estado alucinatorio.  

Desarrollo: Aclaramos que no es intención de este trabajo ocuparse de las cuestiones temporales del despertar.Retomando, sólo se considerará respecto del primer ejemplo, lo pertinente al sueño de angustia y su relación con el despertar.La producción delirante posterior a la emergencia del objeto, fue tratada en otro trabajo para la Maestría “Alucinación y diagnóstico “correspondiente al eje “Estudios Freudianos”  del segundo cuatrimestre del 2002. Nuestra metodología será ir revisando la posición de Freud respecto de su tesis sobre la función de los sueños, desde una de sus últimas opiniones sobre el tema, a saber: su vigésima novena conferencia de 1932, conjuntamente con interpelaciones que le formulara Lacan sobre el despertar.En dicha conferencia, Freud critica limitadamente -según veremos- su propia doctrina sobre los sueños, tanto como que vuelve a concederle un lugar de privilegio a todo el edificio de la “Traumdeutung”.

Aprovecha para rechazar las imputaciones sobre el supuesto carácter sexual general de los sueños, y en cambia reafirma tres principios, de los cuales seleccionaremos los dos primeros por la contradicción que supone: a) el distingo básico que debe marcarse entre contenido manifiesto del sueño y pensamiento onírico latente. (Afirmación de la hiancia insuperable) b) el que los sueños de angustia no contradicen la función del sueño como cumplimiento de deseo. (Hiancia superada)Observa Freud que, dentro de las condiciones del soñar, es necesario el introito del deseo de dormir - wunsch zu schlafen –; es decir dormir, pero presidido por su deseo, no por necesidad. El deseo de dormir supone el extrañamiento deliberado del mundo exterior y sería amenazado desde tres lados: 1) estímulos externos mientras se duerme, 2) intereses diurnos que no aceptan ser suspendidos, 3) por las mociones pulsionales reprimidas.El sueño es visto por Freud como un vasallo de doble amo. Un primer amo,  inconsciente, que insiste en expresarse y satisfacerse y un segundo, que sólo exige dormir.

Compatibilizadas las instancias por el trabajo del sueño, cualquier perturbación, siempre que no supere un cierto umbral, podrá ser allanada. En los casos de incompatibilidad de los sistemas sobrevendrá el despertar pleno, tal como ocurre en el sueño de angustia.El reposo del dormir no se perturba fácilmente y si es necesario, el proceso onírico se alimentará de los estímulos perturbadores, desembocando en una vivencia alucinada inocua que asegurará la continuidad del dormir.Los estímulos serán aprovechados en un producto de compromiso o de doble función. Por un lado acorde al yo del durmiente que desea dormir, tramitando los estímulos perturbadores y por otro lado, permitiendo a la moción pulsional reprimida la satisfacción alucinada de deseos. (2) …“Debo suponer que el estado de dormir vuelve más in excitable la superficie sensorial de la conciencia volcada al precc, que la dirigida a los sistemas Pret”... …”Dentro del pensar nada debe ocurrir; el Precc exige dormir”... …”una vez que el sueño devino percepción, puede excitar a la conciencia  por medio de las cualidades que adquirió”… …”Así, debe considerarse que el sueño en todos los casos despierta, pone en actividad parte de la fuerza en reposo del precc.”..(3) Pero al mismo tiempo que subraya la función del sueño como guardián del dormir, nos propone que siempre despierta, que pone en actividad al precc. Efectivamente, es la actividad de contra investidura preconciente la encargada de ligar las excitaciones alucinadas regresivamente.Freud insiste con que lo que se despierta es el precc. Se puede deducir con ello que lo que vuelve a dormirse, a sepultarse, es lo Real del proceso primario.Es un despertar por la palabra que, en todo caso, re liga a lo Real vía significante. (La cursiva es nuestra)Argumento que parece cobrar fuerza, en lo que sigue inmediatamente…“ La mayoría de los sueños parecen trabajar con intensidades  psíquicas comparativamente pequeñas, pues aguardan el despertar.

Continua...

Palabras clave: Imposible despertar


Este archivo no está actualmente disponible para su descarga.

VOLVER

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-12550

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!