PUBLICIDAD-

Saber del psicoanalista

  Seguir al autor

Autor/autores: Alberto Daniel Abramovici
Fecha Publicación: 11/01/2024
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Post/Entrada de Blog

Universidad de Buenos Aires

RESUMEN

Pretender alinear o suceder el aparato psíquico de Freud, con, el nudo de tres o con el nudo de cuatro, parece una tarea vasta, difícil pero sumamente atractiva.Trataré de encontrar una punta de entrada, por el lado de recordar y de escribir algo sobre los últimos capítulos del "Saber del psicoanalista ".

Parece ya verdad de perogrullo, que el analista, si está bien posicionado como analista, es mejor que no sepa, no entienda, no capte nada; se atenga a escuchar, a permitir que advenga lo que un analisante puede solo puede dar ....si falla.Por supuesto para llegar a esta "dulce espera "de algún significante errático, que se salga del enunciado, hizo falta de todo un trabajo preliminar, de recorte, de preguntar y de repreguntar, de encontrar dudas y objeciones reales, (no impostadas) de no comprender las sensatas y muy comprensibles explicaciones del caso, que solemos dar todos cuando "del otro lado del mostrador ", pretendemos explicar todo y llenar de sentido al máximo la existencia.

Tarea difícil la de analista, escuchar, pero sin creer, ni dar fe, ni simpatizar demasiado con quien nos cuenta sus cuitas.Estas confusas palabras, que en el fondo pretendo que cobren algún orden o claridad, me suena a discutir con alguien, ¿A barrado tal vez? ; pero encarnado en Uds., amigables y no despiadados analistas, las cuestiones mas profundas de las nuevas categorías que allí, en el "saber...” Están expuestas.

Me refiero a las categorías de lo posible, contingente, necesario e imposible.Las he citado al azar, sin animo de pronunciarme respecto de orden, relevancia apareamiento u oposición.Una de las primeras preguntas que en su momento tuve y ahora rescato de mi irreverente planteo, es acerca de la validez o justificación, practica, teórica o de cierta pertinencia ajustada a los problemas de la clínica psicoanalítica.No tengo para nada la respuesta, pero si es mi actitud complaciente respecto de tomar lo que sea, del campo problemático que sea, en este caso de la lógica-filosófica, siempre que permita ensanchar las fronteras del conocimiento y del pensamiento.

Creo que vale la pena, seguir aquí los devaneos de Lacan, abren surcos, son fecundos expresan de manera aun no matematizada, no formalizada lo que a partir de él nos ocupa más, me refiero a lo Real, y a las formulas de su aprehensión.La objeción, que reconozco puede hacernos obstáculo, proviene del modernismo  practicista, de teorías que se ufanan por buscar y alcanzar eficacia y sencillez en desmedro de lo complejo. Habría como un culto, una necesidad imperiosa de alcanzar precisión; es otra de las formas de sostener al objeto deseado como posible de hallar.Espero superadas las objeciones, con la clara idea de hacerle lugar a discutir los aportes de Lacan desde mi posición singular de analista.Recuerdo que estoy escribiendo sin apoyo actual en ningún material, solo tomando lo que me dicta mis ocurrencias.Entonces, para decir algo... ¿para qué Lacan objeta las categorías clásicas Aristotélicas y  ¿en cuanto habré el espectro de posibilidades, la inclusión de lo contingente y lo imposible?                                                                   
No me siento capacitado para restarle valor al aporte a la lógica que introduce Lacan.He deambulado por las elucubraciones de Lacan, padeciendo al seguirlo, la dificultad de tipo cognocitiva, pero sintiendo alivio, en tanto ostensiblemente es apertura y reconección con las dificultades y complejidades de la sexuación y el psicoanálisis.Es necesario que al menos uno, no. Excepción, para acreditar o convalidar estructura o sistema.
Ese uno por fuera es necesario que exista, para fundamento del Uno.¿Cuales son las relaciones necesarias entre el uno y el Uno?¿Son exclusivamente de orden referencial? No me parece.Imaginariamente recurro al supuesto del Padre de la horda. Este velaba por el cumplimiento estricto de prohibir las hembras a todos los otros machos, solo a él les estaba reservado el goce de las mismas.

Vemos con Lacan lo difícil o aun imposible de satisfacer a una, toda, ya que cada una es no-toda.¿Porque la mujer sirve mas y mejor a significar al no -todo? ¿No bastaría con ser hablante para padecer del significante y en fracturar la supuesta unidad?¿Es necesario que exista Dios, para fundamento del universo? Si así fuera, lo creado, seria necesariamente obra de Dios. La ciencia, no cesa de cuestionar a la creación divina.He traído dos ejemplos comunes de necesariedad. En ambos, (dos ejemplos de padre) la obra es solo a condición de que su gestor no quede incluido. Ni la civilización, ni el universo otorgan el derecho de admisión.
De lo considerado, derivo, y no soy creador en ello, que en la institución subjetiva, en la Bejahung, es necesario que algo quede por fuera. (Verneinung - o forclusión).Esto son modos o rodeos para impugnar el Todo absoluto. Para todo lo que hay, existe algo que no debe o puede presentarse.
Así como no hay Todo del universo, no hay el Todo del sujeto, división subjetiva mediante, razón de su condición deseante, y en esta prosecución, no hay la posibilidad de la coaptación con el objeto causa del deseo, pero, cae por su propio peso que respecto de la verdad en juego, en lo dicho, tampoco esta Toda la verdad.¿A que debemos o podemos aspirar entonces, respecto del ideal de verdad o perfección posible? 

Palabras clave: Saber


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-12546

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!

La información proporcionada en el sitio web no remplaza si no que complementa la relación entre el profesional de salud y su paciente o visitante y en caso de duda debe consultar con su profesional de salud de referencia.