PUBLICIDAD-

Sentido y contrasentidos en la Psiquiatría del presente.

Autor/autores: C. Ballús
Fecha Publicación: 06/05/2010
Área temática: .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-5899

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

REVISTA ELECTRÓNICA DE PSIQUIATRÍA
Vol. 1, No. 3, Septiembre 1997
ISSN 1137-3148

Sentido y contrasentidos en la
Psiquiatría del presente.
C. Ballús

EDITORIAL

Catedrático de Psiquiatría
Universidad de Barcelona

En sus principios la Psiquiatría ­hace ya un siglo y medio- tuvo sus precariedades e
insuficiencias, propias del recién nacido al que le falta pasar por los distintos estadios
evolutivos hasta constituirse como un cuerpo maduro o, en el caso de una especialidad
médica, hasta pertrecharse de una suficiente base doctrinal y de unos medios
diagnósticos y terapéuticos eficientes.
Pero no es menos cierto que no les faltó, a los padres y pioneros de nuestra especialidad,
ni energía ni tesón para abrir camino a unas nuevas formas de afrontar e interpretar la
"locura", ni sentido y coherencia consigo mismos y con el estado y nivel de la ciencia
médica de su época. Médicos la mayor parte de ellos, cirujano alguno ­como nuestro A.
Giné y Partagás, autor del "Tratado teórico-práctico de frenopatología" que se publicó
en 1876­ habían vivido y se habían formado dentro del marco, constreñido pero
consistente, de la medicina científico-natural que cobró vigor con la obra de Claude
Bernard, entre otros autores, unos años antes. Fue así como acordes con sus propios
conocimientos empezaron, en líneas generales, a descubrir y experimentar una
psiquiatría bajo el modelo científico-natural de la época. Todo lo cual nos parece
coherente y con sentido, ya que los inicios se benefician partiendo de algo ya
establecido, que "tiempo habrá" para el polifacetismo cuando no para la diáspora y los
contrasentidos.
Y fue así, en el transcurso de los años, como el modelo científico-natural resultó
insuficiente en psiquiatría, como lo siguiente resultando, hoy en día, en muchos campos
de la mismísima medicina. Entonces muy coherentemente con el desarrollo que iba
adquiriendo nuestra especialidad, surgieron de un lado y otro nuevas orientaciones;
escuelas a menudo divergentes entre sí; se establecieron hipótesis variopintas que
pretendían, o pretenden todavía, asumir la realidad del hombre y de la enfermedad
mental, y se difundieron modelos cada uno de los cuales se realimentaba en su "torre de
marfil" al margen, con frecuencia, de lo que pretendieran aportar los otros en aras del
conocimiento de nuestras patologías. Recordemos simplemente los modelos
psicoanalítico, reflexológico, conductista, cognitivo, ciertos modelos sociales, los
modelos biológicos, etc., etc., advirtiendo, sin embargo, que no siempre los llamados
"modelos" merecen ser considerados como tales, tratándose más bien, a veces, de
marcos teóricos o formas de pensamiento, cuando no de actitudes personales o de
escuela, que toman los estudiosos ante múltiples problemas y cuestiones que se le
plantean a nuestra especialidad.

De hecho es, en tal y por tal polifacetismo de opiniones, aportaciones, tesis e hipótesis,
cuando no creencias, de criterios, normas sanitarias, programas de formación
universitaria, subespecialidades, etc. donde se producen los contrasentidos de nuestra
especialidad en el presente. Entre ellos, a modo de ejemplos, cabría recordar la frecuente
disyuntiva entre ejercicio de la profesión y formación académica, la creciente
importancia de las problemáticas psicológicas y psicosociales reconocidas en medicina y
la decreciente dedicación que, en muchos ámbitos se concede a la preparación del futuro
médico en estas temáticas; el frecuente desinterés de ciertos psiquiatras por las
terapéuticas psicológicas y los planteamientos psicosociales y la adscripción
consecuente de las mismas a otras especialidades o tipos de formación universitaria no
médica; el elementalista encapsulamiento de ciertos psiquiatras en unos esquemas
biológicos o neurológicos cuando propagamos a los "cuatro vientos" las hipótesis psicobio-sociales; la desproporción en las publicaciones de la especialidad entre trabajos de
investigación biológica y especialmente psicofarmacológica, auspiciados en general por
la industria farmacéutica, y las investigaciones en los campos clínico-psicopatológico,
epidemiológico, psicológico-clínico, psicoantropológico, psicoterapéutico, cultural etc.
que con frecuencia se desarrollan sin un apoyo económico y subestructura suficiente (en
nuestro país); la confusión que se produce entre "medios" y "finalidades" o la caída en
maximalismos de escuela en detrimento de una asistencia "integral", etc.
Todo lo cual, que el lector considerará con prudencia dado que, presumiblemente, no es
aplicable en todos los ámbitos y a todos los niveles psiquiátricos, debe ser conocido y
reconocido, sin ver en ello necesariamente un caos deteriorante, antes bien la
consecuencia del crecimiento acelerado de ciertos ramajes y, con ello, de cierto
"embarrasse de richesse" en nuestra joven especialidad. Insistimos en la necesidad de ser
conscientes de tal plétora, en lo conceptual y en la praxis, para evitar que los árboles -de
nuestros conocimientos a distintos niveles de la enfermedad psíquica- no nos impidan o
alejen de ver el bosque, cabe decir la totalidad del enfermo y la enfermedad.
Por lo que, como el clásico afirmara que "la vida es una contradicción llena de sentido"
podemos entrever, por nuestra parte, el sentido de la psiquiatría actual, considerando, a
mayor abundamiento, que a los contrasentidos de la misma no hay que atribuirles mayor
transcendencia que a una crisis transitoria, en el proceso de estructuración y maduración
de nuestra especialidad y de nuestra profesión.

Referencia a este artículo según el estilo Vancouver:
Ballús C. Sentido y contrasentidos en la Psiquiatría del presente [editorial]. Psiquiatría.COM [revista electrónica] 1997
Septiembre [citado 1 Oct 1997];1(3):[4 screens]. Disponible en: URL:
http://www.psiquiatria.com/psiquiatria/vol1num3/art_1.htm
NOTA: la fecha de la cita [citado...] será la del día que se haya visualizado este artículo.

info@psiquiatria.com

Sumario

Principio de página

Página principal

© INTERSALUD, 1997. Reservados todos los derechos. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida sin
la autorización por escrito del titular del copyright.

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!