PUBLICIDAD
Última actualización web: 02/12/2021

La constitución de un grupo multifamiliar en una institución pública.

Autor/autores: Norberto Mascaró Masri
Fecha Publicación: 02/11/2010
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

Reflexiones sobre la creación de un Grupo Multifamiliar (GMF) en un Hospital de Día de una institución pública,  egún los principios de la Comunidad Terapéutica Psicoanalítica de estructura Multifamiliar, desarrollada en Buenos Aires por Jorge García Badaracco. Reflexiones sobre el Grupo Multifamiliar (GMF) y en especial de transmitirles como creamos un grupo de esta naturaleza en una institución pública comenzó en el año 1972, en el marco de una CTP (Comunidad Terapéutica Psicoanalítica) que funcionaba en Buenos Aires desde 1968, y que había creado y dirigido el profesor García Badaracco, pionero en este tipo de experiencias. Grupo Multifamiliar, institución pública.

Palabras clave: Grupo Multifamiliar; Hospital de Día; Institución Pública; Comunidad Terapéutica.

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-6567

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
Vol.5, núm.2 - Julio 2006
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

LA CONSTITUCIÓN DE UN GRUPO MULTIFAMILIAR EN UNA
INSTITUCIÓN PÚBLICA (1)

Norberto Mascaró Masri (2)
npmascaro@yahoo.es

Summary
Reflections about the creation of a Multiple Family Group in a Crisis Unit of a
Public Institution, according to the principles of the Psychoanalytic Therapeutic
Community based on a Multiple Family Structure, developed in Buenos Aires by Jorge
García Badaracco.
Reflections on Multifamily Groups (MFG), and specially of transmitting to you
how we created a group of this nature in a public institution started in the year 1972,
within the frame of the TP, (Therapeutic Psychoanalytic Community): a community that
was operating in Buenos Aires since 1968, and was created and directed by the
professor Garcia Badarraco, a pioneer in these type of experiences.
Multifamily Group, public institution.
Key Words
Multiple Family Group. Crisis Unit. Public Institution. Psychoanalytic Therapeutic
Community. Therapeutic Team Work.
Resumen
Reflexiones sobre la creación de un Grupo Multifamiliar (GMF) en un Hospital
de Día de una institución pública, según los principios de la Comunidad Terapéutica
Psicoanalítica de estructura Multifamiliar, desarrollada en Buenos Aires por Jorge
García Badaracco.
Reflexiones sobre el Grupo Multifamiliar (GMF) y en especial de transmitirles
como creamos un grupo de esta naturaleza en una institución pública comenzó en el año
1972, en el marco de una CTP (Comunidad Terapéutica Psicoanalítica) que funcionaba
en Buenos Aires desde 1968, y que había creado y dirigido el profesor García
Badaracco, pionero en este tipo de experiencias.
Grupo Multifamiliar, institución pública.
Palabras clave

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2006

1

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
Vol.5, núm.2 - Julio 2006
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Grupo Multifamiliar. Hospital de Día. Institución Pública. Comunidad Terapéutica
Psicoanalítica de estructura Multifamiliar. Equipo terapéutico.

En especial, quiero transmitirles como creamos un grupo de esta naturaleza en
una institución pública. Esta experiencia apasionante, compleja y enriquecedora, aunque
poca difundida, abre nuevos horizontes en la búsqueda de una mejor respuesta
asistencial a la patología mental grave.
Mi experiencia personal en este campo comenzó en el año 1972, en el marco de
una CTP (Comunidad Terapéutica Psicoanalítica) que funcionaba en Buenos Aires
desde 1968, y que había creado y dirigido el profesor Jorge García Badaracco (García
Badaracco, 1982), pionero en este tipo de experiencias.
El GMF se mostró, con el correr de los años, como un recurso fundamental en el
abordaje de la patología mental grave. Los pacientes y sus familiares necesitan un
contexto adecuado para expresar sus dificultades personales, es decir su "locura
particular". Este contexto está posibilitado por la presencia de los "otros", capaces de
contener los aspectos más regresivos y carenciales que el sufrimiento mental encierra y
que permiten poder pensar lo impensable y sentir lo indecible. La "locura particular"
pasa a ser la "locura de todos".
Podemos esbozar que la expresión de los conflictos patológicos en la dimensión
vincular se caracteriza por la presencia de un tipo de interdependencias patógenas
vividas con las figuras parentales y que tienen en el mundo interno una vigencia actual
que tiende a reproducir aquellas interdependencias patológicas en sus relaciones
presentes. Estas situaciones ponen en evidencia la llamada transferencia psicótica. Los
pacientes parecen habitados por múltiples personajes, a menudo incompatibles entre sí,
producto de identificaciones patológicas con los padres que han impedido el desarrollo
de un sí mismo. Es así que el paciente mental grave necesita ser rescatado de la "locura"
en la que está inmerso, es decir, de la trama de interdependencias patógenas que lo
tienen atrapado en la relación con los otros y de los objetos enloquecedores que habitan
su mundo interno (García Badaracco, 2000).
A continuación, describiré una experiencia en la constitución de un GMF en el
año 1984, en el Hospital de Día de una Institución Pública ubicada en Guecho, Vizcaya.
A este Hospital de Día, que funcionaba según los principios de CTP, concurrían
diariamente 16 pacientes en un horario comprendido entre las 9,30 y las 13,30h, en
donde realizaban toda una serie de actividades grupales complementadas con terapias
individuales y familiares. La consolidación del sistema terapéutico, siguiendo los
principios de la CTP según había desarrollado en Buenos Aires García Badaracco, nos
llevó a afrontar el reto de la constitución de un GMF (García Badaracco, Jorge 1990).
El equipo terapéutico que llevó adelante la tarea, funcionaba en coterapia y
estaba constituido por tres psiquiatras, una psicóloga y una enfermera psiquiátrica.
Todos compartíamos el interés de aliviar el sufrimiento mental de los pacientes y de sus
familiares, y la necesidad de realizar una experiencia que revirtiera el pesimismo
existente en el tratamiento de estos pacientes graves. Es de destacar que la experiencia
ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2006

2

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
Vol.5, núm.2 - Julio 2006
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

profesional no era equiparable en todos los miembros del equipo, lo que no fue
obstáculo a la tarea, ya que la coterapia se constituyó en un magnifico medio de
aprendizaje, a través del trabajo clínico y la reflexión continua.
La necesidad de crear este recurso, en cuanto a su potencialidad terapéutica, era
reconocida por unos e intuida por otros miembros del equipo. El comienzo de la
experiencia respetó el momento evolutivo del equipo terapéutico, que recién iniciaba su
andadura, teniendo en cuenta su capacidad emocional, psicológica y formativa para
contener las intensas ansiedades que los diversos momentos regresivos producen y a su
vez contener las propias ansiedades producto de las nuevas experiencias.
El mejor comienzo se nos esbozó como un grupo de familias en el cual no
participaran los pacientes designados. Las fantasías destructivas que producían al reunir
a varias familias con sus miembros psicóticos eran compartidas por algunos miembros
del equipo y las propias familiares.
El trabajo previo con las familias para conseguir su participación se centro en
transmitirles la importancia de poder compartir con otras familias dificultades similares
en relación a las circunstancias que vivían. Además, se les ofrecía la posibilidad de
realizar un aprendizaje, en relación a los problemas que debían afrontar en la intimidad
de la vida familiar. Después de múltiples reuniones con cada familia, se pudieron vencer
las resistencias de enfrentarse a sus propias dificultades, enmascaradas muchas veces
por miedos y prejuicios relacionados con la ruptura de su propia intimidad.
Así nos comenzamos a reunir con las familias una vez por mes. Durante el
primer año de trabajo, el discurso giró alrededor de los ausentes-presentes, es decir, los
pacientes designados.
En un primer momento, los padres se mostraban interesados sobre la naturaleza
de la enfermedad mental y sobre que actitudes tenían que tomar ante situaciones
desconocidas para ellos. Una actitud pedagógica por parte del equipo fue de suma
utilidad en esos momentos. Por otra parte, también comenzaba a aparecer la hostilidad
en los ausentes-presentes, quienes eran depositarios de los aspectos más destructivos y
sádicos de los progenitores.
En estos momentos iniciales, nunca perdimos de vista nuestro objetivo principal:
movilizar defensas, analizar conflictos desplazados a las relaciones y fundamentalmente
hacernos cargo de carencias estructurales y necesidades emocionales profundas, que en
la medida que avanzara nuestro trabajo nos íbamos a ir encontrando.
Así, el comienzo estuvo centrado en contener ansiedades, soslayar conflictos y
principalmente, en aliviar la intensa culpa que estas enfermedades generan.
La preocupación inicial fue crear un clima emocional de confianza en donde no
se nos viera a nosotros de forma persecutoria, sino como personas dispuestas a
ayudarles. Una actividad terapéutica no se da de por sí, sino que depende, según nuestra
experiencia, de una manera de hacer especial.

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2006

3

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
Vol.5, núm.2 - Julio 2006
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Al cabo de un año de trabajo, con el grupo bastante consolidado, los familiares
solicitaron aumentar la frecuencia de las sesiones. Sostenían que era el único espacio
que tenían para hablar de sus problemas; y en relación a sus hijos que contaban con un
tratamiento intensivo (4 horas por día, de lunes a viernes), ellos tenían un espacio
mensual que les resultaba insuficiente.
El equipo evaluó la petición como algo importante para el proceso terapéutico y
consideró aumentar la frecuencia de forma que pasamos a reunirnos cada 2 semanas.
Durante el desarrollo del GMF, se fue pasando de aquel discurso circular
centrado en los pacientes a compartir situaciones vivenciales penosas: angustias
profundas, intensas culpas, inseguridades, frustraciones y un pesimismo intenso que era
la barrera principal que encontraba el proceso terapéutico de estas personas. Así se fue
creando una cultura terapéutica en donde lo que le pasaba a los pacientes designados no
era tan distinto a lo que les ocurría a ellos mismos. La inclusión de las propias historias
familiares, en cuanto a sus orígenes, también contribuyó a comprender que la
enfermedad mental tiene una historia y que todos pueden ser víctimas de situaciones
imprevisibles que decide nuestro destino.
Paulatinamente, fue apareciendo una esperanza de que las cosas podían cambiar,
y que se podía realizar una vida más satisfactoria.
Este desarrollo grupal permitió que los padres realizaran su propio proceso
terapéutico; así se fue observando diferentes momentos evolutivos en ellos, lo que hacía
que generalmente los más antiguos asumieran funciones coterapéuticas. Qué mejor que
una madre o un padre que pasó por situaciones de intenso sufrimiento psicológico, para
comprender y transmitir una esperanza a otros padres en un momento de crisis.
Al cabo de unos años de trabajo, una vez el grupo consolidado, se comenzó a
visualizar la necesidad de incluir físicamente a los hijos como una manera de
profundizar más en la problemática. Esta situación se compartió con los familiares, que
en un primer momento expresaron un rechazo manifiesto, que asentaban sobre fantasías
destructivas y catastróficas. Además, algunos componentes del equipo,
contraidentificados con estos aspectos paternales, se oponían a la inclusión bajo el
pretexto de que privaba a dichos padres del único lugar que tenían como propio.
Inconscientemente vivían una situación de un campo de batalla en donde los hijos iban
a destruir a sus padres. En cambio, otros componentes del equipo apostaban por una
tarea más compleja y difícil pero a su vez más gratificante.
La inclusión de pacientes designados se fue realizando paulatinamente y se fue
observando que el diálogo se fue profundizando. Los aspectos iniciales de catástrofe
inminente no se cumplieron y el grupo ya lleva un recorrido de 15 años. Las reuniones
son semanales y participan alrededor de 30 personas.
En cuanto al trabajo terapéutico, queremos destacar que se trabaja desde una
perspectiva psicoanalítica las relaciones interpersonales de índole narcisística, en donde
la comunicación verbal y no verbal están al servicio del control y no de la información,
es decir del reconocimiento del otro como un ser independiente.
ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2006

4

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
Vol.5, núm.2 - Julio 2006
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

Se observa como las dificultades de los padres, lo que García Badaracco (García
Badaraco, 1978) llama carencia de recursos yóicos, se compensan a través de
depositaciones masivas, generándose relaciones de complementariedad patológica.
Cualquier situación que implique una discriminación o autonomía en el sentido
de un crecimiento psicológico es vivida como una amenaza que atenta contra un
equilibrio familiar. Así, se establece el orden de una homeostasis perversa. Este clima
emocional a lo largo del tiempo favorece a la introyección de vínculos de relación
patológica, que, recreados en el mundo interno de cada miembro de la familiar,
constituyen lo que García Badaracco (García Badaracco, 1986) llama el objeto
enloquecedor, que actuando disociadamente en la mente contribuye a crear una
situación patológica y patogénica.
El equipo entonces trabajando en coterapia, hará una lectura de los fenómenos
inconscientes que determinan una dinámica especial de grupo. Por otra parte, analizará
las características de la personalidad de sus miembros, el tipo de comunicación
manifiesta, los liderazgos asumidos y el juego de roles establecido.
La mayor exigencia emocional e intelectual a la que se ve sometido el terapeuta
de grupos, convierte este procedimiento compartido en recurso de gran eficacia
terapéutica para afrontar fenómenos complejos y difíciles.
Anteriormente me referí a la importancia que este procedimiento tiene en la
formación del terapeuta de grupo y de familia.
Para terminar, quiero enfatizar algunos aspectos del quehacer clínico.
Por una parte, surge la necesidad de favorecer un clima emocional que facilite la
comunicación y la confianza. Para ello es importante que los miembros del equipo
encuentren el diálogo adecuado para cada situación. A veces el tomar contacto con una
determinada situación, requiere aliarse con aspectos simbióticos del grupo
multifamiliar. Estas modalidades patológicas traducen la existencia de aspectos
carenciales profundos y de necesidades emocionales encubiertas y no compartidas
sanamente e impiden la posibilidad de un pensamiento elaborado. Muchas veces un
terapeuta se "sumerge" en estas situaciones al quedar investido en aspectos
transferenciales intensos, pero siempre cuenta con la presencia de los otros que actúan
como resguardo de la experiencia al intervenir en otro nivel interpretativo de lo que
ocurre en la sesión. Así se va aportando el alimento necesario para seguir en la tarea.
Esta complementariedad operativa permitirá que los roles se intercambien y se
constituya un proceso dialéctico en el cual se va incluyendo la familia.
Esta manera de trabajar requiere por parte del equipo una capacidad de
autoanálisis y reflexión para afrontar las ansiedades que emergen en la tarea, así como
las divergencias, que asientan muchas veces sobre rivalidades latentes, pero que
corresponden a intensos impactos transferenciales que determinan una dinámica
especial en el equipo que si no se elaboran devendrá como resistencia en el trabajo con

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2006

5

Avances en Salud Mental Relacional / Advances in relational mental health
Vol.5, núm.2 - Julio 2006
Órgano Oficial de expresión de la Fundación OMIE
Revista Internacional On-line / An International On-line Journal

el GMF. El análisis de la llamada contratransferencia en un sentido amplio se constituye
en el elemento fundamental para llevar adelante la tarea.

BIBLIOGRAFÍA
1. García Badaracco, J (1982). Biografía de una esquizofrenia. Fondo de Cultura
Económico. Buenos Aires.
2. García Badaracco, J (1990). Comunidad Terapéutica Psicoanalítica de Estructura
Multifamiliar. Tecnipublicaciones S.A. Madrid.
3. García Badaracco, J (2000). Psicoanálisis Multifamiliar. Paidós Psicología
Profunda. Buenos Aires.
4. Mascaró Masri, N (1995). Vínculo, Identificación y Patología Familiar. Trabajo
presentado en el I Sumposium organizado por la Asociación Vasca de
Psicoterapias Dinámica y Sistemática, sobre "La Terapia Familiar en la práctica
clínica". Publicado en Terapia Familiar Sistemática por Alberto Espina y
Begoña Pumar (Editores), Editorial Fundamentos, Madrid.
5. Mascaró Masri, N y cols (1982). Actas del II Congreso Argentino de Terapia
Familiar. Buenos Aires. Septiembre. 1982. Ediciones Cinco, Buenos Aires.
NOTAS

1. Este trabajo es una elaboración de otro parecido que presentó su autor a las
Jornadas de la Asociación Andaluza de Neuropsiquiatría celebradas en la ciudad
de Jaén durante 2000.
2. Médico psiquiatra, psicoanalista.

ASMR Revista Internacional On-line - Dep. Leg. BI-2824-01 - ISSN 1579-3516
CORE Academic, Instituto de Psicoterapia, Manuel Allende 19, 48010 Bilbao (España)
Copyright © 2006

6

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar