PUBLICIDAD
Última actualización web: 19/05/2022

Evaluación de la personalidad esquizotípica mediante la medida reducida de O-LIFE.

Autor/autores: Juliana Teixeira Do Carmo
Fecha Publicación: 01/01/2002
Área temática: Trastornos de la Personalidad .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

La personalidad esquizotípica puede ser considerada como factor de riesgo para desarrollar esquizofrenia, sin constituir, necesariamente, un trastorno de la personalidad. Presenta una estructura de tipo multidimensional, donde, de igual forma que en la esquizofrenia, destacan principalmente dos conjuntos de características: positivas y negativas. Esta estructura dimensional, investigada fundamentalmente mediante el análisis factorial, sirve de base para el desarrollo de numerosos instrumentos psicométricos. Uno de los instrumentos utilizados para la evaluación de este tipo de personalidad es O-LIFE (Oxford Liverpool Inventory of Feelings and Experiences) de Mason, Claridge y Jackson (1995).

Este cuestionario ha sido adaptado al español y consta de 159 ítems que evalúan cuatro dimensiones: Experiencias Inusuales, Desorganización Cognitiva, Anhedonia Introvertida y Disconformidad Impulsiva. A partir de este cuestionario se ha creado una versión reducida, O-LIFE-R, de 40 ítems que evalúa estas mismas dimensiones. El objetivo de este trabajo es comparar algunas propiedades psicométricas del OLIFE-R y el O-LIFE. Para ello se ha administrado la versión reducida a 493 estudiantes universitarios y ambas formas del cuestionario (O-LIFE y O-LIFE-R) a 104. Se ha realizado un análisis factorial de los ítems de O-LIFE-R obteniendo cuatro escalas de diez ítems cada una cuyo contenido es similar al propuesto por los autores para O-LIFE. El resultado de la comparación a través del análisis correlacional muestra el alto grado de convergencia entre las escalas de ambos cuestionarios. Así mismo, se mostrarán los datos de fiabilidad del OLIFE-R.

Palabras clave: personalidad esquizotípica

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-1959

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Evaluación de la personalidad esquizotípica mediante la medida reducida de O-LIFE.

Alvarez López, Esther; Teixeira Do Carmo, Juliana; Andrés-Pueyo, Antonio.

Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamientos Psicológicos
Facultad de Psicología
Universidad de Barcelona (España)
E-mail: ealvarez@psi.ub.es

[otros artículos] [4/2/2002]


Resumen

La personalidad esquizotípica puede ser considerada como factor de riesgo para desarrollar esquizofrenia, sin constituir, necesariamente, un trastorno de la personalidad. Presenta una estructura de tipo multidimensional, donde, de igual forma que en la esquizofrenia, destacan principalmente dos conjuntos de características: positivas y negativas.

Esta estructura dimensional, investigada fundamentalmente mediante el análisis factorial, sirve de base para el desarrollo de numerosos instrumentos psicométricos.

Uno de los instrumentos utilizados para la evaluación de este tipo de personalidad es O-LIFE (Oxford Liverpool Inventory of Feelings and Experiences) de Mason, Claridge y Jackson (1995). Este cuestionario ha sido adaptado al español y consta de 159 ítems que evalúan cuatro dimensiones:

Experiencias Inusuales, Desorganización Cognitiva, Anhedonia Introvertida y Disconformidad Impulsiva. A partir de este cuestionario se ha creado una versión reducida, O-LIFE-R, de 40 ítems que evalúa estas mismas dimensiones.

El objetivo de este trabajo es comparar algunas propiedades psicométricas del OLIFE-R y el O-LIFE. Para ello se ha administrado la versión reducida a 493 estudiantes universitarios y ambas formas del cuestionario (O-LIFE y O-LIFE-R) a 104. Se ha realizado un análisis factorial de los ítems de O-LIFE-R obteniendo cuatro escalas de diez ítems cada una cuyo contenido es similar al propuesto por los autores para O-LIFE. El resultado de la comparación a través del análisis correlacional muestra el alto grado de convergencia entre las escalas de ambos cuestionarios. Así mismo, se mostrarán los datos de fiabilidad del OLIFE-R.

 



Introducción

La personalidad esquizotípica es un constructo complejo que ha estado sometido a diferentes interpretaciones. Tradicionalmente su investigación ha estado ligada al estudio de la esquizofrenia por su similitud en cuanto a características y síntomas. Se podría decir que la esquizotipia es un rasgo de personalidad no patológica que se ha propuesto como un factor predictor de riesgo para el desarrollo de la esquizofrenia (Vollema & Van den Bosch, 1995; Lemos Giráldez, Inda Caro, López Rodrigo, Paíno Piñeiro, & Besteiro González, 1999). De este modo se entiende que existe una dimensionalidad entre personalidad normal y patología. Sólo bajo circunstancias desfavorables (podríamos llamarlas "disparadores"), estos rasgos de personalidad normal pueden devenir síntomas, a lo largo de una dimensión de severidad (Claridge, 1999).

Uno de los abordajes para comprender la estructura compleja de la esquizotipia ha sido a través de las medidas psicométricas, muchas de las cuales se sostienen sobre el análisis factorial. Tal como exponen Martínez-Suárez (1999) y Claridge (1999), se han desarrollado algunos instrumentos específicos para la medida de la esquizotipia: STA de Claridge y Brooks (1984), RISC de Rust (1988), CSTQ de Bentall, Claridge y Slade (1989), SS de (Venables, Wilkins, Mitchell, & Raine, 1990), SPQ de Raine (1991), MSTQ de Rawling y MacFarlane (1994), O-LIFE de Mason, Claridge y Jackson (1995), entre otras. Estas medidas ofrecen diferentes soluciones factoriales en función del número y el contenido de los componentes obtenidos: bifactoriales, trifactorial, tetrafactorial,... A pesar de las divergencias, en todos los estudios se observa la universalidad de un factor que comprende las características positivas (percepciones y creencias aberrantes). Habitualmente le sigue un factor que agrupa características negativas (anhedonia física y social). Es menor el consenso en cuanto a la presencia de un tercer y un cuarto factor que corresponderían a componentes etiquetados como desorganización cognitiva o del pensamiento (que incluye características próximas al componente positivo) y conducta antisocial o disconformidad-impulsividad.

 

 

En el presente estudio, se ha trabajado desde la medida propuesta por Masson et al. (1995) para la evaluación de la esquizotipia. Se trata del Oxford Liverpool Inventory of Feelings and Experiences (O-LIFE). Consiste en un cuestionario de autoinforme formado por 159 ítems que configuran cuatro escalas dimensionales correspondientes a los cuatro componentes extraídos del análisis factorial realizado por Claridge et al. (1996). Experiencias Inusuales se relaciona con alteraciones perceptivas, creencias aberrantes y pensamiento mágico; Desorganización Cognitiva describe dificultades en la atención, la concentración y la toma de decisiones; Anhedonia Introvertida se refiere a la evitación de la intimidad física y emocional mostrando una tendencia a la independencia y la soledad; y por último, Disconformidad Impulsiva vinculado a tendencias agresivas y temerarias y a estilos de vida liberales e inconformistas.

Este instrumento ha sido adaptado en nuestro país por Gutiérrez, Aguilar, Jarne, y Aguilar (1997). Inicialmente se realizaron algunos estudios encaminados a comparar la estructura factorial del cuestionario en castellano y el original inglés (Gutiérrez et al., 1997; Aguilar, Gutiérrez, y Aguilar, 1997). La solución obtenida reprodujo bien la estructura del original, con la salvedad que los factores Desorganización Cognitiva y Anhedonia Introvertida intercambiaban el orden en función de la cantidad de varianza explicada.

Dada la extensión de O-LIFE (159 ítems), y las dificultades que esto entrañaba para su aplicación en investigación, se consideró la posibilidad de elaborar una versión reducida que agilizase su administración (Gutiérrez-Maldonado, Barrantes-Vidal, Obiols, Aguilar, & Aguilar, 1999). La versión O-LIFE-R se construyó tomando los diez ítems con mayores pesos factoriales en cada escala de O-LIFE, dando lugar a un cuestionario de 40 ítems. El análisis factorial sobre estos cuarenta ítems, indicó la idoneidad de una solución que desecha 8 ítems y que se agrupa en cuatro componentes. O-LIFE-R cuenta con cuatro escalas que se corresponden con los cuatro factores obtenidos de contenidos similares a los de la versión original. El orden de los factores en función de la varianza explicada correspondía al de la versión en castellano.

El objetivo del presente estudio es analizar la estructura factorial de O-LIFE-R y compararla mediante análisis correlacional con la versión original de O-LIFE (ambas en castellano). Para ello se ha administrado O-LIFE-R a un grupo de estudiantes universitarios y ambas medidas (O-LIFE-R y O-LIFE) a otro grupo de características similares al anterior. El estudio nos permitirá analizar la viabilidad de O-LIFE-R como instrumento de medida de la esquizotipia en sustitución de O-LIFE.

 

 

Método

Muestra
De una muestra inicial de 601 estudiantes universitarios, se administró la versión reducida a 493 (muestra A) y ambas formas del cuestionario (O-LIFE y O-LIFE-R) a 108 (muestra B). De la muestra global, se eliminaron 29 sujetos cuyos cuestionarios mostraban anomalías en su cumplimentación, quedando 475 sujetos en la muestra A y 97 en la muestra B.

La media de edad del total de sujetos fue de 20,60 (3,75) y el rango de edad de 18 a 47, siendo el 89,6% de la muestra de edad inferior o igual a 23 años. Las mujeres componen el 80,2% de la muestra. No se han hallado diferencias para la edad ni para el sexo entre las muestras A y B.

Instrumentos
Se administraron dos versiones del cuestionario de medida de esquizotipia:

- Inventario Oxford-Liverpool de Sentimientos y Experiencias (O-LIFE). Es la versión en castellano adaptada del original inglés de Masson et al. (1995). Cuenta con 159 ítems de respuesta dicotómica y ofrece puntuaciones para cuatro escalas. La corrección de cada escala se realiza mediante la contabilización de los correspondientes ítems respondidos en el sentido esperado.

- Inventario reducido Oxford-Liverpool de Sentimientos y Experiencias (O-LIFE-R). Se trata de la versión reducida experimental en castellano (Gutiérrez-Maldonado et al., 1999). Cuenta con 40 ítems extraídos de la versión original. Las características de respuesta y corrección son iguales a la versión original.

 

Procedimiento
Se realizó una administración conjunta y en una sola sesión del cuestionario O-LIFE-R a la muestra A y de los cuestionarios O-LIFE y O-LIFE-R a la muestra B. La participación de los sujetos fue voluntaria. Los cuestionarios tenían un carácter anónimo y sólo se solicitaron datos de control como la edad y el sexo.

 

 

Resultados

Se aplicó análisis factorial a todos los ítems del cuestionario reducido en la muestra A. El análisis factorial empleado fue de componentes principales y se utilizó el método de rotación VARIMAX con el fin de maximizar las diferencias entre factores. La medida de adecuación muestral KMO fue de 0,781 y la prueba de esfericidad de Bartlett ofreció un valor de 3990,002 (p=0,000), lo cual indica que la aplicación del Análisis factorial es apropiado. Se realizaron dos extracciones, de cuatro y cinco factores. En primer lugar, se forzó a una solución de cuatro factores siguiendo la estructura original. La varianza total explicada por estos cuatro factores es de 30,543, valor algo inferior al hallado por (Gutiérrez-Maldonado et al., 1999). La Tabla 1 muestra la matriz factorial de componentes rotados obtenida, así como el porcentaje de varianza explicada de cada factor y la fiabilidad hallada mediante el análisis de fiabilidad de Cronbach.

Cabe destacar que la agrupación de los ítems de esta versión reducida es la esperada tanto respecto a las versiones originales en inglés y castellano como a la versión reducida en castellano. No obstante, observamos que el orden de los factores (en función de la varianza explicada) es diferente. Desorganización Cognitiva ocupa el primer lugar, seguido por Anhedonia Introvertida, Experiencias Inusuales y Disconformidad Impulsiva.

También se observa que algunos de los ítems que configuran la escala de Anhedonia Introvertida y uno de la escala de Disconformidad Impulsiva tienen en realidad un sentido inverso. Ello implica que el sujeto que responde "Sí" a estos ítems puntúa hacia el polo opuesto de la dimensión (es decir, hacia extroversión y/o hacia conformidad). En el caso del factor de Anhedonia Introvertida, estos ítems invertidos aparecen en el análisis con signo positivo, lo cual indica que, en realidad, este factor está midiendo Extroversión. Sin embargo, por mantener la etiqueta original ofrecida por los autores, se ha optado por denominarle Anhedonia Introvertida e invertir la puntuación en la corrección de la escala.

Los autores de O-LIFE-R muestran que una solución de 32 ítems ofrece mejores índices de fiabilidad para algunas de sus escalas que la solución de 40 ítems. En el presente estudio, sin embargo, los análisis realizados adoptando esta solución no mejoraron los índices de fiabilidad. Es por ello que se ha optado por utilizar la solución que comprende la totalidad de los ítems de la escala.

 

 

En un segundo momento, se realizó una solución pentafactorial, en base al criterio de contraste de caída en el análisis del gráfico de sedimentación (véase Gráfico 1) que parecía sugerir una estructura de cinco factores, ya que es en ese punto de inflexión donde la pendiente del gráfico pasa a ser mínima. El porcentaje de varianza total explicada al adoptar esta solución es de 33,913. Esta solución da lugar a cuatro factores de similar contenido a los de la solución anterior y a un quinto factor formado por tres ítems (29, 16 y 4). Estos ítems, que formaban parte originalmente de la escala Disconformidad Impulsiva, presentan un contenido semejante al de las escalas de mendacidad de otros cuestionarios. Por otro lado, el ítem 12 (originalmente agrupado en Anhedonia Introvertida) presenta cargas factoriales elevadas y muy similares en los componentes de Anhedonia Introvertida y Disconformidad Impulsiva, siendo mayor en este último factor. Dado que esta solución no aporta nada significativamente diferente a la solución original y dado que el autovalor del quinto componente es bastante inferior (1,497) al del cuarto factor, se opta por conservar la solución tetrafactorial.

 


Gráfico 1. Gráfico de sedimentación

 


Tabla 1

 

Posteriormente, con el fin de comparar la validez respecto a la versión original, se procedió a calcular las correlaciones entre las escalas de ambas versiones (O-LIFE y O-LIFE-R) para la muestra B (n = 97). Éstas pueden verse en la Tabla 2.

 


Tabla 2

 

Conclusiones

El interés por comparar ambas escalas y estudiar la idoneidad del uso de O-LIFE-R en sustitución de O-LIFE, radica principalmente en facilitar la administración de instrumentos para la medida de la esquizotipia.

Los análisis realizados han mostrado que los ítems que componen O-LIFE-R se ajustan de forma muy similar a los análisis realizados por los autores de la versión reducida. En nuestro caso, sin embargo, se ha optado por el uso de los cuarenta ítems que componen la escala, debido principalmente a que la solución propuesta originalmente (32 ítems) no mejoraba en nuestro caso los índices de fiabilidad. De todos modos, cabe observar que la fiabilidad del componente Disconformidad Impulsiva (0,5667) es muy bajo, por lo que se requeriría un análisis detallado del mismo.

Por otro lado, el análisis correlacional nos ha mostrado índices de correlación elevados y significativos entre las escalas de O-LIFE y sus correspondientes en O-LIFE-R (superiores a 0,81 en tres de sus escalas). Esto indicaría que los ítems seleccionados de O-LIFE para formar parte de O-LIFE-R son ciertamente representativos y, por tanto, que ambas versiones están midiendo las mismas características de personalidad. Sin embargo, la escala de Disconformidad Impulsiva no ofrece índices de correlación tan elevados como el resto (0,785). Tal y como se sugería más arriba, los resultados obtenidos en esta escala plantean la necesidad de una revisión.

Estos resultados nos indican pues la capacidad de O-LIFE-R para medir características de personalidad esquizotípica en sustitución de O-LIFE. Sin embargo, al examinar con más detalle los contenidos de cada una de las escalas observamos algunas cuestiones que se proponen como tema de estudio en futuras investigaciones. Por un lado, sería preciso analizar con más detalle la supuesta ortogonalidad de los componentes. Por otra parte, sería necesario un análisis de la validez de constructo de las mismas. Si nos fijamos en concreto en la escala de Desorganización Cognitiva, se observa que la mayoría de ítems de O-LIFE-R hacen referencia a aspectos relacionados con ansiedad y preocupación, la cual cosa no correspondería con la etiqueta que denomina al componente. Los aspectos atencionales y de concentración parecen estar ocupando un segundo plano en este factor.

 

 

Referencias

Aguilar, A., Gutiérrez, J., y Aguilar, E. (1997). Estudio psicométrico de la adaptación española de las escalas O-LIFE. Comunicación presentada en el I Congreso Nacional de la Sociedad Española para la Investigación de las Diferencias Individuales., Madrid (España).

Bentall, R. P., Claridge, G. S., y Slade, P. D. (1989). The multi-dimensional nature of schizotypal traits: A factor analytic study with normal subjects. Bristish Journal of Clinical Psychology, 28, 363-375.

Claridge, G. (1999). Esquizotipia: Teoría y medición. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 8(1), 35-51.

Claridge, G., y Brooks, P. (1984). Schizotypy and hemisphere function - I. Theoretical cosiderations and the measurement of schizotypy. Personality and Individual Differences, 5 643-670.

Claridge, G., McCreery, C., Mason, O., Bentall, R., Boyle, G., Slade, P., y Popplewell, D. (1996). The factor structure of "schizotypal" traits: A large replication study. British Journal of Clinical Psychology, 35, 103-115.

Gutiérrez, J., Aguilar, A., Jarne, A., y Aguilar, E. (1997). Spanish version and factorial study of the O-LIFE. Comunicación presentada en el I Congreso de la Sociedad Española de Psicopatología y Psicología Clínica, Madrid (España).

Gutiérrez-Maldonado, J., Barrantes-Vidal, N., Obiols, J.E., Aguilar, A., Aguilar, E. (1999). Versión reducida del Oxford-Liverpool Inventory of Feelings and Experiencies. Comunicación presentada en el V Congreso de Evaluación Psicológica, Benalmádena (Málaga).

Lemos Giráldez, S., Inda Caro, M., López Rodrigo, A. M., Paíno Piñeiro, M., y Besteiro González, J. L. (1999). Valoración de los componentes esenciales de la esquizotipia a través de medidas neurocognitivas. Psicothema, 11(3), 477-494.

Martínez Suárez, P. C., Ferrando Piera, P. J., Lemos Giráldez, S., Inda Caro, M., Paíno Piñeiro, M., y López Rodrigo, A. M. (1999). Naturaleza y estructura del constructo esquizotipia. Análisis y modificación de Conducta, 25, 615-637.

Masson, O., Claridge, G., y Jackson, M. (1995). New scales for the assessment of schizotypy. Personality and Individual Differences, 18, 7-13.

Raine, A. (1991). The SPQ: A scale for the assessment of schizotypal personality based on DSM-III-R criteria. Schizophrenia Bulletin, 17, 555-564.

Rawlings, D., y McFarlane, C. (1994). A Multidimensional Schizotypal Traits Questionnaire for young adolescents. Personality and Individual Differences, 17, 489-496.

Rust, J. (1988). The Rust Inventory of Schizotypal Cognitions (RISC). Schizophrenia Bulletin, 14(2), 317-322.

Venables, P. H., Wilkins, S., Mitchell, D. A., y Raine, A. (1990). A scale for measurement of schizotypy. Personality and Individual Differences, 11, 481-495.

Vollema, M. G., y Van den Bosch, R. J. (1995). The multidimensionality of Schizotypy. Schizophrenia Bulletin, 21(1), 19-31.




Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar